Fecha actual 18 Jun 2019 12:15




Responder al tema  [ 23 mensajes ] 
 Operación Venganza (2ª parte) : objetivo, matar a Yamamoto. 
Autor Mensaje
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Operación Venganza (2ª parte) : objetivo, matar a Yamamoto.
Como suele pasar muchas veces, veo la paja en el ojo ajeno,...pero soy incapaz de ver la viga en el propio.

El Almirante Yamamoto fue muerto por un ataque de aviones norteamericanos a su avión mientras se desplazaba en cumplimiento de sus obligaciones militares.

Esto ha sido catalogado por muchos como asesinato; por otros, como acción de guerra.


Imagen


El Almirante Isoroku Yamamoto.





Lo curioso es que dependiendo de quien sea el muerto parece que una acción de guerra puede transformarse en asesinato. Si lo miramos objetivamente, es un ataque contra unidades militares, provistas de armamento, en pleno uso, y en acción bélica concreta (no olvidemos que Yamamoto estaba visitando distintas bases para infundir moral a sus tropas, con el fin de que atacasen y matasen norteamericanos).

También podría decirse que se le atacó sin previo aviso. ¿Desde cuándo se avisa al enemigo que se le va a atacar? Podría decirse que le esperaban a traición, ¿pero esto no lo llaman otros una emboscada, y lo aplauden? ¿Es que un submarino avisa? ¿Es que un submarino no ataca a la espera, en emboscada? A ver si dependiendo "el lado de cada uno", lo que uno hace es una magnífica acción de guerra, pero si se lo hacen a uno es un asesinato!!!

Además, es el mismo hombre que ordenó el ataque a Pearl Harbour, por cierto, sin previo aviso...., y sin declaración de guerra.

Como dice un viejo amigo mío, se trata de tomarse la misma medicina que recetas.....



Imagen


El 7 de Abril de 1943, el Almirante Yamamoto visita la base del 204 Grupo de Caza de la Marina, en las islas Salomón. Es una de las últimas imagenes tomadas antes de su muerte.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


01 May 2010 23:41
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
El testimonio del piloto Tom Lanphier sobre el ataque: fue uno de los dos pilotos a los que se asignó el derribo del avión de Yamamoto



Imagen




Era un día inquieto y lluvioso en el cementerio de Arlington, en los alrededores de Washington, y el viento frío jugaba con la bandera que envolvía el féretro de mi hermano. Ante la tumba nos habíamos congregado, mis padres, mi otro hermano, Jim, y yo. Cuatro años hacia que había terminado la segunda Guerra Mundial, pero acababan de traer de la zona del pacifico sur el cadáver de mi valeroso hermano menor, Charles. Mientras escuchaba las palabras del capellán, pensé en la extraña manera en que la vida de mi hermano y la mía se enlazaron en una remota isla del archipiélago de las Salomón (la siniestra Boungaville de forma de violín) y con un hombre a quien ni el ni yo vimos jamás: el Almirante Isoroku Yamamoto, comandante en jefe de la Marina Imperial Japonesa.

Cuando el ataque a Pearl Harbor comprometió a los Estados Unidos en la guerra, fue casi inevitable que Charlie y yo nos hiciéramos aviadores, pues nuestro padre había sido uno de los primeros oficiales de la Fuerza Aérea en la Primera Guerra Mundial. Charlie estaba haciendo los cursos de piloto de caza con la Infantería de Marina cuando a mi me mandaron a Guadalcanal con una escuadrilla de cazas P-38 del ejercito. Un día de marzo de 1943, al regresar de una patrulla de combate, oí en la radio una voz conocida. ¡Era Charlie¡ Estaba también en el aire sobre Guadalcanal, de regreso de una misión.

En las semanas siguientes nuestros caminos se cruzaron con frecuencia. Una vez hasta combatimos contra la misma formación de zeros; en otra ocasión ayude a salvarlo porque tuvo que saltar en paracaídas sobre la isla de Santa Isabel, también de las Salomón. Pero esa es otra historia.

Por la tarde del 17 de abril de 1943 recibí ordenes de presentarme en el refugio de operaciones de Henderson Field. Llegue con el mayor John Mitchell, jefe de la escuadrilla de combate 339 y primer as de la aviación en Guadalcanal. Apenas entramos en el guardado refugio comprendimos que ocurriría algo muy importante, pues allí estaban todos los mas importantes jefes de la isla.
Un comandante de la Infantería de Marina, con expresión grave, nos paso un cable marcado con la palabra “secreto”.
“Yamamoto y su estado mayor llegarán a Boungaville por aire abril 18” decía el despacho. “La escuadrilla 339 debe hacer máximo esfuerzo interceptar y destruir. El Presidente atribuye suma importancia a esta operación”. El mensaje explicaba enseguida que Yamamoto y los suyos irían escoltados por seis zeros, y daba el itinerario detallado del vuelo. Estaba firmado “Frank Knox” (el secretario de marina de los Estados Unidos).

¡Con razón estaba tenso el ambiente¡ Yamamoto no solo era el jefe de la marina japonesa sino el forjador del alevoso ataque contra Pearl Harbor, que inutilizó la flota norteamericana del Pacifico y mató a unas dos mil personas. Mitchell y yo nos miramos. Boungaville quedaba a 500 kilómetros de distancia, y en Guadalcanal los únicos aviones que tenían suficiente autonomía de vuelo para poder interceptar a Yamamoto eran nuestros Lockheed Lightning.

Yamamoto tenía entonces 59 años. Era un hombre fornido, de rostro de piedra, artífice de la moderna Marina Japonesa. Perfeccionó las técnicas de combate nocturno y los torpedos, que tantos buques costaron a nuestras fuerzas. Como precursor de la aviación, ayudo a perfeccionar el mortífero avión de caza zero, y su confianza en el portaaviones favoreció la revolución de la guerra naval.

Por ironía del destino, Yamamoto era un gran admirador de los Estados Unidos. Había sido un brillante alumno de la Universidad de Harvard, y muy querido cuando fue agregado naval en Washington; hablaba el ingles correctamente, le gustaban el poker y el béisbol; en fin, los círculos ultra militaristas japoneses lo consideraban tan amigo de los Estados Unidos que alguna vez amenazaron con asesinarlo. A pesar de todo, cuando el Ejército obligó al Japón a entrar en guerra con los Estados Unidos, Yamamoto dirigió la Marina con su peculiar habilidad y devoción.

El acuerdo de atacar el avión en que viajaba, no se tomó a la ligera. Se había presentado aquella oportunidad gracias a una circunstancia que se guardó como uno de los mayores secretos de guerra: los criptógrafos norteamericanos habían logrado descifrar la clave japonesa lo que nos permitía enterarnos de los mensajes cifrados del enemigo. Cuando se supo que Yamamoto se pondría al alcance de nuestros aviones, se consultó con el presidente Roosevelt, lo mismo que con el jefe de la marina, Almirante Ernest King. Derribar al almirante japonés ¿seria una acción de guerra o un asesinato? El quid de la cuestión estaba en la pregunta que hizo el almirante Chester Nimitz: -¿Tiene el Japón con quien reemplazarlo?
Todos estuvieron de acuerdo que no tenia sustituto, puesto que Yamamoto era un elemento vital para el esfuerzo bélico del enemigo, había que eliminarlo.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 00:12
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
En el refugio de Guadalcanal se discutió vivamente cual seria la mejor manera de llevar a cabo este cometido. Yamamoto debía llegar a la gran pista de aterrizaje de Boungaville, a las 09:45 de la mañana siguiente. Resolvimos finalmente interceptarlo en su vuelo diez minutos antes, en un punto situado a 55 kilómetros al Norte. Aquello era correr un albur muy grande, pues solo contábamos con 18 aviones para la operación, mientras que los japoneses tenían más de 100 en Kahili. Además, aun con depósitos adicionales de gasolina, no podríamos llevar suficiente combustible para permanecer mucho tiempo sobre la zona del objetivo. Para contar con una remotísima probabilidad de buen éxito, era necesario ejecutar la misión con precisión cronométrica.

Poco después en una colina cubierta de hierba, cerca del aeródromo, el mayor Mitchell nos dio instrucciones:
- Despegaremos a las 07:25 –nos dijo- . Mi escuadrilla, con 14 aviones, permanecerá a 6.000 metros para hacer frente a los cazas de Kahili. La escuadrilla Lanphier, con cuatro aviones, volara a 3.000 metros para interceptar la formación de Yamamoto.

Un oficial de inteligencia del ejercito recalco que Yamamoto era muy importante para la marina japonesa, y que su perdida seria un golpe gravísimo para el espiritu de combate del enemigo - Es un amante de la perfección –agrego el oficial- nuestro servicio secreto insiste en la puntualidad del almirante. Es preciso que ustedes también sean puntuales.

El domingo 18 amaneció un día claro, pero húmedo en Guadalcanal. Al rodar sobre la embarrada parrilla de acero de la pista alcance a ver a mi compañero de ala, teniente Rex Barker, que me hacia un ademán de saludo y me sonreía. Exactamente a las 07:25, Mitchell rodó por la pista y despego. Barker y yo lo seguimos
pero a uno de los otros dos aviones de mi grupo se le reventó un neumático en la pista; y en el segundo, los depósitos del fuselaje no estaban alimentando debidamente el combustible. Se acababa de iniciar la misión y ya habíamos perdido dos aviones.

Mitchell ordenó a su segundo elemento –los tenientes Besby Colmes y Raymond Hine que pasaran a mi grupo. Así todos pusimos proa al norte, volando a ras de las olas para evitar ser descubiertos por el radar del enemigo. Describíamos un arco en zigzag en dirección de Kahili.

Volando bajo el ardiente sol de la mañana, nuestra apretada formación de 16 Lightnings mantenía la radio en absoluto silencio. Durante casi dos horas no vimos tierra. Yo sentía el miedo que se siente siempre antes de entrar en combate. En casi cien misiones de guerra había aprendido que hay diversos grados de valor; unos días un piloto esta más dispuesto que otros a arriesgar la vida. Esta vez yo sentía que todos estábamos dispuestos a arriesgarlo todo.
Al fin divisamos las Islas del Tesoro en el horizonte, al noroeste, y en seguida, Boungaville, gran isla cuya enmarañada selva llegaba hasta el borde del agua. Cuando cruzamos la línea de la costa, Mitchell empino la proa de su avión para encabezar el ascenso de su escuadrilla hasta 6.000 metros de altura, y yo seguí con mi grupo hacia el nivel de 3.000 metros. Mire el reloj de mi tablero de instrumentos: eran las 09:33 de la mañana.
Las 09:34…un minuto para llegar al objetivo. Mientras subíamos tendí la mirada por la inmensidad del cielo, pero no se veía nada, fuera de unas pocas nubes cúmulos. Seguramente los aviones japoneses que llegaban o salían de Kahili nos descubrirían en cualquier momento. ¿Dónde estaba el puntual almirante?

Instantes después un piloto de la escuadrilla de Mitchell rompió el silencio. –avión enemigo Altura a las diez (esto es, que el avión descubierto va mas alto con relación al descubridor, y en esa posición de las agujas del reloj).
En efecto, en la lejanía apareció una formación de puntos en V. Cuando se fueron acercando pude identificarlos: eran dos bombarderos bimotores enemigos escoltados por seis zeros. Mi reloj señalaba las 09:35. El almirante cumplía su horario con toda precisión y nosotros también. El esfuerzo concentrado de incontables personas nos había llevado a este punto preciso del vasto Pacifico. Ahora todo correría por nuestra cuenta.

Dejé caer los voluminosos depósitos del fuselaje y me prepare para atacar. Delante y arriba de nosotros, la formación japonesa venia a nuestro encuentro todavía sin habernos visto. Súbitamente nos fallo la buena estrella: Colmes, guía de mi segundo elemento, no podía soltar los depósitos del fuselaje. Haciendo dar al avión fuertes sacudidas para ver si así se desprendían, se alejó siguiendo la línea de la costa, y su compañero de ala, Hine, no tuvo mas remedio que retirarse con él. Nos quedamos solos Barber y yo para dar la batalla.
Estábamos como a un kilómetro y medio de la formación japonesa y acercándonos velozmente, cuando nos descubrieron los zeros. Soltando sus depósitos de fuselaje, picaron para interceptarnos. El bombardero guía trataba de escapar lanzándose en picado hacia la selva, mientras el segundo se lanzo directamente hacia nosotros. Al arrojarme tras el primero de los bombarderos, tres zeros se me vinieron encima. Tiré de la palanca de mandos para encañonar con mis ametralladoras al primero de los zeros, y estuvimos a punto de chocar antes de que mi ráfaga de balas le cercenara una de sus alas. Giró en el aire debajo de mi, envuelto en humo y llamas. En ese instante, en un ascenso casi vertical di una vuelta, de campana para buscar al bombardero guía que había perdido de vista durante el combate.

El pánico tiene efectos maravillosos en la agilidad de la visión. De un sólo vistazo me di cuenta que Barber peleaba con unos zeros mientras que otros dos cazas enemigos me atacaban a mi. Enseguida vi una sombra verdosa que pasaba sobre las copas de los árboles: era el bombardero que casi las rozaba. Lo seguí, bajando también al nivel de los árboles y empecé a dispararle una larga y continua lluvia de balas. Se le empezaron a incendiar el motor y el ala derecha; en seguida se desprendió ésta y el bombardero se estrelló en la selva.
Mientras tanto, Barber había derribado al otro bombardero sobre el mar . Era hora de alejarnos de allí lo mas pronto posible.

Deslizándome sobre la selva y haciendo zigzags trataba de escapar de los zeros que me perseguían. De pronto me cegó el polvo, sin querer había volado sobre una esquina del aeródromo de Kahili, donde se levantaba la polvareda de un enjambre de cazas japoneses que se apresuraban a elevarse. Volé derecho, atravesé la bahía y Salí al mar abierto; una vez allí, puse al Lightning en ascenso veloz (para eso había sido construido) y poco a poco dejé atrás los zeros.


El vuelo de regreso fue emocionante. A algunos nos había alcanzado el fuego enemigo y a todos nos escaseaba el combustible. Yo aterricé el último en nuestra escuadrilla y tenía vacío el depósito de combustible cuando paré. Una muchedumbre de aviadores, mecánicos y soldados corrieron al avión, me sacaron y me deban palmadas en la espalda, me sentí como un futbolista que acababa de meter un gol.
Barber también había tenido éxito. Además del otro bombardero derribo dos zeros. También perdimos un hombre. Ray Hine , buen amigo y gran aviador.
Esa noche cenamos carne asada, retoños de bambú y cerveza helada, como obsequio del general Collins y recibimos un mensaje del almirante Halsey, jefe de las fuerzas navales norteamericanas en el Pacifico Sur. “Felicitaciones comandante Mitchell y sus cazadores” decía: “parece que uno de los patos que han cazado era un pavo real”.

Solo después de la guerra vinimos a conocer en detalle los resultados de nuestra misión. El bombardero derribado por Barber cayo al mar y los almirantes Ugaki y Kitamura fueron rescatados gravemente heridos. El otro bombardero se halló en la selva, y en su interior, el cadáver del almirante Yamamoto, todavía apretando en su puño su espada ceremonial. Llevaron sus cenizas a Tokio donde millones de japoneses asistieron al entierro oficial: fue la mayor manifestación de duelo nacional desde el funeral en Londres, del Almirante Nelson.

Un mes después de su muerte, Tokio confesó por fin que Yamamoto había perecido; pero mientras duró la guerra, los Estados Unidos no revelaron ningún detalle de lo sucedido. Había para ello dos razones. Por una parte se temía que si se divulgaba el meticuloso cuidado con que se planeó la operación, el enemigo comprendería que su clave había sido descifrada. La segunda razón del silencio oficial me tocaba a mi más de cerca.
Justamente dos meses después del episodio, mi hermano Charlie, que ya se había apuntado cuatro zeros derribados en combate, encabezó un grupo de ocho Corsairs en una incursión para barrer con fuego rasante ese mismo aeródromo de Kahili en Boungaville. Fue derribado casi en el mismo punto donde yo derribé a Yamamoto. Sin embargo, Charlie sobrevivió, y lo mandaron a un campo de prisioneros en Rabaul. Nuestro gobierno no revelo que yo había matado a Yamamoto por temor de que los japoneses tomaran represalias contra Charlie. Mi hermano murió de gangrena, precisamente dos semanas después de que la infantería de marina liberara a los prisioneros.

Mientras permanecía con mi familia bajo la lluvia en el cementerio de Arlington, durante el servicio fúnebre en el entierro de Charlie, sentí más profundamente que nunca la tragedia y la inutilidad de la guerra. ¡Que ironía –pensé- que yo hubiera derribado al almirante Yamamoto sobre Kahili y que Charlie hubiese sido derribado casi en el mismo punto! Me preguntaba, entristecido, si esta humanidad que con su razón se ha abierto hasta la energía atómica, llegaría algún día a la paz genuina.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 00:46
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
El testimonio del piloto Rex Barber sobre el ataque: fue otro de los dos pilotos a los que se asignó el derribo del avión de


Imagen





¿Quién derribó a Yamamoto?

Una entrevista al Coronel Rex Barber por Blaine Taylor

A principios de abril de 1943, el almirante de Flota Isoroku Yamamoto fue interceptado en el aire por cazas americanos sobre mar abierto y asesinado en un arriesgado ataque. Uno de los hombres que participaron en esta misión fue el Coronel (R) de la US Air Force, Rex T. Barber.

Barber :

En la mañana del 14 de abril de 1943, la inteligencia naval en Hawai interceptó, decodificó y tradujo un mensaje relativo a los movimientos del Almirante Yamamoto y de su plan de inspeccionar las avanzadas de sus tropas estacionadas en Bougainville y las islas Shortlands. El mensaje decía: “A las 06:00 salida desde Rabaul en un bombardero mediano acompañado de seis cazas. A las 08:00 llegada a Ballale saliendo inmediatamente para las Shortlands en un caza-submarinos llegando a las Shortlands a las 08:40….” El resto del mensaje daba detalles menores acerca del viaje, pero lo importante era que sabíamos exactamente cuando llegaría, adónde, y con qué escolta contaba.

El Almirante Nimitz ordenó el ataque decisión que fue respaldada por el Secretario Naval Frank Knox y por el Presidente Franklin D. Roosevelt.



Taylor:

¿Por qué fue seleccionada su unidad por sobre las otras de Guadalcanal para esta misión?


Barber:
Nosotros éramos los únicos que teníamos aviones con el rango suficiente para alcanzar Bougainville, donde Yamamoto había programado aterrizar. La ruta que nuestro comandante, el Mayor John Mitchell había planificado, era de 425 millas mar abierto y al límite de nuestras posibilidades

La marina quería acabar con Yamamoto mientras navegara en el caza-submarinos, después que hubiese aterrizado y mientras estuviera en camino a las Shortlands. El Mayor Mitchell insistió que debía ser abatido en el aire, lo que garantizaría su muerte. Si era atacado en el mar, el podría saltar al agua y sobrevivir al ataque. El Almirante Marc Mitscher aprobó el plan de Mitchell considerando que era lo más apropiado.

El Mayor Mitchell seleccionó al Teniente Tom Lanphier para liderar el grupo de cuatro P38s designados como “Sección de exterminio” . Además de Lanphier, este grupo me incluía (Rex Barber) y a los tenientes Joe Moore y Jim Mclanahan. En total éramos 16 P38s. Cuatro de la sección de exterminio y doce de escolta.

Se esperaba que los japoneses enviaran una Escolta de Honor para el Almirante desde la base de Kahili, pero no lo hicieron.

Al grupo le tomó 2 horas y 25 minutos llegar al punto de intercepción. Casi inmediatamente, Doug Canning, quien era el ala de Mitchell en nuestra cobertura, rompió el silencio de radio para anunciar “bandidos a las 11”. Ya estaban aquí, exactamente como estaba programado y a unos 3.500 pies por encima de nosotros en curso directo a la isla Ballale. Nosotros podíamos verlos perfectamente silueteados contra el cielo pero ellos no podían vernos porque nuestros aviones se camuflaban perfectamente contra el agua.

El ataque comenzó cuando Mitchell ordenó a Lanphier y a la sección de exterminio, interceptar a los japoneses mientras él y el grupo de escolta ganaban altura para protegerlos. Comenzamos nuestro ascenso para atacar los dos bombarderos “Betty” y los cazas “Zero” los cuales estaban arriba y detrás de nosotros. La línea de intercepción de Lanphier era de 90 grados a la línea de vuelo de los “Betty” En ese momento, el teniente Besby Holmes, avisa que no puede desprender los estanques adicionales por lo que él y su ala, el teniente Ray Hine nos dejan y giran alrededor de la línea costera mientras Holmes intenta desprender los estanques.

Mientras tanto, los “Betty” comienzan a descender conforme se acercaban a su destino. Hacia la derecha de Lanphier, los “Betty” incrementan repentinamente su nivel de descenso, al igual que los zeros de escolta quienes se deshacen de sus estanques externos. Evidentemente, nos habían visto. Lanphier y yo nos aproximamos a los “”Betty” en un ángulo de 90 grados trepando furiosamente para alcanzar la altitud de los bombarderos. Los tres zeros más cercanos a los “Betty” los cubrirían perfectamente en el momento en que nos aprestásemos a disparar. Seríamos unos blancos perfectos.

Justo antes de girar a la derecha y caer por detrás de los “Betty” para abrir fuego, Lanphier giró en 90 grados a la izquierda y enfrentó a los Zeros. Esta fue una sabia maniobra de su parte ya que me permitió atacar a los “Betty” sin la momentánea preocupación de los Zeros en mi cola. Me invertí abruptamente hacia la derecha para caer tras de los “Betty”. Por un segundo tuve ambos “Betty” frente a mí. Así como giré, sólo uno de ellos quedó frente a mí. En ese momento estábamos a no más de 1.000 pies sobre el suelo y el “Betty” incrementaba su picado en un intento de alcanzar el nivel de las copas de los árboles. Mi giro me había dejado levemente a la izquierda del “Betty” y un poco por encima de él y a unas 100 yardas atrás. Abrí fuego apuntando sobre el fuselaje y el motor derecho. Pude ver saltar trozos de la cobertura del motor. Me deslicé directamente detrás del “Betty”. Mi línea de fuego pasaba a través de la aleta vertical del bombardero. Un trozo de timón voló por los aires. Me moví a la derecha y continué disparando al motor el cual comenzó a emitir un grueso humo negro. Comencé a alternar mi fuego entre el fuselaje y el motor. Repentinamente, el “Betty se estremeció y casi estrelló su ala derecha. Había disminuido notoriamente su velocidad. Miré a través de mi hombro izquierdo y el “Betty” parecía haber girado en 90 grados y abundante humo negro brotaba de su motor derecho. Yo creo que se estrelló en la jungla. Aunque no lo vi caer, el humo negro indicaba fuego, sin duda.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 00:55
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Taylor:

¿Este era, en su opinión el bombardero que transportaba al Almirante Yamamoto?
En una detallada investigación, que respalda su historia, el autor George Chandler declara: “Una de estas balas mató a Yamamoto, entrando por su mandíbula izquierda
Y saliendo por la sien derecha “… ¿Dónde estaban los cazas japoneses en ese momento?

Barber:

Yo tenía tres Zeros en mi cola en ese momento. Uno de ellos había subido conmigo y estábamos combatiendo. Afortunadamente dos P38s vinieron en mi ayuda y me libraron de ellos. Miré hacia tierra y vi una gran columna de humo negro elevándose desde la jungla. Pensé que éste era el “Betty” que había derribado.

Taylor:

¿Qué pasó con el otro bombardero?

Barber:

Cuando enfilé hacia la costa, vi al Teniente Holmes y al Teniente Hine volando en círculos sobre el agua a unos 1.500 pies y también vi un “Betty” volando muy bajo sobre el agua rumbo al sur. ¡Volaba tan bajo, que sus propulsores iban haciendo olas sobre el agua…! Holmes vio también al “Betty” y junto a Hine, enfilaron hacia él. Holmes comenzó a disparar pero sus tiros dieron en el agua detrás del “Betty”. Luego, apuntó mejor y dio en el motor derecho el cual comenzó a emitir vapor blanco. El Teniente Hine también disparó pero sus balas dieron muy por delante del “Betty”.

Me lancé también tras el bombardero disparando al motor derecho. Casi inmediatamente el “Betty” explotó y mientras atravesaba el negro humo, un trozo de chatarra golpeó mi ala cortando el turbo-compresor. Otro trozo golpeó la base de la góndola justo bajo mis pies, dejando una gran abolladura.

Taylor:

¿En qué difiere la historia de Lanphier de la suya?

Lanphier dice que cuando enfiló contra los zeros, derribó a uno, luego dice que giró su caza y vio al bombardero volando sobre las copas de los árboles. El no sabe cuál, pero se lanzó contra él.

Taylor:

¿Es posible que ambos hayan tiroteado al mismo tiempo al bombardero?

Barber:

No. Su pasada sobre el Zero fue a 180 grados con respecto al rumbo de los bombarderos. El dice que ascendió y giró pero nosotros ya estábamos varias millas bajo él. No había un camino posible que él pudiera agenciarse para llegar al “Betty” antes que este se estrellase. ¡El iba en camino contrario! Sesenta millas por hora equivale a 88 pies por segundo. Los bombarderos iban a unas 375 MPH en su intento de evadirse. En su historia dice que hizo un giro exterior de 90 grados lo que significa que sobrepasó al bombardero por lo que no podría haber hecho fuego. El debía estar parejo con el bombardero para poder hacer fuego. No era así. El estaba fuera de alcance.

Como el Mayor Mitchell dijo y Lanphier más tarde corroboró, yo, sin duda derribé un bombardero, pero nadie nunca confirmó que Lanphier haya derribado otro.
Alguna vez, y a causa de lo conflictivo de la historia, llegamos a pensar que hubiese tres bombarderos de los cuales dos fueron derribados en la jungla y el tercero en el agua. Pero esta teoría fue desechada cuando en una entrevista, Kenji Yanijiya, el único piloto conocido sobreviviente de los cazas Zero confirmó que sólo había dos bombarderos. Lo mismo confirmaron los sobrevivientes del bombardero que cayó al mar.

De regreso en Guadalcanal, aterricé casi sin combustible. El Teniente Holmes lo hizo en las islas Russell. El Teniente Hine, no logró regresar. Cuando bajé de mi P38, mi jefe de mecánicos encontró 104 orificios de bala en mi avión, en su gran mayoría impactos traseros de Zeros.

Taylor:

¿Qué ocurrió cuando se encontró con Lanphier?

Barber

En Guadalcanal, el venía por la pista de aterrizaje, en la parte trasera de un Jeep vociferando que había derribado a Yamamoto. Yo le cuestioné esto y él me llamó maldito mentiroso. Cuando volvimos a nuestras operaciones normales, todo el mundo nos felicitaba a ambos. Nunca hubo una investigación. Si se nos hubiese interrogado debidamente luego de nuestra misión, estoy seguro que todas estas contradicciones que ha habido por tantos años, no existirían.

Taylor

¿Qué dijo el equipo que encontró el avión en la jungla?

Barber:

El líder del equipo de rescate en una entrevista en 1984 declaró: “Cuando entramos al fuselaje, nos sorprendimos al encontrarlo vacío. No había asientos, no había armas” lo que significa que no había un artillero de cola disparándole como él afirma. Al menos no desde este avión.

Taylor:

¿Qué hay de la aparente contradicción, del ala derecha del “Betty” separándose en el aire como ha declarado Lanphier que ocurrió?

Barber:

El 15 de diciembre de 1985, Ross Channon dio el sgte. Testimonio luego de haber
visitado los restos del “Betty” “El ala izquierda está a unos 150 pies de los restos del fuselaje, directamente por detrás. Aún a baja altitud, si el ala se hubiese desprendido en el aire, estaría a mucho mayor distancia. Todo indica que este ala se desprendió al entrar en contacto, el bombardero, con los árboles” El ala derecha está al lado del fuselaje.



Fuente: Revista Oficial del 50 aniversario de Pearl Harbor. 1991 Edición para coleccionistas.

La entrevista original aquí: https://ussslcca25.com/who-shot.htm


_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 00:56
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Un testigo directo del ataque, el piloto Doug Canning, que lideraba una de las alas de ataque, nos dice lo siguiente acerca del mismo y de la autoría del derribo del avión de Yamamoto:



Imagen


El avión Lockheed P-38 Lightning, similar a los que efectuaron el ataque.





Doug Canning lideraba una de las alas de apoyo al Comandante de la misión, el mayor John Mitchell. Nos dice lo siguiente:

"Muchas veces Tom (Lanphier) me ha contado cómo fue que él derribó el avión de Yamamoto, y así, por muchos años cuando alguien me preguntaba quién pensaba yo que había derribado a Yamamoto, yo decía que había sido Tom. Posteriormente fue que leí el libro de Martin Caidin “Fork Tailed Devil” en donde se dice que sólo dos bombarderos fueron derribados y ningún caza Zero.

Después, en los 80s, en una reunión de veteranos del 339th escuadrón uno de los miembros había traducido una cinta de Kenji Yanagiya, el único piloto sobreviviente que había estado en el combate. En esta cinta, el piloto japonés declaraba los hechos tal y como los había descrito Rex (Barber) muchos años antes. El describía en detalle su visión de Rex derribando el avión de Yamamoto.

En 1988, el Museo Almirante Nimitz realizó su primer simposium. El tema era la Misión Yamamoto participando siete pilotos americanos y Kenji Yanagiya. Después de que cada uno de nosotros hiciera uso de la palabra, en las consideraciones finales, (con Henry Sadaki, un historiador de la costa oeste actuando como intérprete) le hice a Kenji varias preguntas incluyendo cuándo fue que vio al avión de Rex atacar el bombardero de Yamamoto.

“No pudimos avisar al bombardero puesto que a nuestros Zeros se les habían quitado los aparatos de radio para hacerlos más livianos y poder maniobrar mejor. Por la misma razón, nuestros estanques no llevaban autosellante, lo cual hace que el avión explote cuando es impactado. Es más, muchos de nosotros ni siquiera llevábamos paracaídas”.
¡Qué lastimoso!...
Nos contó que en lugar de ir tras de Rex Buscó otro blanco pues al intentar darle al P38 sus trazadoras podían dañar el avión del Almirante.

También le pregunté cuál fue su castigo por fallar en proteger el avión del Almirante. Su respuesta fue: “Los seis pilotos de los zeros sobrevivimos al combate. Fuimos destinados a volar misiones de combate sin descanso, uno a uno mis compañeros fueron muriendo. En un combate con un F6F perdí una mano por lo que no pude seguir pilotando y así salvé mi vida”.

Desde entonces, quedé convencido que sólo Rex había derribado el avión de Yamamoto y que la decisión de la Fuerza aérea de dar medio crédito a Rex y medio crédito a Tom era una injusticia que perdura hasta hoy.

A medida que pasa el tiempo, encuentro más pruebas que corroboran el relato de Rex.

Recientemente he leído en el libro “Fire in the Sky” de Eric M. Bergerud, en su página 217 cita un párrafo del diario del Almirante Matsome Ugaki (sobreviviente del avión derribado sobre el mar). En él se relata el ataque sobre el avión del Almirante Yamamoto y en su descripción confirma nuevamente el relato de Rex puesto que dice que el avión de Yamamoto fue derribado en el tiempo de 20 segundos, por lo que no había manera de que Tom girara en 180 grados alcanzara el avión de Yamamoto y lo derribara, como el afirma en 20 segundos.

También Tom ha declarado que estuvo cerca de ser alcanzado por el artillero de cola el que disparaba un cañón de 20 mm. Esto está en abierta contradicción con los archivos japoneses los cuales dicen que este cañón había sido removido para dar más lugar al equipaje del almirante y los miembros de su comitiva.
Más aún, Tom ha reclamado el derribo de un zero. Los archivos japoneses dicen que ningún zero fue derribado ese día en Boungaiville.

En resumen, puedo decir fácilmente, considerando mi interés en el tema y mi participación directa en los hechos, que sólo Rex Barber derribó el avión de Yamamoto."

El relato completo en: https://www.dougcanning.com/yamamoto_mission1.htm


_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 01:00
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
El bombardero mediano G4M "Betty" T1-326, avión similar al que transportaba a Yamamoto



Imagen



Imagen

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 01:29
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
La Operación contra Yamamoto fue una operación militar de los Estados Unidos, improvisada pero muy bien planificada, realizada en abril de 1943 en el escenario del Pacífico, en plena segunda guerra mundial, cuyo objetivo era matar al comandante en Jefe de la Flota Combinada japonesa, el Almirante Isoroku Yamamoto. No se le asignó un nombre específico a esta operación, en principio, aunque después fue conocida como Operación Venganza.



Un mensaje interceptado.


Todo comenzó el 13 de Abril de 1.943, cuando en Campo Henderson, en Guadalcanal, se intercepta un mensaje japonés. En él se especificaba el itinerario a seguir por un alto mando de la Armada Imperial, en viaje por varias bases enemigas. El alto mando en cuestión era el Almirante Isoroku Yamamoto, y su destino era la base japonesa de Kahili, en la Isla de Bougainville.

En el mensaje se indicaba con precisión el día y la hora de la visita, muy al estilo de alta precisión japonesa, máxime tratándose de Yamamoto, alguien verdaderamente obsesionado por la puntualidad y la severa disciplina que aplicaba en sus horarios.

La ocasión era única para asestar un terrible golpe a Japón.

El mensaje original estaba dirigido a los comandantes de las Bases de las flotillas aéreas No. 1, 11 y 26. Su código era el NTF131755 Al menos tres de las estaciones estadounidenses de la red Magic interceptaron y lograron descodificar el mensaje, que estaba encriptado con el código naval japonés JN-25D.


El mensaje era el siguiente:


Para:
Comandante de la Base de la 1ra Flotilla Aérea
Comandante de la Base de la 11 Flotilla Aérea
Comandante de la Base de la 26 Flotilla Aérea
Comandante del 958 Destacamento Aéreo
Comandante de la Unidad de Defensa de Ballalae

De:
Comandante en Jefe de la 8va Flota, Área de la Flota del Sureste.

Información:
Comandante en Jefe de la Flota Combinada

El Comandante en Jefe de la Flota Combinada, inspeccionará RXZ, RXE y RXP en "SETSUA" como sigue:

Primero:

A las 06:00 sale de RR en "CHUKO", un bombardero mediano basado en tierra (con escolta de seis cazas)
A las 08:00 arribará a RXZ
A las 08:40 arribará a RXE en cazasubmarinos (el comandante de la 1ra Base hará los arreglos para aprestar el cazasubmarino).
A las 09:45 partirá de RXE en el mismo Cazasubmarinos.
A las 10:30 arribará a RXZ (En RXZ habrá un "Daihatsu" disponible y en RXE un motobote para el transporte.)
A las 11:00 partirá de RXZ en "Chuko".
A las 11:10 arribará a RXP

Almuerzo en el Cuartel general de la 1ra Base Aérea, ofrecido por el Comandante del 26 Escuadrón Aéreo y por Oficiales Superiores.

A las 14:00 partirá de RXP en "Chuko"
A las 15:40 arribará a RR

Segundo:

Cada unidad presentará el esbozo del plan general después del informe verbal sobre las condiciones actuales, los miembros de la unidad serán inspeccionados (será visitado el primer Hospital de Campo).

Tercero:

El oficial comandante de cada unidad deberá vestir el uniforme de desembarco con condecoraciones.

Cuarto:

En caso de mal tiempo, será pospuesto un día.

Fin del mensaje.





La Marina de los Estados Unidos conocía los códigos de la Marina Japonesa y podían descifrar un número significativo de mensajes. Con un equipo ingenioso de personal muy adiestrado para descifrar códigos, podían completar cualquier mensaje cifrado enemigo que cayese en sus manos, con total precisión y certeza. Los japoneses ignoraban todo esto, y muchas veces, fruto de la prepotencia y soberbia de que hacían gala en no pocas ocasiones, cometían estupideces como ésta, en la que con total arrogancia enviaron mensajes por radio acerca de la visita del propio Almirante Yamamoto, precisando dónde se iba a encontrar en todo momento, y ello en lugares muy próximos al frente.

Podemos decir que fueron los propios japoneses los que sirvieron la cabeza de Yamamoto en bandeja de plata a sus enemigos. Tal es así, que han sido muchos los historiadores, profesores, escritores y amantes de la historia los que han pensado y debatido acerca de las intenciones torticeras del General Tojo, Primer Ministro de Japón durante la IIGM, para deshacerse de tan molesto contrincante interior, del que se sabía era un enemigo declarado.

El avión de Yamamoto, un bombardero mediano Mitsubishi G4M Betty T1-326, iría escoltado por 6 cazas Mitsubishi Zero A6M, pertenecientes a la 204 Kokutai NAU. En otro Betty iría el Estado Mayor de Yamamoto.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 01:39
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
El debate y la aprobación de ataque.



Tras conocer el verdadero contenido del mensaje, su verdadero significado y lo que podría significar una oportunidad así, los norteamericanos no daban crédito a la suerte que habían tenido. Por tanto, como han hecho siempre en otras ocasiones similares, se pusieron manos a la obra de manera prioritaria y urgente, pero no precipitada.

El mensaje fue puesto como de alta prioridad, y remitido de inmediato al Comandante Edwin T. Layton, que era el oficial de inteligencia del Estado Mayor del Almirante Nimitz. El Comandante Layton tampoco tuvo ninguna duda sobre lo que había que hacer. Tras lograr la aprobación de su jefe, se puso manos a la obra.


En primer lugar, se procedió a analizar las posibilidades de éxito de una misión de interceptación y derribo del avión de Yamamoto. Analizado el itinerario descrito en el mensaje, se vio que colocaba al japonés al alcance de los aviones Lockheed P-38 Lightning, con base en Campo Henderson.

El plan diseñado fue consultado al Presidente Franklin Delano Roosevelt y al almirante Ernest King, para su aprobación. Una vez obtenida ésta, tras razonar que la eliminación de Yamamoto asestaría un rudo golpe a Japón, y que así, éste perdería una pieza vital en su poderío bélico, y en el insustituible liderazgo de Yamamoto, el plan sería mantenido en calidad de máximo secreto por el Estado Mayor del Almirante Chester Nimitz hasta el día 17 de abril.

Parece que Nimitz consultó con el Almirante Halsey, con quien solía consultar muchas operaciones navales, y se procedió a dar la orden ejecutiva de ataque, dada por el propio Almirante Nimitz en decisión personal suya.

La orden de preparar y ejecutar la operación de caza de Yamamoto fue enviada al Estado Mayor en Guadalcanal donde había disponibles 18 aviones caza Lightning P-38, de los escuadrones de caza números 12 y 339.

Esos aviones tenían el radio de acción y poder de fuego adecuado para realizar la misión. El P-38 disponía de cuatro ametralladoras calibre .50 y un cañón de 20mm, y llevaba dos motores Allison que le daban un poder muy por encima de los cazas japoneses en esos momentos. La distancia de 1000 millas estaba justo dentro del radio de acción del P-38 que era de 1100 millas, pero requerirían la instalación de un tanque auxiliar de 310 galones además del estándar de 165 galones.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 12:28
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
El plan de ataque y eliminación.


Era casi el final del 17 de Abril de 1.943, cuando, siguiendo la autorización que pocas horas antes había sido recibida del Estado Mayor del Almirante Nimitz, se convocó a los 18 pilotos de los cazas pesados Lookhead P-38 Lightning del Campo Henderson, en una reunión de emergencia, no programada.

En dicha reunión se explicó el proyecto. Se hizo mención a la importancia de matar a un enemigo temible para los Estados Unidos, quien además había ordenado, que nadie lo olvidase, el ataque a Pearl Harbour, donde habían todos ellos perdidos a muchos amigos y compañeros. Se les recordó que aquél fue ¡¡¡El día de la Infamia!!! En sus manos estaba tomarse ahora cumplida venganza de ello, y darle a probar a Yamamoto su propia medicina.

Se les explicó que debían abatir el objetivo al norte de la isla de Bouganville. La puntualidad era absolutamente esencial. El alcance máximo de los P-38 era de 1.400 km, el objetivo estaba a 500 km, se usarían tanques adicionales de combustible. La permanencia en la zona de ataque se limitaba a apenas 15 minutos.

Se dividió el grupo en dos secciones: en la primera irían cuatro aparatos, y sería la sección de exterminio, llamada la “Escuadra de ejecución”, dirigidos por el Capitán Thomas Lamphier. Le daría cobertura el Teniente Rex Barber, y volarían a una altura de 3.000 metros. Este primer grupo se centraría en la pieza a cobrar, con una única misión, derribar el avión de Yamamoto al precio que fuera. El segundo grupo era el de escolta, serían 14 aparatos que volarían a una altura de 6.000 metros, con el fin de realizar una doble tarea, atacar desde arriba a la escolta de Yamamoto, y prevenir un ataque defensivo desde el aeródromo de Kahili, que contaba con unos 100 cazas japoneses. Este segundo grupo estaría bajo el mando del Mayor John W. Mitchell.

Se sabía que el avión de Yamamoto iría a la cabeza de la formación, y estaría identificado con el número T1-323. En él irían:

La tripulación:
- el piloto: Takeo Koyani;
- el jefe de cabina: Takeo Kotani
- el copiloto: Akiharu Ozaki.
- el ingeniero: Haruo Ueda.
- en la radio: Nobuo Hara.
- en el radar y artillero de proa: Minoru Tanaka.
- el ayudante de radio y artillero de popa: Mitsuo Ueno.
- el artillero principal: Arrumaza Kobayashi.

El pasaje:
- el Almirante Isokoru Yamamoto.
- el Capitán de Fragata Ishizaki, su secretario
- el Capitán de Fragata Toibana, oficial de Estado Mayor;
- el Contraalmirante Kitamura, finanzas
- el Contraalmirante Takata, médico personal de Yamamoto.



En el segundo Betty (identificado como T1-326) viajaban el almirante Ugaki y su ayudante, el comandante Tanimura, el piloto Hiroshi Hayashi y un cuarto miembro no identificado.

La hora fijada para el despegue se fijó al día siguiente, 18 de Abril, a las 07:20 horas, y la interceptación y derribo del avión de Yamamoto debiera ser hacia las 09:35 horas si, como era costumbre del almirante japonés, se ceñía estrictamente a su horario. El punto de ataque sería a 55 km. al norte de la isla de Bougainville.

Por ello, se tuvo que trabajar toda la noche en Campo Henderson, preparando los 18 aviones para el ataque. Había un clima de excitación y deseo de tomarse la venganza personal de Pearl Harbour.

Se equipó al aparato de Mitchell de un compás naval para ayudarle a la navegación, ya que la primera parte del vuelo, las 500 millas hasta alcanzar a Yamamoto, sería a ciegas, volando a ras de agua, sin referencias terrestres. Además, debía calcularse con extrema exactitud, el tiempo, la distancia y la velocidad, ya que debía llegarse al punto exacto, en el momento exacto. El factor sorpresa era crítico, y de él dependía el éxito de la misión,…, y de la venganza.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 13:52
Perfil Email
Almirante
Almirante

Registrado: 20 Oct 2008 14:00
Mensajes: 4089
Ubicación: Paracuellos de Jarama (ESPAÑA)
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Mariner escribió:
Esto ha sido catalogado por muchos como asesinato; por otros, como acción de guerra.

Asesinato, para los que perdieron la guerra. Acción de guerra, para los que la ganaron....

Como siempre.

_________________
Imagen
Insignia en el Navío Rayo R. O. del 9 de enero de 2009

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)

02 May 2010 13:54
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
A continuación una crónica del ataque




La hora de despegue sería en amanecida del 18 de abril a las 7:20. La intercepción debería realizarse puntualmente a las 9:35, a 55 km al norte de la isla de Bougainville.
La escuadrilla de Lamphier despegó a las 7:20, sin embargo dos de los P-38 tuvieron fallos y se quedaron en tierra, por lo que se asignó a dos P-38 del grupo de cobertura para reemplazar a los faltantes. Estos eran los cazas comandados por los tenientes Besby Holmes y Raymond Hine.
Los dos grupos volaron a ras de agua (9 m) por espacio de 2 h, en absoluto silencio radial, hasta que alcanzaron la Isla del Tesoro y en seguida estuvo a la vista Bougainville. El grupo se dividió y el de ataque subió a 3.000 m, eran las 9:33 de una calurosa mañana.
Mientras se acercaban al punto de intercepción, uno de los cazas de cobertura radió el avistamiento de una formación en el horizonte. Era Yamamoto que cumplía puntualmente su itinerario.
Para sorpresa de Lamphier, el grupo constaba de dos aviones Mitsubishi G4M Betty, en vez de uno, escoltados por dos formaciones de 3 zeros en formación de V a la derecha e izquierda respectivamente, el conjunto también volaba en formación de V.
El avión de Yamamoto, a la cabeza de la formación, identificado con los números T1-323 tenía como pasajeros, además de Yamamoto; al piloto Takeo Koyani; Capitán de Fragata Ishizaki, su secretario; Capitán de Fragata Toibana, oficial de Estado Mayor; Contraalmirante Kitamura, finanzas y al Contraalmirante Takata, médico personal de Yamamoto.
En el segundo Betty (identificado como T1-326) viajaban el almirante Ugaki y su ayudante, el comandante Tanimura, el piloto Hiroshi Hayashi y un cuarto miembro no identificado.
Uno de los P-38, el de Raymond Holmes, tuvo problemas para deshacerse de su depósito suplementario y tuvo que retirarse junto a Hide momentáneamente.
Los zeros de escolta fueron los primeros en iniciar el combate picando sobre los P-38, mientras que Barber picaba contra el primer Betty que iniciaba un descenso hacia Bougainville, pero lo sobrepasó sin poder dispararle.
El segundo Betty hizo una amplia maniobra primero, enfrentándose a los atacantes, y luego viró y se dirigió al oceano, a ras de las olas.
A continuación Lamphier intentó atacar al Betty de cabecera pero un zero lo comenzó a ametrallar por lo que tuvo que usar su superior velocidad de ascenso para deshacerse de él haciendo una voltereta. En ese momento, al descender, vio que el Betty de cabecera descendía a ras de la selva cerca de punta Moulat, sobre Bougainville.
Lamphier picó sobre el Betty ametrallándole en forma continuada. Barber ya estaba encima nuevamente y también disparaba al avión. El Betty rozaba las copas de los árboles a máxima velocidad intentado escabullirse.
El motor del ala derecha se incendió y a continuación parte del ala se le desprendió proyectando algunas piezas que golpearon uno de los P-38 (Barber) y se abatió sobre la selva.
Holmes que había vuelto con Hide, atacó el segundo Betty que había descendido a ras del agua y lo abatió, Ugaki, Takimura y el piloto sobrevivieron con graves heridas.
Holmes en ese momento fue derribado por un zero pilotado por el as Shoichi Sugita.
Usando la superior velocidad de ascensión, los P-38 restantes se desembarazaron del resto de los zeros y tomaron rumbo a casa.
Patrullas japonesas llegaron al lugar de la caída del aparato de Yamamoto y le encontraron muerto, su ayudante moribundo. Yamamoto solo presentaba una herida en la ceja, su espada ceremonial así como sus charreteras habían desaparecido. Evidentemente Yamamoto pereció a causa del impacto a tierra.
Aunque Lamphier se atribuyó el derribo y fue condecorado con la medalla del congreso, Barber insistió en atribuirse el mismo el derribo del aparato de Yamamoto, lo que suscito una controversia de largo aliento.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 13:57
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Otra crónica del ataque:





La misión tuvo ciertos inconvenientes al comenzar el vuelo a la hora fijada, 7:30 horas del día 18 de abril de 1943. El avión de McLanahan tuvo un problema con un neumático que explotó mientras rodaba en la pista de despegue. Por otro lado, ya en plena misión, los tanques auxiliares del avión de Moore dejaron de transferir la gasolina y debió regresar a su base. Mitchell ordenó a los tenientes Besby F. Holmes y Raymond K. Hine escoltar a Lanphier y Barber durante el ataque.

Dos horas y media después del despegue, los P-38 habían volado 494 millas a 9 metros de altura, cerca de las posiciones japonesas en Munda, Rendova, Vella Lavella, Shortland y Kahili. Volando a esa altura y con el sol directamente sobre las cabezas de los pilotos, el calor en las cabinas era insoportable. La temperatura rondaba los 35º en unos pequeños habitáculos que no habían sido diseñados para volar a 9 metros, con lo que no contaban con sistema de refrigeración. Tenían los uniformes empapados en sudor.

A la hora prevista 9:55, probaron sus armas y subieron a 3.000 pies de altura, refrescando el ambiente en los aviones. En esos momentos el piloto Douglas S. Canning avistó unos puntos en el horizonte, rompió el silencio de radio y dijo: "Bogie, arriba a las diez".

Los cazas Zero japoneses se lanzaron al ataque. Los P-38 soltaron los tanques auxiliares, pero el avión de Hine no pudo hacerlo y rompió la formación. La sección de cobertura subió a 6.000 metros de altura para esperar a los cazas, que con toda seguridad despegarían de la base japonesa de Kahili. Mitchell se sorprendió al descubrir que había dos aviones Betty y no uno sólo, como decía el informe de inteligencia. Los dos aviones Betty fueron derribados, el de Yamamoto, echando humo, se estrelló en la jungla y el segundo cayó en el mar. Murió el Comandante Hiroaki Tanimura y salvaron la vida el piloto Hiroshi Hayashi, el Almirante Matome Ugaki y otro pasajero desconocido.

El avión de Yamamoto, a la cabeza de la formación, identificado con los números T1-323 tenía como pasajeros, además de Yamamoto; al piloto Takeo Koyani; Capitán de Fragata Ishizaki, su secretario; Capitán de Fragata Toibana, oficial de Estado Mayor; Contraalmirante Kitamura, responsable financiero y al Contraalmirante Takata, médico personal de Yamamoto.

En el segundo Betty (identificado como T1-326) viajaban el almirante Ugaki y su ayudante, el comandante Tanimura, el piloto Hiroshi Hayashi y un cuarto miembro no identificado.

Los zeros de escolta fueron los primeros en iniciar el combate picando sobre los P-38, mientras que Barber picaba contra el primer Betty que iniciaba un descenso hacia Bougainville, pero lo sobrepasó sin poder dispararle.

El segundo Betty hizo una amplia maniobra primero, enfrentándose a los atacantes, y luego viró y se dirigió al océano, a ras de las olas.

A continuación Lamphier intentó atacar al Betty de cabecera, pero un zero le comenzó a disparar, por lo que tuvo que usar su superior velocidad de ascenso para deshacerse de él, haciendo un giro de 360º. En ese momento, al descender, vio que el Betty de cabecera descendía a ras de la selva, cerca de punta Moulat, sobre Bougainville.

Lamphier picó sobre el Betty ametrallándole en forma continuada. Barber ya estaba encima nuevamente y también disparaba al avión. El Betty rozaba las copas de los árboles a máxima velocidad intentado escabullirse.

El motor del ala derecha se incendió y a continuación parte del ala se le desprendió proyectando algunas piezas que golpearon uno de los P-38 (Barber) y se precipitó sobre la selva.

Holmes que había vuelto con Hide, atacó el segundo Betty que había descendido a ras del agua y lo abatió. Ugaki, Takimura y el piloto sobrevivieron con graves heridas. Holmes en ese momento fue derribado por un zero pilotado por el as Shoichi Sugita. Usando la superior velocidad de ascensión, los P-38 restantes se desembarazaron del resto de los zeros y tomaron rumbo a casa.

Patrullas japonesas llegaron al lugar de la caída del aparato de Yamamoto, le encontraron muerto y a su ayudante moribundo. Yamamoto solo presentaba una herida en la ceja, su espada ceremonial así como sus charreteras habían desaparecido. Evidentemente Yamamoto falleció a causa del impacto en tierra.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 13:59
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Imagen



El avión de Yamamoto, estrellado en la selva







Imagen




La placa señala exactamente el lugar donde se encontró el cuerpo de Yamamoto




Imagen


El asiento del Almirante Yamamoto







.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 14:02
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Imagen


La placa identificativa del avión





Imagen


Impactos en el fuselaje












Imagen

El interior del fuselaje. Se pueden apreciar los efectos del ataque




.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 14:09
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Imagen


Imagen

Restos del aparato



.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 14:18
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
A continuación una crónica acerca del regreso de la misión, y la controversia sobre de quien era el mérito de haber derribado al avión de Yamamoto.



Una vez en la base, tres pilotos, Lanphier, Barber, y Holmes, dijeron haber derribado un Betty cada uno. La controversia duró años, pero los registros japoneses aseguran que sólo hubo dos aviones Betty en vuelo.

Lanphier y Barber atacaron a los Bettys cuando los Zeros se le echaban encima. Barber vio que Lanphier iba muy rápido, Lanphier trató de ponerse en la cola del Betty de Yamamoto, pero lo sobrepasó. Después el piloto Hayashi dijo que vio como el avión estaba encima del Betty. Barber, compañero de Lanphier, le disparó una ráfaga al Betty que incendió el motor, soltó partes del carenado y se precipitó a tierra. Lanphier dijo que estando encima del Betty, hizo un "rolling" (medio giro para poner la cabina abajo) para ver el avión de Yamamoto y picó para disparar con toda facilidad contra la nave enemiga cuando descendía para evitar el ataque. Según Lanphier sus disparos derribaron al bombardero.

Lanphier recibió la Cruz de Vuelo Distinguido y la Estrella de Plata, asegurando siempre que fue él quien derribó el avión de Yamamoto.

Holmes y Hine atacaron a los Zeros y luego al segundo Betty que bajaba al agua. El y todos los demás están de acuerdo en que fue Holmes quien derribó el segundo Betty. Raymond Hine, quien pudo aclarar la confusión creada por Lanphier, no regresó de la misión pues fue derribado por un Zero pilotado por el as japonés Shoichi Sugita.

Doug Canning ayudó a Holmes a realizar un aterrizaje de emergencia en las Islas Russell. Barber consiguió llegar a Guadalcanal con 104 balas en el fuselaje y marcas de lo que sin duda era el carenado del motor del Betty, en el fuselaje del P-38. Lanphier, justo antes de aterrizar, rompió las reglas al radiar un mensaje anunciando la muerte de Yamamoto. El Alto Mando Naval y Nimitz en particular, se pusieron furiosos pues entonces los japoneses se darían cuenta que el código JN-25 era conocido por los estadounidenses. Tuvieron que inventar la historia de que unos vigías en las islas cercanas, habían informado que vieron a Yamamoto embarcarse en el Betty.

Mientras tanto, en Guadalcanal, Lanphier y Barber aseguraron haber derribado al almirante, suscitándose un altercado entre ambos pilotos. Lanphier desde que bajó del avión, se puso a gritar que había derribado a Yamamoto. Una agria discusión se presentó cuando Lanphier insistía a voces que él había derribado el avión de Yamamoto y Barber lo refutó. Lanphier le gritó "mentiroso". En esos momentos y para evitar mayores discusiones, en los registros oficiales le dieron el crédito a los dos. Medio derribo para cada uno.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 14:33
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
Y esta crónica acerca del final de la historia.





Terminada la guerra, en 1950, Lanphier volvió a contar su historia sobre la forma como derribó al Betty de Yamamoto, publicando artículos en muchos libros y revistas, sin tomar en cuenta a Barber. Barber protestó y la controversia continuó más años.

Después de que Lanphier muriera en 1985, la polémica siguió su curso. Barber llevó su caso a los Miembros del Comité de Corrección de la Fuerza Aérea. Pero mientras tanto, la Oficina de Historia de la Fuerza Aérea dictaminó que existía "suficiente incertidumbre" para aceptar tanto las versiones de Lanphier como las de Barber. Pero el Comité de Corrección, teniendo dos argumentos contrapuestos, no pudo llegar a un dictamen. Lanphier había hecho carrera en el periodismo y llegó a ser presidente de la Convair, por tanto tenía poder político y aspiraciones presidenciales.

Barber llevó su caso a la Corte Federal donde se mantuvo la tesis del crédito dividido, manifestando que no podían expresar opinión sobre si un piloto y no dos, fueron los que derribaron el avión de Yamamoto. El Comandante de la misión, John Mitchell prácticamente zanjó el asunto diciendo: "nadie en la Tierra puede saber quien derribó tal o cuál bombardero, mucho menos, puede decir quién derribó el avión de Yamamoto."

El lugar donde cayó el avión de Yamamoto se encuentra en la jungla cerca a Moila Point, a unos kilómetros de la carretera de Panguna-Buin. Hay letreros cerca a la villa de Aku, a 24 km de Buin, que sirven de guía. Desde la carretera hay que seguir un sendero en la jungla durante una hora hasta llegar al sitio donde fue erigida una placa conmemorativa a fines de los años 60. Existe vigilancia para evitar que los visitantes se lleven restos del avión. Si se quiere visitar el lugar donde cayó el avión de Yamamoto, hay que pagar a la Asociación que preserva los restos.

El piloto Hiroshi Hayashi, superviviente del segundo Betty, nunca quiso hablar del tema, excepto en la declaración oficial que realizó al finalizar la guerra. Siempre se negó a conceder entrevistas a periodistas o escritores sobre los hechos que acontecieron en ese 18 de abril de 1943.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 14:35
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: matar a Yamamoto.
El entierro


El cuerpo de Yamamoto fue transportado a Buin y después de la autopsia, fue incinerado, vistiendo su uniforme de gala. Las cenizas fueron transportadas por aire hasta Rabaul y de ahí llevadas a bordo del acorazado Musashi hasta Japón.

Fue un honor que se hacía al cuerpo del Almirante, llevarle de regreso a casa en el que fue su buque insignia.


Imagen

Llegada del cuerpo de Yamamoto a Kirasazu, el 3 de Junio de 1.943, a bordo de acorazado Musashi



Una vez en Japón, se le rindió un funeral de estado en la localidad de Yasukuni-Jina, en la prefectura de Tokio. Pero no todas las cenizas se enterraron allá. La mitad de las cenizas recibieron un funeral de Jefe de Estado, éste ya oficial y multitudinario, mientras a título póstumo era ascendido a Almirante de Flota y recibía la Orden del Crisantemo. Como sucesor de Yamamoto fue nombrado el Almirante Mineichi Koga.

Sus cenizas fueron enterradas junto a la tumba de su padre, y por expreso deseo del Almirante, su placa fue más pequeña que la de su progenitor.

Imagen

El funeral en Yasujuni-Kina



Imagen

El funeral de Estado

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 14:39
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: objetivo, para matar a Yamamoto
Apreciado Amenofis. En primer lugar, muchas gracias por haber leído el artículo.

Para mí no tiene duda, es una acción de guerra. Asesinatos son cuando se mata a gente inocente (al que era tan dado el Ejército Imperial en todo el Sudeste Asiático), o cuando se fusila a prisioneros (a esto eran también bastante aficionados), o se les remata, una vez rendidos (o más bien, se ulizaba la katana para cortarles la cabeza).

Lo de Yamamoto fue una extraordinaria acción de guerra, una emboscada magnífica, aprovechando una ventaja competitiva fundamental, disponer de un mensaje cifrado (por cierto, una majadería japonesa) y poder descifrarlo, y ponerse manos a la obra (un acierto norteamericano).

Al césar lo que es del césar. Y Yamamoto probó su propia medicina. Sería todo lo extraordinario que fuera, pero era un enemigo para los Estados Unidos, que además les había atacado a traición (ya sabes el grito, "recordar Pearl Harbour").

Además estaba en misión, en el ejercicio de su cargo, iba armado (bueno, su avión), iba con escolta armada, y tenía a su disposición, a menos de 10 minutos, otros 100 cazas, que por cierto se despreocuparon de la suerte de su Almirante.

Hay mucha gente que ha estudiado el tema que afirma que no fue necedad japonesa. Que el mensaje se hizo llegar a Estados Unidos, y que no se dispuso más protección para Yamamoto que su escolta de seis cazas.

Estados Unidos se libraba de un fuerte enemigo,....pero el General Tojo también....

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 May 2010 15:15
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza: objetivo, matar a Yamamoto.
Imagen


La ruta seguida por el Almirante Yamamoto, y la ruta de interceptación de sus cazadores.




Imagen


En un avión como éste iba Yamamoto.




Fabricante: Mitsubishi
Tipo: Bombardero
Longitud: 20 m
Envergadura: 25 m
Altura: 6 m
Velocidad máxima: 428 km/h
Autonomía: 6033 km
Tripulación: 7
Motores: 2 Mitsubishi
Armamento: 1 cañon, 2 ametralladoras
Peso en vacío: 6800 kg
Peso con carga: 9500 kg
Primer vuelo: Octubre 1939





.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


03 May 2010 14:19
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza (2ª parte) : objetivo, matar a Yamamoto.
Imagen


Yamamoto con el Secretario de Marina, Curtis Wilbur, en la época en que fue Agregado Naval en la Embajada de Japón en Washington. Fue cuando se dio cuenta que, en caso de guerra con USA, el primer paso debía ser asestar un golpe significativo en Pearl Harbour


.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


10 May 2010 01:31
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Operación Venganza (2ª parte) : objetivo, matar a Yamamoto.
A continuación una pequeña descripción sobre cómo llegar al lugar donde se estrelló el avión de Yamamoto. Parece que éste murió por efecto del choque contra el suelo, y no como consecuencia del combate.



El lugar donde cayó el avión de Yamamoto se encuentra en la jungla cerca a Moila Point a unos kilómetros de la carretera de Panguna-Buin. Hay letreros cerca a la villa de Aku a 24 km de Buin que sirven de guía. Desde la carretera hay que seguir un sendero en la jungla durante una hora hasta llegar al sitio donde fue erigida una placa conmemorativa a fines de los años 60. Hay vigilancia para evitar que los visitantes se lleven restos del avión. Hay que pagar a la Asociación que preserva los restos para acceder al lugar donde cayó el avión de Yamamoto.




Imagen


El Capitán. Thomas G. Lanphier Jr., oficialmente quien derribó a Yamamoto, condecorado por esta acción de guerra.


.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


16 May 2010 21:49
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 23 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com