Fecha actual 17 Jul 2019 08:35




Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
 El Submarino como Arma en la II GM 
Autor Mensaje
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 13460
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje El Submarino como Arma en la II GM
El Submarino como Arma en la II GM.




Antes de la Segunda Guerra Mundial y durante sus primeros años, hasta que las circunstancias le impusieron una nueva naturaleza, el submarino era ante todo un buque de superficie.


Doenitz mismo, resaltando el error de concepto del lego en la materia que imaginaba al submarino operando siempre en inmersión, lo describía como un «buque sumergible» diseñado para operar y desplazarse la mayor parte del tiempo en superficie, y sumergirse solo para escapar del ataque de un destructor o de un avión, o para llevar a la luz del día un ataque torpedero.


El submarino tenía dos medios de propulsión independientes. Dos poderosos motores diesel lo impulsaban veloz en superficie, pero cuando se sumergía estos motores había de ser parados.


Necesitaban oxígeno, y cuando las admisiones de aire quedaban por debajo de la superficie, su sola fuente de suministro de oxígeno se encontraba en el interior del submarino.


Los poderosos motores diesel lo consumían en un instante, y el submarino quedaba inmóvil con una dotación asfixiada.


En el momento de la inmersión los maquinistas cambiaban a dos motores y podían proporcionar propulsión, al menos en los primeros diseños, a una velocidad de alrededor de ocho nudos.


A velocidades más económicas, las baterías podían mantener el submarino en movimiento alrededor de 24 horas, y podían llevarle unas 60 millas sumergido.


Después las baterías se agotaban, y tenía que volver a superficie, donde los motores diesel volvían a entrar en funcionamiento, no para propulsar el submarino, sino para hacer funcionar los generadores y recargar las baterías, tarea que venía a durar de dos a tres horas en el caso de tener que renovar la carga total.

El mayor problema en la construcción de submarinos era el casco resistente, un largo cilindro de acero dividido en compartimentos por medio de mamparos.


Para el confort, higiene y eficacia de la dotación, la presión interior se matiene casi igual a la de la atmósfera exterior. Al hacer inmersión no obstante, la presión exterior aumentaba rápida y limitaba con rigor la profundidad a la que un comandante osaba llevarle.


Bajo presiones, las planchas comenzaban a agrietarse, el agua comenzaba a entrar y no pasaba mucho tiempo antes de que se hundiese hasta el fondo del mar.


Unido al exterior del casco resistente se encontraban los tanques de lastre, equipados con una válvula para el agua en la parte inferior, y otra para el aire en la parte superior.


Al estar llenos de aire, prestaban flotabilidad suficiente para mantener al caso resistente, cargado con todo su equipo complejo de acero, anote con la torre de gobierno y la cubierta fuera del agua.


Cuando ambas válvulas eran abiertas, el agua del mar forzaba su entrada en los tanques, expelía el aire, y reducía la flotabilidad total del submarino de forma que comenzaba a hundirse.


Podía controlarse el movimiento ascendente y descendente, y ser llevado de nuevo a superficie por medio del cierre de la válvula de aire de los tanques de lastre y bombeando mecánicamente el agua que los inundaba, o bien inyectando aire a presión y desalojando el agua a través de la válvula correspondiente.


Podían hacerse, así mismo, ajustes en la profundidad y en el trimado de la misma manera que se hace con un avión, es decir, ajustando los timones de profundidad, para con la velocidad del submarino en el agua llevarle hacia arriba o hacia abajo venciendo la resistencia del agua.


Los tanques de lastre, en el exterior del submarino, podían ser construidos con menos refuerzo que el casco resistente, ya que al estar sumergidos contenían agua de rnar y no estaban, por consiguiente, sometidos a una presión tan desigual como el casco resistente, cosa que era el más grave peligro a grandes profundidades.


Por esta razón, los tanques de combustible se llevaban fuera del casco, y construidos de forma muy poco corriente. Estaban abiertos al agua del mar por su parte inferior, y la válvula de admisión de combustible a los motores principales, se encontraba instalada en la parte superior del tanque.


Conforme se consumía combustible, el agua del mar iba entrando por abajo manteniendo los tanques llenos, y como quiera que el combustible, menos denso, flotaba sobre el agua, no aspiraba agua salada la máquina.


Con este sistema, el consumo de combustible no dejaba bolsas de aire en el tanque, bolsas que por una parte podrían producir flotabilidad contraria a nuestros deseos al sumergir el buque, o producir la implosión del tanque como una bolsa de papel al descender a grandes profundidades.



Fuente, Submarinos, La amenaza Secreta de Editorial San Martin, Madrid 1977, por David Mason – La Batalla del Atlántico de ediciones Delta, Barcelona

_________________
ImagenImagen
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


30 Abr 2011 21:11
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 13460
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: El Submarino como Arma en la II GM
La potencia de ataque de un submarino principalmente sus torpedos, automóviles contenedores de alto explosivo, los cuales eran submarinos en miniatura que sufrieron toda una serie de modificaciones.


En un principio eran movidos por aire comprimido, lo cual dejaba una visible estela de blancas burbujas, que daba al enemigo suficiente tiempo para tomar una acción evasiva.


Modelos posteriores incorporaban un motor eléctrico movido por una batería, que los hacía prácticamente invisibles. Su sistema de explosión sufrió variaciones.


Los primeros torpedos explosionaban por percusión, y sólo explotarían por contacto con el blanco. Muchos probaron ser defectuosos, fallando unas veces su sistema de explosión por contacto, y otras veces su carrera a la profundidad establecida para él, y pasando sin peligro por debajo del blanco, para seguir su carrera hasta que expiraba el sistema propulsor.


Con el sistema magnético de ignición, incorporando en los modelos tardíos, se les hacía explotar al entrar en el campo magnético de un barco, con lo cual la profundidad a que se les regulaba, resultaba menos crítica.


Incluso explotando bajo el casco de un buque, las fuertes ondas de choque bajo el agua daban invariablemente como resultado graves averías.


Los torpedos llevaban en su morro un «mecanismo de armado», en forma de pequeña hélice.


Mientras el torpedo se encontraba en almacén o a bordo del submarino, la carga iniciadora o espoleta se encontraba separada del martillo que había de hacerla detonar.


Solamente después de que el torpedo había salido, y se encontraba en su carrera hacia el objetivo, esta pequeña hélice giraba por la acción del torpedo a través del agua y revolvía un tornillo que movía el martillo y el detonador hasta ponerlos en línea.


Para los hombres que tripulaban el submarino y disparaban estos torpedos, la vida en servicio era única, tanto por sus dificultades como por su atractivo.


Una dotación completa de 44 oficiales, suboficiales y marineros, en el casco del submarino tipo VII C, vivían juntos en la mar, hacinados durante semanas sin fin.


Al salir para una patrulla, hasta el último metro cúbico de espacio se llenaba de comida.


Los víveres frescos se estibaban en el lugar en que fuesen más accesibles; a menudo en los espacios donde vivía la dotación.


Cuando terminaban, los cocineros comenzaban con los víveres enlatados y secos; y como quiera que habían de ser comidos precisamente en forma inversa de como habían sido estibados, la salud y la moral de los hombres dependía, hasta cierto punto, de la inteligencia y previsión con que los alimentos habían sido colocados a bordo.


Este es sólo un pequeño ejemplo de la larga previsión con que había que planear una patrulla en el servicio de submarinos.


El ejercicio era, por supuesto, casi imposible. No existía posibilidad de dar un paseo; no había espacio ni siquiera para algo más que algunos «tirones físicos».


Durante la patrulla, incluso estando franco de servicio, el aire fresco de que un hombre podía disfrutar estaba, limitado al corto turno del individuo sobre cubierta. Y éste, era breve.


El acceso desde cubierta al interior del submarino se realizaba a través de una escotilla que dejaba pasar justo un hombre.


El submarino no podía hace inmersión hasta que todos habían bajado, una inmersión rápida era imposible si varios hombres esperaba usar la escotilla. La cantidad de hombres sobre cubierta estaba limitada a pocos, y pasaba tiempo antes de que el turno de un marinero se repitiese.


Existía la tensión, la espera durante una acción para ver si el destructor que escoltaba un convoy enemigo encontraría y atacaría al submarino.

_________________
ImagenImagen
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


30 Abr 2011 21:16
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 13460
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: El Submarino como Arma en la II GM
Un ruido terrible decía a una dotación que su submarino estaba localizado —el «ping» contra el casco, procedente del primer sistema antisubmarino de los aliados, el «asdic».



Bautizado con las iniciales de «Allied Submarine Detection Investigation Comitee» (Comité Aliado de Investigación sobre Detección Submarina) desarrollado en 1917, este sistema era bien conocido de los alemanes por la publicidad entre las dos guerras.



El asdic consistía en un transmisor-receptor colocado en un domo en el fondo del destructor. Tenía un cristal de cuarzo, el cual, cuando se le aplicaba una corriente eléctrica externa, oscilaba y enviaba ondas sonoras a través del agua.


Cuando las ondas chocaban con un objeto se reflejaban y eran recogidas de nuevo por el receptor, y el operador sabía que había contactado. Moviendo lentamente y punteando las marcaciones del eco del «ping» el operador determinaba la dirección y la distancia del objeto y el destructor podía atacar.


Dos condiciones daban al submarino la posibilidad de escapar.


Primero, el contacto podía ser mantenido por el asdic, solo hasta cierta distancia del submarino.


Cuando el submarino se acercaba lo suficiente para lanzar sus cargas de profundidad, se perdía el «ping» y la dotación del destructor podía adivinar la posición exacta del submarino, lo que significaba que si se movía lo suficiente rápido, podía frecuentemente evadir el centro de un ataque y escapar con daños superficiales.


En segundo lugar, el asdic de los primeros tiempos no daba indicaciones de la profundidad del obstáculo, que debía ser también estimada.


Para los hombres en el submarino las consecuencias de su propio ataque era muy amenudo un terrible dúo cantado por las máquinas del destructor y su asdic: Primero el ruido de las máquinas cuando llegaba a ellos, luego el «ping» del asdic cuando obtenía contacto, de nuevo las máquinas al aproximarse para tomar una nueva posición más precisa, y luego la explosión.


Si el lanzamiento de la carga de profundidad era certero, la tremenda fuerza de la explosión acentuada por la concentración de las ondas de choque bajo el agua, los lanzaría al submarino cabeceando y bandeando como si estuviese en un temporal.


En este caso el submarino podía estar seguro de su ida al fondo.


En raras ocasiones podían salir a superficie y abandonar el submarino antes de hundirse, había pocas posibilidades de tirarse al agua y nadar hacia una balsa, pocas esperanzas de ser recogidos por el enemigo y llevados a un campo de prisioneros a esperar el final de la guerra.


Lo normal era que el agua entrase, y el submarino era aplastado al hundirse a profundidades que su casco resistente no podría nunca soportar, o yacer en el fondo hasta que el oxígeno se agotase.


Pero nunca hubo escasez de voluntarios para el servicio. La tarea, el compañerismo, el trabajar en equipo, todo atraía a hombres a la fuerza submarina, y mantenía la moral bien alta hasta el fin.



Fuente, Submarinos, La amenaza Secreta de Editorial San Martin, Madrid 1977, por David Mason – La Batalla del Atlántico de ediciones Delta, Barcelona.

_________________
ImagenImagen
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


30 Abr 2011 21:21
Perfil Email
Almirante
Almirante

Registrado: 20 Oct 2008 14:00
Mensajes: 4089
Ubicación: Paracuellos de Jarama (ESPAÑA)
Nuevo mensaje Re: El Submarino como Arma en la II GM
Sotacomitre escribió:
Bajo presiones extremas, 16 toneladas por pie cuadrado a 150 metros, por ejemplo...

Un texto muy interesante. Muchas gracias, Sotacomitre.

Pero no tengo más remedio que hacer dos observaciones:

1) La mala traducción del inglés (abuso de la forma pasiva; orden estructural de las frases propio del inglés, no del español;...)
2) Mi asombro por la unidad de presión que ha utilizado el traductor (toneladas por pie cuadrado). Yo sólo conocía la del Sistema Métrico Decimal es Kg/cm2 (popular, y aproximadamente, "atmósfera"), y la del Sistema Imperial anglosajón, libras por pulgada cuadrada (o psi), siendo 14,3 psi = 1 Kg/cm2 (si no recuerdo mal; hace más de 40 años que no utilizo la conversión).

Conclusión: Tengo la sospecha de que nuestra famosa sociedad del "conocimiento" va avanzando como los cangrejos.

_________________
Imagen
Insignia en el Navío Rayo R. O. del 9 de enero de 2009

A mí me parece, Señor, que no tengo otra cosa buena sino ser español (Catalina de Erauso, "la Monja Alférez", a un Cardenal)

01 May 2011 07:15
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 13460
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: El Submarino como Arma en la II GM
De acuerdo con usted Amenofis, la culpa es mía por no haber repasado el texto dos veces y adecuarlo a nuestras normas lingüísticas, no volverá a ocurrir.


En cuanto a la segunda parte decirle que también <Mea Culpa>, evidentemente esa unidad no existe.


Al no tener tan buena memoria como usted, y no haber utilizado nunca este tipo de conversión, he tenido que recurrir al libro de Tratado de Estiba del Capitán de la M.M. J.B. Costa , en su apartado de Equivalencias para los hijos de la Pérfida Albión utilizan como unidad de presión el psi ( pounds per square inch) la libra por pulgada cuadrada;


psi = 1 Libra/pulgada cuadrada

1 kg/cm2= 14,2065 psi

1 psi = 0,07039 kg/cm2

1 kp/cm2 = 0,070 psi

1 pascal = 0,000145 psi

1 psi = 6894,75 pascales = 6,8947 kPa (kilopascales)


Muchas gracias por la observación Amenofis.

Un saludo

Sotacómitre

_________________
ImagenImagen
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


01 May 2011 10:04
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 5 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com