Fecha actual 12 Nov 2018 22:07




Responder al tema  [ 11 mensajes ] 
 Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portugal 
Autor Mensaje
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portugal
En la Revista de Historia Naval, numero 82 de 2003, encontré este lindo artículo que estoy poniendo aquí.
Está relacionado con el tema Los Doce Apóstoles (Segunda Serie: 1589-1591) que abrí anteriormente, pero merece una sección separada.


Situación naval tras la Gran Armada

A finales del verano de 1588 fueron llegando, aisladamente o en pequeños grupos, a diversos puertos del norte de la península ibérica los navíos que habían participado en la «felicísima» armada enviada por Felipe II contra Inglaterra y que habían sobrevivido a los combates en el canal de la Mancha y a las temporales durante su viaje de regreso.

Entre los 130 que zarparon de Lisboa en mayo de 1588 se encontraban nueve galeones y dos zabras grandes de la Corona de Portugal. De esta expedición regresaron cerca de dos tercios de los navíos, entre ellos seis de los galeones y las dos zabras de Portugal, habiéndose perdido dos galeones en el célebre combate de las Gravelinas y otro en la costa de Irlanda.

A pesar de que la mayoría de los galeones de las Coronas de Portugal y Castilla que habían sobrevivido constituían todavía una fuerza naval bastante poderosa, Felipe II ordenó, a finales de 1588, la construcción de otros 21 navíos de guerra para reforzar sus fuerzas navales. Las quillas de estos buques comenzaron a ponerse probablemente a principios del año siguiente.

Entre esos 21 navíos destacaré los conocidos como «Doce Apóstoles», construidos en el norte de España, y los seis galeones que debían construirse para la Corona de Portugal.

No hay duda de que fueron las necesidades defensivas las que impulsaron a Felipe II a iniciar la construcción de estos nuevos galeones, con cargo a la Real Hacienda.

Sin embargo, la falta de navíos para la Carrera de la India —gran preocupación de la Corona de Portugal— propició que esos seis galeones fuesen utilizados en esa Carrera exclusivamente y que Castilla cediese temporalmen¬te algunos de los suyos para que Portugal pudiese mantener sus armadas.

Los efectos negativos del uso de estos navíos de guerra, tan estimados por su escasez, para funciones puramente mercantes venía de los tiempos de la Gran Armada, cuando el portugués San Antonio fue retirado para que pasase a la India como simple nao. Los contratistas intentaron retirar otro galeón más de la Armada, el Sao Marcos, para destinarlo a Malaca, pero sin éxito.

Esta práctica, a finales de la década de los ochenta del siglo XV, se justificaba por la falta de naos en esa ruta, posiblemente como consecuencia de las elevadas pérdidas ocurridas en aquellos tiempos, en los que se perdieron cerca del 50 por 100 de los navíos enviados a Oriente.


23 Oct 2018 00:29
Perfil Email YIM
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
Galeones de la Corona de Portugal tras la Gran Armada

De los seis galeones a construir en Portugal, uno, de 620 toneladas portuguesas, se construiría en la ribera (la famosa «Ribeira das Naus») lisboeta, semejante al Sao Martinho; y de los otros cinco, todos de 500 toneladas, dos lo serían en Lisboa (uno también en la Ribeira y el otro en Chafariz [Fuente] del Rey), otros dos en Oporto y el último en Vila Nova do Algarve, es decir, en el actual Portimáo.

A pesar de que la construcción de estos seis galeones (el Sao Filipe, de 600 toneladas, el Sao Bartolomeu, el Sao Paulo, el Sao Pantaleao, el Sao Pedro y el sexto, cuyo nombre me ha sido imposible encontrar, todos de 500 toneladas) progresó con normalidad hasta finales de 1589, a principios de 1590 surgieron dificultades para poder concluirlos, aunque se intentó tenerlos listos para la nueva armada que se enviaría contra Inglaterra en 1591.

Hasta principios del año 1592 no se consiguió su alistamiento completo, por lo que ninguno de ellos pudo participar en la armada de don Alonso de Bazán que en 1591 trabó el célebre combate con el Revenge.

A principios de 1592 se devolvieron a la Corona de Portugal tres de sus principales galeones supervivientes de la expedición de 1588, el Sao Martinho, el Santiago y el Sao Cristovao. La entrega del Sao Martinho se efectuó el 28 de enero, y la de los restantes, en los días siguientes.

Entretanto, y a pesar del esfuerzo efectuado para aprestar los navíos hasta el verano de 1592, el elevado número de reparaciones que necesitaban y la falta de recursos financieros no permitieron que estuviesen listos a tiempo para integrarse en la armada de las islas de ese año, motivo por el cual no formaron parte de la escuadra castellana que pasó a las Azores ese verano. Estos galeones quedaron listos a finales de 1592, más las largas campañas de mar pesaban sobre ellos y, probablemente, las reparaciones de fortuna, fruto de la escasez de recursos financieros, propiciaron que a mediados de marzo de 1593, el agua de lluvia calase entre la tablazón de las cubiertas, por encontrarse éstas abiertas a pesar de salir de un periodo de reparaciones. Su mal estado obligó a su desguace ese mismo año.

Este telón de fondo que hemos esbozado más arriba es el causante de que Portugal careciese de navíos para la Carrera de la India y para sus armadas anuales a principios de la década de los noventa.


23 Oct 2018 00:33
Perfil Email YIM
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
Galeones de Castilla al servicio de la Corona de Portugal

Mientras, en el norte de la península ibérica, los Doce Apóstoles, cuya construcción se había iniciado exactamente al mismo tiempo que la de los seis galeones portugueses, se encontraban prácticamente concluidos a principios de 1592. Su tonelaje oscilaba entre las 750 y las 1.500 toneladas castellanas. Uno de los que se encontraba en fase de conclusión, el San Pablo, de 1.480 toneladas y 42 cañones, sustituyó al portugués Sao Martinho, de 630 toneladas portuguesas, como capitana de la Armada de la Mar Océana. Otro de los Doce Apóstoles que interesa para este breve estudio será el San Simón, posiblemente del mismo tonelaje y construido en Bilbao.

La construcción de estos navíos fue más rápida, de modo que se encontraban listos a principios de verano. Afínales de junio de 1591 zarpó para Ferrol el San Pablo, a fin de unirse al resto de la escuadra de don Alonso de Bazán, viaje que discurrió sin grandes incidencias, para navegar posteriormente como capitana de don Alonso hacia las Azores, donde trabó el mencionado combate con el Revenge. Por lo que respecta al San Simón, que salió en conserva con el San Pablo, embarcó tanta agua en un temporal que los sorprendió a la salida de Bilbao que tuvo que regresar al puerto de arribada.

Después de la campaña de las Azores, de 1591, los navíos entraron a principios de 1592 en Lisboa, donde efectuaron diversas reparaciones y recibieron más artillería de las armerías reales.
A finales de 1592, el San Pablo, capitana de la armada castellana, es transferido a la Corona de Portugal, junto con el ya citado San Simón y otros tres galeones castellanos más viejos.

La mayoría de las dotaciones de estos galeones prestados a la Corona de Portugal se componían de portugueses, hombres de mar de mucha experiencia que fueron enrolados de contramaestres, segundos contramaestres, condestables y demás oficios marineros.

A pesar de saberse poco sobre las actividades de estos galeones entre los años 1593 y 1595, creo que debieron de participar en las armadas de las islas de esos años. A finales de 1595, los navíos son devueltos a Castilla junto con los galeones Santiago y San Bartolomé, prestados sólo para 1595. Durante el período en que estuvo al servicio de la Corona de Portugal, el San Pablo sirvió de capitana en las armadas donde participó.

Cuando los galeones fueron devueltos a Castilla, necesitaron de un mes y medio a dos meses de carena para quedar listos, tras lo cual se les asignaron nuevos comandantes.

Esta devolución produjo diversos roces entre ambos reinos, pues los representantes de Castilla se quejaban de que Portugal no devolvía todas las piezas de los cargos enviados con los galeones cuando éstos fueron prestados, incluso si se descontaban las piezas proporcionadas a la Gran Armada en 1588.


23 Oct 2018 00:36
Perfil Email YIM
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
Por el contrario, el San Simón no fue devuelto a Castilla junto con los demás galeones sino que fue integrado en la armada de la Carrera de la India de 1595, que zarpó de Lisboa el 12 de abril al mando del capitán Antonio Carvalho. Su primer viaje no fue de los más felices, toda vez que el navío no llegó a la India, sino que tuvo que arribar a Mozambique, donde permaneció once meses, para regresar desde allí a Lisboa, adonde arribó el 27 de agosto de 1597. En esta armada seguía también uno de los seis galeones construidos por la Corona de Portugal, el Sao Pantaleao.

En 1598, cuando por primera vez la armada de la India no pudo salir, porque una fuerza naval inglesa bloqueaba Lisboa, un navío castellano, identificado esta vez como galeón, tenía previsto zarpar para Malaca al mando de Cosme de Lafetar.

No obstante, las unidades que no pudieron seguir para Oriente se integraron en la Armada de las Islas del mando del conde de Feira, don Joao Pereira Forjaz, que zarpó de Lisboa el 10 de julio de 1598 a fin de proteger la recalada de los navíos que regresaban de Oriente. La fuerza regresó el 17 de octubre después de una travesía sin incidentes. El San Simón estaba mandado por don Pedro Coutinho.

Los mismos que participaron en la armada de la India de 1598 vuelven a integrarse en la de 1599, siendo el San Simón identificado esta vez como nao mandada por Diego de Sousa. Los navíos, que llegaron a Goa en octubre de ese año, no viajaron en conserva sino que fueron saliendo, desde principios de 1600, a medida que completaban su carga.


23 Oct 2018 00:38
Perfil Email YIM
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
Durante su regreso, el San Simón, al mando todavía de Diego de Sousa, a quien llamaban el Gallego por ser de Viana do Castelo, avistó el 25 de abril la isla de Santa Elena, llevando en conserva un carabelón, que había encontrado en los 161° de latitud, e iba del Río de la Plata para Angola. Cuando, para hacer aguada, hacía por el fondeadero que había frente a la ermita de la mencionada isla, encontró dos navíos holandeses que provenían de la Sonda y esperaban, desde hacía cinco o seis días, a otros dos con los que venían en conserva. Por estar muy necesitado de agua y saber que sería perseguido por los holandeses si salía a alta mar, fondeó en dicho lugar y se preparó para el combate. Tras dar fondo, se le aproximó un bote holandés exigiendo, en castellano, su rendición, bajo amenaza de utilizar la fuerza en caso contrario. Diego de Sousa ordenó armar un falconete que ahuyentó al bote.

Percibiendo que los portugueses no se rendirían, los holandeses iniciaron un intenso fuego de artillería sobre ellos, matándoles dos hombres, rindiendo el trinquete, dañando el palo mayor con uno de los muchos proyectiles de hierro que dispararon, e inutilizando parte de la jarcia y cabuyería.

Los tripulantes del galeón, al ver los elevados desperfectos que el navío había sufrido en tan breve espacio de tiempo, intentaron pasar al carabelón con la finalidad de huir. Diego de Sousa consiguió persuadirles de que desistieran de tales intenciones, respondiendo a continuación con un fuego cerrado que provocó elevados daños y pérdidas humanas entre los navíos enemigos; éstos maniobraron inmediatamente para colocarse por la proa del navío portugués y no ser así alcanzados por sus piezas.

El galeón no permaneció en esa posición desfavorable durante mucho tiempo pues, siendo su capitán muy hábil en cosas de la mar, embarcó en un bote anciote cuyo calabrote afirmó a la caña del timón; así pudo espiarse con auxilio del cabestrante y ofrecer de nuevo el costado a los enemigos.

Tras veinte horas de combate ininterrumpido, los holandeses comprendieron que lo que parecía sencillo se estaba complicando y se retiraron.

A pesar de los desperfectos sufridos por el galeón, la victoria había sonreído a los portugueses, que desembarcaron para reabastecerse de la tan necesitada agua, para lo cual utilizaron los toneles abandonados por los holandeses. Cinco días después del combate, y mientras todavía se estaban llevando a cabo las reparaciones, comenzaron a llegar los restantes navíos portugueses.

El día 16, cuando llegó la nao Nosa Senhora da Paz, aparecieron las otras dos naos holandesas, que al avistar tamaña fuerza fondearon cerca del paraje de la aguada, por estar también «sedientos», pero lejos de los portugueses. Sin embargo, a pesar de la tentativa frustrada de hacerse pasar por navíos fieles al monarca de Castilla, zarparon sin poner pie en tierra.


23 Oct 2018 00:40
Perfil Email YIM
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
El San Simón regresó a Lisboa el 23 de agosto de 1600, en compañía de los restantes de la armada. Volvió a formar parte de la de 1601, que quedó constituida con seis galeones, enviados para la defensa de la India, al mando de Lorenzo Pires Carvalho. Zarpó el 27 de abril en compañía de otro galeón, el Nosa Senhora da Bígonha, pero ambos tuvieron que regresar de arribada a Lisboa.

En 1603 el San Simón, que figura esta vez como galeón, al mando de Andrés Moreira, zarpó el 9 de julio de Lisboa con destino a la India, de donde regresó el 9 de julio de 1604.

Aunque ésta fue su última participación en la Carrera de la India, el San Simón regresó a Oriente al año siguiente, al mando de don Francisco de Noronha, junto con los galeones Nosa Senhora das Mercés y Sao Nicolau y dos naos, ante la posibilidad de un ataque por parte de los holandeses. A pesar ele estar previsto que los galeones se dirigiesen directamente a Malaca, acabaron por arrumbar a Goa, adonde arribaron en octubre de 1605.

La amenaza holandesa era bien patente pues, en mayo de 1605, una fuerza de 11 navíos de diverso tonelaje zarpó de los Países Bajos con destino a Oriente, al mando de Cornelis Matelieff y con Olivier Van de Vivere (Van de Veert) de segundo comandante. Esta fuerza llegó a su destino a principios de 1606 y, una vez allí, los comandantes de la expedición decidieron atacar Malaca, por la amenaza que constituía para el comercio holandés y el de sus aliados en aquel teatro. Esta fuerza bloqueó Malaca a partir del 30 de abril de 1606.

La plaza portuguesa, mandada a la sazón por Andrés Furtado de Mendoça, estaba debilitada en sus defensas por haber sido enviados la mitad de sus hombres en dos fustas a proteger la recalada de los navíos aliados de Portugal que regresaban de China. Con suerte, ambas fustas lograron regresar a la ciudad sitiada sin que los holandeses consiguieran interceptarlas. A pesar de los esfuerzos de los holandeses y sus aliados, Malaca resistió hasta la llegada, a mediados de agosto, de una poderosa fuerza naval portuguesa mandada por el virrey de la India, don Martín de Meló e Castro.

Dicha fuerza, compuesta por 11 galeones —incluyendo el San Simón, del mando de don Francisco de Sotomaior—, tres naos y diversas embarcaciones ligeras — de vela y remo—, había zarpado de Goa el 3 de mayo con 3.000 portugueses y diversos nativos de la India con destino a Achem. Tal objetivo perseguía castigar a su monarca, por apoyar y dar abrigo a los holandeses; allí se presentó, por ello, el 13 de junio, sin sospechar del cerco que estaba soportando Malaca.


23 Oct 2018 00:43
Perfil Email YIM
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
Cuando los portugueses estaban al borde del fracaso ante Achem, llegó una embarcación de Malaca que les notificó la situación en que se encontraba aquella plaza. A pesar de la oposición de algunos, el virrey reembarcó sus tropas —lo cual se verificó en tales condiciones que costó se ahogasen 150 hombres — y zarpó de inmediato para esa ciudad, a la que llegaron el 15 de ese mes.

Antes de la llegada de la fuerza lusa, un navío de aviso permitió que las tropas holandesas reembarcasen y se preparasen para el combate con los recién llegados. El primer entrentamiento se produjo entre los días 17 y 24. Habiendo perdido cada bando dos navíos grandes, los holandeses acabaron por retirarse y levantar el bloqueo de Malaca.

Con la retirada de los enemigos, y no viéndolos en las inmediaciones, el virrey cometió un terrible error táctico: dividió su fuerza naval, enviando una mitad a proteger la recalada de los navíos que venían directamente de Lisboa, y la otra, a Macao.

Al conocer los holandeses tal decisión del virrey, reabastecieron sus navíos y, tras convencer a sus mandos subalternos y tripulaciones, regresaron a Malaca para contraatacar.

El día 20 de octubre los holandeses estaban de nuevo frente a Malaca, sorprendiéndose al encontrar allí algunos galeones portugueses, incluido el San Simón, fondeados paralelamente a la costa, cerca de la isla de las Naos, y al mando del propio virrey.

Matelieff decidió no atacar de inmediato esta fuerza, optando por fondear cerca de Malaca, cediendo la iniciativa a los portugueses. Estos últimos atacaron el día 27, momento en que el almirante holandés decidió asimismo entablar combate. Quizá porque los resultados del primer choque no fueron decisivos o porque los navíos tenían sus pañoles casi vacíos, el holandés, en lugar de optar por la guerra galana, decidió atacar al abordaje.

El primero en sufrirlo fue el Sao Nicolau, que se encontraba más afuera de la línea de navíos fondeados; los restantes se mantuvieron en sus posiciones de fondeo, no haciendo nada por auxiliar a esta unidad, debido a la orden dada por el virrey, don Martín Alfonso de Castro. El Sao Nicolau, atacado por siete navíos enemigos simultáneamente, a las 17.00, cuando le quedaban siete válidos de sus cerca de 250 tripulantes, y tras un día entero de intenso combate, se rindió una vez que su capitán cayó herido mortalmente.


23 Oct 2018 00:45
Perfil Email YIM
Alférez de Fragata
Alférez de Fragata
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Ago 2008 15:32
Mensajes: 233
Ubicación: Constanta, Rumania
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
No obstante, cerca de las 15.00, los capitanes de los restantes galeones portugueses decidieron desobedecer al virrey y atacar los navíos holandeses. El primero en hacerlo fue el Santa Cruz, seguido a continuación del San Simón y de otro galeón. Estos dos últimos abordaron al navío almirante holandés, el Amsterdam, pero fueron a su vez embestidos por el exterior por el Zwarte Leeuw y el Mauritius. El combate duró hasta el anochecer, momento en que los navíos se separaron, encontrándose el San Simón terriblemente dañado, con la arboladura y los aparejos destrozados, sin ancla y a la deriva.

La derrota portuguesa fue total: dos galeones incendiados por el enemigo, dos por los propios portugueses —incluido el del virrey, que nunca llegó a combatir, pero que, para evitar su captura, incendió su propio navío— habiéndose perdido los dos restantes por voladura de sus pañoles de pólvora.

El San Simón, bastante dañado, fue uno de los navíos capturados, tuvo solamente 45 muertos.

La gran cantidad de pólvora que encontraron a bordo los holandeses mejoró sustancialmente su abastecimiento.


Este fue el final del último de los galeones prestados por Felipe II a la Corona de Portugal.
A modo de conclusión, podemos afirmar que Felipe II había apoyado con todos los medios que poseía a su socio «menor» durante el periodo dualista, dándole toda la importancia que le fue posible a las cuestiones navales de la Corona de Portugal.


23 Oct 2018 00:47
Perfil Email YIM
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 28647
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
'

Gracias, pero leyendo no me cuadran los datos, sobre todo cuando hablando de 1588 ó 1591 y siguientes, se hace separación de las escuadras de Portugal y España, bien es cierto que España creo la escuadra de Portugal, porque este país estaba ocupado por los españoles al igual que todos sus territorios en el planeta desde 1580.


Aun me llama más la atención se hable de la Corona de Portugal, pues es imposible, ya que como queda dicho Portugal como país separado o independiente no existía, su Rey era don Felipe II de España y más medio mundo.


Es sólo una aclaración, que se comete este error incluso en redacciones publicadas por expertos escritores como son los que publican en la Revista de Historia Naval, que por otra parte la tengo toda en papel, pero será por poco tiempo más, pues últimamente se esta yendo de madre. Como si su brújula marcase constante errores de rumbo obligando al lector a perderse (nunca mejor dicho) en un mar de letras sin sentido.


Un saludo.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.
Imagen


23 Oct 2018 10:07
Perfil Email WWW
Capitán de Corbeta
Capitán de Corbeta
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jun 2011 14:41
Mensajes: 494
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
Ensenada escribió:
'

Gracias, pero leyendo no me cuadran los datos, sobre todo cuando hablando de 1588 ó 1591 y siguientes, se hace separación de las escuadras de Portugal y España, bien es cierto que España creo la escuadra de Portugal, porque este país estaba ocupado por los españoles al igual que todos sus territorios en el planeta desde 1580.


Aun me llama más la atención se hable de la Corona de Portugal, pues es imposible, ya que como queda dicho Portugal como país separado o independiente no existía, su Rey era don Felipe II de España y más medio mundo.


Es sólo una aclaración, que se comete este error incluso en redacciones publicadas por expertos escritores como son los que publican en la Revista de Historia Naval, que por otra parte la tengo toda en papel, pero será por poco tiempo más, pues últimamente se esta yendo de madre. Como si su brújula marcase constante errores de rumbo obligando al lector a perderse (nunca mejor dicho) en un mar de letras sin sentido.


Un saludo.
.

Para ser precisos en los Siglos XVI y XVII, deberíamos hablar de Monarquía Hispanica y no de España.
Felipe II y los otros reyes de la Casa de Austria era Reyes de un conglomerado de territorios. Cada uno de esos territorios o reinos tenía sus propios fueros y constituciones por los que se regía. El conde duque de Olivares intentó en su gran memorial diriguido a Felipe IV, que todos los Reinos de la peninsula se riguieran por las leyes de Castilla, lamentablemente no prospero. Sería Felipe V con sus decretos de nueva planta cuando cuando se somenten todos los reinos de la Corona de Aragón a las leyes de Castilla y podemos empezar a hablar de una España politica similar a la actual.
En el caso de Portugal, en las cortes de Tomar se juro a Felipe II como Rey. Sin embargo Portugal se siguió riguiendo por sus propias leyes, y gobernado por naturales del pais a excepción del Virrey. Era un unión entre dos paises con el mismo Rey, y lo mas que había era una colaboración entre los Reinos.
En Resumen la Monarquía Hispanica de los siglos XVI y XVII era un conglomerado de territorios que servían al mismo Rey y con una misma religión, sin que existiera otro nexo de unión, ni siguiera una identidad nacional común a todos los territorios. Salvando las diferencias era una unión parecida a la actual Unión Europea, con un Rey y sus ministros intentando unir y amalgamar los distintos territorios y pueblos que estaban mas pendientes de sus cuestiones particulares que del bien general de la Monarquia.

_________________
Imagen
A bordo del destructor: Bustamante R. O. del 27 de mayo de 2014.


27 Oct 2018 18:09
Perfil Email
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 28647
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: Galeones de Felipe II al servicio de la Corona de Portug
'

Bueno de todo eso habría que hablar largo y tendido.


No fue hasta Carlos III cuando de verdad se unificó el sistema de monedas en España, por ejemplo con los fueron de Valencia todavía rodaba la moneda denominada "dinero" de Jaime I el Conquistador.


Y en cuanto diferencias en el mismo reinado, otro ejemplo, las mercancías que pasaban de Castilla a Valencia o viceversa tenían una aduana y un pago.


No fue hasta 1851 cuando a Valencia se le añadió la comarca de Utiel-Requena, a petición de los mercaderes castellanos a la reina Isabel II, para estar mas cerca que Cuenca y poder vender sus mercancías en la ciudad de Valencia.


Volviendo al tema de Portugal, este efectivamente a casi todos sus mandos en sus puestos, incluso se nombró para granjearse su amistad a portugueses como Capitanes generales de Cádiz, pero después de un par de agresiones permitidas por estos, Felipe II y III decidieron relegarlos a mejores sitios.


Eso de Monarquía Hispánica es un cuento de los autores del siglo XIX; para los reyes sólo había una monarquía, España, eso sí sabedores del problema de la división interna en todos sus territorios sobre todos los peninsulares, que se regían por su Fueros, y así como Valencia tiene el Santo Cáliz que estaba en Zaragoza, por una deuda contraída por el Rey se vio obligado a pagar entregándolo a Valencia. Cosas de la Historia. Y también una muestra de quien era la más rica de toda España.


Además lo de Hispanica es por la traducción al latín de España, idioma oficial para escribientes hasta bien entrado el siglo XVII, luego como digo escrito como si así fuera por otros listos que querían como siempre llevarse el gato al agua.


Un saludo.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.
Imagen


28 Oct 2018 10:35
Perfil Email WWW
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 11 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com