Fecha actual 27 Jun 2019 15:17




Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
 Infantería de Marina. Como siempre 
Autor Mensaje
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29295
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Infantería de Marina. Como siempre
'

INFANTERÍA DE MARINA, COMO SIEMPRE

AGUSTÍN ROSETY

General de Brigada de Infantería de Marina (S.R.)

España ha vivido siempre de espaldas al mar, todo un tópico, pero también una realidad. Tal vez por eso los infantes de marina, como la Armada de la que forman parte, han mantenido su moral y su preparación para el combate de forma tan profesional como discreta, haciendo virtud de aquella vieja máxima del Estado Mayor prusiano, inscrita en los muros del edificio de aulas de la Escuela Naval: “Ser, más que parecer”. Actuar bajo los focos no habrá sido nuestro estilo, pero es algo inevitable en la sociedad mediática en la que vivimos, hasta en el campo de batalla. El modelo de Fuerzas Armadas profesionales exige proyectar imagen pública y, hoy más que nunca, los gobiernos tienen que contar con apoyo popular para disponer capacidades militares y hacer uso de de la fuerza. Pero ¡ay! En una democracia avanzada este apoyo es crítico, máxime cuando la política de defensa mira por la seguridad, pero no puede perder de vista la dura realidad de la guerra.

Desde el despliegue del 3º Batallón en Bosnia en 1996, la Infantería de Marina viene siendo noticia. El alarde de puntería de los fusileros del 2º Batallón embarcados en la Fragata “Navarra”, que detuvo la carrera del carguero coreano “So-San”, la foto de nuestros boinas verdes en lo más alto de la Isla Perejil, la prolongada presencia de los infantes de marina en medio de la desolación haitiana, la proyección inmediata de la Fuerza de Desembarco a comienzos de la crisis del Líbano y los ataques aéreos conducidos por controladores avanzados del Tercio de Armada en Afganistán, son episodios que han trascendido a la opinión pública más o menos informada. A nadie debería sorprender, por tanto, que la reciente decisión ministerial de reorganizar la Fuerza Naval, en cuanto afecta al estatus del Cuerpo en la Armada, haya dado que hablar, o de qué escribir. Varios meses más tarde, el asunto sigue vivo, como hemos podido comprobar en el último número del Boletín que publica la Fundación Letras del Mar que, con tanto a! cierto y entusiasmo, dirige nuestro buen amigo Manuel Maestro.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.
Imagen


01 Nov 2009 13:50
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29295
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: Infantería de Marina. Como siempre
'

Bajo el sugerente título “Infantería de Marina o Infantería en la Marina”, Manuel Maestro se hace eco de esta reforma y de sus resonancias, dentro y fuera de la Armada. Mi conformidad con el autor al considerar “merecedoras de agravios comparativos” las limitaciones que gravan las expectativas de carrera de nuestros oficiales, no excluye que tengamos puntos de vista diferentes en algunas otras cuestiones que afectan a la identidad de las tropas de Marina como cuerpo regular de infantería española, fundamental dimensión institucional que los organizadores del presente no parecieron valorar al concebir la reciente reforma. Vayamos al grano y, ya que hemos mencionado la palabra identidad, no es mal camino comenzar por la antigüedad de 1537 que, el Real Decreto 1888/1978 declara categóricamente en su Artículo único. Lejos de ser una gracia, la disposición sancionada por el Rey D. Juan Carlos no hace sino reiterar la antigüedad que las Instrucciones de Patiño, dictadas en 1717 bajo el reinado de Felipe V, reconocieron a la Infantería de Marina como cuerpo regular de infantería española, es decir, como regimiento, antigüedad reiterada en 1722, con ocasión de controversia, y en otras sucesivas disposiciones, como las Ordenanzas de la Armada de 1748, promulgadas reinando Fernando VI. De nuevo ante controversias, se resolvió a favor del Cuerpo en 1749, 1763 y finalmente, en 1871. Como parece sorprender que, siendo la Infantería de Marina parte de la Armada, y habiéndose creado ésta en 1717, la parte sea más antigua que el todo, para deshacer el equívoco podría ser conveniente aclarar el significado del término.

La antigüedad que, de acuerdo con su historial, se atribuye a un cuerpo de tropas tiene por finalidad ordenar su concurrencia en el servicio con los demás regimientos. No tiene aplicación, por tanto, a la Armada, porque ésta no es un cuerpo de tropas. Tampoco el Ejército de Tierra, en todo caso, una agrupación de regimientos, cada uno con su respectiva antigüedad. La Armada, como el Ejército, nacieron con la Administración borbónica a comienzos del siglo XVIII. No quiere esto decir que no existieran antes Escuadras y Tercios ¿quienes, si no, lucharon en Italia, en Lepanto, en Flandes o en la Jornada de Inglaterra? Pero, con los Austrias, había una Secretaría de Despacho Universal de la que dependían todos los recursos militares y navales de la Monarquía: bajeles y galeras, artillería, infantería italiana, valona o española. Parte de estas tropas, que se organizaban en Tercios, estaban particularmente vinculadas a servir con las Escuadras.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.
Imagen


01 Nov 2009 13:52
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29295
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: Infantería de Marina. Como siempre
'

Para explicar el significado de las sabias disposiciones adoptadas, a la sazón, por el gran Ministro José Patiño, debemos tan sólo hacer mención al triste estado de la marina en la segunda mitad de la centuria precedente, cuyo posible remedio el propio Conde-Duque de Olivares terminó dando por imposible. Las cosas de la mar no eran populares en España. Por eso, aunque hubiese soldados dispuestos a hacerse a la mar, eran escasos los pilotos y marineros. Puede comprenderse que los organizadores navales del XVIII decidieran que, para disponer de los competentes oficiales que la Real Armada demandaba, no había mejor camino que reclutar jóvenes hidalgos, instruirlos como soldados y enseñarles a navegar.

Con esta idea, se constituyó la Real Compañía de Guardias Marinas, de cuyas filas surgirían los nuevos oficiales de guerra de la Real Armada. La tropa de marina, de la que serían mandos naturales, se tomó, fundamentalmente, del 2º Batallón del Regimiento de la Corona, creado en 1537 como Tercio del Mar de Nápoles. Así fue como nacieron el Cuerpo General de la Armada y el Cuerpo de Batallones de Marina que, junto a la Real Compañía de Guardias Marinas, constituirían desde entonces, lo que el General Aláez llamaba “la nervatura militar de la Armada”. Siendo, a la sazón, resolutivo en la mar el combate próximo, la guarnición -infantes y artilleros- representaba a bordo el factor de fuerza fundamental. Esta es la razón de que los oficiales del Cuerpo General estuviesen vinculados al mando de la tropa de Marina, tanto a flote como en tierra. Y esta es, también, la diferencia originaria entre nuestra Infantería de Marina, que es Ar! mada desde la misma fundación de ésta, y los cuerpos de Marines británico y norteamericano, que fueron, y siguen siendo, cuerpos de tropas adscritos al Naval Establishment, pero que no son la Navy. Tal vez convenga a éstos la calificación de Infantería en la Marina; pero no a nuestra Infantería de Marina. El sencillo y racionalizado plan orgánico de la Armada del XVIII se reveló inadecuado desde comienzos del XIX. De una parte, la revolución tecnológica terminó con el combate individual entre guarniciones de buques.

De otra, la Guerra de la Independencia había demostrado la dificultad de aunar la formación necesaria para el mando de unidades a flote con la adecuada para el mando de unidades de cierta entidad en el combate en tierra. Poco más tarde, las guerras coloniales y el dominio de los territorios de ultramar, por último, demandarían incesantemente el despliegue de fuerzas expedicionarias y las potencias marítimas de la época encontrarían en sus tropas de marina un flexible instrumento para intervenir. Siguiendo la tendencia dominante, en 1827, el Ministro Salazar creó la Brigada Real de Marina, refundiendo en ella Infantería y Artillería. Su principal innovación fue el encuadramiento de los oficiales de guerra de la Armada en dos cuerpos patentados con distinta cualificación profesional: en tanto los del Cuerpo General se dedicarían, en lo sucesivo, exclusivamente al mando de unidades a flote, al frente de las tropas se pondría a oficiales específicamente formados para el combate en tierra. Esta decisión dio lugar al concepto de Cuerpo de Infantería de Marina, de General a Soldado, que ha llegado a nuestros días, en la práctica equivalente al modelo anglosajón.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.
Imagen


01 Nov 2009 13:53
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29295
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: Infantería de Marina. Como siempre
'

Hora es ya de detener nuestra apresurada y, tal vez, agotadora carrera a través de la Historia para saltar al tiempo presente, si por tal podemos tomar el ya vivido. En los últimos cincuenta y seis años, hemos visto a un Cuerpo, disuelto en 1931 tras la profunda crisis nacional ocasionada por la pérdida de ultramar, y más tarde restaurado, aunque sin misión que justificase su supervivencia, recuperar su carácter expedicionario y constituir el componente más específico de la capacidad anfibia de la Armada. Podríamos citar algunos factores que explicasen su renacimiento: moral y disciplina, esfuerzo continuado, trabajo en equipo con la Fuerza Naval…Pero tal vez sea preciso destacar otros dos: la identificación de los infantes de marina con la misión anfibia, expresión de su vocación naval, y el espíritu de cuerpo, consecuencia de la naturaleza institucional de la Infantería de Marina. Deduzcamos, pues, algunas consecuencias.

Desde los tiempos fundacionales de la Real Armada, la Infantería de Marina está unida a ella como una de los pilares que sostienen su estructura. Desde el punto de vista constitucional, en España no hay lugar para un cuarto brazo de las Fuerzas Armadas. Tampoco el Cuerpo encontraría acomodo orgánico en el Ejército de Tierra sin merma de su singularidad como fuerza de desembarco. Y como los infantes de marina, más que nadie, tienen estas cosas por sabidas, sólo vientos lejanos pueden explicar que, con irritante regularidad, agite al Cuerpo semejante mar de fondo. Siendo ello cierto, no lo es menos que la Infantería de Marina, más allá de una fuerza, es un cuerpo regular de infantería española que, en todo lugar, ha alternado en el servicio con los pertenecientes al Ejército con arreglo a su antigüedad de 1537, reconocida al Cuerpo de Batallones a comienzos del XVIII y reiterada por la Corona en sucesivas ocasiones hasta el Real Decreto vigente, sancionado por D. Juan Carlos. Y como el reconocimiento de una antigüedad lleva implícita la existencia del instituto al que se atribuye, no puede negarse la existencia del Cuerpo de Infantería de Marina.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.
Imagen


01 Nov 2009 13:55
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29295
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: Infantería de Marina. Como siempre
'

Consecuencia de esta naturaleza institucional son las peculiaridades de su régimen interior y su estilo de liderazgo, como también lo son sus privilegios históricos como Cuerpo de Casa Real, la adhesión a sus laureadas enseñas, su uniformidad característica o su particular patronazgo. Así ha sido desde los tiempos del Cuerpo de Batallones, constituyendo un patrimonio tradicional del que, no sólo se nutre la moral y el espíritu de combate de los infantes de marina, sino que enriquece a la Armada, a la que orgullosamente pertenecen. Los imperativos tecnológicos que en el pasado impusieron la distinción entre oficiales de tropas y oficiales navales y entre combatientes individuales y marinería, lejos de desaparecer, son aún más acusados en el tiempo presente e imprimen a la Armada una heterogeneidad característica que la organización no puede soslayar. Por eso, el deseable equilibrio de las expectativas de carrera de unos y otros oficiales nunca podrá justificar el perjuicio que supondría para el servicio sacrificar la identidad del Cuerpo de Infantería e Marina ni, a mi juicio, compensará la pérdida de la posición que siempre tuvo el órgano superior del Cuerpo en el nivel de decisión más alto de la Armada. Los infantes de marina fueron en el pasado y, hoy por hoy siguen siendo, combatientes individuales encuadrados en unidades, a diferencia de las dotaciones, organizadas como conjuntos de especialistas al servicio de los sistemas del buque, verdadero combatiente indivisible. Así pues, las diferencias en formación y experiencia profesional van mucho más allá de la simple especialización; son diferencias esenciales.

Bajo este punto de vista, convertir marineros en combatientes individuales, en una institución que cuenta con miles de soldados, parece tan fuera de lugar como asignar funciones navales a oficiales que han servido durante toda su carrera en unidades de tropas. Las aspiraciones de las personas nunca deberían prevalecer frente a la racionalidad de la organización. Si, por esta vía, se llegase a desdibujar la distinción entre quienes sirven en la Armada, bien como marinos, bien como soldados, sería de temer que tal confusión redundase en perjuicio de la cualificación profesional de la minoría, es decir, de los infantes de marina.

Las tropas de Marina se diferencian de las fragatas en algo más que éstas de los submarinos o de los cazaminas. Son una fuerza terrestre, de la Armada, sí, especializada en la penetración en fuerza desde la mar, también. Pero una fuerza, a la postre, destinada a combatir en tierra, junto con otras tropas, en el marco de operaciones conjuntas o combinadas. Y ello presupone un compromiso profesional, ser, más que parecer. No hace falta que soplen otros vientos para que se levante mar de fondo y los medios avisen a los navegantes porque, al alcanzar el litoral, las grandes olas del océano rompen y arrastran lo que en su camino encuentran. Los infantes de marina están –estamos- hechos a bregar con rompientes turbulentas. Pero, sin temerlas, también sabemos que por encima de cinco pies de rompiente no es posible el desembarco. Marinos y soldados de marina hemos servido juntos a través de los siglos. Confiando en nuestros valores, espero que ni siquiera un tsunami nos impida “juntar Armada” bajo la gloriosa Bandera de España, que todos hemos jurado seguir y guardar.

Boletín Fundación Letras del Mar. Nº 43 Noviembre-2009.

.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.
Imagen


01 Nov 2009 13:58
Perfil Email WWW
General de División R. C. I. M.
General de División R. C. I. M.
Avatar de Usuario

Registrado: 02 Sep 2008 16:27
Mensajes: 2774
Ubicación: Isla de Leon
Nuevo mensaje Re: Infantería de Marina. Como siempre
Aunque he tenido mis discrepancias hace años con Vuecencia cuando era Usia en las formas, en cuanto a lo escrito:

Asp-ies Asp-ies

Sin mas comentarios

ba?dera

_________________
ImagenImagen
Jefe de la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina en Filipinas.
...es el verbo de la historia militar de España,
porque allí donde se ha combatido en mar o en tierra,
siempre ha habido un soldado de Infantería de Marina...
Conde de Torre Vélez en el Parlamento en 1904.


01 Nov 2009 21:42
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 6 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com