Fecha actual 22 Oct 2019 15:37




Responder al tema  [ 37 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
 Midway y Aleutianas 3-7 junio de 1942 
Autor Mensaje
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje Midway y Aleutianas 3-7 junio de 1942
.


BATALLA DE MIDWAY Y CAMPAÑA ALEUTIANAS, 3-7 JUNIO 1942




La estrategia naval japonesa

Desde el ataque a Pearl Harbour, el Alto Mando japonés estaba tan absorbido por el problema de la adquisición de petróleo que, a excepción del almirante Isoroku Yamamoto, no percibió la importancia que merecía el desarrollo de un plan a largo plazo. En los altos escalones de la jerarquía de la Marina Imperial japonesa, las decisiones estaban influidas por el rango militar. El jefe del Estado Mayor Naval, el almirante Osami Nagano, era más antiguo que el jefe de la Flota Combinada, almirante Yamamoto, y tenía potestad para darle órdenes, pero después del ataque a Pearl Harbour, era el almirante Yamamoto quien dictaba la estrategia naval, quedando el Estado Mayor Naval reducido a arbitrar en cuestiones en las que surgían desacuerdos.


Imagen

Almirante Isoroku Yamamoto.


Con estas premisas, no es extraño que fuera el cuartel general de Yamamoto el que tomara la iniciativa sobre la estrategia naval que debía seguir en la siguiente fase de la guerra. El contralmirante Matome Ugaki, jefe del Estado Mayor de Yamamoto, recibe en el mes de enero de 1942 la orden de realizar un estudio de la situación y dictar las líneas de actuación en cuanto terminaran en el mes de marzo las operaciones navales en curso. Durante varios días se encerró en su camarote del acorazado Nagato y presentó a Yamamoto varias alternativas, que eran ataques a las islas de Australia, Ceilán y Hawai, pero ocupando con anterioridad la isla de Midway. Las dos primeras fueron rechazadas por los mandos del Ejército por el gran número de tropas que se necesitaban. Y contaban con gran número de tropas, pero estaban reservadas para un posible ataque a Rusia.


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 01:41
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Mientras tanto, el Estado Mayor Naval de Tokio también formuló sus propuestas, pero ni el almirante Nagano ni su segundo el vicealmirante Seiichi Ito eran hombres resueltos, permitiendo que otros llevasen la iniciativa. El principal defensor del ataque a Australia era el capitán de navío Sadatoshi Tomioka, jefe de la división de planes, que dependía de la sección de operaciones al mando del contralmirante Shigeru Fukudome. Ante la negativa del Ejército a este ataque, pensaron en un plan menos ambicioso, ocupar Nueva Guinea y las islas Salomón, aislando a Australia.


En ese momento de la situación intervino Yamamoto, presentando el plan de Ugaki de ocupar Hawai, neutralizando antes la isla de Midway. Pretendía con ello atraer a la flota norteamericana y destruir sus portaaviones. Sabía que si esto último no se conseguía, Japón perdería la guerra. Acabadas las operaciones navales en curso, a primeros del mes de abril envió a Tokio al capitán de fragata Yasuji Watanabe, oficial de operaciones del Estado Mayor de Yamamoto, para presentar la operación “MI”, el ataque a Midway. Como ya le había ocurrido al presentar el ataque a Peral Harbour, el Alto Mando japonés rechazó el plan presentado, comenzando una serie de agrias discusiones.


Mientras tanto, el vicealmirante Kondo, jefe de la 2ª Flota, y el vicealmirante Nagumo, jefe de la 1ª Flota Aérea, desconocían el plan de Midway. Yamamoto no les consultó al estar los dos inmersos en operaciones navales para no distraer su atención. Quizás este fue el primer error japonés en el desarrollo de la posterior batalla al no consultar a los mandos operativos, que son los que tenían la experiencia de combate. A mediados de abril continuaban las discusiones entre los dos estados mayores. Yamamoto quería que comenzara a mediados de mayo, mientras que el Estado Mayor Naval era partidario de posponerlo hasta junio. Yamamoto tenía razón. Cada día contaba, puesto que la flota norteamericana del Pacífico se reforzaba cada vez más con unidades enviadas desde el Atlántico.


El 18 de abril de 1942 recibe la noticia de la incursión de Tokio y otras ciudades por los bombarderos norteamericanos de Doolitle. Esta incursión sólo pudo ser realizada con el apoyo y concurso de los portaaviones. El ataque puso fin a las controversias sobre la conveniencia del plan de Midway.


Una prueba palpable de la confianza japonesa en sus posibilidades fue el hecho de aventurarse en el mar del Coral mientras se preparaba la operación “MI”. Pensaban que tenían fuerzas suficientes para realizar las dos operaciones. Lo cierto es que a raíz de la batalla del Mar del Coral, la 1ª Flota Aérea japonesa tenía que prescindir de sus dos portaaviones más modernos, el Shokaku y el Zuikaku de la 5ª División. El Shokaku quedó gravemente dañado y su reparación se dilató por tres meses, mientras que el Zuikaku pudo haber integrado la formación de Nagumo puesto que había aviones disponibles de reserva. La falta de aparatos por las graves pérdidas sufridas en la última batalla es la excusa que se da para haberlo dejado en Japón. El Zuikaku llegó a aguas japonesas el 21 de mayo con 25 cazas, 17 bombarderos y 10 torpederos. Otros 3 bombarderos y 2 torpederos llegaron en el averiado Shokaku. Preparados para ser embarcados en portaaviones había dos grupos aéreos (kokutais), el Tateyama, con 12 torpederos y el Yokosuka con 12 bombarderos y 36 torpederos. Eran aviones suficientes para componer la unidad aérea del Zuikaku. Bien es cierto que sus pilotos no habían operado juntos, pero hubieran servido a Nagumo como portaaviones y aparatos de reserva.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 01:44
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


El plan japonés y sus preparativos


El 5 de mayo, el almirante Osami Nagano emitió la orden naval del Cuartel General de la Marina Imperial nº 8, ordenando al comandante en jefe de la Flota Combinada ocupar la isla de Midway y las posiciones importantes de la Aleutianas occidentales. Atacando estas islas del norte se pretendía atraer a la escuadra norteamericana y servir de distracción sobre el verdadero y más importante objetivo. El vicealmirante Hosogaya contaba con cuatro acorazados que debían servir de cebo. Nimitz, conocedor, como veremos, de los planes nipones, no cayó en la trampa, dejando a sus acorazados en la costa californiana.


El atolón de Midway sólo tiene diez kilómetros de diámetro. De las dos islas, llamadas Sand e isla Oriental, la primera tiene menos de tres kilómetros de longitud y la otra tiene unos escasos kilómetro y medio. Entre ambas existe una laguna con un estrecho canal que permite la navegación.


El capitán de navío Kuroshima, jefe de la sección de operaciones del Estado Mayor de Yamamoto, fue el encargado de preparar y organizar todos los preparativos para esta enorme operación. La 1ª Flota Aérea nipona regresó al Japón desde el océano Indico el 22 de abril, concentrándose en aguas japonesas en las primeras semanas de mayor un gran número de buques.


El principal problema para Yamamoto era saber en todo momento dónde se encontraban los portaaviones enemigos. Para ello se utilizarían los submarinos. Uno de estos debía realizar un reconocimiento avanzado por delante de la fuerza de ocupación, cuatro se estacionarían frente a las islas Aleutianas y otros dos frente a las costas de los Estados Unidos. Cuatro submarinos de la 3ª Flotilla se situarían a 500 millas al oeste de Oahu, otros siete de la 5ª Flotilla debían patrullar entre Midway y las islas Hawai, mientras que los submarinos I-21 e I-23 llevarían gasolina de aviación hasta el fondeadero de los arrecifes denominados French Frigate, a unas 480 millas de Pearl Harbour, donde debían repostar los grandes hidroaviones de reconocimiento procedentes de Wotje, para más tarde sobrevolar Pearl Harbour el 31 de mayo y tratar de descubrir a los portaaviones norteamericanos. Este dispositivo submarino era de una importancia crucial para el desarrollo de las operaciones. Todos los submarinos debían ocupar sus puestos el 1 de junio. Debido a una serie de problemas en su puesta a punto, los siete submarinos de la 5ª Flotilla zarparon con retraso y no ocuparon sus puestos hasta el 3 de junio, retraso que tendría graves consecuencias.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 01:46
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


El calendario de las operaciones era el siguiente: el 3 de junio comenzarían las operaciones con un ataque a Dutch Harbour, seguido el 4 de junio con otro ataque masivo a la isla de Midway. Al día siguiente comenzarían los desembarcos en las islas de Kure, Adak y Kiska y el día 6 se produciría la invasión de Midway, mientras el desembarco en Attu estaba previsto para el día 11.


Imagen
Portaaviones Soryu.




Los planes norteamericanos


Desde primeros de abril, los norteamericanos tenían noticias de los preparativos nipones para apoderarse de Midway. Aunque no completamente, conocían el código operativo de la Marina Imperial, el JN 25. El comandante Joseph Rochefort, jefe del destacamento de la Oficial de Inteligencia de Combate de la Marina en Hawayi(conocida como “Hypo”), informa al almirante Nimitz que los japoneses preparan algo importante, estando convencido que se trataba de una invasión a Midway. Anteriormente había descubierto las intenciones japonesas de desembarcar en Port Moresby y Nimitz mandó la escuadra de portaaviones, dando lugar a la batalla del mar del Coral.


A primeros de mayo el almirante Nimitz inspeccionó la isla de Midway. A su regreso a Pearl Harbour comenzaron los preparativos para enviar todos los refuerzos disponibles, convirtiendo la pequeña isla en una fortaleza. Se instalaron dos modernos radares de exploración aérea, se reforzaron las baterías antiaéreas, instalaron refugios subterráneos, colocaron obstrucciones y minas submarinas para obstaculizar el desembarco, alambradas y minas anticarro. Se enviaron más de cien aviones, muchos de ellos anticuados. En el puerto de Séller amarraron varias lanchas torpederas. Se reforzó al 6º Batallón de Infantería de Marina con dos compañías del 2º Batallón, con un total de 2.138 marines, además de 1.495 pilotos y personal de vuelo.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 01:49
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Imagen



El 14 de mayo Nimitz acabó de convencerse de los planes del enemigo por las nuevas informaciones que le proporcionó el comandante Rochefort. Los japoneses utilizaban letras codificadas para designar puntos geográficos. Se había deducido que “AL” era una referencia a las Aleutianas, pero “AF” no estaba confirmado, pero Rochefort estaba convencido que se trataba de Midway, ideando una trata para salir de dudas. Se envió un mensaje notificado diciendo que en Midway había escasez de agua, aunque la planta filtradora de agua funcionaba perfectamente. Dos días después, el 12 de mayo, “Hypo” interceptó un mensaje: “AF tiene escasez de agua”. Para Nimitz ya no quedaba duda del objetivo japonés, aunque en Washington todavía albergaban dudas sobre el principal objetivo, creyendo que se trataba de un plan bien preparado para engañar a los norteamericanos.


Aunque el objetivo estaba claro para Nimitz, su preocupación residía en el desequilibrio de fuerzas, sobre todo en portaaviones. El Lexington acababa de ser hundido en la batalla del mar del Coral. El Wasp, que ya había sido asignado a la escuadra del Pacífico, cruzaba velozmente el Atlántico, aunque no llegaría a la base de San Diego hasta mediados de junio. El Saratoga estaba listo y adiestraba a sus escuadrones aéreos, pero no zarpó de San Diego hasta el 1º de junio y llegó a Pearl Harbour el 6 de junio. El 15 de mayo, el vicealmirante Halsey, jefe de la Task Force 16, que se encontraba en las islas Salomón con los portaaviones Enterprise y Hornet, es requerido para su regreso inmediato a Pearl Harbour. A su llegada el 26 de mayo, Halsey tuvo que ser hospitalizado, dejando vacante el mando de los dos portaaviones. Como sustituto propuso al contralmirante Spruance, que había mandado la división de cruceros pesados de su agrupación.

Imagen



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 01:55
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


A la llegada a puerto del averiado portaaviones Yorktown, se estimó que su reparación duraría unos tres meses. La tarde del 27 de mayo entró en el dique seco del puerto embarcándose en él 1.400 obreros. Trabajando las 24 horas del día, a las 09.00 horas de la mañana del 30 de mayo, el portaaviones estaba reparado, relleno de combustible y municiones, haciéndose a la mar al mando del contralmirante Fletcher para unirse a los buques de Spruance. Su grupo aéreo fue reunido apresuradamente, compuesto por diferentes escuadrones de no menos de tres portaaviones. Se dirigió al norte a una velocidad de 27 nudos, la más alta que sus dañados motores podían producir. Se desestimó la intervención de los acorazados basados en San Francisco, entre otras razones, por su lentitud.


Nimitz sabía que la operación japonesa contra las Aleutianas era una diversión del objetivo principal, sin embargo envió a la Task Forde 8 al mando del contralmirante Theobald, compuesta por cinco cruceros, trece destructores, seis submarinos y unidades menores, el máximo de los que podía prescindir.

Imagen

Los norteamericanos no podían perder esta batalla. Conocían el plan japonés pero Nimitz era consciente que estaba en inferioridad numérica y muchos de los aviones de Midway eran obsoletos. Su principal objetivo era dañar a los portaaviones enemigos, ordenando que los cazas escoltaran a los bombarderos en esta misión, dejando la defensa de la isla como una misión secundaria. También esperaba que las patrullas realizadas por los anfibios PBY-5 harían las veces de los ojos de los portaaviones norteamericanos, no permitiendo que nada comprometiera el secreto absoluto de la presencia de los portaaviones al noroeste de Midway. Además utilizó dieciséis submarinos para explorar las inmediaciones de la isla, otros cuatro cubrían la isla Oahu y otros tres quedaron en reserva.


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 01:58
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


La Task Force 16 zarpa de Pearl Harbour el 28 de mayo al mando del contralmirante Raymond A. Spruance con los portaaviones Enterprise y Hornet, cinco cruceros pesados, un crucero ligero y nueve destructores. La Task Force 17, con el portaaviones Yorktown, dos cruceros pesados y seis destructores se hizo a la mar al mando del vicealmirante Fletcher la mañana del 30 de mayo. El punto de reunión señalado por Nimitz se encontraba a 325 millas al nordeste de Midway, llamado “Punto Suerte”. Esta unión se produjo el 2 de junio. Al día siguiente llegan al punto establecido para efectuar su vigilancia los submarinos nipones de la 5ª Flotilla, cuando los buques norteamericanos ya habían pasado.



La armada japonesa se hace a la mar

En la última semana de mayo comenzaron a zarpar los submarinos japoneses para situarse en sus zonas de vigilancia, seguidos por la fuerza del vicealmirante Hosogaya que pusieron rumbo al Norte. Al anochecer del 26 de mayo, la fuerza de portaaviones de Nagumo abandona el mar interior del Japón y al día siguiente zarpan desde Saipán los buques de transporte, mientras que de Guam lo hacen los cruceros y destructores del grupo de Kurita. La escuadra principal, al mando del propio Yamamoto, zarpa del 28 de mayo.


Imagen


Eran más de 350 buques de guerra de todas las clases avanzando en zigzag a 18 nudos. Formados en dos columnas marchaban siete acorazados, los de la 1ª División a estribor y los cuatro de la 2ª División a babor. Entre ambas se encontraba el pequeño portaaviones Hosho. La 3ª Flotilla de destructores formaba la cortina de protección y cerraba la marcha dos cruceros ligeros. Delante de esta imponente pero anticuada escuadra, navegaba la agrupación de ataque de Nagumo con sus cuatro portaaviones y la escolta.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 02:05
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.



Situación táctica: 3 de junio

La fuerza de invasión de Kondo zarpa de Hashirashima, Saipán y Guam con dos acorazados, dos portaaviones, ocho cruceros pesados, dos cruceros ligeros, más de veinte destructores, buques menores y transportes. Eran demasiadas agrupaciones navales salidas de diferentes puntos y en diferentes momentos para converger en un mismo objetivo, por lo que la exactitud cronométrica era de una importancia vital. De momento sabemos que los submarinos nipones no llegaron a tiempo para descubrir a la escuadra enemiga.


A los japoneses les quedaba otra baza que jugar. Desde Wotje habían despegado los aviones de reconocimiento para sobrevolar Pearl Harbour. En los arrecifes de French Frigate debían repostar combustible de los submarinos I-21 e I-23, los cuales no pudieron emerger por la presencia de varias unidades enemigas. Por lo tanto, la escuadra japonesa avanzaba hacia la batalla sin saber sin los portaaviones enemigos se encontraban en su base de Hawai. A pesar de ello, Nagumo siguió acercándose a su objetivo en la ignorancia de lo que le esperaba. Tampoco hizo nada Yamamoto para comunicar esta importante noticia, suponiendo que las noticias las habría recibido en el Akagi lo mismo que él en el Yamato.


Yamamoto pudo haber sospechado que los norteamericanos conocían sus planes, había demasiados indicios. Entre el 31 de mayo y el 1º de junio se captaron 180 mensajes, la mayoría procedentes de aviones de reconocimiento. Un avión japonés salido de Wotje intercambió disparos con un anfibio Catalina a 700 millas de Midway. El submarino I-168, que vigilaba cerca de Oahu, observó numerosos vuelos de patrulla cerca de la isla. Otros aviones procedentes de Wake también habían observado numerosos submarinos entre Midway y Hawai. Los norteamericanos parecían estar sobre aviso y alertados, sin embargo Yamamoto comete el error de no comunicarlo a Nagumo.



Las operaciones comenzaron en el Norte, en el ataque japonés a las islas Aleutianas. El grupo de Kakuta se situó a 180 millas al sur de Unalaska al amanecer del 3 de junio para lanzar el ataque aéreo. Los norteamericanos, conocedores de todo el plan, sabían la superioridad nipona, limitándose el contralmirante Theobald a enviar a nueve destructores a Unalaska, mientras el grueso de su escuadra estaba en Kodiak, a 550 millas. Los norteamericanos confiaban en la defensa en los aparatos del Ejército, unos 85 aviones, mientras que otros veinte aviones de reconocimiento, seis submarinos y varios patrulleros oteaban el horizonte.


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 02:11
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.



La niebla se alió con Kakuta y burló la vigilancia enemiga. Pudo así lanzar doce cazas, doce bombarderos y doce aviones torpederos a las 02.43 desde sus portaaviones. Todos los aviones del Junyo y dos del Ryujo tuvieron que regresar por el mal tiempo, por lo que sólo seis cazas y seis torpederos al mando del teniente de navío Yamagami atacaron Duch Harbour sin oposición alguna. De regreso, localizan a los destructores enemigos fondeados en la bahía de Makushin y lo transmiten a Kakuta, que lanza contra ellos veinticinco aviones. Las malas condiciones del tiempo impiden el avistamiento, excepto cuatro aviones de reconocimiento japoneses. En el ataque, dos de ellos son derribados y los otros dos son tan averiados que se destrozan al intentar amerizar junto a sus cruceros.


En la tarde del 4 de junio, con el tiempo mejorado, se lanza una nueva oleada de quince cazas, once bombarderos en picado y seis torpederos. Esta vez son atacados por ocho cazas P-40 que derriban cuatro aviones japoneses por sólo dos norteamericanos. Mientras tanto, la escuadra de Kakuta es atacada por bombarderos B-17 y B-26. En estos dos días de combates, los japoneses pierden nueve aviones e hidroaviones y once los norteamericanos. Una de las pérdidas niponas, un caza Cero pilotado por el contramaestre Koga, tuvo gran trascendencia al efectuar un aterrizaje de emergencia en la isla de Akutan. Este aparato fue posteriormente recuperado los norteamericanos que estudiaron sus características. A raíz de las pruebas que se le realizaron, la casa Grumman desarrolla un caza que superaba con creces al japonés, el F6F Hellcat.


Los reconocimientos de los hidroaviones PBY-5 comenzaron el 22 de mayo. Era sólo cuestión de tiempo que las fuerzas japonesas fueran avistadas. El primer contacto fue realizado por el PBY6-V-55, cuyo piloto, el alférez Charles Eaton, comunicó haber avistado dos cargueros a las 09.04 horas. Unos veinte minutos más tarde, el aparato PBY8-V-55, pilotado por el alférez Jack Reid, envió el siguiente mensaje: “Avistado el grueso principal”, y más tarde “marcación 262, distancia 700 millas”.


Desde Midway pidieron más datos sobre el avistamiento. Hubo de esperar varias horas al tener que cambiar de rumbo y altitud el alférez Reid en varias ocasiones para no ser detectado. A las 11.25 informó del avistamiento de un portaaviones pequeño, un portahidroaviones, dos buques de guerra y varios cruceros y destructores. Estaba claro que una gran fuerza se acercaba a la isla, por lo que el capitán Simard ordenó un ataque aéreo.


Desde el crucero ligero Jintsu se rompió el silencio de radio y se envió a Yamamoto la noticia de que habían sido descubiertos a 600 millas de la isla, mucho antes de lo previsto por el plan operativo. Los japoneses se prepararon para los previsibles ataques desde la isla.


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 02:13
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


A esa distancia, sólo los bombarderos B-17 tenían el alcance suficiente para alcanzar a la escuadra japonesa. Aun así despegaron con depósitos auxiliares de combustible. Poco después de las 12.25, nueve bombarderos B-17 despegan de Midway al mando del teniente coronel Sweeney, tomando rumbo oeste hasta el último punto señalado por el alférez Reid. A las 16.40 alcanzaron a la flota japonesa. El crucero ligero Jintsu y los destructores de protección abrieron fuego, pero ninguno de los aparatos norteamericanos fue alcanzado. Del mismo modo, ninguna de las bombas alcanzaron su objetivo, aunque las grandes olas de agua levantadas cerca de algunos buques, engañaron a los pilotos que reivindicaron haber dañado a dos transportes, dos cruceros pesados y dos acorazados. El submarino SS-171 Cuttlefish fue enviado a la zona para rematarlos pero no encontró rastro de los pretendidos buques dañados.


A la mañana siguiente, 4 de junio, cuatro hidros PBY-5, con tripulaciones voluntarias y armados cada uno con un torpedo, despegan de Midway a las 21.15. A las 01.30, el pilotado por el alférez Probst lanzó un torpedo que alcanzó la proa del buque cisterna Akebono Maru, provocando once muertos y trece heridos. Los aparatos regresaron a su base en la isla en el momento en que los japoneses la atacaban.


Mientras se efectuaba el ataque de los B-17 contra la flota de invasión de Tanaka, los portaaviones norteamericanos se encontraban a más de 300 millas este-nordeste de Midway. Poco después tuvo lugar el encuentro de las dos fuerzas de portaaviones en el llamado “Punto Suerte”, a 32 grados norte, 173 grados oeste a 385 millas al noroeste de Midway, tomando Jack Fletcher el mando de los dos grupos al ser el más antiguo, aunque en la práctica los dos grupos operarían de forma independiente. Tanto Fletcher como Nimitz había recibido la noticia del avistamiento del alférez Reid que denominaba “fuerza principal”. Nimitz duda que fuera cierto, puesto que los portaaviones japoneses aún no habían sido descubiertos. A ultima hora de la tarde envió Nimitz un mensaje cifrado al portaaviones Yorktown con el siguiente texto: “Esto no es, repito, no es la fuerza de ataque enemiga, es la fuerza de desembarco. La fuerza de asalto atacará desde el noroeste mañana a la luz del día”. Fletcher ordenó a Spruance cambiar de rumbo y a las 19.50 comenzaron a navegar al sur, para situarse a unas 200 millas al norte de la isla, desde donde Fletcher tenía previsto lanzar sus aviones a primera hora del día siguiente, 4 de junio.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 02:16
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Ataque a Midway. 4 de junio


A las 03.00 de 4 de junio, los motores comenzaron a rugir en las cubiertas de los portaaviones japoneses. Nagomo decide enviar en la primera oleada a los pilotos más jóvenes, reservando a los más veteranos ante la posibilidad de la aparición imprevista de los portaaviones norteamericanos. Pero Nagumo no tenía noticia alguna de que la fuerza de Tanaka había sido descubierta el día anterior, debido a la insistencia de Yamamoto de mantener el silencio de radio, por lo que Nagumo creía todavía en el elemento sorpresa.


A las 04.30 comenzaron a despegar 108 aparatos con dirección a Midway. El teniente Masuharu Suginami, del portaaviones Soryu, mandaba los 36 cazas Zero, nueve de cada portaaviones: 36 bombarderos en picado D3A1 Val despegaron del Akagi y del Kaga al mando del teniente Shaichi Ogawa y 36 torpederos B5N2 Kate son lanzados desde los otros dos portaaviones al mando del teniente Joicho Tomonaga. Quince minutos después de comenzar el despegue, tomar dirección a la isla. Sólo nueve cazas Zero despegar de la cubierta del Kaga para dar cobertura aérea a la flota y otros nueve quedan en la cubierta del Akagi como reserva, número de aparatos totalmente insuficiente ante un ataque aéreo, sintomático del aire de confianza general que invadía a la flota.


El capitán de fragata Minoru Genga, jefe del Estado Mayor aéreo, preparó las operaciones de reconocimiento de la flota. Debía comenzar a las 04.30, cuando los hidros Nakajima 8N2 Dave despegan del acorazado Haruna y de los portaaviones Kaga y Akagi despegan varios aviones torpederos B5N2 Kate hacia el sur y sureste de Midway. Con ocho minutos de retraso lo hacen dos aparatos del crucero pesado Chikuma. A las 04.42 despega uno de los hidros del crucero pesado Tone, mientras que el otro aparato, debido a una avería, despega a las 04.30, un retraso que resultaría fatal.


A las 04.00 despegan de Midway once anfibios PBY-5 del escuadrón VP-44 para barrer sus sectores de búsqueda, seguidos cuarenta minutos más tarde por dieciséis bombarderos B-17 que debían atacar por segunda vez a las fuerzas de Tanaka. El resto de los aparatos quedaron listos para el despegue. A las 05.20 horas, uno de los anfibios PBY-5 informa haber visto un avión de reconocimiento japonés. El alférez Ady informa diez minutos después haber descubierto un portaaviones, “Portaaviones, marcación 320 grados, distancia 180 millas. A las 05.45, todos los aviones norteamericanos de Midway pusieron sus motores en marcha esperando la orden de despegue. Unos minutos más tarde, otros de los anfibios de reconocimiento descubre a la primera oleada de aviones japoneses, pero es la las 05.53 cuando el radar de la isla Sand descubre esta formación a 93 millas de distancia.


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 02:20
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.



Se ordena despegar rumbo a los portaaviones japoneses 26 cazas F2A-3 Buffalo y F4F-3 Wildcat. Les siguen dieciséis bombarderos SB2 Dauntless del escuadrón VMSB-241 al mando del comandante Lafton Henderson, seguidos por once aviones torpederos SB2U-3 Vindicator del comandante Norris, seis torpederos TBF-1 Avenger del escuadrón VT-8 y cuatro bombarderos medios B-26 Marauder.



A las 06.16, los cazas Buffalo y Wildcat, al mando de los comandantes Parks y Armistead, toman contacto con los aviones japoneses, contraviniendo las órdenes directas de Nimitz, ya que debían escoltar a los bombarderos hasta los portaaviones. En pocos minutos, trece cazas Buffalo y dos Wildcat son derribados, incluido el del comandante Parks, al igual que dos cazas y tres aviones torpederos japoneses.



A las 06.30 los aviones japoneses al mando de Tomonaga llegan a la isla. Los torpederos del Hiryu y el escuadrón nº 1 del Soryu se concentran en la isla Sand. Los bombarderos del Hiryu incendian los tres depósitos de combustible al noroeste de la isla. El grueso de los bombarderos del Kaga y del Akagi y el escuadrón nº 2 de torpederos se dirigen a la isla de Eastern para destruir los hangares, que según el plan ideado se suponían llenos de aviones. Los japoneses admitieron haber perdido cuatro aparatos en este ataque por el fuego antiaéreo. A las 06.43 Tomonada da la orden de regresar y comunica a Nagumo que es necesario realizar un segundo ataque, puesto que los aviones de Midway no han sido destruidos y se podían volver utilizar las pistas, que tampoco se han dañado.



A las 07.10 de la mañana aparecen sobre los portaaviones japoneses los cuatro bombarderos B-26 del capitán Collins y los seis aviones torpederos Avenger del teniente Fieberling. Los vigías del Akagi fueron los primeros en detectar los aviones, despegando diez cazas Zero al mando del capitán de corbeta Itaya, uniéndose a los ya en el aire de patrulla. Los torpederos consiguen lanzan varios torpedos contra el portaaviones Akagi, evitándolos con una hábil maniobra. Cinco de los aparatos fueron abatidos, consiguiendo regresar a Midway el sexto. Los bombarderos B-26 se acercaron rozando las olas con los cazas japoneses acosándoles. Uno de ellos es abatido y otro se desintegra en mil pedazos al chocar contra las olas. Los otros dos aparatos regresan a la isla después de soltar sus torpedos sin dar en el blanco. Sólo un caza japonés cayó al mar durante estos ataques.


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:25
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Imagen



En las cubiertas de los portaaviones japoneses se encontraban 93 aviones: 36 bombarderos D3A1 Val en el Soryu y el Hiryu, al mando del capitán de corbeta Takashige Egusa, 18 torpederos B5N2 Kate en el Akagi y el Kaga al mando del capitán de corbeta Shigeharu Murata y 36cazas Zero al mando del capitán de corbeta Shigeru Itaya. Todos estos aparatos tenían la misión de destruir a los portaaviones norteamericanos, aún sin descubrir.



Ante la recomendación de Tomonaga de mandar una segunda oleada contra Midway, Nagumo se vio en un gran dilema. No podía retener su segunda fuerza de asalto para atacar a un enemigo inexistente, cuando existía la amenaza real de los aviones de Midway, decidiendo por tanto atacar la isla. Para ello debía cambiar los torpedos por bombas para lo cual debían ser llevados los aviones a los hangares. En condiciones normales, esta operación llevaba casi hora. A las 07.28, uno de los aviones de reconocimiento japoneses anuncia el avistamiento de diez buques enemigos a 240 millas de Midway. Al no mencionar ningún portaaviones, Nagumo sigue con las operaciones para un segundo ataque a la isla, con la precaución de no cambiar por bombas a los aviones que aún no se les había sustituido los torpedos.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:30
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Al piloto del avión de reconocimiento nº 4 del crucero Tone se le pide que informe con más exactitud sobre el tipo de unidades avistadas. En ese momento, a las 07.48, aparecen los bombarderos en picado SBD del comandante Henderson. Los cazas nipones dieron cuenta de la mitad de ellos antes de que pudieran acercarse. El resto de aparatos dejó caer sus bombas sobre el Hiryu sin resultados, alejándose hacia Midway los ocho bombarderos supervivientes. Encima de ellos aparecieron los bombarderos B-17, que a las 06.00 fueron desviados de su ataque a las fuerzas de Tanaka y enviados más al norte, rumbo a los portaaviones. Dejaron caer sus bombas sin causar ningún daño en los buques enemigos.



A las 08.06 recibe Nagumo la respuesta del avión de reconocimiento nº 4: “El enemigo de compone de cinco cruceros y cinco destructores”. Produjo un gran alivio estas noticias, prosiguiendo los preparativos para el segundo ataque a Midway. Pero Kusaka, jefe del Estado Mayor, no era de la misma opinión, pensando que una fuerza de esas características no estaría en el mar sin ir acompañada de un portaaviones. A las 08.20 se produjo el ataque de los aviones torpederos SB2U Vincitator sin resultados, siendo derribados dos de ellos. Los japoneses sabían que los aviones norteamericanos con base en Midway habían disparado su último cartucho.



A las 08.30 llegó una terrible noticia. Un nuevo comunicado del avión de reconocimiento del Tone informa haber avistado un portaaviones. En ese momento se acercabas los aviones de Tomonaga escasos de combustible, estando las cubiertas de los portaaviones ocupadas con los aviones armados para un segundo ataque a Midway. Si se entretenían en cambiar las bombas por torpedos, más adecuados para atacar a los portaaviones, los aviones de Tomonaga caerían al mar por falta de combustible. Además, los cazas Zero al mando de Itaya, estaban en el aire desde primera hora de la mañana debían aterrizar para repostar combustible y armarse de nuevo. Si se enviaban a los aviones torpederos con bombas en vez de torpedos y sin la escolta de los cazas, sería un sacrificio inútil.



Genda y Kusaka aconsejaron a Nagumo despejar la cubierta, recuperar los aviones de Tomonaga y, posteriormente, atacar al portaaviones norteamericano. A las 08.37, con la cubierta despejada, aterrizaba el primer avión de la fuerza de Tomonaga. En los hangares se cambiaba de nuevo las bombas por los torpedos en los aviones torpederos Kate y, debido a las muchas prisas, las bombas quedaban amontonadas de cualquier forma en los laterales de los hangares, ignorando todos los procedimientos de seguridad. Hacia las 09.17 se había recuperados todos los aviones y la flota cambia de rumbo a este-noreste, para disminuir la distancia que les separaba del portaaviones norteamericano.


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:33
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Portaaviones norteamericanos: 04.30 – 08.38 horas


A las 04.30 despegan del portaaviones Yorktown diez bombarderos SBD Dauntless para explorar un arco marino de unas cien millas al norte de los portaaviones de Fletcher, por si Nagumo hubiera preferido acercarse a Midway desde una ruta más al norte. A las 05.35 se recibe a bordo del Enterprise el mensaje del alférez Ady sobre el avistamiento de un portaaviones.



Fletcher y Spruance estaban de acuerdo en realizar un ataque masivo y definitivo lo antes posible. Un nuevo mensaje, había situado a los portaaviones japoneses a 200 millas de los buques norteamericanos. Inicialmente pensaron haber cubierto la mitad de esa distancia antes de lanzar un ataque, pero estimaron que los aviones de Tomonaga regresarían a sus portaaviones hacia las 09.00 y serían rearmados para un segundo ataque. Ese era el momento oportuno para sorprender a los japoneses, dos horas antes de lo previsto y con el peligro añadido de perder muchos aviones por la falta de combustible al recorrer tan larga distancia. Pero prefirieron correr el riesgo, ordenando Fletcher a Spruance a las 06.07 que se dirigiera al sureste y atacara a los portaaviones tan pronto como fueran localizados en su posición exacta, mientras que él esperaría a recuperar los aviones del Yorktown y se mantendría en reserva, a la espera de localizar al resto de portaaviones enemigos.



El grupo aéreo del Hornet comenzó a despegar a las 07.00 al mando del capitán de fragata Stanhope E. Ring, compuesto por el escuadrón VT-8 con 15 torpederos TBD-1 Devastator del capitán de corbeta John Waldron, los 35 bombarderos en picado SBD Dauntlessa de los escuadrones VB-8 y VS-8 al mando del capitán McClusky, con la escolta de 10 cazas F4F-4 Wildcat del escuadrón VF-8, mandado por el capitán de corbeta Samuel G. Mitchell. A las 07.06 comenzaron a despegar del Enterprise los 14 aviones torpederos del escuadrón VT-6 al mando del capitán de corbeta Eugene E. Lindsey, 37 bombarderos Dauntless de los escuadrones VB-6 y VS-6 al mando de los capitanes de corbeta Best y Gallear y 10 cazas Wildcat del escuadrón VF-6 al mando del capitán de corbeta James S. Gray. Spruance retuvo en las cubiertas de los portaaviones a 36 cazas en previsión de un ataque japonés. A las 08.06 todos estos aviones estaban en el aire.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:36
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Una vez recuperados los aviones de reconocimiento, Fletcher fue al encuentro de los portaaviones de Spruance. Poco después de las 08.30 comenzaron a despegar del Yorktown 17 bombarderos Dauntless del escuadrón VB-3 al mando del capitán de corbeta Maxwell F. Leslie, 12 torpederos Devastador del escuadrón VT-3 al mando del capitán de corbeta Lance E. Massey y 6 cazas del escuadrón VF-6 al mando del capitán de corbeta John Thatch. A las 09.10 se encontraban rumbo a la flota japonesa 156 aviones norteamericanos.



Spruance había hecho despegar primeros a los bombarderos Dauntless puesto que su mayor radio de acción les permitía volar en círculo mientras esperaban el despegue de los cazas y torpederos, de menor autonomía. En ese momento se descubre un avión de reconocimiento del crucero Tone. Este hecho hace cambiar los planes de Spruance, ordenando a los bombarderos de McClusky que partieran inmediatamente para no perder el elemento sorpresa, viéndose éstos privados de la protección de los cazas. Poco antes de las 08.00 McClusky ordena virar hacia el sureste, seguidos más tarde por los bombarderos en picado del Hornet y los dos escuadrones de torpederos. Los cazas del escuadrón VF-6 debían proteger al escuadrón VT-6 de torpederos, pero con la aparición de varias capas de nubes, hizo que acabaran escoltando sin saberlo a los torpederos del escuadrón VT-8 de Waldron, que no conocían la señal, previamente establecida, mediante la cual los cazas del VF-6 iniciarían el descenso en apoyo de los torpederos del VT-6, con lo que los dos escuadrones de torpederos atacaron sin el apoyo de los cazas.



Ni Fletcher ni Spruance conocían el cambio de rumbo establecido por Nagumo hacia el norte, creyendo los norteamericanos que los japoneses seguían rumbo hacia Midway. Los bombarderos y los cazas del Hornet se alejaron más aún de la posición de los portaaviones japoneses al dirigirse más al sur, por lo que el capitán de fragata Ring dirigió varios de sus aparatos de vuelta a su portaaviones, mientras que otros aterrizaron en Midway. Todos los cazas del escuadrón VF-8 se vieron obligados a amerizar al quedarse sin combustible. Los torpederos de Waldron tuvieron más suerte y se dirigieron exactamente a la posición donde se encontraban los portaaviones enemigos. Este jefe de escuadrón creyó que al descubrir los japoneses a los portaaviones americanos cambiarían el rumbo para acortar distancias, como así había sido.



Nagumo había previsto lanzar su ataque alrededor de las 10.30 con 102 aviones. Desde el avistamiento del portaaviones enemigo, todos esperaban un ataque y, al poco tiempo, desde el crucero pesado Chikuma, se vieron a varios aviones que se acercaban. Según iban apareciendo, era evidente que no podían proceder de un solo portaaviones. Rápidamente se dieron órdenes para acelerar los preparativos de lanzamiento de la primera oleada de asalto, pero ya era demasiado tarde.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:40
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Ataque a los portaaviones japoneses


A las 09.20 los aviones de Waldron fueron detectados y los 50 cazas japoneses que se encontraban en el aire atacaron a los aviones torpederos sin la cobertura de los cazas, los cuales volaban a 20.000 pies de altura por encima de ellos. En unos segundos fueron abatidos los primeros 4 aviones torpederos, mientras el resto del escuadrón sucumbía ante las baterías antiaéreas de los buques nipones. De los quince aparatos, sólo el pilotado por el alférez George Gay sobrevivió, consiguiendo abandonar el aparato y en una balsa salvavidas observó el resto de la batalla.



Mientras tanto, continuaban los trabajos de preparación de la fuerza de asalto japonesa, apareciendo al poco los 14 aviones torpederos de escuadrón VT-6 de capitán Lindsey. Este comandante no dio las señales de ataque a los cazas que del escuadrón VF-6 de Gray, que volaban a gran altura por encima de los torpederos, por lo que también se encontraron solos ante los cazas japoneses, derribando a siete de los aparatos, antes que varios de ellos soltaran sus torpedos contra el Hiryu, el cual los pudo evitar. Regresaron cuatro al portaaviones Enterprise.



La presencia de los cazas de Thatch fue estéril. Había tantos cazas japoneses, que los norteamericanos eran insuficientes para proteger a los torpederos y enfrentarse a la vez a los cazas nipones. Pronto fueron abatidos cinco torpederos, otros dos más por las baterías antiaéreas, y los cinco restantes soltaron sus torpedos y se alejaron acosados por los cazas enemigos. Sólo dos de ellos consiguen llegar a los portaaviones norteamericanos, mientras el escuadrón de cazas VF-3 perdió tres de sus aparatos.



Después de estas primeras victorias japonesas, Nagumo se dispuso a ordenar el despegue de sus aparatos. El sacrificio de los aviones torpederos norteamericanos no fue en balde. Habían conseguido desbaratar la pantalla de protección de los cazas japoneses, haciéndoles bajar hasta el nivel del mar, en un momento en que llegarían los bombarderos en picado.



Casi en el mismo instante en que Nagumo daba la orden de despegar, los vigías del portaaviones Kaga descubrían a las 10.20 los bombarderos norteamericanos que descendían en picado. Se trataba de los Dauntless de los escuadrones VB-6 y VS-6 al mando del jefe de grupo McClusky y los diecisiete del escuadrón VB-3 de Leslie.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:43
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Los 37 bombarderos de McClusky se habían dirigido a la posición establecida, pero al no encontrar a los portaaviones cambió su rumbo al norte, a diferencia de Ring. Poco después de las 10.00 observó la estela que dejaba un destructor japonés, el Arashi, el cual se había separado para lanzar cargas de profundidad contra el submarino Nautilus tras el ataque de éste contra el Haruna, y la siguió hacia el noroeste, encontrando así a los portaaviones cuando estaban siendo atacados. McClusky atacó desde el suroeste, mientras Leslie lo hacía desde el sureste.



El primero en ser atacado fue el portaaviones Kaga por los bombarderos de McClusky. Las tres primeras bombas lanzadas no lo alcanzaron, pero la cuarta cayó en la parte posterior de la cubierta de vuelo sobre los aviones armados y cargados de combustible. Otras dos bombas cayeron cerca del ascensor delantero y una de ellas penetró en el hangar, donde los aviones de la segunda oleada estaba siendo armados y cargados con combustible, explotando además las bombas apiladas descuidadamente al borde del hangar. La onda expansiva mató a su capitán Okada y a su Estado Mayor. Una cuarta bomba cayó en el centro de la cubierta, lado de babor. Durante tres horas, los equipos contraincendios intentaron controlar las llamas, pero a las 16.40, el primer oficial Amagai ordena abandonar el buque, siendo los supervivientes recogidos por los destructores Maikaze y Hagikaze. Un ataque posterior del submarino norteamericano Nautilus, que lo confundió con el Soryu, no contribuyó a su hundimiento. A las 19.25 las llamas alcanzaron a la santabárbara y se hundió, llevándose al fondo del mar a más de 800 hombres y todos sus aviones.


Imagen


El Akagi corrió una suerte similar. Los vigías detectaron a las 10.20 a los bombarderos del VB-6 al mando del teniente Richard Best. El avión de Best y otros dos iniciaron el descenso en el momento que despegaba el primer avión japonés de su cubierta. La primera bomba cae a unos diez metros a babor del portaaviones. Una segunda bomba alcanza al portaaviones a las 10.22 en medio del elevador central, atravesando la cubierta y explotando en el hangar, donde hace detonar las bombas y torpedos que se encuentran amontonados. La tercera bomba estalla en la parte posterior de la cubierta, en el lado de babor, donde se concentran los aviones que están siendo repostados, provocando un gran incendio. A las 10.45 los motores del Akagi se paran y un minuto después estallan los aviones aparcados delante y al lado del puente. Nagumo tiene que transbordar al destructor Nowaki, antes de trasladar su Estado Mayor al crucero ligero Nagara.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:52
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.



El capitán Aoki ordena evacuar al portaaviones, operación que finaliza a las 16.00, siendo los supervivientes recogidos por los destructores Arashi y Nowaki. El buque se mantuvo a flote durante casi toda la noche el 4 al 5 de junio, pero a las 4.50 se aproximan cuatro destructores y le lanzan varios torpedos. Poco antes del amanecer, se hunde, llevándose consigo a 300 tripulantes.


Imagen


Instantes después de las 10.25, tres bombarderos en picado del portaaviones Yorktown descienden sobre el Soryu. La primera bomba estalla entre los elevadores segundo y tercero. La segunda lo hace delante del elevador anterior, atravesando la cubierta y explotando en el hangar lleno de aviones. La tercera bomba cae en la cubierta sobre los aviones aparcados. Con el buque perdido, el capitán Yanagimoto ordena a los destructores Hamakaze e Isokaze que se acerquen para recoger a la tripulación. Se hunde a las 19.30 con 718 hombres a bordo.


Imagen
La agonía de los portaaviones japoneses.


A los japoneses les quedaba un solo portaaviones, el Hiryu, el cual no había sido detectado en estos ataques. Era el momento de la revancha. Además, los norteamericanos tenían un grave problema, habían perdido demasiados aviones en estos ataques, aunque les quedaban los tres portaaviones intactos.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 08:57
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.



El fin del Yorktown


Nagumo había devuelto el mando al contralmirante Abe Hiroaki, a bordo del crucero pesado Tone. Hiroaki ordenó a Yamaguchi que atacara a los portaaviones enemigos con todos los aviones disponibles. La primera oleada despegó a las 10.58, compuesta por dieciocho bombarderos en picado y seis cazas Zero al mando del teniente Kobayashi. Iban guiados por las transmisiones de radio del avión nº 5 de reconocimiento del crucero Chikuma, que vigilaba a la flota norteamericana.



Poco antes del mediodía, los radares del Yorktown detectan la aproximación del grupo de Kobayashi a unas 40 millas. Una patrulla de doce cazas Wildcat estaban en el aire y otros quince cazas repostaban en cubierta cuando se dio la orden de despegue. Desde la Task Force 16 se enviaron más cazas para enfrentarse a los aviones japoneses, derribando en poco tiempo a diez de los bombarderos, incluido el del teniente Kobayashi, otros tres son derribados por el fuego antiaéreo. Sólo cinco bombarderos consiguen acercarse al portaaviones, suficientes para que tres de las bombas lanzadas alcanzaran al Yorktown. La primera bomba cayó en la cubierta de vuelo, siendo lanzada un instante antes de que el bombardero se desintegrara por el fuego antiaéreo y cayera al mar. La segunda bomba penetró por la chimenea y explotó en la sala de máquinas, dejando al portaaviones con una velocidad de sólo seis nudos. La tercera bomba cae en el ascensor de proa y penetró en el hangar, provocando un incendio que es pronto sofocado.

Imagen


Fletcher tiene que trasladar su mando al crucero Astoria a las 13.30. Una hora más tarde, con las reparaciones efectuadas, el Yorktown consigue hacer 20 nudos e incluso se improvisan reparaciones en la cubierta de vuelo para recoger a los cazas. Es en ese momento cuando aparece una segunda oleada japonesa.


Imagen
El Yorktown ardiendo tras el primer ataque


.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 09:05
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


Mientras se efectuaba este ataque al portaaviones norteamericano, fue recuperado en el Hiryu el avión de reconocimiento enviado horas antes por el Soryu. Por sus informes, pudo confirmar Yamaguchi que eran por lo menos tres los portaaviones enemigos a los que se enfrentaba. A las 13.31 despega del portaaviones japonés una segunda oleada compuesta por diez aviones torpederos Kate y seis cazas Zero, al mando del teniente Tomonaga. El radar del Yorktown descubre este nuevo ataque a las 14.30. Además de los doce cazas que se encontraban en el aire, en el portaaviones sólo quedan diez cazas a bordo, y, de éstos, sólo ocho con combustible para despegar. En el combate aéreo son abatidos cinco aviones torpederos y tres cazas japoneses.



El teniente Tomonaga, conociendo las averías de su aparato que le impedirían regresar a su portaaviones, suelta su torpedo y estrella su aparato contra la cubierta de vuelo. Un torpedo estalla a las 14.43 en el costado de babor, destrozando los depósitos de combustible. Un minuto más tarde impacta otro torpedo en el mismo costado. Escorado y en peligro de zozobrar, el capitán Buchmaster ordena abandonar el buque a las 15.00. Los destructores Balch, Benham, Russell y Anderson recogen a 2.270 hombres del portaaviones. Durante la noche, el Yorktown es acompañado por el destructor Hughes, continuando a flote a la mañana siguiente. Un hidro del crucero Chikuma descubre al moribundo portaaviones. Yamamoto ordena al submarino I-168, que la noche anterior había bombardeado la isla de Midway, que lo localizara y lo hundiera.


Imagen

Nimitz envía en su ayuda al dragaminas Vireo y al remolcador Navajo. A las 14.36 de 5 de junio, el remolcador comienza al remolcarlo hacia Pearl Harbour a una velocidad de dos nudos. A las 04.10 horas, con las primeras luces del día 6 de junio, el submarino japonés I-168 localiza al portaaviones escoltado por seis destructores. A las 13.31 le lanza cuatro torpedos. El primero de ellos alcanza al destructor Hamman, que se hunde inmediatamente, otros dos torpedos impactan en el costado de estribor del portaaviones. El agua que le entra consigue nivelar la escora del buque. Aguanta durante toda la noche, pero a las 04.58 del 7 de junio, se hunde.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 09:12
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.


El hundimiento del Hiryu



Cuando los aviones japoneses supervivientes regresaban al Hiryu, es detectado por uno de los diez aviones de reconocimiento que Fletcher envió en su búsqueda. El teniente Wallace Short lo localizó a unas cien millas al noroeste del Yorktown. Spruance ordena despegar, a las 15.30, del Enterprise veinticuatro bombarderos en picado Dauntless y otros dieciséis del Hornet. Realizarían el ataque sin la protección de los cazas, considerando que eran más necesarios para la protección de los portaaviones.


Imagen

Los aviones que regresaron al Hiryu, tres cazas y cinco aviones torpederos, informaron a Yamaguchi que habían destruido al segundo portaaviones norteamericano, desconociendo que habían atacado en las dos oleadas al mismo portaaviones, al Yorktown. Yamaguchi, que creía haber destruido a dos portaaviones, reunió en un tercer ataque aéreo a cuatro torpederos, cinco bombarderos y seis cazas para destruir al único que quedaba. Mientras estos aparatos eran reabastecidos en cubierta con armas y combustible, aparecen los cuarenta bombarderos Dauntless norteamericanos. El portaaviones aumentó su velocidad a 30 nudos y comenzó a navegar en círculo con la vana esperanza de evitar las bombas, pero todo fue inútil. Cuatro de las bombas alcanzaron al portaaviones y lo convirtieron en un pavoroso incendio.



Suponiendo que el Hiryu se hundiría irremediablemente, varios de los bombarderos norteamericanos atacaron a los buques de la escolta, acorazado Haruna y cruceros Tone y Chikuma, sin ningún resultado. A la 01.58 hubo una gran explosión en el portaaviones, obligando a Yamaguchi a lar la orden de abandonarlo. A primeras horas de la tarde del 5 de junio, como Spruance desconocía si se había hundido el portaaviones japonés, ordena despegar de Midway 12 bombarderos B-17 para localizarlo. Sólo encuentran al destructor Tanikaze, enviado para recoger a los supervivientes, siendo atacado sin éxito. Otro ataque de los aparatos de los portaaviones norteamericanos encuentran de nuevo al destructor, que es atacado por segunda vez, sin conseguir hundirlo, perdiendo uno de los aparatos, que cayó al mar. El destructor Makigumo le lanzó varios torpedos, pero no se hundió hasta las 08.20 horas, con 416 hombres a bordo, incluidos Yamaguchi y el capitán Tomeo Kaku.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 09:16
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.




La retirada


Yamamoto recibe un mensaje a las 10.50 dando la desagradable noticia de la pérdida de tres de sus portaaviones. A las 12.20 ordena al vicealmirante Kondo que se una con él al noroeste de Midway a las 12.00 del día siguiente, 5 de junio. Al mismo tiempo, las operaciones en las Aleutianas son suspendidas, recibiendo Kakuta la orden de enviar sus dos portaaviones al sur, pero el Ryujo y el Junyo no llegarían antes de la tarde del 6 de junio, demasiado tarde para unirse al portaaviones Zuiho y reemprender las operaciones.



Poco después de las 17.00 se entera Yamamoto de la pérdida del cuarto portaaviones. Con el paso de las horas comenzó a darse cuenta que le sería imposible entablar un combate nocturno, puesto que las fuerzas norteamericanas se alejaban al este a toda velocidad. A las 02.55 del 5 de junio Yamamoto cancela la operación “MI” y ordena la retirada.



Los norteamericanos, que desconocían estas decisiones, temían por un desembarco en Midway. Siete de los bombarderos B-17 se habían enviado a Pearl Harbour por si se producía una posterior batalla por las islas Hawai. En ese momento quedaban en la isla dos cazas, doce bombarderos en picado, dieciocho anfibios re reconocimiento y cuatro fortalezas volantes B-27. Estos cuatro últimos aparatos atacaron a la escuadra japonesa, manifestado sus pilotos que habían sido atacados por cazas Zero japoneses. Por un momento cundió la alarma al creer que los japoneses contaban con un quinto portaaviones en la zona. En realidad eran cazas del Hiryu agotando su combustible. Otros sucesos, como el bombardeo de Midway por el submarino I-168, aumentaron la tensión de esa noche, enviándose más aviones en busca de la flota de invasión.



A primeras horas del 5 de junio, la 7ª División de cruceros pesados al mando de Kurita se encontraba a unas 80 millas de Midway. A las 01.18, la presencia de un submarino norteamericano obliga a Kurita a ordenar a sus cuatro cruceros un viraje de 45 grados. El Mogami embistió al Mikuma por babor. Deja a los dos cruceros dañados con la escolta de los destructores Asashio y Arashio, mientras Kurita se aleja para unirse a Yamamoto. El Mogami navegaba a sólo 12 nudos y el Mikuma dejaba una estela de aceite, que permitió a los anfibios de reconocimiento PBY localizarlos a las 06.30.



Entre las 8.05 y las 8.28, los dos cruceros son atacados por doce bombarderos de la Infantería de Marina, 6 SBD Dauntless del comandante Tyler y 6 Vindicator del comandante Fleming, con base en Midway. Aunque no se produjo ningún impacto de bombas, uno de los aparatos Vindicator, el del comandante Fleming, es alcanzado y se estrella contra la torreta trasera del Mikuma, provocando un pavoroso incendio.



.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 09:21
Perfil
Vicealmirante
Vicealmirante
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jul 2006 21:54
Mensajes: 2575
Nuevo mensaje 
.



Al día siguiente, 6 de junio, los portaaviones Enterprise y Hornet realizaron tres ataques sucesivos desde las 9.45 hasta las 14.45. El Mogami resultó dañado por seis bombas, pero consigue llegar a la base de Truck el 14 de junio. Sin embargo, el Mikuma estaba tan averiado que se evacuó y se hundió después de la puesta de sol con 300 tripulantes.




Conclusiones



Esta batalla fue la prueba definitiva de la importancia de los portaaviones en la guerra moderna. Fue una derrota estratégica y táctica de los japoneses, donde perdieron la punta de lanza de su flota, sus portaaviones y los excelentemente adiestrados pilotos japoneses. El resto de su flota, exceptuando la pérdida de un crucero pesado, quedó intacta, pero perdieron la iniciativa en el Pacífico. En total, los japoneses habían perdido cuatro portaaviones, un crucero pesado y 332 aviones y 3.150 hombres, mientras que los norteamericanos perdieron un portaaviones, un destructor y 150 aviones y 307 muertos.



Los fallos japoneses fueron varios, excesiva complejidad de las operaciones, demasiada confianza en sus posibilidades, dispersión de la escuadra. Fue un conjunto de hechos y fatalidades que llevaron a la derrota. Durante la batalla pudo no haber graves errores de bulto por parte de Yamamoto; el error provenía anterior a esta batalla, desde sus mismos planteamientos, al creer que los norteamericanos desconocían sus planes. Por ello abrumó a Nagumo con varias misiones, atacar Midway y a los portaaviones, descuidando el reconocimiento aéreo apropiado. Si le hubiera enviado la 4ª División de portaaviones en vez de destinarla al Norte, Nagumo hubiera dispuesto de más efectivos ante cualquier imprevisto y, es seguro, que hubiera destruido a los tres portaaviones enemigos y desembarcado en Midway.



Es de destacar que, a pesar de la ventaja de Nimitz al conocer los planes del enemigo, bien pudo haber perdido la batalla. Si la orden de despegue de los aviones norteamericanos se hubiera retrasado sólo unos minutos, los aparatos nipones habrían despegado ya cuando fueron atacados sus portaaviones y los norteamericanos Enterprise y Hornet estarían hundidos o dañados, aunque la suerte de los buques japoneses hubiera sido la misma, la situación hubiera cambiado radicalmente, quedándoles el cuatro portaaviones de Nagumo, los dos de Kakuta y el Zuiho. Por eso no es de extrañar que Nimitz ordenara retirar sus portaaviones a la seguridad de Pearl Harbour a la espera de tiempos mejores en vez de rematar el trabajo enviándolos contra las Aleutianas.



Citar:
Bibliografía:

Luis de la Sierra, “La guerra en el Pacífico”, Juventud, 1998.

A. J. Barrer, “Midway, momento crítico”, San Martín, 1976.

Mark Healy, “Midway, 1942. Momento crucial en el Pacífico”, Osprey, 1994.

Donald Macintyre, “Portaaviones, el arma maestra”, San Martín, 1976.

Martin Caidin, “Cero, un caza famoso”, San Martín, 1975.

Enciclopedia “La Marina”, Tomo 5, Editorial Delta, 1984.

John Davison, “La guerra en el Pacífico día a día”, Editorial Libsa, 2005.

Steve Crawford y John Ward, “Aviones, Barcos y Submarinos de la II Guerra Mundial”, Editorial Libsa, 2003.

Enciclopedia “La Segunda Guerra Mundial”, 6 tomos, Editorial Sarpe.

Cesare Salmaggi y Alfredo Pallavisini, “Crónica de la II Guerra Mundial”, Grijalbo, 1989.




.

_________________
Jefe del Estado Mayor del Foro.
Comandante del Navío: Nuestra Señora de Guadalupe R. O. del 10 de febrero de 2008.


13 Oct 2007 09:26
Perfil
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Registrado: 04 Ago 2006 17:43
Mensajes: 624
Ubicación: Al mando del acorazado Bismarck.
Nuevo mensaje 
Un artículo realmente bueno Blas de Lezo. Mis felicitaciones.

Como bien dices, los errores de Yamamoto no fueron de bulto, a mi parecer son errores casi típicos pues ningún plan por muy bien estudiado que sea sale siempre a la perfección. De no conocer Nimitz los planes japoneses con tanta anterioridad esos errores habrían caido en el olvido. El error garrafal fue de Nagumo al ordenar cambiar los torpedos por bombas cuando los aviones estaban listos para el despegue.

A partir de esta batalla los japoneses tuvieron que cambiar radicalmente su programa de construcciones. Dos de los acorazados "Yamato" que se estaban construyendo tuvieron que ser cambiados por portaaviones, de ahí nacería el Shinano, que tan corta vida tuvo.

_________________
Estado Mayor.
Comandante del acorazado: Bismarck R. O. del 20 de julio de 2008.

¡Quien dé menos debió alistarse en la aviación!
"El mar dará a cada hombre una nueva esperanza como el dormir le da sueños.."

GOTT MITT UNS!!


04 Dic 2007 10:35
Perfil
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 37 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com