Fecha actual 14 Dic 2019 06:51




Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
 Las pequeñas de las Flotas 
Autor Mensaje
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 14154
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Las pequeñas de las Flotas
LAS LANCHAS RÁPIDAS EN LA II GM


Imagen

MTB, tipo Fairmiler


Las lanchas rápidas fueron las embarcaciones de superficie más pequeñas y veloces que combatieron en la Segunda Guerra Mundial. La ventaja de su poco calado, les permitía navegar en los campos minados y entre las defensas portuarias, su gran velocidad y maniobrabilidad, hicieron de ellas el buque de pequeño porte adecuado para llevar a cabo ataques repentinos e inesperados, contra el tráfico mercante costero, acciones de desembarco de comandos y apoyo a las fuerzas terrestres.

Imagen

Schnellboot alemana


Estas embarcaciones operaban ordinariamente de noche porque la sorpresa era un factor importante en su ataque y también a causa de su armamento ligero que las hacía vulnerables a los ataques aéreos y de los buques de guerra de mayor porte. La velocidad era la esencia de su éxito; algunas podían alcanzar los cuarenta nudos. Este era un requisito tan importante para atacar como para escapar con seguridad después.

Imagen

LPT, tipo Higgins Norteamericana.


Durante la noche, sin embargo, la gran velocidad ofrecía una desventaja: la estela de espuma que producían denunciaba su presencia y posición. Por eso la forma ideal de atacar con torpedos se realizaba, muchas veces, manteniéndose a la espera, con las hélices desembragadas, sobre la derrota de un convoy para dirigirse hacia el objetivo, moviéndose silenciosamente con los motores auxiliares, lanzar sus torpedos, y escapar a la máxima velocidad que permitieran sus motores principales, a fin de eludir el contraataque de los buques de escolta del convoy, a menudo con la ayuda de cortinas de humo.

A veces, cuando pasaban desapercibidas, incluso después de haber lanzado sus torpedos, escapaban silenciosamente sin que el enemigo se enterara de su presencia, y achacaba los impactos de los torpedos a explosiones producidas por las minas. Cuando eran avistadas y entraban en combate, las lanchas torpederas combatían a distancias más cortas que los demás buques de guerra.

El tráfico costero era un factor vital en todos los teatros de la guerra. Para Gran Bretaña resultaba el método más práctico de trasladar mercancías y materias desde los puertos industriales del Norte hacia el Sur, a lo largo de las derrotas de sus costas orientales. En menor cuantía, esto era también realizado por Alemania en toda la ex¬tensión de las costas ocupadas de la Europa Occidental, al otro lado del mar del Norte.

En el Mediterráneo, las batallas terrestres de África del Norte, Sicilia e Italia, dependían de la necesidad vital de mantener abiertas las líneas costeras de aprovisionamiento, tanto para los aliados como para las potencias del Eje.

En las batallas en torno a las islas del Pacífico, los norteamericanos y los japoneses dependían en gran medida del tráfico costero y del transporte efectuado con barcazas para trasladar fuerzas de una zona a otra. Uno de los factores que adquirió la mayor importancia en las campañas de Aracan fue el suministro que los japoneses facilitaron a sus fuerzas a través de las aguas costeras de Burma y Malaya, de mayor importancia y cuantía que el realizado a través de los difíciles caminos internos de la jungla. En todas estas zonas se emplearon con eficacia lanchas rápidas.

Pero su papel no quedó limitado a efectuar ataques contra el tráfico costero.

También se emplearon en acciones defensivas, siendo a menudo las únicas embarcaciones suficientemente veloces para combatir a las lanchas rápidas del enemigo. Desempeñaron cometidos importantes en operaciones de incursión conjuntas, como en la de St. Nazaire, y particularmente en las campañas del Pacífico apoyando los desembarcos en las playas de las islas que ocuparon antes los japoneses.

Las lanchas rápidas efectuaron incursiones en puertos, desembarcaron agentes secretos en costas enemigas solitarias, y en el Mediterráneo desarrollaron unas técnicas de abordaje y captura de buques mercantes, similares a las empleadas por los corsarios de antaño. Sus únicas limitaciones eran la autonomía, debido al elevado consumo de fuel por parte de sus poderosos motores, su vulnerabilidad para atacar a la luz del día, y sus limitadas cualidades marineras a causa de su pequeño porte y, en cierto modo, a su fragilidad para operar en condiciones de mar adversas.

Las lanchas rápidas constituyen una clase de pequeños buques eme comprenden a las lanchas torpederas, las lanchas cañoneras, las lanchas armadas (Motor Launches) y en algunos casos, como en las Schnellboote alemanas (lanchas rápidas que en muchos aspectos eran las más eficaces de esta clase), se incluyen unas embarcaciones capaces de llevar a cabo una serie de funciones variadas que incluyen el minado, la escolta de convoyes y el ataque torpedero. Las lanchas torpederas norteamericanas, PT (Patrol Torpedo), también combinaban las funciones cañoneras con las de lanzar torpedos. La Marina británica tendió en los primeros años de la guerra a separar ambas funciones y desarrolló las lanchas cañoneras, MGB (Motor Gun Boat), distintas de las lanchas torpederas, MTB (Motor Torpedo Boat). Pero al introducir las lanchas de mayor desplazamiento Fairmile "D", en 1942, se combinaron los cometidos de ataque mediante cañones y torpedos realizados desde una sola embarcación.

Italia fue la nación que prestó mayor atención al desarrollo de las lanchas rápidas antes de la guerra. La Marina italiana entró en ella con una fuerza de un centenar de lanchas rápidas, MAS (Motoscafo Anti Sommergibüe); tantas como pudieran reunir todas las demás grandes potencias. Al final de la guerra, sin embargo, Gran Bretaña disponía de la flota más numerosa con más de 1.500 pequeñas embarcaciones en sus Fuerzas Costeras.

Por el contrario, el Japón se preocupó menos que cualquier otro país en la construcción de estos buques y prefirió concentrar sus esfuerzos en buques de guerra mayores. Solamente construyó un número relativamente pequeño de lanchas rápidas del tipo T tomando como modelo una embarcación inglesa Thornycroft, procedente de la Primera Guerra Mundial, capturada en Cantón en 1938. En el período inmediato a la guerra, los japoneses intentaron recuperar el tiempo perdido construyendo un número elevado de lanchas tipo Shinyo; lanchas suicidas tripuladas por un solo hombre, de cinco metros de eslora, provistas de una carga explosiva en la proa que los pilotos intentaban hacer estallar chocando contra los buques enemigos. Tuvieron poco éxito; generalmente eran rechazadas y destruidas por las lanchas rápidas norteamericanas antes de que entraran en acción. Está fuera de duda que los japoneses tuvieron grandes pérdidas en las campañas de las islas del Pacífico por no disponer de embarcaciones adecuadas para combatir las lanchas rápidas, PT, de la Marina de los Estados Unidos.

Fuentes: Las lanchas rápidas, por Bryan Cooper, Editorial San Martin 1970. Las Marinas de Trafalgar a Hoy Día, perfiles, Vol III, Editorial Fabri-Noguer, Barcelona 1983.Continúa.

_________________
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


25 Ene 2010 00:40
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 14154
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: Las pequeñas de las Flotas
Imagen

Lancha torpedera alemana en el Báltico


Naturalmente, las lanchas rápidas no fueron las únicas armas utilizadas en la lucha por conseguir el dominio de las aguas costeras. También participaron otros buques; los comandantes de las S-boat (lanchas rápidas) alemanas, por ejemplo, temían a los destructores aliados más que a las lanchas cañoneras que fueron especialmente diseñadas para combatirlas.

Pero era aún más eficaz una combinación táctica de destructor y lancha cañonera, como lo demostraron las últimas operaciones en el Mar del Norte.

Durante el día la aviación jugó un papel cada vez más importante. Su eficacia en el ataque a los buques de guerra y tráfico marítimo enemigo resultó ser una de las enseñanzas mayores de la guerra. Pero una vez más, era más eficaz cuando se empleaba en coperación con otras fuerzas. A mediados de 1934, las Fuerzas Costeras británicas trabajaban estrechamente con grupos del Mando de Cazas en búsquedas ofensivas entre las costas de Holanda y los accesos del Canal de la Mancha.

Esto era un aspecto de la creciente dependencia entre las distintas fuerzas armadas, que se convirtió en un factor de constante incremento a medida que transcurría el conflicto, llegando a ser la clave de la política de defensa en los años de la postguerra.

Imagen

Práctica de lanzamiento de torpedos de una MTB canadiense


En muchas zonas las pequeñas embarcaciones mantuvieron el trabajo rutinario de vigilancia y patrulla y rara vez, si hubo alguna, entraron en contacto con el enemigo, como en el Caribe, las Aleutianas y las costas del Oeste y Sur de África.

En lo que se refiere a la acción ofensiva, participaron en tres zonas principales. En la primera se desarrolló la lucha por dominar la zona marítima comprendida entre Gran Bretaña y Europa y comenzó con la ocupación alemana de todo el frontón marítimo de Europa Occidental. El Mar del Norte y el Canal de la Mancha vio la mayor confrontación de la guerra entre las lanchas rápidas a causa de los esfuerzos realizados por ambos bandos para atacar los convoyes costeros del enemigo y para defender los propios.

En las Fuerzas Costeras de Gran Bretaña hubo embarcaciones y dotaciones de los Dominios, de las fuerzas de la Europa libre y, en los últimos momentos de la guerra, de Norteamérica. Hasta finales de 1942 no lograron los británicos alcázar una igualdad con las lanchas rápidas alemanas. La batalla alcanzó su momento culminante en los meses finales de 1942 y nuevamente en 1944 a causa de los desembarcos en Normandía. No obstante el abrumador acoso ejercido por los alemanes contra el tráfico marítimo aliado prosiguió hasta casi el mismo final de la guerra.

Imagen

Torpedera Vosper británica


La segunda zona de conflicto se localizó en el Mediterráneo, desde las aguas costeras de África del Norte hasta las de Italia y los Balcanes. Malta figuro preponderantemente en esta confrontación, como base de lanchas rápidas británicas y como objetivo de ataque por parte de las italianas y alemanas, en la medida en que ambos bandos se esforzaron para conservar abiertas las líneas de suministros para las fuerzas respectivas que combatían en tierra.

Pero a medida que el cerco se apretaba en torno a la Europa ocupada por los alemanes, especialmente después de la rendición de Italia en 1943, se intensificó en otras zonas la acción de las lanchas rápidas. En el Egeo y Adriático tomaron parte en incursiones realizadas por los Comandos y en misiones de cooperación con los partisanos, detrás de las líneas enemigas, ocultándose durante el día en las tranquilas bahías y ensenadas de las numerosas islas existentes en esa región.

Esta clase de cometidos en que las embarcaciones (operando individualmente o en agrupaciones) se dedicaban a hostigar al enemigo, algunas veces alejadas durante días o semanas de sus bases, ofrece una idea del temperamento individualista de quienes prestaban esta clase de servicio.

Las lanchas rápidas norteamericanas trabajaron codo a codo con las Fuerzas Costeras británicas y con las de los Dominios. Durante cierto período operó en estas aguas una sola escuadrilla de lanchas rápidas norteamericanas.

El Pacífico es la tercera zona en que las lanchas rápidas se emplearon profusamente. Aunque las Fuerzas Costeras británicas se utilizaron con limitada amplitud en las proximidades de las costas de Malasia y Burma, fueron principalmente las PT norteamericanas las que combatieron contra los japoneses en las campañas de Nueva Guinea, Islas Salomón y Filipinas.

En muchos aspectos, el Pacífico presenció la más eficaz forma de empleo de las lanchas rápidas.
Estas jugaron una parte vital atacando a los buques costeros de aprovisionamiento y manteniendo embotellados grandes grupos de fuerzas japonesas en sus islas de guarnición.

También se emplearon eficazmente contra buques de guerra enemigos, incluso del tamaño de un crucero ligero, participando en algunos de los encuentros más dramáticos de la guerra del Pacífico, entre los que cabe incluir la batalla del Golfo de Leyte.

Como embarcaciones de combate cuya construcción era relativamente barata y su diseño simple, lo que permitió su fabricación en gran cantidad y con rapidez en astilleros pequeños, demostraren con creces su valor como arma durante la guerra y subrayaron la importancia de mantener el dominio de las aguas costeras en cualquier conflicto.

Pero esta lección no se aprendió por primera vez, aunque se olvidara durante los años transcurridos entre las dos conflagraciones mundiales. Porque, como en el caso de muchas armas modernas, las lanchas rápidas se desarrollaron y se emplearon ya en la Primera Guerra Mundial.

Fuentes: Las lanchas rápidas, por Bryan Cooper, Editorial San Martin 1970. Las Marinas de Trafalgar a Hoy Día, perfiles, Vol III, Editorial Fabri-Noguer, Barcelona 1983.

Imágenes, Lanchas Rápidas de Bryan Cooper y archivos personales

_________________
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


25 Ene 2010 00:53
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 2 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com