Fecha actual 05 Dic 2019 23:41




Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
 El Solitario Rey Del Norte 
Autor Mensaje
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 14122
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje El Solitario Rey Del Norte
El Solitario Rey Del Norte


Imagen

Tirpitz


"Una de las mejores cualidades del buque", había dicho el gran almirante Alfred von Tirpitz, "es que si puede flotar y permanecer horizontal, es una plataforma artillera".

Quizá el fundador de la Flota de Alta Mar alemana pensara que algún día se le diese su nombre a un buque de guerra, pero nunca pudo imaginar que su teoría de la "plataforma artillera" quedara resumida en la vida del Tirpitz, de forma tan singular en la historia.

Desde enero de 1942, fecha en que partió de Alemania para dirigirse a Trondheim, hasta noviembre de 1944, el Tirpitz era el único buque que la Marina Real británica no podía echar en olvido; su oponente más peligroso en el hemisferio Occidental.

Su existencia originó una serie de episodios en la guerra naval, no igualados por otro buque en la historia.

Merece la pena recordarlos porque se produjeron en una época en que se preveía que el acorazado quedaría anticuado como arma eficaz en la guerra naval; también porque no ha existido acorazado que haya tenido una historia similar a la del Tirpitz.

El ambiente de temor y respeto que provocó el Tirpitz se debía en gran parte el recuerdo de su gemelo Bismarck; la Marina Real no olvidaba que para destruirlo se vio obligada a realizar el mayor esfuerzo improvisado de toda la guerra.

Por eso, cuando el Tirpitz entró en servicio y se trasladó a las aguas noruegas, dispuesto, al parecer, a emular las proezas del Bismarck, los británicos no ahorraron esfuerzos para inmovilizarlo.

El primero dio origen a la dramática incursión de St. Nazaire; donde se encontraba el único dique seco capaz de ubicar la masa de un buque de guerra como el Tirpitz, y con posibilidades de repararlo en caso de que irrumpiese en el Atlántico y tratase de dirigirse a Francia, como intentó hacer el Bismarck.

En la incursión, concebida especialmente para neutralizar esta amenaza, un viejo destructor, cargado con alto explosivo, embestiría contra la compuerta del dique para destruirla con la explosión de la carga, activada con una espoleta retardada.

La incursión, realizada el 28 de marzo de 1942, consiguió el éxito a cambio de grandes pérdidas de soldados y marinos; pero eliminó la posibilidad de que los alemanes mantuviensen operativo al Tirpitz en un puerto del golfo de Vizcaya.

Imagen

El HMS Campbeltown incrustado en el Dique.


Imagen

Desde otra perspectiva el HMS Campbeltown incrustado en el Dique.


Respecto a la incursión de St. Nazaire existe un hecho fascinante.

El almirante Darían, el tantas veces denigrado líder de Vichy, se desgañitaba afirmando repetidamente a los estrategas navales alemanes que si bien era posible tener al Tirpitz dentro del dique de St. Nazaire, sería prácticamente imposible conservarlo fuera.

La incursión terminó con la polémica. Si aconsejaba sinceramente a los alemanes, como colaborador, o si intentaba aportar razones para transformar Brest en un segundo Wilhelshaven, posiblemente no se sabrá nunca; pero esta actitud es una faceta más de la historia del Tirpitz.

Mientras el acorazado alemán estuvo en Tromdheim sufrió repetidos bombardeos, pero aun así logró un mayor victoria antes de ser puesto fuera de combate.

Entre el 4 y 5 de julio de 1942, creyendo el Almirantazgo británico que el Tirpitz se encontraba en la mar, ordenó la dispersión del convoy PQ-17, con lo cual facilitó a los submarinos y aviones de bombardeo enemigos la destrucción de veintitrés buques mercantes.

El Tirpitz era una de las razones más poderosas para la supresión de los convoyes a Rusia en el verano de 1942, por eso se hizo más necesaria que nunca su destrucción.

Imagen

El Tirpitz en la mar bombardeando Spitzberg con los cañones de 38 c.




Fuentes: La Guerra Naval en el Atlantico, Editorial Juventud, por Luis de la Sierra, La Flota de Alta Mar de Hitler, Editorial San Martin, por R. Humble.
Imágenes de igual procedencia más Bundersarchiv, Wikipedia, Naval-History

_________________
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


23 Oct 2010 00:14
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 14122
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: El Solitario Rey Del Norte
En la Primera Guerra Mundial, Winston Churchill, primer lord del Almirantazgo, se jactaba diciendo que si la Flota de Alta Mar no salía a combatir, sus buques serían "cazados como ratas" en sus puertos.

En aquella época, los oficiales de la Gran Flota de Jellicoe consideraban estas palabras como una mera ampulosidad, pero en la Segunda Guerra Mundial ya existían armas que hacían posible la afirmación de Churchill.

En el siguiente ataque lanzado por los británicos se emplearon los torpedos humanos.

El 26 de octubre de 1942, el líder de la Resistencia noruega, Lief Larsen, se dirigió a Trondheim a bordo del pesquero Arthur, remolcando dos de estas pesadas armas.


Imagen

Arthur


Se pretendía penetrar en el puerto, montar sobre los torpedos en inmersión para dirigirlos hasta el Tirpitz y colocar sus cabezas explosivas, con las espoletas actitivadas, debajo del casco del acorazado.

La operación terminó con un fracaso: a cinco millas de Trondheim, después de pasar el reconocimiento de una patrulla costera alemana, la dotación del Arthur se dio cuenta de la rotura de los cables de remolque y de la pérdida de los torpedos.

El Tirpitz se había salvado otra vez.

La siguiente amenaza le vino por parte de Adolf Hitler; cuando sentenció de muerte a todos los buques de línea de la flota alemana, después del fracaso de la operación Regenbogen en el Combate del Mar de Barents, el 31 de diciembre de 1942.

Pero este peligro quedó soslayado por las razones aportadas por el gran almirante Doenitz y el Tirpitz se trasladó al fiordo de Alten para continuar ejerciendo su papel disuasorio.

De aquí salió a primeros de septiembre de 1943 para llevar a cabo la única misión de guerra en que usaría sus cañones de 15 pulgadas: el bombardeo de Spitzberg, el día 8.

El 22 del mismo mes, fondeado de nuevo en el fiordo de Alten, le encontraron los submarinos enanos británicos.

Imagen

El Tirpiz fondeado en Alten, rodeado de redes antitorpedo.


Imagen

Submarino clase X


Con el ataque de estos submarinos las sombras comenzaron a caer sobre la historia del Tirpitz.

Al capturar cuatro hombres de la dotación de uno de los submarinos atacantes, el capitán de navío Hans Meyer trasladó su buque lo más lejos posible del lugar donde se sospechaba que habían sido colocadas las cargas, pero esta medida no fue suficiente.

Las explosiones submarinas producen efectos devastadores, porque las ondas explosivas se transmiten íntegramente a través del agua; y las ocho toneladas de amatol colocadas debajo del Tirpitz estallaron simultáneamente.

La explosión levantó la masa del acorazado unos seis pies. Destrozó su sistema de alumbrado, inmovilizó dos torres, retorció un timón y averió gravemente sus máquinas principales.

Pero los ingenieros alemanes comprobaron que quedaron dobladas numerosas cuadernas, lo cual significaba que ya no sería capaz de alcanzar su velocidad de proyecto.


Fuentes: La Guerra Naval en el Atlantico, Editorial Juventud, por Luis de la Sierra, La Flota de Alta Mar de Hitler, Editorial San Martin, por R. Humble.
Imágenes de igual procedencia más Bundersarchiv, Wikipedia, Naval-History

_________________
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


23 Oct 2010 00:53
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 14122
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: El Solitario Rey Del Norte
Sin embargo, aún podía ser reparado y sus cañones podrían hacer fuego de nuevo. Pero mientras estuviese en estas condiciones los británicos no lo dejarían en paz.

Se calculaba que en la primavera de 1944 sus reparaciones estarían casi terminadas, y los británicos prepararon un nuevo ataque; en esta ocasión un ataque masivo con aviación embarcada en portaviones, dado que el fiordo de Alten estaba fuera del radio de acción de los bombardeos de la RAF basados en tierra.

Imagen

Barracuda.


El 3 de abril de 1944, cuarenta y dos Barracuda de bombardeo en picado, de los portaviones Victorius, Furious, Searcher, Emperor, Pursuer y Fencer, atacaron a baja altura, sorprendieron por completo las defensas alemanes del fiordo de Alten y rociaron con bombas al Tirpitz, logrando catorce impactos que produjeron varios incendios.

Imagen

HMS Victorius


Imagen

HMS Furious


Imagen

HMS Searcher


Imagen

HMS Emperor


Imagen

HMS Pursuer


Imagen

HMS Fencer


Murieron unos 122 hombres de su dotación y otros 316 resultaron heridos.

Pero las bombas de 725 kilogramos utilizadas en el ataque se lanzaron desde poca altura para perforar la coraza y la mayor parte de los daños provocados fueron relativamente ligeros.

No obstante, los británicos consiguieron inmovilizarlo durante otros tres meses.

Este éxito del Arma Aérea de la flota ya no volvió a repetirse, a pesar de que se llevan a cabo repetidos intentos durante el verano de 1944.

Fracasaron por las condiciones adversas del tiempo, por las cortinas de humo que cubrían al Tirpitz durante el ataque, y porque las bombas no hicieron explosión.

Fuentes: La Guerra Naval en el Atlantico, Editorial Juventud, por Luis de la Sierra, La Flota de Alta Mar de Hitler, Editorial San Martin, por R. Humble.
Imágenes de igual procedencia más Bundersarchiv, Wikipedia, Naval-History

_________________
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


23 Oct 2010 01:37
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 14122
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: El Solitario Rey Del Norte
Una flota de portaviones, que podría haberse utilizado con más eficacia en otros lugares, permanecía concentrada durante meses debido a la presencia de un buque solitario: el Tirpitz. El "Rey Solitario del Norte", como le apodaron los miembros de la Resistencia noruega, jugaba una parte importante en la guerra naval sin moverse ni medio cable de distancia de su fondeadero.

Los británicos planearon entonces utilizar las grandes bombas "revientamanzanas" ideadas por Barnes Wallis, quien produjo las armas que destruyeron las presas del Ruhr el año anterior.

Como los bombarderos Lancaster no tenían radio de acción para efectuar un ataque y regresar, se trasladó una fuerza aérea al aeródromo de Yagodnik, al Norte de Rusia; y el 15 de septiembre, veintiocho aparatos Lancaster, procedentes del Este, atacaron el fiordo de Alten.

Imagen

Avro Lancaster


Al iniciar el ataque, las cortinas de humo ocultaban la zona del blanco, pero una bomba "Tallboy" de 5.450 kilogramos penetró a través del castillo de proa del Tirpitz y estalló en su quilla.

Imagen

Tallboy


Imagen

Tallboy comparativa


Los bombarderos regresaron a Yagodnik; las tripulaciones comentaron compungidas lo cerca que estuvieron de conseguir el éxito, desconocedoras de haberlo logrado.

Imagen

El Tirpiz tocado tras el ataque del 15 de septiembre


Los daños sufridos por el Tirpitz en el ataque del 15 de septiembre, le imposibilitaron definitivamente para navegar en alta mar.

A lo sumo podría hacerlo a lo largo de la costa a la ínfima velocidad de ocho nudos, pero aún cumplía las cualidades de "plataforma artillera", según la idea del almirante Alfred von Tirpitz, y Doenitz ordenó usarlo como tal.

Se convirtió, pues, en una batería para la defensa costera noruega, situado frente a la isla de Haakoy a tres millas de.la entrada del fiordo de Tromsó.

Vergonzosamente remolcado, el Tirpitz dejó por última vez el fiordo de Alten, donde tanto tiempo pasó, para dirigirse al Sur, a su nuevo emplazamiento.

Para poder fondearlo en Tromsó, los alemanes le prepararon una cama de arena a fin de que no quedase varado; también tomaron precauciones contra ulteriores ataques aéreos, dado que Tromsó estaba dentro del radio de acción de los Lancaster basados en Gran Bretaña.

Los Lancaster no se hicieron esperar. Para poder llegar, se les suprimió parte de su chapa acorazada y de las torretas altas, se les dotó con los nuevos motores Merlin 24 y se les colocaron tanques supletorios de combustible.

El 29 de octubre, fracasó el primer intento de bombardeo a causa de la mala visibilidad.

Los alemanes reaccionaron basando un ala de cazas en el cercano aeródromo de Bardufoss.

Fuentes: La Guerra Naval en el Atlantico, Editorial Juventud, por Luis de la Sierra, La Flota de Alta Mar de Hitler, Editorial San Martin, por R. Humble.
Imágenes de igual procedencia más Bundersarchiv, Wikipedia, Naval-History, archivos personales

_________________
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


23 Oct 2010 01:58
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Nov 2009 17:42
Mensajes: 14122
Ubicación: Al Corso contra el Inglés, el gabacho, el yankee y el berberisco
Nuevo mensaje Re: El Solitario Rey Del Norte
Los Lancaster necesitaban tiempo claro para lanzar sus bombas "Tallboy" con puntería; se disminuyó su armamento defensivo para conseguir mayor radio de acción.

Esta combinación de circunstancias favorecía la defensa por parte de los alemanes, sin embargo el domingo 12 de octubre de 1944 la adversidad se cebó con el Tirpitz.

Veintinueve Lancaster despegaron de Lossiemouth, en Escocia, al mando del comandante de Ala, J. B. Tait del 617 Escuadrón (que también dirigió el ataque contra el Tirpitz desde Yagodnik).

Dieron un amplio rodeo para aproximarse desde tierra y se presentaron de improviso sobre el acorazado alemán, mientras los cazas de su defensa basados en Bardufoss se preparaban para repeler lo que parecía ser un ataque contra su propio aeródromo.

Sin defensa de cazas, sin cortinas de humo y con buena visibilidad, el Tirpitz estaba perdido.

Las cortinas de humo (cuyos aparatos aún no estaban completamente instalados desde que se trajeron del fiordo de Alten) comenzaron a cubrir el fondeadero, demasiado tarde, cuando los Lancaster volaban ya hacia él. Dos bombas "Tallboy" estallaron en la cubierta del Tirpitz', otras demolieron la cama de arena que le rodeaba y excavaron grandes cavidades en el fondo.

El Tirpitz comenzó a escorarse a babor, cuando se adoptaban medidas para adrizarlo se produjo una tremenda explosión en sus pañoles de pólvora de popa. Era el fin. El Tirpitz dio la vuelta y quedó con su superestructura descansando sobre el fondo.

Imagen

El fin del Tirpiz con <quilla al sol> en el fiordo de Tromso; unos 1.000 hombres de su dotación quedaron aprisionados dentro del casco.


Incluso en esta poco gloriosa destrucción del Tirpitz, existía un nexo de unión con la herencia de la primera Flota de Alta Mar: un heroismo desesperado, paralelo al demostrado en los últimos combates del Bismarck y Scharnhorst.

Al dar la vuelta el Tirpitz unos 1.000 hombres quedaron encerrados en su interior; alrededor de ochenta pudieron arrastrarse hasta la parte sobresaliente del casco, siendo rescatados a través de orificios practicados en él.

Otros no tuvieron tanta suerte; y los grupos de auxilio que se esforzaban el salvarlos pudieron oir cómo en las profundidas del buque cantaban el "Deustschland über Alies", hasta que el agua los iba inundando y les hacía callar.

Con el mismo espíritu, los marineros del almirante Graf von Spee que participaron en' la Batalla de las Malvinas, vitorearon y cantaron hasta que sus destrozados cruceros se hundieron bajo sus pies.

La pasiva vida del "Rey Solitario del Norte" terminó violentamente y sin gloria, pero fue honrada por los hombres de su dotación, pese a tener motivos para estar demoralizados después de dos años y medio de defensiva inactividad.

Fuentes: La Guerra Naval en el Atlantico, Editorial Juventud, por Luis de la Sierra, La Flota de Alta Mar de Hitler, Editorial San Martin, por R. Humble.
Imágenes de igual procedencia más Bundersarchiv, Wikipedia, Naval-History, archivos personales

_________________
Secretario Justicia del Foro.
Insignia en el crucero acorazado: Emperador Carlos V R. O. del 21 de febrero de 2015.
Nunc Mínerva, postea palas (Primero la sabiduría, después la guerra),
Lema del Arma de Ingenieros del ET Español


23 Oct 2010 02:05
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 5 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com