Fecha actual 07 Dic 2019 21:59




Responder al tema  [ 30 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
 Dobleazur "Navegación en solitario" Premio 2008. 
Autor Mensaje
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Dobleazur "Navegación en solitario" Premio 2008.
NAVEGANDO EN SOLITARIO


He decidido salir a la mar, aunque en esta ocasión tendré que navegar en solitario. Es lunes y mi hijo, compañero habitual de navegación, tiene prevista su llegada a Almerimar en cuatro días, el próximo viernes.

En el puerto amaneció el día con viento de poniente con algunas roladas del sur y estaba parcialmente cubierto. Las condiciones climatológicas son estupendas para salir a la mar.

Me gusta navegar. Navegar es perderse conscientemente en esos enormes espacios abiertos que nos brinda la naturaleza y poder respirar la sensación de libertad en esa inmensidad. Desde el primer día que conoces la mar, el atractivo que enamora al alma es la especial sensación de convivir con un ente vivo, una superficie en eterno movimiento, unas profundidades desconocidas y terribles sobre las que flotas, que hacen acompasar tu vida ante las mil caras y fenómenos que, siempre diferentes, nos sorprenden. Me gusta navegar.

A las 08:00 horas, después de un buen desayuno, embarqué en “Faramán”, nuestro velero de 42 años y 8,65 de eslora. Procedí a verificar los puntos más importantes: El estado de la jarcia, los grifos de fondo, el achique del agua acumulada en la sentina, revisión de los niveles de aceite y agua del motor, etc. Después procedí a fijar la estiba de todo lo que se pudiera mover durante la navegación y cerré compartimentos. Con un largo cabo tendí una línea de vida desde el balconcillo de proa, pasando sobre el tambucho, hasta una cornamusa de popa. Conecté el equipo VHF, arranqué el motor y después de unos minutos de calentamiento, solté amarras. Desatraqué marcha atrás y me centré en la calle entre los pantalanes hasta enfilar la bocana. Al llegar a la torre de control me detuve unos minutos para rellenar dos bidones de 10 litros de gasoil, que con los 25 del depósito, eran más que suficientes para hacer muchas millas a motor, si el viento no me acompañaba.

La mar estaba tranquila. El viento soplaba de poniente. El cielo estaba ligeramente cubierto como si los brochazos entre rojos y grises de un pintor lo hubiesen decorado. El parte meteorológico anunciaba que despejaría a media mañana.

Me aproé al viento y posicioné el piloto automático, que manteniendo el rumbo, me permitió izar la mayor. Después saqué génova por babor y navegué de través. Mantenía muy buena arrancada y en una hora me separé de la costa seis millas. Poco después cambié el rumbo de 144º a 82º, hasta encontrarme prácticamente apopado. Amollé el génova y forcé manualmente el cambio de posición de la botavara para navegar a orejas de burro. Trinqué la contra para evitar sorpresas.

Durante 6 horas estuve navegando con muy buena arrancada, con una media de 5 nudos. Mantenía rumbo directo al este, enfilado al Cabo de Gata, del que aún me distaban unas 32 millas.

Cuando se está navegando con viento portante y por la popa, parece que el tiempo y el viento se detienen. Hasta el humo del cigarrillo se mantiene estático y asciende con lentitud. Es en esos momentos cuando se entreabre la válvula poética de los pensamientos. Pensamientos que se hacen presentes parsimoniosos, lentos, densos. Es cuando la imaginación más fértil divaga entre la realidad y la ficción. Se viven momentos de una placidez indescriptible que forma parte del placer de navegar. Observas cómo tu barco se desliza dejando un surco vivo tras de ti y por el aspecto de la espuma blanca calculas mentalmente la velocidad de marcha que confirmas con los números de la corredera. Tus ojos se deleitan contemplando el movimiento constante de las ondas de agua que te rodean. El color del mar nunca se repite, siempre es variante en las tonalidades de bellas irisaciones en los brillos del borde alto de la espuma blanca de las olas.
.


22 Dic 2008 11:24
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Dobleazur (2/2) "Navegación en solitario"
'

Se interrumpen los pensamientos cuando deseas beber y comer algo. Cuando el estómago solicita atención hay que atenderlo. Sin prisa sopesas qué te gustará más saborear del acopio de viandas. Me decidí por desnudar unas sabrosas gambas cocidas acompañadas de medio litro de cerveza. Saqué una litrona de la nevera, que acompañé con espléndidas gambas rojas de Garrucha, grandes como carabineros. Son regalos del Mediterráneo. “Bocatto di cardinali” como dirían los finolis.

Tenía la experiencia de que a la altura del Cabo de Gata la mar estaría algo revuelta por el encuentro de vientos en aquel punto. Y, como esperaba a dicha altura, hacia las 18:00 horas roló el viento, que ahora soplaba del noreste, por lo que con el trapo a estribor continué navegando a un descuartelar, con rumbo 60º.

La mar comenzó a rizarse formando piaras de borreguitos que debía observar con detenimiento para apreciar si iban o nó, a más. El viento continuó sin cambios y poco a poco la mar comenzó a ser placentera. La escora se mantenía cómoda, en apenas 12º. La proa de “Faramán” hendía firme la mar, y por la popa comprobaba la estela de los 6 nudos que indicaba la corredera.

Pasadas 4 millas de Cabo de Gata, divisé Morro Genovés, y tras él su amplia cala y playas, donde a sotavento encontré resguardo para dejar pasar la noche. Calculé el radio del posible borneo si rolaba el viento y, con 4 metros de calado, eché el ancla y solté cadena y cabo con longitud de unos 18 metros. Estaba fondeado.

La primera jornada de navegación se desarrolló tal como la cuento: perfecta en todo.

La noche era muy apacible y se prestaba a soñar dejando libre la imaginación. No tenía con quien compartir la guardia nocturna, por lo que decidí tomar demora a tres puntos diferentes de la costa y comprobar, cada quince minutos, que el ancla de “Faramán” no garreaba. En especial encontré una enfilación de unas rocas blancas y una casita tras ellas. Anoté los datos en un cuaderno, para comprobar después si habían variado.
.


22 Dic 2008 11:27
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'
Me mantuve en la bañera, con buena ropa de abrigo hasta la 01:00 AM, momento en el que me dejé vencer por el cansancio y la somnolencia y decidí echarme un poco en el camarote de proa.

Desperté a las 03:00 horas. Subí a cubierta y comprobé con tranquilidad que la posición no se había alterado. La luz tenue de la media luna que se dejaba ver entre jirones de nubes algodonosas, me permitía visibilidad suficiente. No tenía mucho sueño y me mantuve nuevamente recostado en la bañera. Tomé unos chupitos del vino rojo oscuro de Cómpeta que me reconfortó el espíritu y me preparé una pipa con un tabaco holandés con olor a natillas que inundó el ambiente.

Sé que no se debe navegar solo. No se lo recomiendo a nadie.

Durante la navegación diurna se debe tener la precaución de mantener un cabo amarrado al cinturón y el grillete a la línea de vida, aunque la mar esté muy tranquila. Pero durante la noche, no disponer con quien compartir la guardia, no tiene remedio. Tienes que hacerlo tú solo. Puedes disponer de un reloj despertador activado cada media hora. Pero eso no es solución. Treinta minutos puede ser mucho tiempo, y puedes tener una desagradable sorpresa. A su vez, ese tiempo es insuficiente para descabezar un sueño reparador. Navegar solo no lo recomiendo.

A las 05:30 de la mañana, estaba ya cansado de no descansar. Arranqué motor y con leve arrancada fui cobrando estacha hasta tener el ancla en pendura. Levé y poco después creo que dejé atrás puerto San José. Por el GPS y la cartografía sé que estaba posicionado frente a Punta Loma Pelada y los Escullos, posición que confirmé una hora después, cuando tuve la visión de las sierras oscuras de Las Negras, que me trajo el recuerdo de pasadas vacaciones de carabana y camping.

Para desayunar preparé unas lonchas de jamón serrano, zumo de naranja y después una taza de café muy caliente del termo. Mis energías subieron a tope.

Pasada Agua Amarga saludé los cabos de Punta de la Media Naranja y el De los Muertos… ¡Algún día descubriré qué hay detrás de tantos y tan sugestivos nombres de esta geografía! Seguro que rememoran gestas, batallas navales, hechos históricos o leyendas interesantes que, con el paso del tiempo aún no se habrán olvidado.

Desde Almerimar al cabo de Palos la distancia es de 122 millas. Durante toda la travesía sopló el viento y me permitió mantener desplegadas las velas. En toda la derrota seguí una línea paralela a la costa. Pura navegación costera.

La navegación de altura tiene otros atractivos que nunca superan al placer de tener a la vista la costa. En travesías costeras, en todo momento, es preferible mantenerse como mínimo a cinco millas de la línea de costa, mejor que solo a dos. Los peligros siempre están donde termina la mar, en la costa.

La costa atrae como los cantos de sirena a Ulises. Hay que ser precavidos.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:31
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Seguí costeando, observando por babor múltiples playas, acantilados custodios de pequeñas calas recónditas, faros, construcciones y urbanizaciones que se extienden en lontananza con sus fachadas blancas y tejados rojos… hasta que alcancé cabo de Palos. En esa zona pude capturar al curricán mi primer pez, que fue un bonito de unos dos kilos. No esperaba esa captura y no sabía qué hacer con él. Lo devolví al agua. Estaba herido en la boca por el anzuelo, pero se marchó muy vivo.

A las 23:50 horas tenía a la vista cabo de Palos. La noche se me había echado encima y seguía navegando aprovechando el viento de popa. Me separé un poco de tierra para pasar entre el cabo y las Islas Hormigas, enfilé los 340º dejando a babor Isla Grossa y el Puerto de Tomás Maestre, con dirección al puerto de San Pedro del Pinatar.

Sobre las 02:00 de la madrugada, con visibilidad cero, llegué al puerto. Atraqué al pantalán de espera para hacer las formalidades de rigor, y me asignaron un sitio para terminar de pernoctar. En el pantalán H.

Tras inspeccionar y ordenar la embarcación, hacia las 3 de la madrugada me dispuse a dormir. Desde Almerimar había recorrido un total de 150 millas. Treinta y cuatro horas de navegación a vela. Estaba satisfecho con “Faramán” y conmigo mismo.

A las 08:00 de la mañana estiré los brazos y desperecé mi cuerpo. La mañana se presentaba bonita, con un cielo limpio y de color azul, los pocos jirones de nubes navegaban muy altos. El sol hacía ya rato que empezó su periplo. Era la hora de hacer un buen desayuno. Me dirigí a uno de los restaurantes del puerto que comenzaba en aquellos momentos a abrir sus puertas.

Degusté tostadas, café y zumo de naranja recién exprimido.

También se encontraba en los mismos quehaceres, junto a mi mesa, un trotamares con acento francés. Entablamos conversación. Me dijo que se llamaba Franc. Posiblemente un diminutivo. Su barco, un velero de 11,50 con mayor y mesana. Llevaba seis meses navegando en solitario por el Mediterráneo. Ahora estaba de regreso, su derrota, vía estrecho de Gibraltar, la tenía trazada costeando Portugal y con arribada final en La Rochelle, su puerto de origen frente a Ile de Re, en Francia.

Todos los habitantes de la Mar son personas abiertas a la amistad. Extrovertidos. Muy parlantes. Son gente que se encuentran una sola vez y parece que se conocieran de toda la vida. Te cuentan sus historias, sus aventuras, sus anécdotas marineras, sus experiencias vividas con buena y con mala mar. Historias vivas de cien travesías.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:33
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Terminado el desayuno convinimos en ofrecernos nuestros barcos. El velero de Franc estaba muy bien equipado. En especial me llamó la atención que todos los reenvíos a la bañera terminaban en un winche motorizado. El barco estaba preparado para navegar en solitario con poco esfuerzo y con equipos dobles, tanto de pantallas de radar como de cartografía gps-plotter. Las pantallas situadas en cabina se duplicaban en la bañera. Se podía gobernar sin asomar la cabeza al exterior, ya que disponía de doble rueda de gobierno. Los 11,50 metros de eslora no tenían nada que envidiar a los veleros con esloras de más de 16 metros.

Me mostró una colección de fotos envidiable. Sus trofeos de navegación.

Cuando subió a “Faramán” se quedó eclipsado. Le maravilló que pudieran existir veleros de madera con 42 años de edad, tan cuidados, pintados, barnizados y en aquellas condiciones de conservación.

En especial se enamoró del original compás horizontal instalado en la bañera.

En nuestra conversación, grata y amable, descubrimos que si bien coincidíamos prácticamente en todo, en lo que más estábamos de acuerdo, por experiencias vividas, era que ¡¡NO SE DEBE NAVEGAR EN SOLITARIO!!

Franc lo había comprobado durante seis meses de navegación. ¡Yo lo había descubierto en solo dos días!

Los placeres, en todo orden de la vida, se duplican cuando se comparten. Ese es el arte del buen vivir. Y también ese es el secreto de las buenas travesías.

A las 09:00 zarpamos los dos veleros con rumbo suroeste. Al principio perseguí su estela aunque la diferencia de arrancada nos fue distanciando. Su velero tomó un rumbo más abierto que el mío. Se fue separando hasta más allá de las 12 millas, para al final navegar en mar abierta.

Las últimas palabras que cruzamos fue por radio. Nuestros barcos se alejaban. –“¡Adios amigo Franc, hasta la vista!”- La radio me devolvió: -“¡Au revoir, mon amic!”-
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:34
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Minutos después quedé nuevamente solo y en silencio. Un silencio que en mi interior, el vientre, se dispuso a romper. ¡Qué llamadas más perentorias tiene el ser humano!

Y mientras atendía urgentemente esa íntima necesidad, me vino a la memoria, algunas de las condiciones de navegación de los navíos de guerra españoles, allá por los años de 1800.

En aquellos navíos navegaba la tripulación en un mundo de oscuridad. La luz diurna penetraba débilmente en las cubiertas inferiores. A causa del mal tiempo, las portas de los cañones se mantenían cerradas, sumiendo los entrepuentes en la más absoluta oscuridad, y por otra parte, ninguna luz artificial se autorizaba por el temor obsesivo al incendio. El fuego es uno de los peligros más graves para una embarcación de madera.

Las incomodidades más increíbles se vivían a bordo. La tripulación era una multitud que se estorbaba en todo momento. En algunas partes más bajas, la altura no llegaba a los 1,65 metros, lo que obligaba a los hombres a deambular encogidos y doblados.

Por término medio, el número de hombres embarcados correspondía a diez veces el número de cañones que portaba. Es decir 700 hombres para un navío de 74 cañones o 1000 hombres sobre un buque de 112 cañones.

A esta marinería había que añadir además, una veintena de oficiales del estado mayor, incluido el capellán y el cirujano. Así, para un buque de 112 cañones de 63 m de eslora y 16 m de manga, había más de un millar de oficiales, artilleros, infantes de marina, marineros y grumetes que se hacinaban bajo los tres niveles del buque. Y, aún más os digo, tenían que convivir con caballos, vacas, cerdos, aves... Todo un corral de provisiones, cables, cajas, barriles, cañones, municiones y un sinfín de cosas más.

Un buque de guerra constituía un nido de infección. Los entrepuentes estaban siempre abarrotados de gente, confinados, mal aireados, oscuros, sucios y nauseabundos.

La parte más baja del navío, la sentina, era un lugar con un olor pestilente. Las hamacas quedaban suspendidas cada día sin ser aireadas, ni lavadas. Los fondos jamás estaban secos. Aguas de toda naturaleza se acumulaban en la sentina: agua de mar a causa de temporales o que chorreaba por las aberturas del barco; aguas de lluvia; aguas de lavado de los puentes incompletamente evacuadas, aguas residuales de los hombres y de los animales.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:37
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

La sentina era un lugar casi pantanoso, donde podían flotar ratas muertas y otros objetos no identificados. Era, sobre todo, un lugar donde las bacterias pululaban, los parásitos (piojos y pulgas) se reproducían por millares y donde larvas de mosquitos (los que transmiten la fiebre amarilla y el paludismo) proliferaban a sus anchas.

A todo esto habría que añadir algunas rarezas de conducta. En efecto, las letrinas de la marinería se situaban en la proa del navío, en unas maderas con agujeros llamados beques, en el mismo lugar donde, a contrario de las reglas de higiene más elementales, los marineros también lavaban su ropa. En este lugar barrido por los rociones de mar y expuesto a todas las inclemencias meteorológicas, los hombres corrían siempre el riesgo de ser arrancados por un golpe de mar.

¡Cuantos marinos habrán caído al agua con los pantalones por debajo de las rodillas! Durante un fuerte temporal y por la noche, vacilaban mucho antes de ir allí. Diré como paradoja, que solo los más valientes llegaban a hacer sus necesidades cuando la cosa les apretaba.

(Yo, mientras tanto, seguía a lo mío)

Los oficiales de guerra tenían sus letrinas en popa, donde estaban resguardados de las inclemencias del tiempo y tenían algo más de intimidad. Los oficiales de mar también gozaban del "privilegio" de dos beques cubiertos en proa. El resto de la tripulación tenía que acomodarse a lo que tenían.

Además, las cocinas y el hospital estaban situados delante del parque del ganado: así, en caso de epidemia, los enfermos se agrupaban en la oscuridad, acostados en una gran estera de junco como colchón, respirando el aire contaminado por las deyecciones.

¡Bueno, felizmente ya acabé con lo mío!

Perdón por el inciso pero, no hace falta decir, que son cosas propias a las que nadie puede ni evitar, ni renunciar.

(Terminé felizmente con mis recuerdos. Seguiré la narración de la travesía)
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:40
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Antes de salir de puerto había comprado pan y renovado los cubitos de hielo de la nevera. No necesitaba nada más. Planifiqué la travesía para no hacer escalas. Eso sí, siempre dependiendo de las condiciones que se presentaran. Hay un dicho marinero que recuerda que “las condiciones de salida las elijes tú, las condiciones de llegada no”

La mar estaba tranquila y presentaba una leve corriente favorable, con rumbo Sur. El viento me impulsaba por popa. Estas condiciones no se gozan todos los días.

Esperaba que una vez pasado Cabo de Palos el viento rolaría y posiblemente incluso tendría corrientes en contra. Mantuve rumbo de 150º y a las 10:00 tenía por estribor Puerto de Tomás Maestre, y en proa Isla Grosa.

Una hora después de dejar atrás Isla Grosa, a la altura de las Islas Hormigas, como esperaba, todo cambió.

El viento roló soplando ahora de poniente. Sin embargo la mar continuaba a favor, en dirección Oeste. En estas condiciones las olas se rompían formando espuma blanca que se desprendía dejando rociones por doquier.

Con fuerte viento por la amura de estribor, enrollé medio génova y amollé mayor. Finalmente bajé todo el trapo y puse en marcha la sinfonía del ronroneo del motor.

Pasado Cabo de Palos enfilé rumbo 210º dirección SO. Así me mantuve durante una hora, para modificar rumbo 250, casi directo al Oeste.

Navegar impulsado por hélice no es tan agradable como a vela. El barco cabecea demasiado y los pantocazos se suceden sin interrupción. En estas condiciones no me gusta navegar. El ronroneo sordo del motor, aunque no es desagradable, inunda la bañera y para huir de él te dan ganas de refugiarte a proa del palo.

Cuatro horas después de pasar por Cabo de Palos me encontraba frente a Cartagena. Mi reloj marcaba las 18:00 horas.

Durante estas primeras 9 horas de navegación me había bebido dos litros de cerveza, pero ¡se me había olvidado comer!
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:41
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Pienso que cuando se está navegando, el estómago también hace ejercicios musculares, como el resto del cuerpo (un velero es el mejor gimnasio que conozco). En particular, a mí, siempre se me olvida comer. Ya me ha pasado en otras travesías. Esta condición de mi físico debo estudiarla y encontrarle solución. No se debe marear sin comer.

Ataqué al hambre abriendo una lata de tiernos corazones de alcachofa. También cayó una lata de aceitunas sin hueso. ¡Cómo estaban los pulpitos en aceite! Y el mejor momento fue cuando hice el ejercicio de cortar y comer una tripa de 15 centímetros de salchichón ibérico… ¡Joder, y no tenía hambre!

Poco a poco notaba cómo la mar se estaba poniendo de lo más inoportuna. Las olas estaban creciendo a ojos vista, y el viento en contra rompiendo las crestas.

Navegar en estas condiciones no era la primera vez que lo hacía. Recuerdo una muy especial ocasión de once horas, acompañado de mi hijo, en la que le vimos a la mar su cara más fea. El problema fue que navegábamos demasiado pegados a la costa. En aquella ocasión, con malísima visibilidad y con errores de lectura en el gps, llegamos a confundir nuestra posición y nos metimos de morro hasta unos cincuenta metros de la playa de Balerma. Cuando nos dimos cuenta del error, tuvimos que virar 180º y a fuerza de motor (23 caballitos diesel) conseguimos separarnos hasta las dos millas… Aquello fue una verdadera odisea… Pero hoy lo podemos contar y en adelante lo recordaremos siempre como una desagradable experiencia.

Rememorando aquellos días… Después de darle a la litrona hasta dejarla vacía…Con el estómago satisfecho… Con el dulce y continuo ronroneo del motor… Ya no me importaban tanto los pantocazos de proa, ni los de costado… El barco se movía y yo confiaba en él… El piloto automático, el “negro” como yo le llamaba, me conducía con mano maestra…

No sé con exactitud qué pasó, pero… ¡¡Cuando abrí los ojos estaba tendido en el suelo de la bañera!!

Desperté dolorido, magullado, aturdido, empapado. En un acto reflejo me incorporé y giré la cabeza hacia sotavento. ¡¡Una enorme ola acababa de arrasar el barco y me había lanzado por cubierta hasta dejarme tendido en el fondo de la bañera. ¡¡Una ola que ahora estaba a pocos metros de las rocas de la costa y que terminaba estrellándose contra ella en una explosión terrible de espuma y azules grisáceos que parecían querer trepar por aquel acantilado…!!
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:42
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

La situación no era grave, no. ¡¡Era GRAVÍSIMA!!

Y lo peor de todo es que esa última ola me había dejado “tocado” por el fuerte golpe recibido en el pecho, justo bajo la tetilla izquierda. ¡Joder cómo duele! Era un dolor interno que al respirar parecía que me desgajaba la carne por dentro. Sí, había sido contundente. Se me presentaba ahora la batalla aún más difícil.

De un golpe desenganché el piloto automático. Con energía tiré de la caña dejándola prácticamente a 90º de la crujía. “Faramán” obedeció y en unos segundos viró 180º. Por un instante me crucé al oleaje, con la suerte de que la siguiente maría estaba aún a veinte metros del casco. Cuando llegó hasta la proa del velero rompió inundando de espuma toda la cubierta. Con rapidez cerré el tambucho de cabina, que hasta ahora había permanecido abierto. Ahora el mar me podía dar la vuelta si quería, que, mi barco se comportaría como un cascarón relleno de aire. En todo caso, calculé, el peso de la orza le haría adrizar valiente.

Ahora lo importante era alejar el barco de la costa y capear de manera aceptable y sin mucho riesgo el oleaje largo y empinado, propio de la cercanía de la costa.

Los golpes de mar se sucedían terribles. Los ataques sorprendían a “Faramán” en postura de encabritado, como he visto en las películas del oeste que lo hacen los potros salvajes cuando se defienden de la doma, apoyado en sus patas traseras y dando coces con las manos… ¡¡Los pantocazos eran tremendos!!

Me sobrepuse una y otra vez después de cada embestida. Me olvidé momentáneamente del dolor en el pecho. Manejaba mejor el brazo derecho, con el que mantenía la caña. Tenía fé ciega en que no sería aquí donde acabaría esta travesía en solitario.

En algunos momentos me parecía que “Faramán” se quedaba sin resuello, pero sacaba ímpetus de juventud, ímpetus de desesperación y se defendía como un jabato herido. Con una estrepada violenta desafiaba al mar. En mi vida nunca pude imaginar cómo crujen los huesos de un viejo barco. ¿De donde sacaba tanta bravura?

En algunos momentos parecía que se quedaba sin arrancada ante el encuentro frontal de las impetuosas olas. Pero valiente como él solo, iba ganando metro a metro al mar. Avanzábamos 20 metros y cuando llegaba el siguiente ataque, retrocedíamos 4 o 5… Pero avanzábamos. Avanzábamos a duras penas, pero siempre avanti.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:43
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

La costa asesina y el acantilado comenzaron a quedarse cada vez más a popa… Las olas me parecía que ya no eran tan bravas. El peligro inminente y cierto, poco a poco, lo estábamos dejando atrás.

¡Al viejo motor tengo que levantarle un pedestal!

¡¡Lo pondré en los altares!!

¡¡Joder con las travesías en solitario!! ¡¡No me pillareis más, NO!!

En aquellos momentos no sabía donde me encontraba, aunque lo principal era saber que estaba alejándome de la costa todo lo que podía. Lo primero siempre es lo primero, ya tendría tiempo mas tarde de localizar mi posición.

Los rompientes de las olas y la mala mar parecían amainar. La normalidad se notaba por momentos, aunque el viento siempre estaba enfrentado a la proa. Comprobé el nivel del depósito de combustible que aún estaba más de 1/2 de gasoil. En estas condiciones decidí continuar sin sacar velas y no hacer bordos.

¡¡Joder, joder!! Ni yo mismo me lo podía creer. ¡¡Las había pasado pu…!!

De verdad, mal. ¿En qué habría estado yo pensando para abandonar la vigilancia? ¿Confié demasiado en el piloto automático? ¿Desconozco que las corrientes marinas existen? ¿Soy gilip…?

Estas experiencias son de las que no se olvidan nunca. Y hasta estoy por pensar que a más de uno le habrá ocurrido cosa parecida, pero que no lo cuentan por vergüenza torera. Incluso yo mismo estoy dudando si contárselo alguna vez a alguien. ¿Cómo puedes presumir de haberte dejado cazar de la manera más tonta?

La mar es la mar.

Una cosa echo en falta cuando navego. ¡¡No existen apeaderos!!

Estés con los ánimos que estés, quieras o no quieras, tienes que aguantar. Aunque no quieras seguir, tienes que seguir siempre adelante. ¡¡No existen apeaderos!! No puedes parar a comprar tabaco. Lo que no tengas a bordo no existe para ti, sea pan, sea cerveza, sea agua, un destornillador, una aspirina, un alambre, una simple correa de ventilador…

¡¡Lo que no lleves contigo no existe!! ¡¡Nada se puede comprar en la mar!!
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:45
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Llevaba encendidas las luces de posición. La noche se había echado encima… Mi reloj marcaba las 22:15. En el GPS leí las coordenadas de 37º 23,30´ N y 1º 17,03´ W que las llevé a la carta. Me encontraba frente a Punta del Calnegre, pasada la bahía de Mazarrón. Desde Cartagena solo había navegado 16 millas. Eso sí, estaba separado de la costa 8 millas.

Por delante quedaban 60 millas para alcanzar Cabo de Gata. Calculé que unas 13 o 14 horas de navegación si las condiciones seguían favorables.

Las condiciones meteorológicas habían mejorado totalmente. La noche se presentaba muy tranquila. El viento del NE fuerza 4-5 me era propicio. La mar estaba en calma, como dormida.

“Faramán” no está equipado con equipo de radar. Solo dispone de un reflector para que le vean otros. Por ello me dispuse a navegar durante toda la noche con los ojos como los mochuelos, uno abierto y el otro también. Coloqué a mano el equipo pirotécnico y la sirena de emergencia, por si las moscas… Tengo la experiencia de que durante la noche no es raro ver aparecer algún navío a motor que no respeta prioridades ni leches… Y aunque lo mejor es esquivarlos con mucho tiempo y mar de por medio, en último extremo hay que estar preparado para dar señales de vida.

Navego en la bañera. Mantengo el gobierno manual a la caña. Con ropa de abrigo. Navego a vela, algo amolladas para mejorar la escora. Y comencé a disfrutar de uno de los momentos más especiales de la navegación: la noche.

Es cierto que a dos metros de la borda no se ve nada. Nada de nada. Y cuando tienes la costa a 8 millas de distancia no existen luces ni faros. El equipo GPS lo tienes en la mano y compulsado con la carta cada 15 minutos, donde anotas tu posición y la derrota. Las pilas de repuesto a la vista. Y la vista, en la oscuridad, escudriñando y barriendo la mar 30º a babor, 30º a estribor, por proa y por todo el horizonte alrededor.

En el compás mantenía el Ra de 217-218º, que con los datos del GPS, en trazos, iba confirmando en la carta.

Hoy me abría gustado tener a bordo mi ordenador portátil conectado al GPS y la cartografía MapSource, viendo mi velero reflejado en la pantalla. Pero lo que decía antes, lo que no tienes en la mar, no existe.

¡Barco a la vista por babor!
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:46
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Era como una pequeña hilera de luces blancas a unos 30º por babor. Sé que tengo preferencia de paso, pero no sé si él lo sabe. La Legislación Internacional está muy clara, dicta que todo buque que vea a otro por estribor debe cederle el paso y no cortarle su derrota. Y más tratándose de un buque a motor al cruce con un velero. Siempre tiene preferencia el que navega a vela. Pero… ¿Y si el otro no lo sabe?

Con la linterna de mano apunté a las velas. Hay que tomar precauciones. La primera es confirmar si la marcación no varía y la distancia disminuye constante.

Tomar marcación en un velero no es cosa matemática. Porque el movimiento es contínuo y el rumbo tampoco es exactamente en línea recta. Por ello hay que mirar y mirar al buque vecino, determinar un punto de referencia en tu barco y verificar que se mantiene más o menos constante la enfilación con dicho punto. Y si el “extraño” se mantiene en la misma demora y la distancia disminuye y disminuye a ojos vistas… ¡¡Joder, que el tío ese no se entera!!

No esperes, que es peor.

¡¡Cabr…!! ¡¡Me hizo recoger, de prisa y corriendo, medio génova y cambiar la botavara…!!

La maniobra la hice bastante a tiempo y por mi banda de estribor observé cómo, en posición de vuelta encontrada, pasaba a media milla de distancia y a una leche tremenda, un mediano buque de pasajeros… Un buque de mier… miserable. ¡Qué lástima que no estuvieran allí las motos de la G.C. de Tráfico!

Pasado el susto repuse posición de velas y continué a rumbo… Seguia en la más absoluta oscuridad.

Noté que mi mano no ejercía mucha presión sobre la caña para mantener el rumbo. Iba totalmente a la vía, por lo que preparé al “negro” para que me sustituyera durante los breves minutos que tardaría en subir la nevera hasta la bañera. Subí pan, unas latas de no sé qué y unas herramientas de comer: abrelatas, tenedor y cuchillo.

De cuando en cuando, y según me pedía el velamen, rectificaba unos grados al piloto automático. La travesía, en ese sentido, era cómoda.

Di buena cuenta de una lata de mejillones en escabeche, de unas sardinillas estupendas, de unas jícaras de chocolate con leche y… ¡De cerveza, nada de nada! Bastante tenía con aguantar el sueño, como para echar más leña al fuego. No sé cuantas horas tendría que guardar vigilia de descanso, por lo que me dispuse a beber café y agua.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:47
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

A las 4 de la mañana me encontraba frente a Carboneras, en la posición 36º 54,32´ N y 1º 40,70´ W. Había recorrido 36 millas. Continué al mismo rumbo buscando el Cabo de Gata, que en aquellos momentos estaba aún a 30 millas.

Estimé que alcanzaría el cabo a las 10 o las 11 de la mañana.

¡Vaya nochecita!

Lo juro: ¡¡NO VOLVERÉ A NAVEGAR EN SOLITARIO NUNCA MÁS!!

Que a mis 68 años me encuentre bien, o así lo creo, no significa que pueda repetir esta hazaña. ¡Vamos, es que ni se me ocurrirá!

Cuando faltaban pocas millas para alcanzar Cabo de Gata, después de tomar una taza de café con tres magdalenas, las condiciones de mar y viento comenzaron a cambiar. Primero observé que el viento además de rolar, hasta ponerse de levante, empezaba a ser muy pobre. Y la mar continuaba siendo plana. Pensé que si no refrescaba tendría que volver a utilizar el motor.

La medio calma que me rodeaba mantenía constante el adrizamiento y la estabilidad de “FARAMÁN”, lo que me permitió repostar el depósito de gasoil. Comprobé que el nivel se encontraba a 1/3. Saqué uno de los bidones, el embudo de cuello largo, desenrosqué el tapón de cubierta y el del depósito y escancié unos 10 litros. Lo dejé prácticamente a tuti-plén. Y seguí navegando a vela, aunque ahora la corredera no marcaba más de 3 nudos, algunas veces 4.

A las 6:30 de la mañana comencé a vislumbrar una leve claridad por levante. La tenue luz perfilaba la enorme curva de nuestro globo terráqueo. Viendo esta curva al amanecer ¿cómo no se dieron cuenta nuestros ancestros, que la tierra es redonda? Que creyeran que era el Sol el que daba vueltas a nuestro alrededor, y no al revés… eso lo admito, es otra cuestión, porque verdaderamente eso es lo que parece. Pero que no se dieran cuenta de que nuestra tierra es redonda, eso no me lo explico. Y tontos del todo no eran.

Siempre me llamó la atención la agudeza mental y matemática que desarrolló, allá por el año 240 a.C. el que fuera director de la famosa Biblioteca de Alejandría, Eratóstenes de Cirene.

En la antigüedad hubo muchas teorías sobre el universo, a veces fantasiosas. La forma general del universo fue imaginada primero como una campana, después como una especie de cúpula, e incluso en China se la imaginaban con forma de paraguas.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:48
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Eratóstenes de Cirene se dio cuenta de que el 21 de junio, cuando el Sol al mediodía se hallaba exactamente en su cenit, en la ciudad de Siena (Egipto), no lo estaba también, a la misma hora, en Alejandría.

Esto lo descubrió porque en un pozo profundo existente en Siena, el día 21 de junio el Sol caía perpendicular y se reflejaba en el agua del fondo, mientras que el mismo día del año, en otro pozo existente en Alejandría, la luz del sol, con las paredes verticales del pozo formaba un ángulo de 6º 46,2´

Solo le faltaba medir la distancia entre Siena y Alejandría, o lo que es lo mismo, el arco de circunferencia terrestre entre dichas poblaciones.

Para hacer sus mediciones se ayudó de los siguientes instrumentos “científicos”. Tomó dos sacos, uno de ellos lleno de piedrecillas y el otro vacío. Se montó en un carro al que previamente midió la circunferencia de su rueda, al tiempo que en uno de sus radios sujetó un palito horizontal, de forma que a cada vuelta de rueda el palito tropezara con un saliente del carro y le avisara de cada vuelta de la rueda.

Así, en estas condiciones se dio un paseito desde la ciudad de Siena (Egipto) hasta Alejandría y en el camino, a cada aviso del palito de que la rueda del carro había dado una vuelta, pasaba una chinita de un saco al otro. Al final del viaje contó el número de chinitos y los multiplicó por la longitud de la rueda del carro. Obtuvo la distancia de 750 km entre Siena y Alejandría. Me imagino que no lo haría en una sola jornada.

El tío se planteó el siguiente problema de primaria: Si a 6º 46,2´ le corresponde una longitud de 750 km, a 360º de la circunferencia completa le corresponderá una longitud “X”. Y así obtuvo el resultado de 39.875 km. ¡Se equivocó en solo 125 km menos de la verdad!

Eratóstenes hizo los correspondientes cálculos (en unidades griegas) y, por lo que podemos juzgar, sus cifras fueron bastante correctas. (Curiosidad morbosa: Eratóstenes quedó ciego en su vejez y decidió suicidarse negándose a comer. Murió de inanición)
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:50
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Pero miren ustedes por donde, 140 años después llegó el “listillo” de turno, llamado Posidonio de Apamea, quien repitió las mediciones y aseguró que la circunferencia terrestre era solo de 29.000 km. Este valor, mucho más pequeño que la realidad, fue el que aceptó Ptolomeo y, por tanto, el que se consideró válido durante los tiempos medievales.

Y ahora viene lo bueno: El gran almirante don Cristóbal Colón aceptó esa cifra de 29.000 km, y así, creyó que un viaje de 3.000 millas hacia Occidente lo conduciría a Asia, a las Indias orientales. Si hubiera conocido el tamaño real de la tierra, se lo habría pensado mejor y tal vez no se habría aventurado. De todas formas, el descubridor del Nuevo Mundo, tiene mi más profundo y sincero respeto: ¡¡Qué memoles le echó el tío cuando dio la orden de zarpar para navegar por el “Mar Tenebroso”!! ¡¡La cosa tuvo migas!!

Y hablando de migas: ¿Para cuando podré comer con cuchara un buen plato caliente?

“FARAMÁN” dispone de una cocina a gas de dos fuegos. Pero en navegación, en esta eslora, es muy difícil dedicarse al arte de cocinar. No me atrevería yo ni a freír unos boquerones.

Me encuentro ahora mismo al sur del Cabo de Gata. En la posición 36º 39,30` N y 2º 10,89` W donde tomo Rv a 267º, para cruzar el golfo de Almería con derrota directa a Almerimar.

El reloj me informa que son las 2 de la tarde.

El viento de levante me permite navegar a 6 nudos, con el trapo a orejas de burro. Por cierto que la escota en el puño del génova la fijé con el tangón y una contra, como si del spinaker se tratara. La mayor a la otra banda, también con retenida.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:53
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Esta vez atendí la llamada del estómago con unos tacos de atún en aceite, unas lonchas finas de mojama, agua fresca de la nevera y un templado café solo. No atendí la tentación de prepararme unos cubitos de hielo, güisqui y coca cola… Eso lo dejaré para cuando llegue a puerto.

Me preparé una pipa con tabaco holandés de dulce aroma a flan. El humo ascendía en vertical. El viento aparente era nulo. La somnolencia comenzó su ataque.

El piloto automático desconectado. La caña en la mano derecha. La estela tras la popa indicaba una arrancada de 6 nudos confirmados por la corredera.

No me dejaba vencer. Después de terminar de fumar en pipa, cayeron unos quince cigarrillos. ¿Fumo mucho? Pues sí, fumo bastante. Pero ¿quién me lo impide? Es una manera de pasar el tiempo. También me distrae la visión de otros veleros navegando en el golfo cerca de Aguadulce y Roquetas. Y alguna vela lejana en el horizonte dirección sur.

¿Qué conclusiones estoy sacando de esta travesía en solitario? Pues lo diré en pocas palabras, aunque recordando las motivaciones que se tienen para navegar.

EXCUSAS PARA NAVEGAR:

Para no estar solo y no aburrirme…
Para tener algún tema de qué hablar...
Para darle al botellón...
Para poder presumir...
Para mejor ligar…
Para provocar…

O bien:

Para encontrar el sentido de la vida
Para buscar a Dios y no encontrarlo
Para buscar a Dios y encontrarlo
Para intentar ser feliz entre las olas
Para conocer ese misterio de la levedad del ser
Para sufrir con las limitaciones y gozar después con las victorias
Para compartir esos momentos con quien amo, sin decir palabras…
Para poseer cada silencio que hay después de cada singladura como después de amar en exceso.
Para ser el primero ante mí mismo.
Seguro que tengo un montón de razones más...
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:54
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

En estos cuatro días de navegación he descubierto en especial que:

• No se debe navegar en solitario. Aunque después tengas muchas cosas que contar. Otra cosa es que alguien se las crea, porque solo tienes tu propia palabra, sin más testigos.

• Darle al botellón en solitario es lo peor que puedes hacer. Si tu mismo no te vigilas ¿Quién vigilará por ti? Si bebes desapareces.

• No se navega en solitario para presumir, porque no tienes ante quien hacerlo. Y también estoy en que el acto de presumir es como alardear de lo que no tienes. No. No se navega en solitario para presumir.

• Y para ligar, menos. Como no ligues un resfriado. Cuando navegas acompañado es porque antes has ligado en tierra; porque en la soledad no se puede, por muy enamorado que esté uno de sí mismo.

• Eso sí. Navegando en solitario se provoca. Se provoca al mar. Se provoca al sueño. Se provoca al peligro indefinido. Se provoca la ocasión de destrozar sin querer al único amigo que te acompaña: el barco.

• Durante la navegación en solitario se nota la levedad de la vida. Se da uno cuenta de que está vivito y coleando por milagro. No me refiero a las circunstancias que puedan acaecer durante la travesía, sino a cien ocasiones de suerte en la carretera, en otras situaciones violentas que se han presentado, en haber tenido la suerte de sobrevivir a enfermedades e infecciones mortales… ¡La levedad de la vida! ¡Qué buena ocasión para filosofar, cuando se navega en solitario!

• Para buscar a Dios no hace falta navegar. El instinto natural te hace buscarlo en todas partes. Es el sino del ser racional: saber por qué y para qué está uno en esta vida. Buscar a Dios es la tarea fundamental de la humanidad. Sé que hemos sido creados por un Ente superior, aunque nuestro cerebro no tenga capacidad para conocer cómo es y qué quiere de nosotros. Solo nos admiramos con su obra, por lo que adivinamos su inmenso poder.

• Se sufre con las limitaciones. Navegando solo se hace patente que no se es omnipotente. Es cuando se comprende que es más débil el músculo que la mente. Y que si la fuerza muscular se puede medir, porque es limitada, también la potencia mental tiene sus límites. Una cosa es querer y otra poder, por mucho que se diga que querer es poder.

Y también tiene algo bueno cuando navegas en solitario: ¡¡Descubres que no eres tan listo como tú mismo pensabas!!
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 12:57
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

Amo navegar.

Amo todas y cada una de las condiciones que se presentan navegando.

Amo la libertad que se siente cuando vas gobernando tu barco con el viento.

Amo cuando descubro felicidad en el rostro de los que me acompañan.

Amo la vida, y la mar es el principio físico de la vida.

Amo a Dios, y la mar es una creación suya.

Y también amo que me encuentro a solo 5 millas de la bocana del Puerto de Almerimar. Tengo ahora mismo por estribor la Punta del Sabinal. Y ya diviso delante de la proa la luciérnaga instalada en la torreta de la marca cardinal sur.

Es noche cerrada. Son las 10:00 PM. Conozco perfectamente la zona. Sigo navegando paralelo al largo malecón del puerto. Diviso el recodo de la bocana, con su marca verde de estribor…

A doscientos metros del recodo de la entrada al puerto, arranco motor y viro 180º para aproarme al viento.

Desmonto el tangón. Recojo el génova con la driza del enrrollador. Aseguro escotas. Llevo la botavara a la vía. Tenso el amantillo. Bajo la mayor, que dejo sujeta a la botavara mediante latiguillos de goma tipo pulpo. Y nuevamente viro 180º para dirigirme a la bocana del puerto.

Por radio hablo con la Torre de Control, solicitando que un marinero me ayude en la maniobra de amarre, indicando que navego en solitario.
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 13:02
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

A menos de 3 nudos enfilo la calle del pantalán donde tiene asignado su amarre “FARAMÁN”

Me aproo lentamente, casi sin arrancada, al punto de amarre. El marinero sujeta la proa por el balconcillo y paro definitivamente el motor.

El marinero me entrega las estachas de amarre que hago firmes en las cornamusas de proa. Pesco la guía del muerto con el bichero y la sigo hasta popa, donde izo el grueso cabo hasta afianzarlo tenso, a las cornamusas de popa.

Labor de atraque finalizada felizmente.

Le digo al marinero –“¿Paco, me quieres acompañar a tomar un güisquito en La Soleá?”- Me contesta diciendo que está de servicio y que no puede beber.

Yo le insisto –“Paco, solo una copa. No me niegues el placer de celebrar contigo el final de haber navegado más de 300 millas en solitario. Venimos en travesía directa desde San Pedro del Pinatar. Te prometo que del güisqui no se va a enterar nadie”-

El buen hombre me contesta –“¿Desde San Pedro del Pinatar? ¡Coño… si no lo veo no lo creo! Eso bien vale un copazo, que cuando lo cuente no me lo van a creer… ¿Qué tiene FARAMÁN para atreverse a navegar más de 40 horas sin escala?”

-“¡¡Paco, muchos cojones!! ¡¡FARAMÁN tiene muchos cojones…!!¡¡Más gordos que los del caballo de Espartero!!”

En la barra de “La Soleá”, Paco se tomó un cuba-libre y me hizo más de mil preguntas. Yo me tomé dos cubatas y le conté lo que mi imaginación parió.

De verdad me encontraba muy cansado, muy cansado.

El dolor en la costilla del lado izquierdo no lo notaba, porque estaba contento de haber terminado esta travesía sin haber sufrido ningún percance. Y, pese a la azarosa navegación, mi espíritu de aventura seguía intacto para futuras travesías.

No sé si volveré a navegar otra vez en solitario. Creo que no.

¡¡Pero a navegar volveré. Estoy seguro que volveré mañana!!
.

_________________
Premio a la mejor Narrativa, año 2008.


22 Dic 2008 13:04
Perfil Email
Capitán General Especialista
Capitán General Especialista

Registrado: 07 Ago 2006 14:16
Mensajes: 8249
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
'

De todos los animalejos de la tierra, es quizá el hombre el más conscientemente inconsciente. También por eso es el más valiente.

Uno de los mejores textos escritos que he leido en muchísimo tiempo.


Felicitaciones.

_________________
Secretario General del Foro.
Capitán de la Nao: Victoria por R.O. del 26 de octubre de 2007.
Primus Circumdedisteti me


"Me faltó valor para rendirme y decidí que se continuara la defensa"


22 Dic 2008 13:08
Perfil
Sargento 1º
Sargento 1º

Registrado: 19 Dic 2008 15:11
Mensajes: 52
Nuevo mensaje Dobleazur se congratula
Mi Contraalmirante Espaldar:

El grumete "Dobleazur", se presenta a V.E. con todo respeto, y le manifiesta su reprimida satisfacción personal por la felicitación que recibe de V.E., y le promete que, en adelante, será más comedido y menos extenso al relatar sus encuentros con la mar.

Quedo a las órdenes de V.E. y le solicito permiso para retirarme, prometiendo volver muy pronto.

(En verdad me congratulo por haber contribuido al mínimo de satisfacción que deseaba causar)


22 Dic 2008 13:15
Perfil Email
General de División R. C. I. M.
General de División R. C. I. M.
Avatar de Usuario

Registrado: 02 Sep 2008 16:27
Mensajes: 2774
Ubicación: Isla de Leon
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
He disfrutado muchisimo con su lectura compañero.

Muy intrepido y valiente.

Un saludo

_________________
Jefe de la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina en Filipinas.
...es el verbo de la historia militar de España,
porque allí donde se ha combatido en mar o en tierra,
siempre ha habido un soldado de Infantería de Marina...
Conde de Torre Vélez en el Parlamento en 1904.


22 Dic 2008 13:52
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Abr 2008 12:35
Mensajes: 9159
Ubicación: Junto al Pisuerga
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
Estimado Dobleazur.

Antes de terminar con el último mensaje de su relato, me he levantado del asiento y he ido a buscar una gorra o algo para poder descubrirme antes de leer la última frase.

Me ha parecido magnífico y eso que, dado que soy más de campo que la pisada de un indio, el argot a pesar de ser conocido me resulta algo dificil de asimilar a bote pronto.

Me ha resultado emotivo, interesante y muy muy ameno.

Mi más cordial enhorabuena. Bueno la enhorabuena me la doy yo por poder contar con usted.

Un saludo

Antonio

_________________
Secretario Técnico del Foro.
Insignia en el crucero: Cristóbal Colón R. O. del 16 de septiembre de 2008
"Si vis pacem, para bellum"


22 Dic 2008 15:02
Perfil Email
Vicealmirante Especialista
Vicealmirante Especialista

Registrado: 15 Sep 2007 21:10
Mensajes: 1721
Ubicación: Málaga
Nuevo mensaje Re: Dobleazur (1/2) "Navegación en solitario"
.

Dobleazur, felicidades por ese relato. Muy agradable de leer.

Gracias.

_________________
Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.
Benjamin Franklin.


22 Dic 2008 15:13
Perfil
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 30 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com