Fecha actual 05 Mar 2021 13:57




Responder al tema  [ 17 mensajes ] 
 El final del Cabo Santo Tomé 
Autor Mensaje
Sargento 1º
Sargento 1º
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Jun 2008 23:33
Mensajes: 54
Ubicación: Valencia
Nuevo mensaje El final del Cabo Santo Tomé
Posteé este tema en su versión inicial en el foro de historia militar El Gran Capitán. Los compañeros de aquel foro aportaron valiosas informaciones que me han permitido despejar algunas dudas y corregir algunos errores. Aquí presento el texto en una nueva versión corregida y más completa.


EL FINAL DEL CABO SANTO TOMÉ

Con la inminente liquidación del frente norte en el verano del 37 el almirante Moreno pudo concentrar todos los efectivos de la armada nacional en el Mediterráneo. Su objetivo era claro: obstaculizar y, en la medida de lo posible, impedir la arribada a puertos españoles de material de guerra soviético. El alto mando nacional consideraba que solo la masiva aportación soviética permitía a los republicanos resistir: si se lograba cortar ese flujo, la guerra quedaría sentenciada.

Pero los medios de que disponía el almirante Moreno para lograrlo eran bastante limitados. Al alistar “como buenamente se pudo” al Canarias y al Baleares y sumarlos al Cervera se había logrado la superioridad en cuanto a cruceros (los republicanos solo podían contar con el Libertad y el Méndez Núñez ya que el Cervantes continuaba en reparación en Cartagena tras haber sido torpedeado por el sumergible italiano Torricelli). Los cruceros nacionales, aunque en ocasiones lo pareciera, no tenían el don de la ubicuidad, pero no había mucho más: la pareja de submarinos ex italianos (que habían cosechado en la primera mitad del año algunos éxitos contra el tráfico mercante republicano), el viejo destructor Velasco, los nuevos minadores que iban entrando en servicio, un puñado de mercantes armados y un heterogéneo grupo de naves de la armada (cañoneros, guardacostas y torpederos) que por sus características y su edad resultaban poco adecuadas para una guerra de convoyes.

Entre esas unidades navales empleadas a falta de algo mejor para escoltar a los mercantes propios y atacar a los contrarios estaban los tres cañoneros de la clase Cánovas del Castillo: los Cánovas, Canalejas y Dato. Estos buques eran fruto de la Ley Miranda de 1915 y se construyeron para operar en las costas del norte de África en operaciones “coloniales”: apoyo artillero a las tropas de tierra y lucha contra el contrabando de armas. Para esos cometidos se consideraba que no era necesaria una velocidad elevada, pero si una buena batería de cañones de tiro rápido. Los tres cañoneros entraron en servicio entre 1923 y 1925. Desplazaban 1.335 toneladas y alcanzaban 15 nudos de velocidad máxima. Estaban armados con cuatro cañones Vickers de 101’6 mm y dos piezas Vickers de 47 mm antiaéreas. Resultaron ser unos barcos sencillos y eficaces, que participaron activamente en las operaciones llevadas a cabo en las costas de Marruecos antes de la Guerra Civil.

Imagen
El Cánovas del Castillo con su aspecto original

Los tres cañoneros quedaron en manos de los sublevados y enseguida comenzaron a tomar parte en acciones bélicas. Destacó la actuación del Dato, protagonista principal del simbólico “Convoy de la Victoria” que el día 5 de agosto del 36 permitió el primer trasporte de tropas desde África por vía marítima. En el curso de dicha acción el Dato disparó contra el destructor Alcalá Galiano que se vio obligado a alejarse y también contra el HMS Basilisk (muy parecido a los destructores españoles) que pasaba por allí. Dos días más tarde el acorazado Jaime I entró en la bahía de Algeciras dispuesto a tomarse revancha por lo del convoy. El capitán de corbeta Manuel Súnico Castedo, comandante del Dato, no se arredró, y cuando el acorazado se puso al alcance de sus piezas, abrió fuego. Pero el combate era demasiado desigual y cuando las salvas del Jaime I alcanzaron de lleno al cañonero se desataron abordo varios incendios y el comandante Súnico ordenó desalojar el buque. Cuando el acorazado se retiró algunos oficiales volvieron al cañonero y abrieron la válvula de fondo para inundarlo y evitar que el fuego lo destruyese por completo.

El Dato fue rescatado y trasladado hasta La Carraca donde sería prácticamente reconstruido: se modificó la disposición de la artillería, se reformaron el puente de mando y el resto de superestructuras y se remodeló el casco desapareciendo el clásico espolón de proa. En febrero de 1937 el Dato volvía a entrar en servicio con un aspecto mucho más moderno, aunque sus características permanecieron inalteradas. Posteriormente las mismas mejoras serán aplicadas a sus dos gemelos. En el curso de esas obras el Dato y el Cánovas sustituyeron sus piezas antiaéreas Vickers por otras Ansaldo-Amstrong italianas de 76,2 mm.
Imagen
El Dato después de su reconstrucción

_________________
¡Al Pacífico! ¡al p### Pacífico otra vez! ¿Por qué a todo el mundo le da por mandarme al Pacífico?
Bernardo Bertrán de Lis, capitán del jabeque "Fortuna y Gloria"


06 Nov 2008 17:34
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Jun 2008 23:33
Mensajes: 54
Ubicación: Valencia
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
Por su parte el gobierno republicano requería, para cubrir el trasporte de los vitales cargamentos de armas soviéticas, de naves veloces y con una buena capacidad de carga. Los tres modernos trasatlánticos de la naviera sevillana Ybarra y Cía presentaban características adecuadas por lo que se decidió su confiscación. El Cabo San Antonio permaneció toda la guerra internado en el puerto de Buenos Aires a petición de los armadores y con el visto bueno del gobierno de Argentina, pero los gemelos Cabo San Agustín y Cabo Santo Tomé fueron efectivamente confiscados. Se trataba de dos motonaves mixtas de carga y pasaje, entradas en servicio en 1931 para cubrir la ruta Mediterráneo-Brasil-Río de la Plata. Con un desplazamiento de 12.500 TRB sus dos motores MAN de siete cilindros les permitían alcanzar una velocidad de 16 nudos a plena carga, por lo que resultaban algo más veloces que los cañoneros nacionales. Ambos barcos fueron artillados con piezas soviéticas, en concreto el Cabo Santo Tomé recibió 4 cañones de 75 mm y 4 K-21 antiaéreos de 45/46 mm.

Imagen
El Cabo Santo Tomé antes de la guerra

El 9 de octubre de 1937 zarpan desde Palma de Mallorca el Cánovas del Castillo y el Eduardo Dato (el primero acababa de volver a entrar en servicio tras ser sometido a las obras de modernización antes mencionadas). La misión de los cañoneros era buscar e interceptar a la motonave Cabo San Agustín que regresaba de la Unión Soviética con un cargamento de armas para la República. Para apoyar a los cañoneros el día anterior había partido hacia la zona un hidro de la base de Pollensa. Se trataba del CANT Z.501 de numeral 62-6, adscrito al grupo 2-G-62. A los mandos del aparato estaba el comandante Noreña, que tenía órdenes de operar desde la base italiana de Elma, cerca de Cagliari (Cerdeña). Este despliegue deja claro que el mando nacional tenía la certeza de que un mercante había salido del Mar Negro cargado de armas para la España republicana. Los servicios secretos alemanes e italianos habían organizado una red de informadores que cubrían los puertos rumanos y rusos del Mar Negro, los Dardanelos, Argel, Oran y otros puertos. Igualmente los consulados alemanes en Estambul y Odessa informaban puntualmente de cualquier buque sospechoso de trasportar material de guerra.

Imagen
Uno de los CANT Z.501 del grupo 2-G-62

La noche del 9 al 10 la pareja de cañoneros pasaba frente a las costas de Cerdeña y se dirigía hacia Argelia donde esperaban encontrar a su presa. Efectivamente el Cabo San Agustín acostumbraba a zarpar desde puertos soviéticos del Mar Negro (Feodosia, Odessa o Novorosisk) y navegar en solitario hasta las costas argelinas donde esperaba a que la flota de Cartagena acudiera para escoltarlo hasta algún puerto español.

El día 10 el CANT avistó al sur de Cerdeña una nave que coincidía con la descripción del Cabo San Agustín, aunque en realidad se trataba de su gemelo el Cabo Santo Tomé que, bajo pabellón británico y el nombre falso Korsu, trasportaba una carga de aviones y otro material bélico desde Odessa a Valencia. El hidro hizo señales a la motonave para que se detuviera, pero los tripulantes de ésta respondieron haciendo fuego con sus antiaéreos y poniendo rumbo hacia el puerto argelino de Bona. Los del hidro comunicaron inmediatamente la posición de la nave republicana a los cañoneros. El Dato en esos momentos estaba efectuando limpieza de hornos por lo que su compañero se adelantó en persecución de la motonave. Al llegar a 800 metros de distancia el Cánovas disparó un cañonazo de aviso. El Santo Tomé pareció obedecer y se detuvo para permitir que el cañonero se aproximara. Los buques se encontraban en esos momentos a la altura de la isla Galita. De improviso la motonave descubrió la artillería que llevaba oculta y barrió la cubierta del cañonero al tiempo que izaba la bandera republicana.

La motonave republicana retomó la marcha mientras el sorprendido cañonero replicaba con sus cañones, pero por un fallo en la dirección de tiro todos sus disparos se iban largos. Entretanto el Dato se había aproximado a 6.000 metros del Cabo Santo Tomé, pero la posición del Cánovas le impedía hacer fuego. El Cánovas, muy dañado por cinco impactos recibidos a bocajarro abandonó el combate de manera que el Dato logró por fin ponerse en posición de tiro y comenzó a centrar el fuego contra la motonave que trataba de alejarse a toda velocidad. Las salvas del Dato fueron haciéndose más precisas (aunque el comandante del Cánovas afirmaría después que los impactos conseguidos fueron suyos) y finalmente provocaron un gran incendió en la bodega de popa del Santo Tomé. La motonave logró entrar en aguas territoriales francesas donde los cañoneros no pudieron seguirle, pero se vió obligado a embarrancar en las proximidades del cabo Rosa (Cap Rosa, Argelia). El incendio no pudo ser controlado y se produjeron una serie de explosiones tras las que la motonave de Ybarra se fue finalmente a pique con toda su carga. La tripulación pudo salvarse y llegar a Bona en botes salvavidas o rescatada por los pequeños pesqueros que faenaban en la zona.

Imagen
Los últimos minutos del Cabo Santo Tomé

_________________
¡Al Pacífico! ¡al p### Pacífico otra vez! ¿Por qué a todo el mundo le da por mandarme al Pacífico?
Bernardo Bertrán de Lis, capitán del jabeque "Fortuna y Gloria"


06 Nov 2008 17:45
Perfil Email
Sargento 1º
Sargento 1º
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Jun 2008 23:33
Mensajes: 54
Ubicación: Valencia
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
El Dato había efectuado 116 disparos y el Cánovas 132. Este último cañonero recibió varios impactos (3 de 75, 2 de 45 y 68 de ametralladora) que le ocasionaron 2 heridos graves y 5 leves así como importantes desperfectos. El Dato escoltó al Cánovas hasta Cagliari y Palma para someterse a reparaciones. Tanto el capitán de corbeta Pascual Cervera, comandante del Cánovas, como el capitán de corbeta Jerónimo Bustamante, del Dato, fueron condecorados con la Medalla Militar individual. El comandante del Cabo Santo Tomé era el capitán de corbeta de la Reserva Naval Rafael Inda Ajuria, que pese a su pericia y su valor no pudo salvar su barco, aunque si a sus hombres.

Imagen
1.- Isla Galita, en cuyas proximidades tuvo lugar el combate entre el Cabo Santo Tomé y los cañoneros.
2.- Cap Rosa o Cap Rose, donde embarrancó y se hundió finalmente la motonave republicana.
3.- Bona (hoy Annaba). Puerto al que trataba de llegar el Santo Tomé al verse descubierto.
4.- Cagliari. Localidad italiana desde la que operaba el hidro CANT nacionalista y a la que se dirigieron el Dato y el Cánovas tras el combate.


El cargamento del Cabo Santo Tomé en su último viaje incluía 1.200 toneladas de víveres, 1.500 de harina, 50 de material sanitario, 6 aviones, 50 tanques, 75 cañones, 2.100 toneladas de armamento ligero y 500 de municiones. Sin duda su arribada a España hubiera significado un importante refuerzo para el Ejército Popular.

Aunque el hundimiento del Cabo Santo Tomé no puede en puridad considerarse como un gran éxito para los nacionales (ciertamente se evitó que llegara a su destino, pero sin duda hubieran preferido capturar la motonave en lugar de hundirla y perder su valioso cargamento), lo cierto es que fue uno dentro de una serie de golpes recibidos por el tráfico mercante republicano en el Mediterráneo en septiembre y octubre del 37. Estos éxitos nacionales (que debían mucho a la activa colaboración de la Regia Marina) obligaron al alto mando republicano a replantearse todo el sistema de convoyes. El almirante Kutznesov escribiría: “A finales de 1937 la correlación de fuerzas había cambiado muy desfavorablemente para la República española, hasta el extremo de hacerse imposible utilizar las comunicaciones por el Mediterráneo. Hubo necesidad de recurrir al camino que llegaba desde el Báltico hasta los puertos franceses de El Havre y Cherburgo y, de allí, por ferrocarril, a través de Francia”. Se necesitó algo de tiempo para poder implementar la nueva ruta, más larga e indirecta, y muy dependiente de la permisibilidad de las autoridades francesas. Durante ese tiempo las vitales importaciones de material de guerra soviético sufrieron un importante frenazo.

El fracaso en asegurar la ruta mediterránea costó el puesto a Miguel Buiza, almirante jefe de la Flota republicana, que fue sustituido por Luis González Ubieta. La nueva ruta Báltico-Mar del Norte liberaba a la flota republicana de Cartagena de la penosa labor de proteger los valiosos cargamentos, dejándole las manos libres para atacar a la cada vez más eficaz escuadra enemiga. El almirante González Ubieta redujo sus acciones a salidas nocturnas en las que confiaba que su incontestable superioridad en destructores le permitiría lograr algún éxito contra los cruceros nacionales. Esta nueva estrategia tendría como consecuencia el hundimiento del crucero nacional Baleares la madrugada del 6 de marzo del 38, acción brillante que no podía ocultar que la armada nacional había ganado la guerra de los convoyes.


Fuentes principales:

“Buques de la Guerra Civil Española. Cañoneros, minadores y otros buques”. Dionisio García Flórez. Ed. Almena.
“Las armas de la Guerra Civil Española”. Manrique y Molina. La Esfera de los Libros.
“Buques de guerra españoles, 1885-1971”. Aguilera y Elías. Ed. San Martín.
"La enciclopedia de la Aviación Militar Española". VV.AA. Ed. Quirón.

_________________
¡Al Pacífico! ¡al p### Pacífico otra vez! ¿Por qué a todo el mundo le da por mandarme al Pacífico?
Bernardo Bertrán de Lis, capitán del jabeque "Fortuna y Gloria"


06 Nov 2008 17:56
Perfil Email
General de División R. C. I. M.
General de División R. C. I. M.
Avatar de Usuario

Registrado: 02 Sep 2008 15:27
Mensajes: 2770
Ubicación: Isla de Leon
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
Excelente trabajo compañero,me ha permitido descubrir y disfrutar de esa parte de la guerra civil española poco conocida como es la parte naval.De nuevo mis felicitaciones.
Un saludo

_________________
Jefe de la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina en Filipinas.
...es el verbo de la historia militar de España,
porque allí donde se ha combatido en mar o en tierra,
siempre ha habido un soldado de Infantería de Marina...
Conde de Torre Vélez en el Parlamento en 1904.


07 Nov 2008 20:11
Perfil Email
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
En este articulo hay varios errores, primero, el Comandante del Dato era Don Jeromo Bustamante. He tenido la oportunidad de conocer y hablar de este tema con varios personajes que estuvieron presentes en la citada acción naval. Desgraciadamente supuso un enfrentamiento entre las dos dotacionres, Don Jeromo dio parte de Don Pascual por rehuir combate y se creo una enemistad de por vida. Don Jeromo era el oficial mas antiguo, hoy diriamos el OTC. En el desarrollo de la acción no existio una coordinación adecuada entre los dos cañoneros, podria hablar mucho de esto, pero no quiero extenderme, solo matizar, el segundo eror del articulo, con el recuerdo de los comentarios de las actores: " El combate se decidio en pocos minutos, en el intercambio de disparos entre el Canovas y el Santo Tome, en donde este ultimo resulto incendiado, en esos pocos minutos y a muy corta distancia, donde era imposible fallar, se utilizaron hasta fusiles". Con todo el lio que monto el Comandante del Dato, se hizo celebre la frase de los del Canovas "...ese tio no hoyo silbar una bala..."


05 Mar 2009 22:12
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
Dispongo de poco tiempo, pero me ha llamado tanto la atención, la información tan incompleta de este articulo, que voy a intentar completarla.

El armamento del Cabo de Santo Tomé era:

DOS CAÑONES de 152 mm (Curiosamente no se indican, y que fueron determinantes en el combate, a tan corta distancia y tiro local)
CUATRO CAÑONES de 75 mm
CUATRO CAÑONES de 45 mm
y varias ametralladoras antiaéreas de 47 mm, todo convenientemente oculto.

La diferencia artillera era abismal a favor del Cabo Santo Tome, pero eso se compensaba, de alguna manera, dado que un buque mercante no esta, evidentemente, tan preparado ni diseñado para combatir como un buque de guerra, y sobre todo si esta cargado hasta los topes de munición. Por eso, para mi, el comportamiento de la dotación del mercante fue heroico, aceptar un combate con clara superioridad artillera pero desde una plataforma totalmente inadecuada. Cervera sabia que solo tenia que tocarlo con sus cuatro cañones de 101,6/40 ó con sus dos de 76,2 con el de 20 mm poco podia hacerle., en la BODEGA.

Por eso el combate se decidio en pocos minutos y a corta distancia, No obstante encajo dos impactos de 152 mm, uno en el camarote del comandante y el otro en la linea de flotación, que le obligaron a dar un pallete; sabia que la plataforma del Canovas dificilmente podria aguantar otro impacto de 152 a quemarropa, por eso se abrio en distancia, no rehuyo combate y apunto estuvo de perder el barco. Creo que su actuación fue precipitada, la situación tactica ideal,. era buscar un cruce de fuegos sobre el mercante, cada cañonero colocado a una banda del buque a batir.

Ambos cañoneros se encontraban en plena descubierta visual, buscando al mercante, esa era su misión, la distancia de separación en esos supuestos tácticos es variable y depende de la visibilidad, la distancia entre los cañoneros seria algo menor que el doble de la visibilidad en ese momento. Por eso el Dato quedo descolocado. Comprendo que Don Jeromo se irritara mucho, pues Cervera tomo la iniciativa precipitadamente, sin coordinar con él, que repito, por antiguedad era el Comandante de la Escena. Lo unico a favor de Cervera, era que sabia que el mercante daba casi dos nudos mas que ellos, y no queria correr el riesgo de que se escapara.


13 Mar 2009 20:12
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
Perdon, me he equivocado, cuando hablo de la artilleria del Cabo Santo Tome digo cuatro de 14 mm y debe decir cuatro de 45 mm


13 Mar 2009 20:34
Sargento 1º
Sargento 1º
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Jun 2008 23:33
Mensajes: 54
Ubicación: Valencia
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
Vaya, hasta hoy no me había dado cuenta de que había movimiento en este hilo.

Quiero agradecer a jbascer sus interesantes aportaciones al tema, pero creo que está siendo algo injusto conmigo al utilizar expresiones como “la información tan incomplenta de este artículo”. Por lo que veo los únicos errores señalados y la única información complementaria que se aporta es el nombre del comandante del Dato y el armamento del Santo Tomé.

No dudo que el comandante del Dato fuera Jeromo Bustamente, pero en las fuentes que cito más arriba se menciona siempre el nombre de Juan Ramos-Izquierdo.

Respecto al armamento principal del Cabo Santo Tomé, he encontrado versiones para todos los gustos: 75 mm., 105 mm. y 152 mm.

Lo de las piezas de calibre 152 aparece mencionado, entre otros, en el testimonio de un marinero del Cánovas ("Hundimiento del Cabo Santo Tomé" en Testimonios de la Guerra de España, Historia y Vida Extra nº 4, pág. 56-59).

Sin embargo los relatos de los protagonistas de unos sucesos que se produjeron hace tantos años pueden no ser del todo exactos, bien sea por fallos en la memoria o por algún tipo de interés (p.ejem. el capitán del Santo Tomé afirmaba en una entrevista que fue torpedeado por un submarino alemán antes de ser atacado por los cañoneros). Al parecer los documentos de la investigación abierta por los republicanos por el hundimiento del buque mencionan solo piezas de 75 mm., antiaéreas de 45, ametralladoras y cargas de profundidad.

El tema fue ampliamente debatido en este otro foro, participando compañeros que saben bastante más que yo y tienen acceso a documentación con la que yo solo puedo soñar:

https://www.elgrancapitan.org/foro/viewt ... =7&t=14946

Copio una parte que da algo de luz al tema:

Citar:
Las inexactitudes y dudas sobre la artilleria que portaba el Cabo Santo Tome aparecen ya desde el mismo parte del combate.El Comandante del Cañonero Canovas dio cuenta en su parte que las piezas tenian que ser de 120mm o superiores por los boquetes y daños causados en su barco.A tener en cuenta que la artilleria del Cabo Santo Tome iba oculta, desde el Cañonero en realidad no la llegaron a ver, de ahi que se magnificara para dar moral y elevar los meritos propios.El Canovas en realiad recibio los siguientes impactos de 75mm, todos en el costado de babor:

-2 impactos en la cuaderna n.17, sobre la linea de flotacion
-1 impacto en la cuaderna 52, sobre la linea de flotacion.( correspondia a una de los depositos de carbon del buque)

Asismismo recibio uno de 45mm en la popa y a estribor, a la altura de la letra L de ´´Canovas del Castillo¨¨ y 68 de ametralladora.

Las piezas eran sin duda alguna de 75mm.Aunque no se sabe con exactitud de que modelo, el mas probable( siguiendo a A.Mortera en un articulo publicado en la REHM n.40, octubre del 2003), por descarte de todos los demas, es el Cañon Canet de 75/50mm, aunque sin saber el modelo concreto y el montaje( hubo varios modelos, 1892, 1906, 1908, 1911, etc .La Marina Zarista y luego la Sovietica solo empleo esa pieza en ese calibre, pasando luego al 76, 2mm.

Lo de los Cañones de 152mm se recoge en varios sitios, pero la documentacion correspondiente a la investigacion que abrio la Marina Republicana por la perdida del buque es clara, 4 piezas de 75mm, 4 de 45mm y varias ametralladoras,( probablemente la Maxim de 7,62mm mod.1910.) ademas de cargas de profundidad.

El Comandante del Cabo Santo Tome era el Capitan de Corbeta de la Reserva Naval Rafael Inda Ajuria.Los mandos de la artilleria del buque eran:

Jefe del Servicio de Artilleria: Oficial 2 (equiparado a Alferez de Navio) del Cuerpo Aux.de Artilleria Jaime Gonzalez de Castro

Dirctor de Tiro: Aux. de Artilleria Rafael Urrejola Aranda

Jefe Bateria de Proa(2 piezas de 75mm y 2 de 45mm): Aux. de Artilleria Anton Pares de Parga

Jefe Bateria de Popa: Aux. Artilleria Eugenio Vazquez Suarez

Telemetrista: Cabo Artillero Santiago Partal Martin

Señalero: Aux.Alumno de Marineria Enrique Gonzalez

Jefe 1 pieza de 75mm(Proa estribor): Cabo Apuntador Manuel Cañavate Cerezuela

Jefe 2 pieza de 75mm (Proa babor): Cabo de Artilleria Heriberto Timiraos Gonzalez

Jefe 1 pieza de 45mm(Proa estribor): Cabo de Artilleria Vicente Santa Teresa Beltran

Jefe 2 pieza de 45mm8 Proa babor): Cabo de Artilleria Tomas Galiana Llorens

Jefe 3 pieza de 75mm( Popa estribor): Cabo de Artilleria Francisco Olmos Odon

Jefe 4 pieza de 75mm( Popa babor): Cabo de Artilleria Pedro Dominguez Ballon

Jefe 3 pieza de 45mm(Popa estribor): Cabo de Artilleria habilitado Antonio Duran Cainzos

Jefe 4 pieza de 45mm( Popa babor): Marinero Artillero Aurelio Navarrete Perez

Jefe Cargas de Profundidad: Marinero Artillero Antonio Ramirez Lahera.


Un saludo.

_________________
¡Al Pacífico! ¡al p### Pacífico otra vez! ¿Por qué a todo el mundo le da por mandarme al Pacífico?
Bernardo Bertrán de Lis, capitán del jabeque "Fortuna y Gloria"


15 Abr 2009 10:22
Perfil Email
Conectado
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 18:05
Mensajes: 31168
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
'

Vamos a ver si aclaramos esto un poco.


La orden de zarpar la dio el contralmirante Bastarreche, Comandante Naval de Baleares.


La recibieron el comandante del Dato, C. C. don Jerónimo Bustamante y el del Cánovas del Castilllo, C. C. don Pascual Cervera. Ejerciendo el mando de la división Bustamante por ser más antiguo. Y zarpando a las 0000 del 9 de octubre.


Cuando procedió a abrir fuero el Dato, eran exactamente las 0608 del día 10.



Los partes de campaña de los dos cañoneros son tan distintos y de tal manera, que resulta imposible compaginarlos. (Esto dicho por dos Vicealmirantes)


En un escrito del día 23 de octubre del año de 1973, realizado por el C. N. Jefe del Servicio Histórico del Estado Mayor de la Armada, analizando esta acción concluye:


< . . . . “ podemos observar que tanto el Cánovas como el Dato, e incluso el Santo Tomé, cumplieron perfectamente con sus cometidos. El Cánovas, con más impetuosidad, colocándose en una situación táctica no favorable pero reaccionando y combatiendo con valor. El Santo Tomé, consiguiendo la sorpresa y explotándola y el Dato serenamente manteniendo una distancia favorable y restableciendo la situación”. . . Por estas razones, los roces entre los Comandantes y dotaciones que aparecieron después no están justificados, pues todos cumplieron bien. . . . >
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.


Hay criterios cerrados, de ásperas molleras, con los cuales es inútil argumentar. Miguel de Cervantes Saavedra.


Cuando soplan vientos de cambio, unos construyen muros, otros, molinos.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


15 Abr 2009 17:52
Perfil Email WWW
Conectado
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 18:05
Mensajes: 31168
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
'

Los náufragos del Cabo Santo Tomé, fueron rescatados por remolcadores franceses y llevados a este país, el capitán de la marina mercante don Rafael Inda Ajuria, le cogió el alzamiento en la Subsecretaria de la Marina Mercante en Madrid y en el transcurso de la guerra, estuvo embarcado en el destructor Almirante Ferrándiz, Aldecoa, en el crucero Méndez Núñez y en la motonave Cabo San Agustín, que por enfermedad de su Capitán tomo él el mando del Cabo Santo Tome, en Perecok, puerto próximo a Odessa.


Siendo él el que hace esta relación en su regreso a Cartagena el día 20 de noviembre del año de 1937 y es jurada, donde además aporta los datos que ya sabemos y la carga del buque, que consistía en 1.800 toneladas de material de guerra, entre ellos 6 aviones y 500 toneladas de víveres.


De fuentes del propio gobierno de la república, el Cabo Santo Tomé, estaba artillado con: 2 piezas de 152 m/m; 4 de 75 m/m; cuatro de 45 m/m y doce ametralladoras. (No se me ocurre pensar, que el propio gobierno, diera datos falsos a sus propios hombres y encima sobrevalorándolos. Pero bien es cierto, que el capitán don Rafael Inda, en su declaración jurada omite este “insignificante” detalle)


Solo añadir casi una anécdota. El crucero Canarias fue conocedor de la orden de búsqueda del mercante, pero él estaba protegiendo a un convoy, en cuanto lo dejó franco (no el general), pidió la situación de los dos cañoneros y le dieron desde Mallorca y se puso a rumbo, pero confirmó la posición con los mismos cañoneros, y estos le dieron una que distaba como unas cien millas más a levante, por lo que varió el rumbo para acortar distancias más rápido, estro sucedió a las 1050.


De paso navegaba cercano a la costa para acortar y cortar el posible arribo del mercante al puerto de Bona, a las 1433, se encontraba a unas 45 millas del lugar donde se encontraba el mercante y se apercibieron de un tremenda explosión. A las 1525 tomaron vuelo desde Bona dos aviones de bombardeo franceses, que pusieron rumbo al Canarias, éste al verlos levantó todas sus bocas, incluidas las de 203 m/m (hay que recordar que tenían un azimut de 70º), los aviones vieron al crucero y como a unos diez mil metros, dieron la vuelta y regresaron a su base.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.


Hay criterios cerrados, de ásperas molleras, con los cuales es inútil argumentar. Miguel de Cervantes Saavedra.


Cuando soplan vientos de cambio, unos construyen muros, otros, molinos.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


15 Abr 2009 17:55
Perfil Email WWW
Sargento 1º
Sargento 1º
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Jun 2008 23:33
Mensajes: 54
Ubicación: Valencia
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
Como diría Jack el Destripador, vamos por partes.

He repasado con detenimiento el libro de García Flórez y he comprobado que (como no podía ser de otra manera) los datos del libro son correctos y yo leí mal “saltándome” un nombramiento :oops: . El Capitán de Corbeta Juan Ramos-Izquierdo estuvo al mando del Dato hasta principios de septiembre, en que fue sustituido por el también Capitán de Corbeta Jerónimo Bustamante. Por tanto era este último el comandante del cañonero cuando el combate contra el Cabo Santo Tomé.

(Ya he corregido el nombre en el post original)

Con respecto al tema de los cañones de 152 mm, “tengo el corazón partío”. Por un lado mi General de Ejército “allá” dijo en su momento que había informes oficiales republicanos que no mencionaban esos cañones. A mí me pareció muy convincente el hecho de que en la lista de personal de artillería del Santo Tomé no aparecieran los servidores de esas piezas. Ahora mi Intendente General “acá” dice que hay documentos oficiales republicanos en que se mencionan los dos cañones de 152 del Santo Tomé. Me ponéis en un serio dilema. Como no tengo acceso de primera mano ni a unos ni a otros documentos me declaro incapaz de poner la mano en el fuego por ninguna de las dos opciones.

Me ha resultado muy interesante conocer el enfrentamiento que se produjo entre los dos comandantes nacionales a raíz de los sucesos de ese día. De lo leído sobre el hundimiento del Santo Tomé se intuía que había habido ciertos roces entre ellos, pero de lo escrito por jbascer y Ensenada parece claro que la cosa fue muy seria y tendría un largo recorrido.

Es muy esclarecedora la referencia a la actuación del Canarias, siempre supuse que si se había mandado a los cañoneros a dar caza a la motonave republicana era porque los cruceros estaban empeñados en otras misiones, pero desconocía los detalles.

Añadiré una anécdota más: no fue el Canarias el único que tuvo roces con aviones franceses. Al día siguiente del combate (el 11) el CANT Z.501 nacional volvió a despegar desde la base italiana de Elmas y efectuó un reconocimiento sobre los puertos de Bugía, Bona, Philippeville y Argel, tratando de localizar otros mercantes republicanos que pudieran haber buscado refugio en ellos. Una pareja de cazas biplanos franceses despegaron para interceptar al hidro. Los cazas llegaron a abrir fuego sobre el aparato español (¿disparos de aviso o “a dar”?) que pudo zafarse alejándose hacia alta mar.

Llama bastante la atención la agresividad de los marinos y pilotos nacionales que no dudaban en rozar (¿o violar abiertamente?) las aguas jurisdiccionales francesas y su espacio aéreo con tal de cumplir su misión.

Gracias y un saludo.

_________________
¡Al Pacífico! ¡al p### Pacífico otra vez! ¿Por qué a todo el mundo le da por mandarme al Pacífico?
Bernardo Bertrán de Lis, capitán del jabeque "Fortuna y Gloria"


16 Abr 2009 09:23
Perfil Email
Conectado
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 18:05
Mensajes: 31168
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
'

Amigo NoviscumDeus.


A parte de la artillería del Cabo Santo Tomé, me quedo con tu ultima frase.


< Llama bastante la atención la agresividad de los marinos y pilotos nacionales que no dudaban en rozar (¿o violar abiertamente?) las aguas jurisdiccionales francesas y su espacio aéreo con tal de cumplir su misión. >


Eso mismo está pasando hoy en Israel, y es que la posición es muy parecida, ya que si no te defiendes con uñas y dientes, se te comen y como es lógico, si Israel pierde tendrían que abandonar su tierra, si los sublevados perdían no tendrían ni tierra donde ir, ya que bien se encargo la propaganda gubernativa y con ella la internacional, de tacharlos de facciosos por lo que no podrían buscar refugio en ningún país, eso les llevaba a despreciar con humildad, pero con firmeza, que lo suyo era suyo y de nadie más, por lo tanto no había otra salida.


Así lo veo yo, puedo estar equivocado, pero no es lo mismo luchar por algo que no es tuyo y fuera de tu patria, que, que todo este centrado en ella y con ella tu suerte como persona y para tu familia, eso es algo interno en el corazón que te hace definirte mucho más claro y contundente.


Un cordial saludo.
.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.


Hay criterios cerrados, de ásperas molleras, con los cuales es inútil argumentar. Miguel de Cervantes Saavedra.


Cuando soplan vientos de cambio, unos construyen muros, otros, molinos.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


16 Abr 2009 10:48
Perfil Email WWW
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
Creo que para cualquier lector queda claro como fueron los hechos, las cosas han sido de una forma, nos guste ó no, y así debemos respetarlas si somos gente de bien. La versión de estos hechos la conozco de Don Pascual, del que fuera Segundo del Canovas, nuestro querido Almirante Don Adolfo Baturone, y tal vez, la que me izo ver las cosas mas claras, por los entonces marineros voluntarios del Canovas Don Alfonso de las Heras y Don José Fontrodona; estos dos ultimos, me seguraron que Don Pascual lo que iba buscando era otro apresamiento al estilo del Mar Cantabrico, afirmación que no se si por prudencia, para no hechar mas leña al fuego, Don Adolfo no quiso ratificar. Volviendo a lo dicho anteriormente, tan firmemente estaban convencidos de la justicia que asistia a su causa, que estaban dispuestos a los mayores sacrificios en su beneficio.
Lo de apreciar el calibre de un impacto, es facilisimo, un impacto de 40mm, no se parece a uno de 3" (76mm) y no tiene absolutamente nada que ver con uno de de 5" (127mm). Con dos impactos de 3" muy incapaz, incapaz tiene que ser una dotación para poner en peligro a la nave.


11 Oct 2009 00:09
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
El articulo original ha cambiado, entre otras cosas, ya no sale el disparatado comentario de que el Dato estaba retrasado pues estaba "limpiando calderas"; las calderas se limpian en puerto y es una tarea laboriosa, en la mar se "soplan", lo cual es sucio e incomodo pues la carbonilla se mete por todas partes.
Estoy mas de acuerdo con el nuevo texto, pero me gustaria hacer las siguientes puntualizaciones:
1-Don Francisco Moreno mandaba la Flota Nacional y ponia en practica los planes dictados por el Jefe de Estado Mayor de la Armada. Para entender la Guerra en el Mar, recomiendo los 5 volumenes de la "Guerra Silenciosa y Silenciada" escrito por sus hijos Fernando y Salvador, ambos vicealmirantes, son magnificos a mi entender, pero también, no estoy de acuerdo en algunos aspectos. De mas facil lectura y de otro estilo, pero interesantisimo, resulta "Memorias de Guerra", memorias del Almirante Jefe de Estado Mayore de la Armada, Don Juan Cervera Valderrama, publicadas en 1968 por su hijo promogenito cumpliendo el legado y deseo póstumo de su padre, para "que fuera publicado cuando la paz y el tiempo hubieran convertido los hechos en historia"


11 Oct 2009 08:02
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
2- Lo de los fallos de la dirección de tiro del Canovas , "el que tiraba por largo", es un cuento chino. El tiro naval se basa en la observación y en la corrección, si cae largo se meten -200, si cae a la izquierda se corrige con 5 milesimas a la derecha, ó lo que corresponda. De cualquier modo, cuando los barcos estan casi parados, (el movimiento relativo muy pequeño), las distancias son cortas, y el estado de la mar es aceptable, el tiro en local tiene un resultado excelente. El 3" (76 mm) americano (el camello), diseñado para armar a los buques mercantes aliados en la 2ª Guerra Mundial es un claro ejemplo, de hecho loa clase "Serviola", actualmente en servicio, dispone de él en proa.


11 Oct 2009 08:14
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
3-El combate se decidio, solamente, entre el Canovas y el Santo Tome, a muy corta distancia y en pocos minutos, de hecho uno de los marineros voluntarios que cito, me aseguró que el descerrojó varios disparos de 7,92 sobre personal del mercante. La actuación del Dato fue irrelevante.
4-No dudo que la Marina Regia ayudara a la Nacional, pero, y es poco conocido, la Francesa y sobre todo la Royal Navy, se volcaron en ayudar a la Republicana, especialmente apoyando la ruptura del bloqueo impuesto por los nacionales, con su abrumadora superioridad, y forzaron la entrada de mercantes en los puerto del Cantabrico, durante la Campaña del Norte. La perdida del "España" está totalmente relaccionada con esto.
Pero una importantisima ayuda de la Flota Nacional, fue disponer desde el inicio de la guerra, del sistema de cifrado Republicano: grupos de tres numeros, pagina-linea-palabra de un libro determinado, era el utilizado antes de la guerra, y lo unico que hicieron fue cambiar el libro. El papa de la criptología naval, nuestro querido Capitan de Navio Ing. Francisco Liaño Pacheco, sabia mucho de esto, él fue quien descubrio el nuevo libro. Inconcebible resulta que el mando naval republicano no se diera cuenta de esto y no cambiara el libro durante toda la guerra.
Por último, ya que menciona a Don Miguel Buiza y Fernandez Palacios, personaje vital e interesantisimo, no entiendo, por lo menos yo no lo conozco, como no se ha editado algún libro sobre él, todavia vive una hermana suya en Sevilla.


11 Oct 2009 09:04
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje Re: El final del Cabo Santo Tomé
La figura de Gonzalez Ubieta, la conozco menos, pero a principios de los sesenta un sobrino carnal, hijo de una hermana, entro en la Armada y se retiro de Capitan de Navio hace unos diez años, curioso el talante marinero.
Y lo que me interesa, yo entre en el foro buscando la canción del Galatea: "Oh Galatea, tu eres el barco mejor,......" alguien la conoce y me la puede pasar, y si esta cantada con musica mucho mejor.
Muchas gracias y un cordial saludo


11 Oct 2009 09:14
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 17 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com