Fecha actual 22 Nov 2019 12:05




Responder al tema  [ 4 mensajes ] 
 Teoría de Juegos: 12. Grados de Cooperación y Coordinación 
Autor Mensaje
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Teoría de Juegos: 12. Grados de Cooperación y Coordinación
Nos encontramos con distintos grados de cooperación y coordinación, o de no cooperación y de no coordinación. Veamos algunos ejemplos. El primero de ellos es el conocido como la Carrera de Ratas, de la que incluso alguna película, incluso con este mismo título, se ha hecho.

En la carrera de ratas cada uno se esfuerza mucho, demasiado tal vez, en relación a lo que obtiene por ello. Uno de los autores recuerda su paso por el IESE, donde tuvo la oportunidad de asistir durante dos años, veintidós meses, a una verdadera carrera de ratas. El caso era que las notas de las distintas asignaturas se daban no por la puntuación absoluta alcanzada, sino por la posición relativa que cada uno había conseguido en relación con el resto de sus compañeros. Uno podía aprobar con lo que pudiera considerarse un suspenso en el caso de notas absolutas, por ejemplo, si la media de la clase era muy baja y por tanto quedaba bien situado en la curva de Gauss consecuencia de la distribución de la puntuación de todos. O bien uno podría suspender, aunque tuviese una nota de aprobado o notable bajo, si la media de la clase era muy alta, y por tanto la posición de su puntuación quedaba mal situada en la distribución de Gauss. En el fondo, por tanto, no importaba tanto lo que uno pudiera o no saber, sino lo que uno podía saber en términos comparativos con los otros, o lo que es lo mismo, en términos de lo que no sabían los demás.

Aquí, en este escenario, se podría haber alcanzado un grado alto de consenso entre todos los estudiantes, y así estudiar poco, sabiendo que la media de la clase iba por tanto a estar muy baja. Todos nos habríamos esforzado menos, y habríamos conseguido aprobar las distintas asignaturas.

Sin embargo, las ratas aparecieron ya que, al final, alguien tiene que suspender, el 10% ó el 20% que quede al final de la distribución de Gauss. Por ello, la gente que sospecha que va a suspender, porque sabe menos que la media de la clase, aún no estudiando nadie, se esforzará para cambiar su destino e intentar aprobar, sobre todo ahora en que precisamente puede resultar más fácil debido a que nadie se va a esforzar en estudiar. Por tanto, concluyen que deberán estudiar más que la media.

Y como todos nos conocemos, hay algunos estudiantes, un segundo grupo, que saben que van a aprobar por los pelos, justo por encima del grupo de los que van a suspender, y que hemos visto en el párrafo anterior. Y ello será así a menos que los que vayan a quedar los últimos, los que iban a suspender, se esfuercen y estudien para aprobar, en cuyo caso serán precisamente ellos mismos, este segundo grupo de estudiantes, quienes ocuparán los últimos lugares en la distribución de Gauss, y por tanto quienes serán suspendidos. Por ello, también estos estudiantes se esforzarán y estudiarán para aprobar.

Luego le toca el turno a otro grupo, el tercero, el de los aprobados altos, que hará la misma reflexión, y así hasta que sean todos los estudiantes quienes se den cuenta que al esforzarse los demás y estudiar para aprobar, pueden ser precisamente ellos quienes suspendan. Por ello, todos se pondrán a estudiar y a esforzarse más si cabe, con el fin de evitar que los demás estudien más que ellos y quedar por delante en la distribución de Gauss. Ha comenzado así la carrera de ratas. Y el resultado final será que todos los estudiantes se ven inmersos en un esfuerzo superior para estudiar y tratar de obtener una alta calificación con el fin de evitar que otros estudiantes queden saquen mejor nota que ellos. Como se ve, ya no importa tanto estudiar para aprender, sino estudiar para evitar que otros queden mejor calificados que ellos. Todo esto además nos conduce a un incremento sustancial de la competitividad, algo que ya se está inculcando y desarrollando en estos cachorros de ejecutivos.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 Abr 2010 23:54
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Teoría de Juegos. Grados de Cooperación y Coordinación
Como vemos, es un escenario verdaderamente diabólico en el que, lo que pudiera haberse convertido en un pequeño esfuerzo, se transforma en un esfuerzo descomunal para evitar que la media de la clase le supere a uno, y así se le suspenda. Luego la decisión no puede ser otra que la de esforzarse y mucho; se ha conseguido así el objetivo pedagógico buscado por quienes idearon esta estrategia.

Otro escenario verdaderamente curioso y digno de estudio son las campañas de control de los límites de velocidad. En líneas generales puede decirse que uno hace lo que hace la mayoría. Así, si uno ve que la mayoría de los vehículos no respeta los límites, entonces uno tiende a no respetarlos tampoco. Pero si uno ve que la mayoría de los vehículos sí los respeta, entonces uno tiende también a respetarlos.

Por ello se hacen campañas intensivas para su control. Se ha demostrado que es más eficaz que el esfuerzo a aplicar para el control se realice de manera concentrada, haciendo una vigilancia breve pero muy intensa y estricta, que un esfuerzo más moderado durante más tiempo. Se consigue, al hacerlo de manera intensa y concentrada, que la mayoría de los conductores respete los límites, creándose así una masa crítica que tendrá un indudable efecto imitación para los demás, un efecto catalizador que hará que otros conductores lo imiten y también respeten dichos límites.

Recordamos a este respecto un efecto del que uno de los autores fue testigo directo durante su experiencia en la dirección y gestión de una compañía de autobuses urbanos. Los vehículos iban tan limpios que la gente no tiraba nada al suelo de los mismos. Los usuarios de los autobuses los veían tan limpios y cuidados que los respetaban, y evitaban por todos los medios ensuciarlos. Pudo verse en muchas ocasiones cómo la gente se guardaba lo que iba a tirar al suelo, para tirarlo nada más bajar del autobús en una papelera municipal. Se dio también el caso en numerosas ocasiones de encontrarnos entre las sugerencias el que pusiéramos papeleras en los autobuses, ya que la gente no quería tirar nada a su suelo.

Otro aspecto relacionado con la cooperación y la coordinación se produjo en un bufete de abogados muy famoso en los Estados Unidos. Cada año terminaban su periodo de aprendizaje varios abogados en dicho bufete, quien tan sólo se quedaba con algunos, muy pocos, de los mismos. Pero ese año decidieron algo nuevo y sorprendente, decidieron que fueran los propios abogados que habían terminado dicho periodo de aprendizaje quienes decidiesen los que se quedaban y los que se iban por mayoría simple.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 Abr 2010 23:54
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Teoría de Juegos. Grados de Cooperación y Coordinación
La cosa parecía fácil. ¡Qué mejor solución que todos ellos, los doce, votasen que se quedaban todos ellos! Y así fue,...en principio. Pero hubo alguno que dijo que no sería bien visto que todos ellos se quedasen, que alguno tendría que ser sacrificado y salir del bufete para darle así una cierta vitola de prestigio y rigor. El hecho de que todos entrasen no hablaría precisamente a favor del prestigio del grupo, y del rigor de la elección. Al fin y al cabo, parece que se le da más valor a algo en tanto en cuanto más cuesta conseguirlo. Hicieron, por tanto, la propuesta de echar a uno de ellos; votaron y éste quedó efectivamente fuera por once votos contra uno.

Sin embargo, a alguno de ellos no parecía serle suficiente que tan sólo fuera uno quien no entrase en el bufete. Daría más prestigio si alguno más se quedase fuera del bufete; eso realzaría más el valor de los que se quedaban. Por tanto votaron nuevamente proponiendo echarle a uno de ellos, y la votación fue nuevamente de once contra uno, ¡no de diez contra dos! ¿Qué pasó? Pues sencillamente que aquél que había quedado fuera en la anterior votación también votó a favor de que se echase a su compañero; ya que pensó que si él iba a fracasar y no entrar en el bufete, era mejor hacerlo acompañado que no fracasar él sólo. Un fracaso en solitario es más difícil de llevar y de explicar que un fracaso más colectivo.

Nuevamente hubo quien propuso echar a alguien más, ya que ello daría todavía mayor valor y prestigio a aquéllos que habían logrado entrar. Por tanto una vez más propusieron a uno de ellos, y nuevamente la votación fue de once contra uno, ya que los dos abogados rechazados anteriormente habían votado a favor de echarle a su compañero, y ser así tres los abogados que no habían conseguido entrar. Y así continuaron hasta el final, hasta que ninguno de ellos logró entrar, ya que el último, el más listo y mejor preparado, también perdió su votación por once votos contra uno.

Este caso nos sirve para ilustrar un par de aspectos muy curiosos: en primer lugar, que un solo paso desfavorable, la última votación, es suficiente para acabar con todas las ganancias acumuladas hasta entonces, todas las votaciones anteriores; el más listo y mejor preparado de los abogados, el que estaba el primero en la lista, el que había estado en el grupo ganador de las once primeras votación pero perdió la última, vio como esta única pérdida fue suficiente para no dejarle entrar en el bufete, a pesar de las victorias anteriores.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 Abr 2010 23:55
Perfil Email
Capitán de Navío
Capitán de Navío

Registrado: 24 Feb 2010 22:29
Mensajes: 1151
Ubicación: En los mares del Norte, camino de bloquear puertos, y atacar navíos y líneas comerciales inglesas
Nuevo mensaje Re: Teoría de Juegos. Grados de Cooperación y Coordinación
En segundo lugar, que cuando las decisiones se toman en partes pequeñas, cada paso aislado puede parecer atractivo a la mayoría, pero al final de todo el proceso, cuando se han dado todos los pasos, es muy posible que nos encontremos con que el resultado final sea para todos peor que la situación que había al comienzo. En este caso, todos se encuentran al final sin poder entrar en el bufete, cuando la situación de principio era que existía la posibilidad de poder entrar algunos de ellos dependiendo de la elección que pudieran hacer los miembros del bufete, como había ocurrido en años anteriores.

Para terminar con este apartado dedicado a la cooperación y a la coordinación podemos volver a traer a colación la paradoja del colectivo, y las otras situaciones analizadas, en lo que suponen de contradicción con las afirmaciones de Adam Smith, sobre todo las que se refieren a la búsqueda del beneficio personal e individual y su efecto positivo sobre el beneficio de conjunto para todos. Hemos visto como esto, lejos de ser así, suele ser precisamente al contrario.

_________________
Comandante del navío: Nuestra Señora de Begoña R. O. del 6 de abril de 2010.

Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos (Confucio).

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país (John F. Kennedy).

Si llegas a saber que mi navío ha sido hecho prisionero, di que he muerto (Brigadier Cosme Damián Churruca y Elorza).


02 Abr 2010 23:55
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 4 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com