Fecha actual 21 Oct 2019 22:35




Responder al tema  [ 62 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3
 La Hermandad de las Marismas. 
Autor Mensaje
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
Antes del regreso Pero Niño debió hacer una escala en el puerto bretón de Samaló de Lilla (Saint-Malo). Habiendo zarpado ya de este puerto a finales de octubre de 1406 la flotilla castellana se encontró con un fuerte viento de popa llevando rumbo oeste, mientras que la corriente del canal tenía dirección este. Mientras duró la bajada de la marea navegaron a vela y boga lenta de remos hasta que empezó a subir la marea. Con la subida de ésta, la corriente del canal se hizo más fuerte, por lo que las galeras tuvieron que navegar sólo a vela con altas olas de proa y remolinos durante las seis horas de la marea. Concluida ésta, el viento se hizo mucho más fuerte y terminó rompiendo la vela y la antena del palo mayor de la galera del capitán castellano, poniendo a ésta de través. La pericia de los timoneles que manejaban las espadillas y la rapidez de los galeotes en calar de nuevo los remos evitó una segura catástrofe. Finalmente, la flotilla castellana llegó a la isla de Batz (frente a Roscoff) en donde buscaron refugio para pasar la noche y descansar, largando anclas a medianoche.

Pero al alba del día siguiente, con la bajamar, las tripulaciones se encontraron con la desagradable sorpresa de verse rodeados de rocas y, al sondar la profundidad, comprobar que las galeras habían tocado fondo sobre el roquedo. Pero Niño ordenó entonces que todos los tripulantes saltasen al mar, aligerasen todo lo posible las naves <<é las sacasen á fuerza de hombros>> consiguiendo finalmente desencallar las galeras.

Reanudada la navegación y habiendo llegado al cabo de Samaigo (Saint-Mathieu, a veinte kilómetros al oeste de Brest) donde se juntan las dos mares, <<la de España é la de poniente>> (el Golfo de Vizcaya y el Canal de la Mancha), la flotilla castellana se volvió a encontrar con otra fuerte tormenta <<que envestían las olas fasta media galera>>, por lo que las tripulaciones se refugiaron en los sollados y cerraron todas las escotillas. Navegaron así hasta que calmó bastante el viento y siguiendo a lo largo de las costas de Bretaña y Poitou arribaron finalmente al puerto de La Rochelle.


24 Ago 2008 00:43
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
En este puerto la flotilla castellana reparó los desperfectos de las galeras causados por las tormentas pasadas, además de hacer provisión de material, agua y alimentos. Habiendo zarpado de este puerto con viento oeste, éste roló al sudoeste y sopló con más fuerza cuando la flotilla salió a mar abierto y viró al sur, en dirección a España. La fuerza y dirección del viento por la amura de estribor empujaban a la flotilla de galeras hacia la costa de La Valancina (Maransin, la costa entre Burdeos y Bayona), la cual era muy peligrosa por la cantidad de bajíos existentes y la falta de abrigos naturales y puertos. Al finalizar el día la fuerza del viento amainó y las galeras, que habían sido dispersadas por el vendaval, pudieron volver a reunirse al anochecer guiándose del fanal de la galera de Pero Niño.

A media noche llegaron hasta la galera del capitán castellano dos naves francesas solicitando ayuda para poder atravesar el Golfo de Vizcaya y llegar a las costas de Castilla. En estas naves viajaban los nuevos embajadores de Francia ante la Corte de Castilla, el obispo de Saint-Flour (Auvernia) y el caballero normando Robin de Braquemont, primo del conquistador de las islas Canarias Jean de Bethencourt. Este último era, a su vez, pariente político del capitán de las naos de Castilla Martín Ruiz de Avendaño, el cual era sobrino-nieto por parte materna del que fue almirante de Castilla, Fernando Sánchez de Tovar.

La flotilla castellana escoltó durante toda la noche a las dos naves francesas y, al alba, cuando amainó el viento, mandó Pero Niño que alzasen la señal de acudir a consejo, por lo que el resto de naves se acercaron a la galera del capitán castellano. Éste solicitó a los dos embajadores franceses que pasasen a su galera para comer con él, haciéndolo así mientras tenían el velamen recogido. Pero sin haber acabado de comer aún empezó a soplar otra vez el fuerte viento del oeste que comenzó a encrespar el mar, por lo que Pero Niño no dejó que los embajadores franceses volviesen a sus naves, ordenando a éstas que prosiguiesen la navegación y buscasen refugio en donde pudiesen.

Las tres galeras castellanas prosiguieron la navegación mientras el viento volvió a rolar del sur. Durante el resto del día la flotilla bogó a la orza con gran trabajo por tener el viento de proa, avistando finalmente la costa de España al final de la tarde. Durante la noche sondaron el fondo, encontrando una profundidad de <<sesenta brazas>> (cien metros), por lo que pasaron el resto de la noche largando anclas y reponiéndolas a medida que la fuerza del viento hacía que los cables de éstas se rompiesen. Al alba del día siguiente la tempestad creció en fuerza, pero ya la flotilla pudo arribar finalmente al seguro puerto de Pasajes.

En los dos días siguientes, mientras las tres galeras castellanas aguardaban en el puerto guipuzcoano, no se tuvieron noticias de las dos naves francesas que traían primeramente a los embajadores de Francia. Pero por fin, al tercer día, éstas fueron avistadas, instándolas Pero Niño a que se dirigiesen al puerto de Santander en pos de la flotilla castellana. Ésta puso rumbo a ese puerto, arribando finalmente allí con los dos embajadores franceses y poniendo punto final a una victoriosa y gloriosa expedición que comenzó un año y medio antes en ese mismo puerto, en abril de 1405, teniendo el capitán castellano veintisiete años.


24 Ago 2008 19:19
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
En el puerto de Santander aguardaba al capitán castellano un mensajero real con una carta del rey de Castilla, Enrique III, instándole a que acudiese a su presencia en la Corte. Así pues, Pero Niño licenció a todas las tripulaciones de las tres galeras y partió de esa villa hacia la Corte castellana que se encontraba en aquel año en Madrid, pasando primero por su casa de su señorío de Cigales (diez kilómetros al norte de Valladolid).

Habiendo llegado a la Corte castellana y puesto en presencia de Enrique III, éste último quiere armarle allí mismo caballero cómo anticipo de las mercedes con las que pretende recompensar a su valiente capitán, y aunque éste ya fue armado caballero en otra ocasión, manifiesta al rey castellano su deseo de volver a ser armado por su real mano, por lo que Enrique III manda acudir a su presencia a los principales nobles y caballeros de la Corte armando caballero a Pero Niño en presencia de todos ellos.

Habiéndose reanudado la guerra con el reino de Granada por el ataque de su rey Mohamed VII, llamado Abén Balva, a la villa de Quesada (Jaen) el 7 de octubre de 1406, el ejército castellano contraatacó desde las plazas de Úbeda y Baeza y obtuvo una resonante victoria en la batalla de Collejares (nueve kilómetros al sudoeste de Quesada). Pero Enrique III de Castilla no pudo ponerse al frente de sus tropas por su repentina muerte el 25 de diciembre de ese año en la ciudad de Toledo.

Al año siguiente Pero Niño participó en la campaña granadina a las órdenes del regente Fernando de Antequera, tío del niño-rey Juan II de Castilla, distinguiéndose en los asedios de Setenil (Cádiz) y Ronda (Málaga). El regente deseaba enviar a Pero Niño cómo nuevo embajador de Castilla ante la Corte de Francia, pero éste le hizo ver que no le parecía oportuno aceptar el cargo cuando el reino de Castilla se hallaba en estado de guerra.

Años más tarde, el 30 de mayo de 1431, le es concedido el título de conde de Buelna (Cantabria) por el rey Juan II de Castilla, que añade a sus otros títulos de señor de Cigales (Valladolid), Fuentebureba y Berzosa de Bureba (Burgos).

Un mes más tarde, en una nueva guerra con el reino de Granada, participa a las órdenes del condestable de Castilla Álvaro de Luna en la batalla de La Higueruela (Higuera de Calatrava, Jaén) el 1 de julio de 1431.

Pocos meses antes del ajusticiamiento público en Valladolid del condestable Álvaro de Luna el 2 de junio de 1453 fallece nuestro protagonista en su señorío de Cigales, siendo enterrado por su expreso deseo en la iglesia parroquial de esa villa y en cuyo sepulcro se hizo poner la siguiente inscripción: Aquí yace D. Pero Niño, Conde de Buelna, el cual por la misericordia de Dios, mediante la Virgen Santa María, su Madre, fue siempre vencedor e nunca vencido, por mar e por tierra.


25 Ago 2008 01:03
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
A mediados de enero de este año de 2008 fue abierto al público cómo museo la recién rehabilitada torre medieval de Pero Niño o de La Aguilera por la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria. Esta torre se halla en el barrio de Sovilla, municipio de San Felices de Buelna. El museo de dicha torre tiene la siguiente distribución:

Planta baja

- Recoge el Patrimonio Prehistórico e Histórico del municipio de San Felices de Buelna (Cuevas Prehistóricas, Castros Cántabros, Campamento Romano...)
- Patrimonio Histórico en general del Valle de Buelna
- Sala de proyecciones (Introducción al visitante desde la Prehistoria local hasta la época de Pero Niño)

Planta primera

- Reproducción de la torre hace varios siglos
- El mundo de la caballería en la Edad Media
- Estructura política de España y de Cantabria en la época medieval
- Estructura social en la época de Pero Niño
- Los poderes en el territorio cántabro del siglo XV
- Crianza y educación de Pero Niño en la Corte

Planta segunda

- Nombramientos de Pero Niño como Caballero y después Conde de Buelna

Planta tercera

- Recorrido general por la vida y hazañas de Pero Niño


25 Ago 2008 01:13
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
Después del fallecimiento del almirante Diego Hurtado de Mendoza en junio de 1404, Enrique III de Castilla otorga un año más tarde (4 de abril de 1405) el título de Almirante Mayor a su tío Alonso o Alfonso Enríquez, quedando el título unido desde esa fecha a esta familia de la Casa Real de Castilla, pues desde entonces dicho título es heredado por sus descendientes. El nuevo almirante inaugura su cargo en la nueva guerra con el reino musulmán de Granada iniciada un año después, en 1406, con una campaña a lo largo de las costas de dicho reino en la que acontece una victoria en aguas de Gibraltar en agosto de 1407 sobre una flota conjunta de los reyes de Tremecén (Argelia), Túnez y Granada. La flota musulmana, compuesta por <<veintiun galeas mayores, seis leños e zabras, e otros cáravos de pasaje de cavallos>> tenía por misión asegurar el tránsito de socorros desde Berbería al Reino de Granada, habiendo desembarcado en la plaza de Gibraltar un contingente de jinetes y peones, así como víveres, pertrechos y dinero para pagar los sueldos de éstos.

Al inicio de la campaña el almirante de Castilla aprestó en Sevilla cinco galeras y dos leños con los que zarpó junto a su hijo bastardo Juan Enríquez a patrullar las costas del reino de Granada en cuanto estuvieron alistadas. Los caballeros Fernán López de Estúñiga y el normando Robin de Braquemont trajeron otras veinte naves mancas entre naos y balleneres de la Hermandad de las Marismas. Posteriormente, zarparon desde Sevilla otras ocho galeras, una urca y tres leños que se reunieron con el resto de la flota castellana en aguas del Estrecho, patrullando entonces entre Tarifa y Málaga bajo el mando supremo del capitán y vice-almirante Juan Enríquez con trece galeras y veintiséis naves mancas.

El combate comenzó el 22 de agosto con el avistamiento de la flota musulmana en el puerto de Gibraltar. Al día siguiente ésta salió a tantear la fuerza de la flota castellana, produciéndose una escaramuza en la bahía de Algeciras cuyo saldo fue que las galeras de los capitanes Pero Barba de Campos y Alvar Núñez Cabeza de Vaca resultaron perforadas en su obra muerta por sendos tiros de trueno. Después de este choque se decidió repartir a la gente de armas de las naves mancas entre todas las galeras en previsión de que, llegado el momento, faltase el viento y las primeras no pudiesen apoyar a las galeras, además de que las musulmanas eran más numerosas y de mayor porte que la mayoría de las castellanas.


14 Oct 2008 23:21
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
Un día más tarde, el 24 de agosto, aprovechando la falta de vientos que inmovilizaba a las naves mancas castellanas, las seis galeras del rey de Granada integradas en la flota combinada musulmana salieron del puerto de Gibraltar en formación de combate en dirección a la costa de Algeciras, donde se encontraba Juan Enríquez con ocho de sus galeras. El resto de la flota castellana estaba situada más al exterior de la bahía. Al percatarse la flotilla del vice-almirante de las intenciones de la granadina, la primera inició la boga dirigiéndose a su oponente, pero en el momento de ir a producirse la embestida, percatándose de que las otras cinco galeras de la otra escuadra castellana aun no se habían puesto en movimiento, la galera de Juan Enríquez desvió el rumbo a babor para evitar el abordaje. Al observar esta maniobra, el resto de la flotilla hizo lo mismo. Al finalizar la jornada, cuando el vice-almirante pidió explicaciones públicas a su patrón y cómitres sobre lo ocurrido, éstos le contestaron que lo hicieron por ganar tiempo para esperar el refuerzo de las cinco galeras restantes.

Tras la maniobra evasiva comenzó a soplar el viento, por lo que la otra escuadra castellana se puso en movimiento precedida de la urca para socorrer a la flotilla de Juan Enríquez. El resto de la flota musulmana que había salido en pos de la flotilla granadina, al percatarse de la movilidad de la escuadra castellana de naves mancas, vira en redondo tratando de ponerse a salvo al amparo de las murallas de Gibraltar, siendo perseguida por la galera castellana más cercana, la comandada por Alonso Arias de Corbella, la cual alcanza finalmente a la galera enemiga más retrasada trabándose un combate a corta distancia en el que se producen bajas por ambas partes. Pero debido a que la galera musulmana no ha variado su rumbo en ningún momento, las ya cercanas murallas de Gibraltar hacen desistir a la castellana de proseguir la persecución, por lo que, rompiendo el contacto con su oponente, se da por concluida la jornada.

Al día siguiente, 25 de agosto, llegó de Sevilla el capitán Fernán Rodríguez de Esquível con una galera que había estado siendo espalmada (calafateada con sebo) en las atarazanas de esa ciudad, con lo que la escuadra de galeras castellanas se incrementó en catorce naves.


14 Oct 2008 23:30
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
En esa época la frontera con el Reino de Granada en la bahía de Algeciras se encontraba en la pequeña villa llamada Torre de Cartagena (la antigua Carteia romana y la Hisn Qartayana musulmana), situada a 1,2 km al N.E de la actual localidad de Guadarranque, en el municipio de San Roque y a 1 km en línea recta de la costa. Dicha villa fue tomada por las fuerzas castellanas en el año de 1342.

El combate decisivo se libró el 26 de agosto de 1407 cuando la galera de Fernando de Medina, que iba en escolta de los bateles de las naves mancas que estaban haciendo aguada en Algeciras, descubre la partida de la flota musulmana del puerto de Gibraltar. Ésta zarpó en columna de a uno poniendo rumbo sur y lo más pegada posible a la costa. Al momento, la galera de Fernando de Medina regresa al fondeadero de la flota castellana alertando a ésta, comprobando en ese momento que la flota musulmana ya estaba a la altura de Castil de Genoveses (Punta Europa). Sin conocer las intenciones de la flota enemiga, las galeras castellanas se ponen en movimiento en dirección a las musulmanas mientras que las naves mancas levan anclas para seguir en apoyo a sus galeras, pero el fuerte viento de levante que sopla en esos momentos empuja a las mancas hacia Tarifa.

Al llegar la escuadra de galeras castellanas a la altura de Castil de Genoveses se produce una niebla tan baja que hace que éstos pierdan de vista la flota musulmana, por lo que los castellanos tienen que aguardar a la orza por espacio de una media hora hasta que la niebla se disipa. En ese momento comprueban que la flota enemiga a arrumbado al norte y que, siguiendo la navegación pegados a la costa, se encuentran ya a la altura del arrabal de Gibraltar por su lado este. Según los testimonios de prisioneros musulmanes capturados posteriormente, la intención de la flota combinada enemiga era rehuir el combate y arribar a Málaga.

La escuadra de galeras castellanas se pone otra vez en movimiento algo más alejada de la costa en persecución de la musulmana, siendo seguida la primera por jinetes y peones enemigos a lo largo de la costa del Peñón. Mientras tanto, las galeras musulmanas, que ya han advertido la presencia de las castellanas, prosiguen la boga a un ritmo lento. Cuando los castellanos llegan a una distancia prudencial fuera del alcance de los tiros del enemigo bajan el ritmo de boga. Es entonces cuando detectan por su popa la aproximación de los bateles de las naos castellanas que estaban haciendo aguada en Algeciras y de la galera que les hacía de escolta. Prosiguiendo las dos escuadras oponentes la navegación en paralelo a boga lenta, los bateles alcanzan finalmente a las galeras castellanas a la altura de Torre Carbonera (Punta Mala-La Alcaidesa, municipio de La Línea de la Concepción).


16 Oct 2008 00:13
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
Reforzada la escuadra castellana, ésta aproa finalmente en dirección a su oponente, haciendo lo mismo la musulmana al advertir la maniobra de la primera. Pero Barba de Campos se adelanta con su galera y embiste a una enemiga mientras que por el ala izquierda Alvar Núñez Cabeza de Vaca hace otro tanto. Casi inmediatamente, otra galera musulmana embiste a la de este último por su borda libre, por lo que rápidamente el castellano se encuentra peleando contra dos adversarios al mismo tiempo. El vice-almirante Juan Enríquez, al darse cuenta de la situación comprometida de Alvar Núñez, embiste a su vez a una de las dos galeras enemigas para socorrer al segundo. Al mismo tiempo, la galera en la que iba el caballero normando Robin de Braquemont embiste a la mayor de las galeras de la flota musulmana y, con la ayuda de la galera de Diego Díaz de Aguirre, consiguen finalmente abordarla y tomarla. Por su parte, las galeras de Alonso Arias de Corbella y Rodrigo Álvarez Osorio también logran tomar sendas galeras enemigas, mientras que otra de estas últimas, perforada en su línea de flotación por un tiro de trueno, embarca tanta agua que termina por hundirse rápidamente a la vista de los castellanos.

El resto de naves de la flota musulmana que aun no han trabado combate, que eran catorce galeras, seis leños y zabras y algunos cárabos de transporte de caballos, al ver que el resultado de los combates está siendo favorable a los cristianos por la mayor dotación de gente de armas de sus galeras, se agrupan cerca de la playa que tienen a sus espaldas, al pie de la Torre de Carbonera, optando la mayoría por varar allí mientras que algunas galeras permanecen con la proa vuelta hacia los castellanos en aptitud de espera. Así mismo, tres de las galeras musulmanas que sí han trabado combate, al darse cuenta de los nulos deseos de sus compañeros por sumarse a la lucha, logran zafarse del acoso de los castellanos y optan también por agruparse con su flota en la cercanía de la playa.

Ante esta retirada el vice-almirante Juan Enríquez y las otras siete galeras castellanas que aun no han trabado combate se sitúan en línea frente a la agrupada flota musulmana, pero sin osar embestir a ninguna de sus galeras debido a su inferior número. Así, mientras los castellanos aguardan al resto de sus galeras, las cuales están entretenidas en saquear las tres galeras enemigas que han logrado tomar, cinco de las galeras granadinas logran burlar la vigilancia de los castellanos y huyen en dirección a Málaga. Algunas de las galeras castellanas salen en su persecución, pero tienen que desistir cuando cae la noche y regresan junto a su flota.


17 Oct 2008 00:23
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
Con la puesta de sol el viento se torna favorable y la escuadra de naves mancas castellanas puede al fin reunirse con sus galeras en la Torre de Carbonera, celebrándose un consejo seguidamente entre los principales de la flota castellana y acordando que, a la mañana siguiente, se haría lo posible por desembarrancar y remolcar al mayor número posible de naves musulmanas, poniendo fuego a las que no fuese posible. Pero durante la noche, <<a ora de la primera campana>>, como la playa se encuentra en la costa del Reino de Granada, los moros desembarcan todo el equipamiento de sus naves y, poniéndolas fuego para evitar que caigan en manos castellanas, se retiran con su carga al amparo de Gibraltar.

El saldo final para la flota musulmana fue de doce galeras destruidas, una hundida, tres apresadas, seis leños y zabras destruidos así como varios cárabos de transporte de caballos. Tan sólo cinco de sus galeras lograron ponerse a salvo y por parte castellana no se perdió ninguna nave.

El caballero Juan Rodríguez Sarmiento, que debía traer otras dos galeras de la Hermandad de las Marismas, no llegó a tiempo de participar en esta acción.

Esta campaña de 1407 por las costas del Reino de Granada fue la única acción naval en la que participó personalmente el almirante Alfonso Enríquez.

Se conocen los nombres de algunos de los patrones y capitanes de las galeras castellanas que participaron en la campaña de 1407 en las costas del Reino de Granada:

Almirante Alonso Enríquez (no participó en los combates de Algeciras-Gibraltar);

Vice-almirante Juan Enríquez (hijo bastardo del almirante y comandante de las fuerzas castellanas que realizaron desembarcos en las costas del Reino de Granada durante la campaña de 1407);

Capitán Robin de Braquemont (de refuerzo en una de las galeras en el combate de Torre de Carbonera);

Capitán Fernán López de Estúñiga (de refuerzo en una de las galeras en el combate de Torre de Carbonera);

Capitán Rodrigo Álvarez Osorio (yerno del almirante);

Capitán Pero Barba de Campos (señor de Castrofuerte, Castilfalé y Villavicencio de los Caballeros);

Capitán Pero de Portocarrero (o Puertocarrero. Futuro señor de Moguer, Palma y Hormachuelos);

Capitán Alvar Núñez Cabeza de Vaca;

Capitán Fernán Yáñez de Mendoza;

Capitán Fernán Ruiz Cabeza de Vaca;


17 Oct 2008 00:43
Grumete
Grumete
Nuevo mensaje 
Capitán Pero de Pineda;

Capitán Gómez Díaz de Isla;

Capitán Juan Rodríguez de Neira;

Capitán Alonso Arias de Corbella;

Capitán Diego Díaz de Aguirre;

Capitán Fernando de Medina;

Capitán Fernán Rodríguez de Esquivel;

Capitán Juan de Villapadierna;

Capitán Juan Rodríguez Sarmiento (al mando de las dos galeras de la Hermandad, no llegó a tiempo para los combates de Algeciras-Gibraltar);

Capitán Ruy Díaz de Cuadros (al mando de las naves mancas de Andalucía);

Capitán Gutierre de Santa Clara (al mando de las naves mancas de la Hermandad);

Micer Nicolao Bonel (patrón genovés de la galera capitana y que también lo fue de la galera del capitán Pero Niño);

García Gómez de Porras (patrón del capitán Rodrigo Álvarez Osorio);

Alonso López de Vargas (patrón del capitán Alvar Núñez Cabeza de Vaca);

Pero Sánchez (patrón del capitán Fernán Yáñez de Mendoza);

Alonso Fernández de Monteagudo (patrón del capitán Pero de Portocarrero);

Alonso Rodríguez Echafuego (maestre o patrón de la urca);

Luis Palomo (maestre o patrón de leño);

Juan Rodríguez de Tarifa (maestre o patrón de leño);

Alonso de España (maestre o patrón de leño);

Fernando de Hermosa (maestre o patrón de leño);

Pero Álvarez (maestre o patrón de leño).


17 Oct 2008 00:56
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5402
Nuevo mensaje Re: La Hermandad de las Marismas.
Buenas.
El castillo de la Roche Guyon, no lo ubico en la desembocadura del Loire, sino Seine adentro, a ver.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


02 Ene 2009 14:04
Perfil
Brigadier
Brigadier

Registrado: 22 Oct 2008 06:35
Mensajes: 1612
Ubicación: Valladolid
Nuevo mensaje Re:
argonauta escribió:

Muerto Pedro I a manos de su hermanastro Enrique de Trastámara en 1369, este último es coronado rey como Enrique II de Castilla, el cual sigue apoyado por el nuevo rey de Francia, Carlos V, en su lucha contra el pretendiente al trono castellano Fernando I de Portugal. El agradecimiento a este apoyo se traducirá, en junio de 1372, en el envío, por parte del rey de Castilla, de una escuadra formada por diez naves gruesas y doce galeras a la sitiada ciudad de La Rochelle o La Rochela en manos inglesas, con el propósito de impedir que estos últimos pudiesen abastecer y desembarcar refuerzos para rechazar el asalto de las tropas del rey de Francia.



Hay que tener en cuenta que en septiembre de 1371, Juan de Gante, duque de Lancaster, casó´con Constanza, una de las tres hijas de Pedro I (¿"El Justiciero" o "El Cruel"?) habidas con Maríá de Castilla. Otra de ellas, Isabel, se caso con el hermano del de Lancaster, Eduardo, Duque de York. Juan y Eduardo eran hermanos del Principe Negro e hijos de Eduardo III de Inglaterra.

Juan se declaró sucesor legítimo de Pedro I, por lo que mantuvo hostilidades con los Tratamara hasta que la hija de Juan y Constanza, Catalina de Lancaster, contrajo matrimonio con el Principe de Asturias, Enrique III "El Doliente", hijo de Juan I de Castilla, hijo de Enrique II.

Lancaster llegó a ocupar Galicia en Julio de 1386, justo despues de la derrota de Aljubarrota (agosto de 1385), hasta la firma del tratado de Bayona, en 1388, en el que se concierta el matrimonio de Catalina de Lancaster con el heredero de la Corona de Castilla, el futuro Enrique III.

Juan de Gante, antes de la pretensión al trono castellano, precisamente reclamaba el Señorio de Vizcaya y las villas cántabras, que le habían sido concedidas por Pedro I a cambio de la ayuda contra su hermanastro Enrique.

Como Juan de Gante heredó Aquitania, es decir, la zona atlantica de la antigua Galia colindante con España, Juan I concedió a los habitantes del Señorio y de Guipuzcoa la "exención de pechos", es decir, los impuestos comunes, a los habitantes del señorio y de la provincia, a cambio de su disponibilidad militar permanente para luchar contra las invasiones procedentes de Aquitania. DE aquí procede l apretendida "hidalguia general" de los habitantes de esas provincia al asimilar la "exención de pechos·" con la de "hidalguía", es decir, confundiendo una de las consecuencias de ser "hidalgo", esa exención impositiva, con una de las causas de la misma.

Felicidades Argonauta por este trabajo. Si tengo tu permiso, procederé a copiarlo en un documento para pasarselo a mis amigos de Castro.

_________________
Director del: Real Observatorio de Marina de San Fernando. R. O. del 30 de diciembre de 2011.


05 Mar 2009 09:20
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 62 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com