Fecha actual 13 Dic 2019 18:20




Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
 Combate Naval de Cumas VIII o IX del año 38 a. C. 
Autor Mensaje
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Combate Naval de Cumas VIII o IX del año 38 a. C.
'


Combate Naval de Cumas



Este combate tuvo lugar en el mes de agosto del año 38 a. C., en las aguas del mar Tirreno y muy ceca de la bahía que le da nombre, en el que se enfrentaron, por una parte la escuadra del triunviro Cayo Julio César Octavio y una porción de naves de la escuadra de Sexto Pompeyo.



En el año 40 a. C. se celebró el tratado de Miseno, entre los triunviros romanos, pero no tuvo demasiado éxito, pues desde el primer momento el hijo del gran Pompeyo, pensó que él sería el elegido para gobernar el imperio de Occidente, pero pronto comenzaron los desacuerdos, ya que el primero en romperlos fue Marco Antonio, quien se consideraba desligado del tratado, por lo que se negó a entregar la Acaya a Pompeyo, además de responder con un gran armamento de naves, dejo de perseguir a los piratas, que impedían el libre tránsito de mercancías con dirección a Roma lo que se sumó que él mismo dejara de suministrar los cereales, tan necesarios para la correcta alimentación del pueblo romano.



Lo que les llevó casi inmediatamente a ser declarada la guerra entre Pompeyo y Octavio, siendo en la primavera del año 38 a. C., cuando ya se puede considerar que esta había estallado.



Octavio, ordenó se hicieran los preparativos, para ir preparándose para el combate, entre otros la concentración de sus legiones y de sus vasos, así mismo mando construir nuevos vasos y solicitó ayuda a sus amigos Lépido y Marco Antonio.



Por lo que rogó a Marco Antonio, que acudiera a entrevistarse con él en Brindisi; pero éste estaba en esos momentos muy ocupado en su guerra contra los partos, por lo que no quería ni oír hablar de una guerra en Occidente, pero aún así decidió acudir a la cita, pero con el firme propósito de no acompañar en el combate a su interlocutor, cosa que tampoco pudo hacer, ya que Octavio no acudió a la cita que él mismo había concertado (se desconocen los motivos), por lo que después de esperar unos días, se hizo a la mar con destino a donde más le preocupaba, dejando la entrevista en el olvido.


.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


25 Dic 2006 10:44
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Mientras tanto, el principal lugarteniente de Pompeyo, además de ser su más capacitado jefe naval, que no era otro que el liberto griego Menodoro, se pasó con sus fuerzas a las de Octavio, que además de ser tres legiones y una fuerte escuadra, le entregó las islas de Córcega y Cerdeña, a lo que se le respondió por su nuevo jefe, con gran consideración, elevándole al rango de Caballero y concediéndole un importante lugar entre los jefes de su escuadra.



A pesar de haberle faltado el apoyo de Marco Antonio, Octavio continuo adelante con su empresa, para ello elaboro un atrevido plan de ataque, sobre el fuerte y bien protegido reducto de Pompeyo en la isla de Cerdeña.



Sus fuerzas navales habían sido reforzadas con nuevos vasos de guerra, que se habían construido muy aprisa, ya una vez reunida la escuadra la disloco en dos divisiones; una al mando de Calvisio Sabino, quien a su vez llevaba de lugarteniente al general Menodoro; las sus naves procedían de la costa etrusca y las sesenta que aportaba Menodoro y que éste mandaba personalmente, eran del tipo de las romanas.



La otra división, en principio iba a embarcar el propio Octavio, pero estaba al mando de Cornificio, que tenía la orden de concentrarse en Tarento; mientras que la primera división debía descender desde las costas del Tirreno, con rumbo a Mesina.



Pero Octavio decidió, ponerse al frente de su poderoso ejército y lo dirigió hasta Reggio, con el cual pensaba llevar a cabo el desembarco en la isla de Sicilia.



El plan concebido, era atrevido, pero en síntesis muy sencillo; sus divisiones navales debían buscar a la de Pompeyo, cuando una de ellas la localizara, debería arrastrarla contra la otra, así unidas sería fácil la victoria, conseguida ésta deberían transportar al ejército de Octavio a la isla de Sicilia y ya con él en tierra, y dados los grandes medios puestos en juego, le sería muy fácil terminar la conquista.

.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


25 Dic 2006 10:54
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Ante todo esto, Pompeyo respondió fortificando aún más si cave, su ya considerada posición como inexpugnable, en la localidad de Messana o Messina, donde decidió encerrarse y esperar.



Por el abandono de sus filas de Menodoro, se había quedado sin jefe naval, por lo que decidió nombrar a otro liberto griego llamado Menécrates, que además era un enemigo personal del que le había abandonado, además de ser también un gran marino y con mucho valor ya demostrado.



Menécrates, conocedor de la dislocación de las fuerzas navales enemigas, se planteó el atacarlas por separado, por lo que así las podría vencer sin muchos aprietos.



Comenzó por hacerse a la mar, hacía finales del mes de julio del año 38 a. C. haciéndolo desde Messina con el grueso de su escuadra, pero dejando un apequeña reserva de una cuarenta naves a las órdenes de Sexto Pompeyo.



Puso rumbo a Nápoles y sobre los primeros días del mes de agosto, avistó a la escuadra al mando de Calvisio y Menodoro, que se encontraban en el golfo de Cumas.



Las naves de Octavio, navegaban contorneando la costa, por lo que le dio la sensación de que no querían salir a alta mar.



Por lo que se apercibió, de que era el momento oportuno para realizar el ataque, ya que la escuadra enemiga muy pegada a la costa, se encontraba en muy mala situación para realizar cualquier maniobra, por lo que sin tener ninguna duda, ordenó poner proa a línea de las enemigas a toda fuerza de remos.



Los dos almirantes de Octavio, supieron aguantar la embestida, sin dejar huecos entre ellos y presentando a sus enemigos, las temibles proas revestidas de sus enormes espolones.

.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


25 Dic 2006 10:55
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Lo que también les favoreció fue la gran diferencia de altura entre sus naves y las enemigas, además de lanzarles toda clase de proyectiles, con todas sus disponibles máquinas de guerra.


Pero ante esto, las pequeñas naves de Pompeyo, atacaba y retrocedían una y otra vez, favorecidas en los ataques por el viento y la mar, con esto lograron que los grandes vasos, que además estaban peor adiestradas sus tripulaciones, que las de los pequeños vasos que pululaban a su alrededor, con estos movimientos de ida y vuelta lograron, que sus enormes enemigos fueran retrocediendo poco a poco, lo que les ponía en el aprieto, de que detrás de ellos sólo habían bajíos y macizos rocosos, que inevitablemente les llevarían a destrozar a sus vasos.


Pero como la historia no deja de repetirse, pues en el combate naval de Cinossema, resultó en parecidas condiciones deshecho el centro ateniense; pero los jefes de Octavio se obstinaron en combatir de esta forma, lo que les llevo a parecido resultado, pues muchos de su grandes vasos quedaron encallados y sin posibilidad de maniobrar, por lo que las enemigas, comenzaron a utilizar sus espolones, logrando abrirles grandes boquetes.



Para evitar esto, las naves de Octavio, disponían de los garfios de abordaje o <<manus ferreae>>, que a su vez eran lanzados con unas grandes máquinas de guerra, que estaban emplazadas en el puente o <<catastroma>> o desde los grandes castillos de madera, para aferrar a los vasos enemigos y atraerlos hacía ellos, para luego ser abordados por medio de unos puentes ligeros, pues ya en esta época se había dejado de utilizar el <<corvi>>, que tantos triunfos diera en la primera guerras púnica: pero lo malo fue que la imprevisión táctica de Calvisio, había provocado que los vasos de Octavio, se vieran imposibilitados de utilizar estas grandes armas.



En el combate los dos jefes se buscaron, llevados por el mutuo odio que se profesaban, pero Menécrates ya herido, y viendo a su vaso aferrado e invadido por los hombres de Menodoro, que le sobrepasaba en todo, se vió en la imposibilidad de hacer otra cosa, por lo que decidió lanzarse al agua y perecer ahogado, antes que ser prisionero de su enemigo.

.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


25 Dic 2006 10:57
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Su vaso quedó en poder de Menodoro, por lo que el mando de la escuadra de Pompeyo pasó a manos de Democares, que era el segundo de Menécrates.



Mientras tanto, Calvisio, había conseguido desembarazar a una de sus alas, lo que le decidió a embestir en formación cerrada a los vasos enemigos, logrando con ello romper la formación de los contrarios, a los que persiguió de cerca, por lo que se separó en demasía de su línea.



Pero en el otro extremo Democares, había efectuado un ataque con mucha fuerza, lo que logró deshacer la formación de las naves de Octavio y que muchas de ellas encallaran, siendo otras embestidas y desfondadas, echándolas a pique.



Pero a pesar de estar indeciso el combate, Democares, desanimado por la muerte de su jefe y por lo tanto con mucha desconfianza en lograr un éxito total, dio la orden de reagruparse y poner rumbo a la isla de Sicilia.



A pesar de ello, las naves de Octavio, no pudieron perseguirlas ya que, muchas de ellas estaban muy deshechas por el furioso encuentro sostenido, así se quedaron en la bahía con la intención de reparar los daños sufridos.



Además había perdido a muchas de sus mejores naves, pero peor les fue a los pompeyanos, pues habían perdido al mejor de los generales de mar de que disponían y encontrar a otro tan capacitado como Menécrates, era una tarea muy difícil.





Citar:
Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. por Ángel Dotor.

Más aportaciones de otros varios libros.



.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


25 Dic 2006 10:58
Perfil Email WWW
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 5 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com