Fecha actual 13 Dic 2019 15:55




Responder al tema  [ 8 mensajes ] 
 Combate Naval de Naulocos VII u VIII del año 36 a. C. 
Autor Mensaje
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje Combate Naval de Naulocos VII u VIII del año 36 a. C.
'

Combate Naval de Naulocos



Este es un conjunto de combates navales, que tuvieron lugar en las aguas sicilianas, durante el verano del año 36 a. C., en los que se enfrentaron las escuadras de Cayo Julio César Octavio y de Sexto Pompeyo, de ellas esta fue la última y que dio a Octavio, el ser dueño absoluto del Mediterráneo Occidental.


Después de el combate naval de Cumas, que resultó indeciso, las fuerzas navales de Octavio y Pompeyo, entraron en un estado de letargo, que aprovecharon para movilizar más hombres y naves.


Pero Octavio se decidió a poner fin a aquella situación e intentar acabar con su enemigo, buscando una segunda confrontación que le diera el triunfo.


Para ello comenzó por llamar a su lugarteniente y buen amigo Marco Vipsanio Agripa, que era un hábil y capacitado general, que en esos momentos se encontraba en las guerras de las Galias, por lo que le nombró cónsul en el año 37 y le ordenó, que se pusiera en marcha con los preparativos, para comenzar esa segunda guerra, contra Pompeyo, que se encontraba en su gran puerto siciliano.


Agripa decidió, con particular forma de ver las cosas e imprimiendo una gran actividad normal en él, la construcción de unos grandes vasos de nuevo tipo, con los que formó un gran escuadra, pues suponía que con ellos enfrentado a las ligeras naves de Pompeyo, estas nada podrían hacer contra sus inmensas moles de madera.


En este estado las cosas, fue transcurriendo todo el año 37 y la primavera del 36, que fue cuando ya casi todo estaba listo, llegando al mes de mayo, en que las grandiosas galeras de nueva construcción ya estaban totalmente preparadas para buscar el combate.

.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:14
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Decidió Octavio en el mes de junio iniciar la campaña, pero para evitar un nuevo fracaso y que se le volviera a escapar Pompeyo, había diseñado un plan, que consistía en realizar un doble ataque al mismo tiempo, contra la principal base enemiga en la isla de Sicilia.



Las defensas de Pompeyo, formaban un triángulo al nordeste de la isla, cuyos vértices se apoyaban en Milas (actual Milazzo ), el cabo Faro y Messana (actual Messina).



Por lo que su plan era: que Lépido atacara el Oeste de la isla y dos poderosas escuadras, una al mando de Statilio Tauro y la otra al mando de Agripa, lo efectuarían sobre los extremos del triangulo de defensa de Pompeyo, de esta forma lo cogerían en forma de tenaza, por lo que a todas parte no podría acudir, y que la parte del ataque que tuviera menos resistencia, desembarcara a las legiones romanas disponibles, lo que facilitaría que la presión que ejercieran en otro punto se aflojara, a su vez en ese punto se desembarcaría a más legiones, consiguiendo así que la lucha comenzada en la mar, tuviera su punto final en tierra, donde Octavio era muy superior y así decidir el combate definitivamente contra Pompeyo.



Ya todo dispuesto y convenido, el día uno de julio, se hizo a la mar Lépido desde las costas del norte de África, con nada más ni nada menos que doce legiones romanas y cinco mil caballos, todos ellos transportados en mil naves, se realizó la travesía sin problemas y al llegar a tierra, logró desembarcar a todo su ejército, sin apenas oposición, lo que le permitió afianzarse en su posición en Lilibaeum, en el extremo occidental de la isla de Sicilia.



Al mismo tiempo las dos escuadras se habían puesto en movimiento, la de Statilio Tauro, que debía ocupar la costa oriental de la isla, por debajo de Messana, se hizo a la mar desde Tarento, con una cien grandes galeras, y Ocatavio que llevaba a Agripa de jefe naval, lo realizó desde Puzzolo con la otra escuadra, que tenía una parecida composición de naves a la anterior y con destino de llegada en la costa nordeste de la isla de Sicilia.


.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:15
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Pero todo nunca sale como se prevé, los elementos se pusieron en contra de las dos escuadra, por lo que la de Tauro se vió obligada a retornar a su puerto de partida, mientras que la de Octavio, fue atacada por un violento temporal a la altura del cabo Paliniro, el cual soporto como pudo, pero que le ocasionó la pérdida de veintiséis de sus grandes vasos.



Por lo que lo planeado de antemano se vino a bajo, al no poder operar las dos escuadras al mismo tiempo.



Agripa ordenó que inmediatamente se pusieran los hombres y medios necesarios, para reparar a su grandes navíos lo antes posible, por lo que a finales del mes de julio, se volvió a hacer a la mar, pero a su vez había ido concentrando gran parte de sus fuerzas en el extremo de Calabria.



También Tauro, se hizo a la mar con su gran escuadra y logró hacer converger a sus fuerzas sobre Messana.


Mientras tanto Lépido, con su ejército por tierra, iba recorriendo la costa septentrional de la isla, para intentar cooperar al asalto de la posición fortificada de Pompeyo.



Agripa logró apoderarse de las islas Lípari y desde ellas atacó la costa septentrional de Sicilia, desde Messana hasta Tíndaris, con el fin de atraer a las fuerzas ponpeyanas, con lo que si lograba esto, le facilitaria a Octavio el desembarcar a su ejército en la costa oriental, junto a Taormina, para así después atacar por tierra a Messana, con conjunto con las fuerzas de Lépido.



Agripa se encontraba atacando en la costa septentrional, fue conocedor de la presencia en sus aguas de la escuadra del almirante pompeyano Democares, que se encontraba fondeado en Milazzo con sus treinta vasos, pero el grueso de la escuadra se hallaba en Messana, con Pompeyo.

.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:16
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Creyendo esto se hizo a la mar desde la isla Vulcano con parte de su escuadra, para atacar a Democares, ya que era conocedor de su paradero, pero la sorpresa fue total, ya que al doblar el cabo Palacrium (actual Rasoculmo) se encontró con toda la escuadra de Pompeyo y él a su mando, compuesta de unos ciento cincuenta vasos, partidos en tres divisiones; una al mando directo de Pompeyo, de una setenta naves; otra al mando de Apolofanes, compuesta de otras cincuenta y la restante al mando de Democares, que era de treinta, pero él sólo sabía de ésta última no del resto.



Pero Agripa no rehuyó el combate, por lo que casi de inmediato se comenzó a combatir, pero al mismo tiempo ordenó que partieran unas naves, una para avisar al resto de su escuadra y otra para que buscara a Octavio, y le comunicará que Pompeyo había abandonado Messana al mando de su escuadra y que ese era el momento más favorable para desembarcar en Taormina, mientras que él trataría de sujetarlo el máximo de tiempo que le fuera posible, para así facilitar el tan deseado desembarco.



En este combate, como en otros muchos se pudieron ver dos tácticas distintas de realizarlo.



Por una parte estaban las naves de Pompeyo, que eran pequeñas y ágiles, con un solo bogante en cada remo, por lo que se ponía de manifiesto su gran maniobrabilidad y que muy poco tiempo después serían las llamadas <<liburnas>>, que a su vez sería la columna vertebral de las escuadras del imperio romano.



Mientras que las de Agripa, eran unos grandes vasos, movidos por unos largos remos, con varios órdenes de ellos y que los superiores eran manejados por cinco, seis y hasta siete hombres; con sus grandes torres de madera y provistas, de grandes piezas neurobalísticas de todas las clases, lo que las hacía pesadas y lentas, aunque casi inexpugnables.


.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:17
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Los vasos de Pompeyo, con su extremada agilidad sobre el líquido elemento, trataban una y otra vez de evitar los espolones de los grandes vasos enemigos, pues si les cogían, podían ser partidos en dos de un solo golpe.



Estuvieron soportando el nutrido bombardeo al que fueron sometidos, con toda clase de proyectiles, piedras, dardos, vigas ardiendo y recipientes con materiales incendiarios, que eran lanzados por las máquinas de guerra de la escuadra de Agripa.



Mientras las naves pompeyanas, se dedicaban más a intentar acercarse a los grandes vasos, para romperles las espadillas o timones, y los largos remos, para conseguir dejarlas inmóviles e incendiarlas después.



Las polirremes, dado su volumen y poca maniobrabilidad, se defendían de las ágiles embarcaciones, lanzándoles los arpones o <<manus ferreae>>, que consistían en unas vigas de hierro con unos garfios en su extremo, y que eran lanzados por las catapultas desde los castillos de madera, al ser alguna enganchada, se le atraía y eran haladas, utilizando para ellos unos fuerte aparejos y cabrestantes, hasta las grandes vasos de Agripa, al llegar al costado eran abordadas por los legionarios, que en poco tiempo lograban dejar limpias las cubiertas y conquistarlas.



El combate se prolongó hasta el anochecer, en que fue abandonado el lugar del combate por los vasos de Pompeyo, después de haber perdido como una treintena de ellos.



Pero Agripa, también había perdido a cinco de sus grandes naves, pero se ante la imposibilidad de perseguirlos, ya que estos con menor calado iban pegados a la costa y por ese lugar los grandes vasos polirreme no podían navegar, por lo que permaneció en el lugar del combate.


.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:18
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Pero con esta acción Pompeyo había conseguido su llevar a cabo su plan, pues había engañado a Agripa y dado tiempo para tender una emboscada a Octavio, cuando éste al siguiente día intentara presentarse sobre Taormina, que estaba situada al otro lado del estrecho de Messana.



Y así aconteció, pues ya muy avanzada la tarde y mientras Agripa, después de apoderarse de Tíndaris, habiendo desembarcado una gran parte de su ejército, regresó a la isla de Vulcano, para reparar a sus naves después del combate; Pompeyo a toda fuerza de remos, atravesó el estrecho y sobre las últimas horas del día siguiente, se encontraba frente a Taormina, donde se hallaba fondeada la escuadra de Statilio Tauro, en esos momentos al mando personal de Octavio y un convoy de vasos de carga, que había desembarcado a veinte mil legionarios.



Octavio a la vista del enemigo, temió por su seguridad, lo que le inclinó a dejar el mando del ejército a Cornificio y en la madrugada, ordenó a su escuadra que se pusiera en movimiento para presentar combate a Pompeyo.



La escuadra de Pompeyo, aunque estaba en inferioridad, por los vasos perdidos en el combate del cabo Palacrium, estaba mejor dotada, tanto por sus adiestradas tripulaciones como por sus buenos mandos y esto ya se había demostrado, en el combate de primeros de agosto en Taormina, en el que Octavio a duras penas pudo llegar a Reggio, pero a costa de dejar a sesenta de sus naves en poder del enemigo.



A pesar de todo ello, el tiempo a Pompeyo se le terminaba, pues Agripa, que había sido enterado de la maniobra de Pompeyo, logró llegar a tiempo de socorrer a Cornificio y ahora ambos puntos de desembarco eran reforzados constantemente, por nuevos efectivos que lograban poner en grave aprieto, la principal posición de Pompeyo en Massana.


.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:20
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Estas acciones, llevaron a Pompeyo a comprender, que la única posibilidad de poder ganar, era destruyendo a la escuadra enemiga.



A primeros de septiembre (hay que recordar que todas estas fechas pertenecen al sistema antiguo, por lo que la mención de meses concretos, puede variar hasta en un mes de diferencia), levó anclas y se hizo a la mar, con casi todos los efectivos de que disponía, con lo que pudo reunir la escuadra sumaba un total de unas ciento ochenta naves y el día tres se dieron a la vista las dos escuadra, a la altura de Naulocos, (hoy Bagni, junto a Spadofora), situado a mitad de camino entre Milas y el cabo Pelorum (actual Punta del Faro), donde tuvo lugar el combate decisivo.



Las naves de Octavio al mando de Agripa, eran mucho más poderosas y además por invento de éste, estaban reforzadas con nuevas armas de abordaje, entre ellas un nuevo arpón de mucha mayor eficacia.



Por la acción llevada a cabo por las fuerzas de Pompeyo, que atacaron a la desesperada, sin tomar precauciones como las que se habían visto en el combate de Palacrium, el enfrentamiento desde un principio, fue encarnizado y muy confuso, donde ninguno de los dos contendientes guardó ningún orden en el combate.



Los grandes vasos de Agripa, fueron imponiendo poco a poco su superioridad, que lo era manifiesta sobre los pequeños vasos de Pompeyo, estos eran atacados con los espolones y con una verdadera lluvia de dardos, y proyectiles de todas las clases y formas.



Mientras que los vasos pompeyanos, pululaban como mosquitos, dedicándose a romper remos y pegar fuego al vaso inmovilizado.

.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:21
Perfil Email WWW
Intendente General
Intendente General

Registrado: 26 Jul 2006 19:05
Mensajes: 29757
Ubicación: A la vista del Mar Mediterráneo. De guardia en el Alcázar y vigilando la escala Real.
Nuevo mensaje 
'


Pero las impresionantes masas de madera, su mayor número y sobre todo los nuevos inventos, que facilitaban el abordaje, dieron a Agripa la victoria final.



Pero después de la muerte del mejor general de mar de Pompeyo, Democares, sus naves fueron rindiéndose.



Algunas se retiraron, con rumbo a Messana, pero perseguidas por las enemigas, que fueron cazándolas una a una, hasta que ya sin tener fuerzas con que oponerse, las pocas que quedaron en servicio, fueron conducidas por Apolofanes y se entregaron a Agripa.



Sólo le quedaron a Pompeyo diecisiete vasos indemnes, con las que puso rumbo a su base de partida, donde después de descansar unos días y recoger los más valioso de todos sus bienes, así como a las personas que habían quedado en el campamento, se volvió a hacer a la mar con rumbo a Oriente.



Después de éste combate, Octavio ya no tenía a ningún enemigo cerca, por lo que quedó en su poder toda la isla de Sicilia.



Con este combate naval de Naulocos, se dio fin al cruento periodo de las luchas civiles, que sobrevino a la muerte de César y entre sus sucesores, que durante años mantuvieron una guerra fraticida, por alcanzar el tan deseado poder, que emanaba entonces desde Roma.



Unos años después, aún surgió otra disputa, que reanudo la guerra civil, pero fue por poco tiempo y también se dirimió en la mar, quien sería por fin el único emperador de Roma.



Se trata del combate naval de Actium.






Citar:
Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. por Ángel Dotor.

Más otras muchas obras, con aportaciones menores, pero importantes, que no relaciono por ser demasiadas. Antonio Luis.



.

_________________
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño. Marco Tulio Cicerón.

Sorpresa y Concentración.


Imagen


30 Dic 2006 18:23
Perfil Email WWW
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 8 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com