Fecha actual 01 Jun 2020 18:28




Responder al tema  [ 46 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
 Puerto Rico, Defensa de las costas. 
Autor Mensaje
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Puerto Rico, Defensa de las costas.
Puerto Rico.



Puerto Rico fue construido en 1508, por orden de Ponce de Leon.
Se levanto una fortificacion en el pueblo de la Caparra, una casa fuerte.

En 1519 se fundaria San Juan con una fortificacion, la Casa Blanca en 1523, de forma cuadrada, residencia del gobernador.
La mayoria de defensas eran adecuadas para defenderse de los indios o de un ataque pirata, pero no mas si el enemigo poseia artilleria en gran numero, en 1528 sufrio ataques de indios y piratas franceses, con lo cual se decidio construir unos fuertes que resistieran los ataques de enemigos europeos.

Asi entre 1533 y 1540, en San Juan se construyo la Fortaleza, que controlaba el acceso al puerto. En 1539 se aprobo la construccion de otra fortaleza construida contra los acantilados, que poseia una bateria a ras de agua, llamada el Morro, que finalizaria sobre 1580, aunque la artilleria se instalo sobre 1550.

Breve cronologia:

1519 - Fundación de la ciudad de San Juan.

1539 - Construcción de las primeras defensas en El Morro, con baterías apuntadas a la entrada de la bahía.

1625 - Ataque por tierra a San Juan que logró tomar la ciudad. A raíz de este ataque holandés se decide la construcción del Castillo de San Cristóbal para defender el frente de tierra.

1634 - Se comienza la construcción de un reducto en el monte de San Cristóbal.

1765-1783 - Período mayor de construcciónde las obras exteriores de Frente de Tierra de Castillo de San Cristóbal bajo la dirección de los Ingenieros O'Daly y Mestre.

1797 - 2do ataque a San Juan por tierra comandado por el general inglés, RalphAbercromby, con 7,000 tropas obstaculizado por las defensas de Escambrón.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


20 May 2010 20:20
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen

El Morro.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


20 May 2010 20:47
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Para ampliar mas:

Castillo San Felipe del Morro- San Juan- Puerto Rico.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


21 May 2010 05:36
Perfil
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Registrado: 07 Nov 2006 19:52
Mensajes: 521
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Aún no exploré la conexión; sin perjuicio de ello, si bien la información vertida directamente en el foro sobre este castillo es interesante, las fotos son sencillamente maravillosas. Muchas gracias por traerlas aquí.
Saludos
Rioplatense

_________________
Comandante de la goleta: Río de la Plata R. O. del 10 de mayo de 2010.


23 May 2010 06:24
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Ah ,asi que te gustan las fotos, eh? pues toma mas:

Imagen
El Morro.

Imagen
Aqui una del Cañuelo y el Morro.


Imagen
El Cañuelo.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 08:46
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Y ahora algunos hechos menores de la historia de San Juan de Puerto Rico:

Ataque de un pirata ingles, un tal Drake

El 22 de Noviembre de 1595 hizo acto de presencia el pirata Drake con 24 barcos. Cuando salió en septiembre de 1595 desde el puerto de Plymouth, se desvió hacia Puerto Rico tras conocer que en Puerto Rico había un gran tesoro de una nave española que sufrio una averia y fondeó en la bahía de San Juan para ser reparada, el cargamento fue guardado provisionalmente en La Fortaleza. Drake mandó quemar los barcos españoles que cerraban el paso hacia la bahía. La estrategia fue un error, pues lo hizo en la oscuridad, y todos sabemos que de noche una luz revela tu posicion, pero se ve que ese no estaba al tanto de ello. El fuego de las embarcaciones alumbró el escenario de la batalla, lo cual permitió a los artilleros de El Morro disparar a las naves inglesas, destrozando diez de ellas.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:02
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
El enemigo ingles contaba con mas de 1.500 hombres, los defensores de Puerto Rico con una cantidad similar: unos 400 hombres de guarnición regular, 300 hombres en las fragatas y unos 800 milicianos. San Juan estaba artillado con unas 70 piezas de artilleria.
Tras varios intentos,  el ingles entendio que no podía tomar la plaza y zarpo el 3 diciembre de 1595. Para animar a sus hombres Drake prometio “20 lugares mas ricos y faciles de capturar que Puerto Rico.

Imagen

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:13
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Ataque de Clifford

Deseando vengar la derrota sufrida por el pirata Drake en 1595, la Corona inglesa envía una nueva expedición, al mando de George Clifford, Conde de Cumberland.

Este mando atacar la ciudad en 1598, beneficiandose de una debilidad de los defensores debido a una epidemia que decimo la guarnicion y poblacion.
El 16 de junio de 1598, el tal Clifford desembarcó por el actual Condado y trató de llegar a San Juan, pero los españoles habían volado el Puente del Agua en San Antonio y se retiraron hacia el baluarte de Boquerón. Los británicos lo asaltaron en la tarde del 17 de junio con 1.700 hombres lograron sobrepasaban la pequeña tropa que protegía el puente defendido por un pequeño grupo a las ordenes del capitán de milicias Bernabé de Serralta, todo y eso lograron infligir grandes daños al enemigo, cayendo todos los defensores en ello, contaban con cinco cañones de la Batería de Boquerón, que protegía tanto al puente como a la isleta, los españoles sostuvieron este punto crucial por dos horas de duro combate, intentando llegar al caño de San Antonio, Clifford, estuvo a punto de ahogarse. El enemigo tuvo que retirarse sufriendo grandes bajas.

El 18 de junio vuelven al ataque, los españoles se habían retirado a la ciudad, refugiándose en el Castillo de El Morro. Durante diez días, los ingleses hicieron escasos disparos al castillo porque esperaban apoderarse del castillo, no tenían intención de destruírlo. El 29 de junio, sin esperanzas de refuerzos y con los efectivos enfermos, Clifford le permitió al dirigente español salir de El Morro con su tropa y se ofreció a llevarlo a Cartagena, pero en realidad lo condujo a Jamaica.
La ciudad fue capturada por los ingleses y ocupada, abandonandola por una epidemia de disentería que se desató entre las tropas inglesas. Clifford pactó un rescate de la ciudad con los vecinos: azúcar, jengibre y cueros serian parte del rescate. Tomó dos naves en los muelles, ochenta cañones, saqueó los hogares y se llevó el órgano, las campanas de la catedral y de otras iglesias.

Imagen

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:27
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Ataque holandes de Boudewijn Hendrickz.
 
En 1625, Holanda se encontraba en guerra contra España y envió una flota a apoderarse de Brasil.
El ataque holandés dirigido por Boudewijn Hendrickz o Balduino Enrico contaba con unas diecisiete naves y alrededor de 800 soldados.
Juan de Haro, gobernador de San Juan, ordenó reforzar el frente de Boquerón y colocó defensas en El Escambrón, esperando el ataque por el este.
El holandés logro pasar a traves del fuego del Morro, las defensa de la Puntilla no pudieron sostener el fuego enemigo se retiro hacia la ciudad, refugiándose en El Morro. Los holandeses intentaban impedir que llegaran suministros al castillo, pero los españoles establecieron un eficaz sistema de comunicaciones con el exterior para recibir alimentos y dar órdenes a los vecinos armados. Haro inició ataques produciendo numerosas bajas a los holandeses.
El 5 de octubre de 1625 unos cincuenta hombres, ocasionaron grandes pérdidas a los holandeses y les tomaron armas y una bandera. Durante la noche los vecinos del otro lado de la bahía reforzaron la guarnición realizando ataques contra los enemigos, aumentando estos en intensidad hasta el 21 de octubre. Hendrickz, sabiendose derrotado, y tras haber pedido la rendicion de los españoles por 2 veces, prendió fuego a lo que pudo de la ciudad y se embarcó con sus hombres tras sufrir un 50 % de bajas.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:35
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Ataque inglés de 1797, al mando del almirante Henry Harvey y el general Ralph Abercromby.

Por Pedro Tomas de Cordoba, "Memorias geograficas, historicas economicas y estadisticas de la isla de Puerto Rico"
"Las noticias que tenia el Gobernador le aseguraban iba á ser invadido por fuerzas británicas que habian ya tomado la Isla de Trinidad, y como se viese muy escaso de tropas y viveres, principió á adoptar medidas enérgicas para en el caso de que saliese cierta la noticia, y en las obras de defensa puso el mayor cuidado reparando en lo posible la ruina que ocasionó la esplosion en el Morro; aprestó igualmente las fuerzas sutiles qué pudo en la estrechèz de las circunstancias, y á los gobiernos vecinos pidiò auxilios de todas clases, dejando establecido el plan de defensa para en el caso de ser atacado. La Plaza tenia 376 cañones, 35 morteros, 4 obuses y 3 pedreros, 10,209 quintales de pólvora, 189,000 cartuchos y 3,367 fusiles; sus obras no estaban completadas, su guarnicion veterana era escasa y reducida al regimiento Fijo con 938 hombres, pero la decision por defenderse era estrema y el entusiasmo propio de la fidelidad de los Puerto-riqueños. Llegó á verificarse la noticia el 17 de Abril en que se avistò la escuadra enemiga sobre las playas de Loisa á barlovento de la Capital, la cual fondeó inmediata á la boca de Cangrejos, y verificó el desembarco al amanecer del 18"

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:41
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
" La escuadra inglesa se decia que se componia de los siguientes buques:

Embarcación Nº cañones Navío Reina 98
 Príncipe de Gales 98
 Venganza 74
 Asia 74
 Torvay 74
 Mahamonth 74
 San Dámaso 74
 Madrás 74
 4 buques de la India entre 54 y 44
 6 fragatas
 
 Tropas y Marinería.
 De Trinidad, Brigada de Landrey,  1,800.
 Número 14,  900.
 Partes de los 44 y 38,  1,000.
 Parte de 4 regimientos de emigrados franceses,  1,200.
 Cuatro regimientos ingleses con Albercombry y Harbey de Europa
 3,000.
 Negros y pardos de Barbada,  2,000.
 Pardos de Martinica, 2,000.
 Dos compañias de Artillería,  200.
 Marineria y Artilleros,   2,000.
 Total:  14,100.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:47
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Las noticias que habia tenido el Brigadier Castro de las hostilidades que los ingleses proyectaban contra las posesiones españolas de América, y las prevenciones que tenia del Gobierno Supremo, para que se mantuviese en vigilancia y sostuviera la plaza en defensa, le hicieron adoptar desde Setiembre de 1796 varias medidas que pusieran á cubierto de un golpe de mano la referida plaza. Asi fué que dispuso se aumentasen los operarios en la batería de S. Francisco de Paula, con el fin de adelantar su construccion como uno de los puntos mas interesantes á la defensa, y sin perjuicio del progreso posible en la obra del fuerte de S. Gerónimo. Hizo reconocer y reparar todas las baterias del recinto, el frente de tierra de S. Cristóbal, sus avanzadas, rastrillos y estacadas, á cuyo punto puso mas decididamente su atencion. Recordó á los pueblos de la Isla tuviesen pronto el ganado vacuno para el primer aviso. Hizo que se practicase el ejercicio y manejo del cañon, mortero y obus, instruyèndose en ello dos oficiales y cincuenta hombres del Fijo, é igual número de la Milicia. Encargó la mayor vigilancia en toda la costa para que le participasen cuanto observaran en la mar, é igual zelo previno en el Castillo de S. Cristóbal, Reunió á sus cuerpos los que estaban con licencia temporal. Hizo los mayores esfuerzos para que en el fuerte de S. Gerónimo y batería de S. Francisco de Paula, se colocasen las piezas correspondientes en todo Noviembre. Mandó aumentar la guarnicion con tres compañias mas de Milicias. Hizo reconocer el punto mas susceptible de ataque entre la plaza y la boca de Cangrejos. Prohibió la salida de buques de los puertos de la Isla. Declarada la guerra con los ingleses redoblò su cuidado y mandó á los Tenientes á Guerra disciplinasen toda la gente útil de los partidos en que no hubiese establecida Milicia. Encargó se llevase una cuenta exacta de los viveres que debian acopiarse, y previno almacenes para depositarlos. Hizo retirar los ganados al interior, y que se proporcionasen cercados ó pastos para sostener los que debian aproximarse á la Plaza. Se reconoció y reparó el Castillo del Cañuelo. Fueron comisionados dos Regidores á la Isla para recoger el arroz necesario para los Reales almacenes. Se suspendió la data de licencias á los soldados cumplidos. Se instruyó la compañia urbana de la Capital. Se dió orden al Morro para que alejase todo buque sospechoso. Pasó un ingeniero á la Aguadilla para proyectar su defensa. Se pidieron préstamos á las corporaciones y particulares hasta la llegada del situado. Se introdujo en la plaza la mayor parte de la pólvora que estaba en los almacenes de S. Gerónimo y Miraflores.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:48
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
gualmente se puso en planta la construccion de cureñas de marina para habilitar los dos pontones y cuatro gánguiles con dos cañones de á 16 cada uno y 12 lanchas con cañon de los calibres de 3, 4 y 6 para defender el puerto y los diferentes caños. Se puso tambien corriente la batería que está al estremo del foso del morro. Pasó avisos á Caracas, Sto. Domingo y Habana, pidiendo auxilios y manifestando á sus Gobernadores los fundados recelos de un ataque. Se habilitaron los pedreros que habia y se preparò un elaboratorio de mixtos y fuegos artificiales. Para completar el Fijo se mandaron reunir 440 milicianos de los que se estaban instruyendo en los partidos y comisionó al capitan de fragata D. Francisco de Paula Castro para que dirigiese la habilitacion y armamento de los gánguiles, pontones y lanchas cañoneras. Activó por ùltimo la pronta habilitacion de las fuerzas sutiles, y encargó espresivamente á los jueces terrítoriales hiciesen que los vecinos sembraran todos los frutos menores de que era indispensable en caso de ataque.
Si tales fueron las disposiciones que adoptó el Sr. Castro hasta fines de Marzo, ya en Abril las dió á estas y otras mayor energía por la casi seguridad que tuvo de ser invadido. En 1°. de Abril mandò aprontar algunos cañones de batallon con los utiles correspondientes para emplearlos segun lo exigiesen las circunstancias. Admitiò la oferta que le hizo Mr. París de emplearse con los de su nacion en favor de la defensa. Dió orden para que entrasen ocho compañías de Milicias á hacer el servicio con igual número de las que ya habia en la plaza, y agregó 200 hombres de estas y del Fijo á la Artillería. Todos los vecinos de la Capital fueron alistados en compañías urbanas, y como fuesen continuas las depredaciones de los corsarios por toda la costa, fué nombrado Comandante general de la del Norte el Coronel del regimiento Fijo, para que precaviese en cuanto fuese posible los insultos y perjuicios que aquellos ocasionaban en las poblaciones.
Ademas de todas estas providencias, reconoció personalmente el Sr. Castro con los gefes de Ingenieros, en diversos dias, toda la bahía, la entrada de su puerto, el canal de Boca-vieja, las entradas y salidas de los caños de Martin-Peña y S. Antonio, los desembarcaderos de las tres playas de Cangrejos, de Punta-salinas y entrada á la laguna del caño de Martin-Peña, donde se formó escollera, y los puestos, fortalezas y castillos de la plaza, obras avanzadas, y puntos mas espuestos á un ataque. Puede asegurarse que aquel gefe procedió con el mayor zelo, no descuidò lo mas pequeño y se preparò con cuanto pudo para salvar al pais y dejar triunfantes las armas de S. M., y como forme época en los fastos de la Isla la defensa que se hizo en 1797 contra la nacion británica, dejando sin efecto la tentativa de sus grandes fuerzas y recursos y abatida su empresa, se hará la relacion de este importante suceso en forma de diario para que se vea lo que se practicó por el Gobernador, los Gefes y Oficiales y por los demas empleados y vecinos, para constancia y satisfaccion de los que aun viven y de los que procedan de aquellos beneméritos.
El dia 17 de Abril á las seis de la mañana se avistó un convoy compuesto de buques de guerra y velas al parecer de transporte, pero se ignoraba el número, calidad de los barcos y nacion á que pertenecieran, bien que hallándose la España en guerra con Inglaterra, y por las noticias que se tenian en la plaza é Isla de un ataque proyectado contra ella, se receló desde luego que era escuadra enemiga. A poco tiempo se comprendiò que era asi por las maniobras y movimientos de los buques que se mantuvieron sin enarbolar el pabellon.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:49
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
inmediatamente fueron convocados todos los gefes de la plaza y con presencia del plan de defensa que anticipadamente tenia formado su Gobernador, se conferenciô en junta de guerra, pasaran todos al Castillo del Morro á reconocer la escuadra y fueron en seguida á ocupar los puestos que les estaban señalados. Se tocó la generala, y se hizo distribucion proporcional de toda la guarnicion en los Castillos, fuertes, baterías y en los demas puestos de las obras interiores y esteriores de la plaza. Fué provisto de armas el paisanage alistado, colocándolo en los puestos convenientes. Se habilitaron y colocaron tambien en los sitios que estaban detallados los cuatro gánguiles, dos pontones y doce cañoneras armadas y tripuladas, bajo la direccion del capitan de fragata D. Francisco de Paula Castro. Un cuerpo volante proporcionado al número de la guarnicion con cuatro cañones de campaña al mando del Teniente coronel D. Isidoro Linares, salió de la plaza con el fin de impedir el desembarco de los enemigos. A los gefes de línea se les comunicaron las correspondientes instrucciones. A los pueblos se pidieron las compañias de caballería y las urbanas, dandoles órdenes para que acudiesen á la plaza. Todos los puestos del recinto, obras esteriores y avanzadas se proveyeron y reforzaron con armas, municiones, útiles y demas efectos necesarios para la defensa. A los individuos de las maestranzas de Artillería é ingenieros, se les mandó pasar á sus respectivos destinos para los trabajos y ocurrencias necesarias, y al Guarda-almacen se le previno se mantuviese dia y noche en el parque general para que suministrara los efectos que se pidiesen. Tambíen se espidieron órdenes para que concurriesen de la Isla con todos los frutos de ella para la subsistencia de la guarnicion, y se publicó por bando la salida de las mugeres, niños y viejos, quedando solo en la plaza los útiles para tomar las armas. Las mas activas y eficaces providencias fueron adoptadas para introducir en la ciudad la polvora que habia en los almacenes de fuera, depositándola dentro y en buques destinados al efecto en bahia.
Como á las diez de la mañana de dicho dia se confirmó por las maniobras de la escuadra que era inglesa, y su objeto el desembarco de tropas en las playas de Cangrejos, donde empezaron los buques de transporte á dar fondo en la última de ellas ó ensenada inmediata al sitio de la Torrecilla. Con este conocimiento, se destinaron inmediatamente trabajadores con los ùtiles y efectos necesarios para formar una línea de defensa en el trincheron, y el ingeniero D. Ignacio Mascaró pasó á formar una batería en el seboruco de Barriga para defender el paso de la laguna al caño del puente de Martin Peña, debiendo formar escollera y retirándose en el caso de no poder verificar su intento.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:50
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
A la entrada del puerto se situaron dos pontones, dos de los gánguiles se destinaron al caño de Martin-Peña para defender el paso del puente, y los otros dos quedaron en defensa del puente de S. Antonio; cada una de estas baterías fiotantes constaba de dos cañones de á 16. Las cañoneras se emplearon unas en auxiliar los gánguiles y pontones y otras quedaron dispuestas para acudir donde la necesidad lo exigiese. El Ilmo. Sr. Obispo se presentó inmediatamente al Capitan General ofreciendo cuanto tenia, y todos los eclesiásticos, para el servicio de S. M. y defensa de la religion. Igual ofrecimiento hicieron las comunidades de Sto. Domingo y S. Francisco, y los Misioneros transeuntes que habia en la Ciudad. De todo el cuerpo eclesiástico se nombraron capellanes que pasaron á los castillos, puestos de la guarnicion y hospitales de sangre. Se formaron estos dentro y fuera de la plaza con todo lo necesario y profesores, y lo mismo se hizo respecto del campo volante, y en el hospital se practicò iguál medida. Las MM. Carmelitas salieron de la Ciudad con el mayor decoro, y su convento, el de religiosos y varias casas particulares quedaron listos para que sirviesen de hospitales y cuarteles.
No se observó otro movimiento en la escuadra enemiga que haber destacado dos fragatas con su mosca, con el objeto al parecer, de bloquear el puerto á cuya vista se mantuvieron bordeando; el resto de la escuadra entrò en la ensenada y fondeó inmediata á los trasportes, quedando un navío fuera como en descubierta.
El número de velas era de sesenta entre buques de guerra y trasportes. Un navio de tres puentes, dos de á 70, dos de á 60, una fragata de 40, otra de 36, dos bergantines de 16 á 18, cuatro corbetas de á 16, diez y ocho goletas de 6 á 12, una urca grande, y los demas buques menores.
En la noche del 17 al 18 entró en la plaza la compañia de Caballería de Bayamon y Guainabo, y se destacaron 40 hombres de ella á reforzar el campo volante. En la madrugada se sintiò un fuego bastante vivo de la escuadra que se conocia era en proteccion del desembarco, como efectivamente así sucedió.
Al amanecer se descubrieron las fragatas bloqucadoras que se mantenian en dicho objeto. Salió fuera el cuerpo volante al mando del Teniente Coronel D. Isidoro Linares, con los de igual clase D. José Vizcarrondo y D. Teodomiro del Toro. Linares se apostó con 100 hombres en el sitio nombrado la Pasa, inmediato á una de las playas de Cangrejos: Vizcarrondo en la playa de S. Mateo, y Toro en la Torrecilla, con igual fuerza cada uno á la de Linares, siendo los puestos los mas ventajoses por su situacion, y resguardados para rechazar el desembarco que intentase el enemigo, y en disposicion de protegerse entre sí: cada uno de estos gefes se atrincheró en lo posible segun lo permitieron la localidad y el tiempo, colocando los dos cañones de campaña.
El enemigo para proteger su desembarco dirigiò sus fuegos principalmente al punto de la Torrecilla como el mas inmediato. Aproximaron cuatro grandes lanchas á la playa cargadas de tropa, y enarbolado en una de ellas el pabellon inglés. Rompió Toro el fuego con el mejor acierto, y por el estrago que sufrieron se vieron precisados à retroceder. Emprendieron de nuevo la tentativa con un crecido número de lanchas, que sostenian un tuego bastante vivo, y á las cuales protegia el de los buques, y aunque fué correspondido por nuestras fuerzas, no pudieron impedir se verificase el desembarque como de 3,000 hombres. Toro se vió obligado á replegarse á la partida de Linares, y ambos á la de Vizcarrondo, y viendo que el enemigo marchaba sobre ellos con fuerzas muy superiores, determinaron retirarse los dos primeros al puente de Martin-Peña y el último al de S. Antonio con arreglo á las instrucciones que tenian. Vizcarrondo trató de atrincherarse con las dos piezas, no solo para rechazar al enemigo, sino para sostener la ùltima retirada de los otros hácia el espresado puente. El enemigo se dirigió hácia dicho punto, y entonces se reunieron á Vizcarrondo los otros gefes, siguiendo todos por el puente á incorporarse á nuestro campo, dejando inutilizadas y enterradas las dos piezas que no pudo sacar, y algunas partidas fueron protegidas por los fuegos del puente y del Castillode S. Gerónimo. Los enemigos se detuvieron á la vista de los dos fuertes, dejaron avanzadas algunas partidas, y la demas tropa se replegó á su ejército. En la misma mañana volvió á salir Vizcarrondo con 50 hombres del Fijo y Milicias, algunos franceses y 30 caballos, con el objeto de incomodarlos y reconocer la posicion que tuvieran. Dividiò su fuerza en tres partidas, que marcharon por diversos caminos, dejando determinado el punto de reunion en caso necesario, y en el cual situó al capitan de caballería con 15 hombres y 25 infantes. Las partidas que se dirijieron á la plaza de S. Mateo, se tirotearon con las avanzadas enemigas, que fueron reforzadas del grueso de sus fuerzas que tenian en aquel puesto. Vizcarrondo recibió orden de retirarse, y lo verificó por el puente tomando un cañon que encontró en el camino; fué perseguido por los enemigos, pero sostenido por el fuego de S. Gerónimo, se detuvieron aquellos y retrocedieron: inmediatamente se cortó el puente de S. Antonio. En la ciudad se mandaron destechar los bojios, en precaucion de evitar cualquiera incendio que pudiera ocasionar el fuego enemigo.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:50
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
En la misma mañana se presentó en la boca del puerto un bote parlamentario que fué detenido por el castillo del Morro; pasó á el un Ayudante del General y recibió un pliego que dirigian los Comandantes Generales de mar y tierra de la espedicion destinada al sitio y bloqueo, intimando la entrega de la Plaza á las fuerzas Británicas. Fué contestado con la energía propia de un Gefe español.
A las tres de la tarde se dirigieron tres cañoneras á situarse avanzadas á los dos gánguiles que estaban en la defensa de Martin-Peña, con el fin de contener por aquella parte á los enemigos y proteger la retirada del ingeniero D. Ignacio Mascaró y la de los trabajadores destinados al seboruco de Barriga, lo que pudo conseguirse con bastante riesgo de ser cortados. Los enemigos intentaron atacar por tierra las lanchas con una partida como de 200 hombres. El fuego de aquellas les hizo dividir la fuerza en dos columnas y resguardandose lo posible emprendieron de nuevo el ataque á las cañoneras por el flanco y retaguardia, entonces se retiraron las lanchas al abrigo de un vivo fuego que hicieron los gánguiles, deteniéndose los enemigos en Martin-Peña. Estas baterías flotantes mantuvieron todo el dia el fuego por aquella parte á fin de estorvar cualquiera trabajo que intentase el enemigo, y en los mismos términos lo sostuvo por la noche.
Los prácticos del pais y las partidas avanzadas para observar los movimientos de los contrarios y tomar conocimiento de sus fuerzas, dieron parte á los Comadantes del puente de San Antonio y castillo de San Gerónimo, que los enemigos avanzaban por aquellos terrenos; luego que se descubrieron se les hizo un fuego sostenido que continuó por la noche para impedir los trabajos que proyectaban, Tuvimos dos muertos y un herido del Regimiento Fijo.
El 19 amanecieron las fragatas bloqueadoras en los mismos términos que el anterior. Se preparó una goleta para que aprovechando la obscuridad de la noche, saliese con pliegos para la Habana, noticiando el estado de sitio de la plaza, y pidiendo socorros de todas clases para salvarla del crítico en que se hallaba, y para hacer en su caso una vigorosa defensa.
El fuego que en la noche anterior hicieron el castillo de S. Gerónimo, puente de S. Antonio y gánguiles, no solo estorbó los trabajos que emprendió el enemigo, sino que les mató é hirió porcion de gente. De los heridos se pudo coger uno que lo estaba mortalmente y examinado por el ingeniero D. Ignacio Mascaró, averiguó que era aleman, granadero al servicio de Inglaterra, que habia desembarcado aquel dia de la escuadra, de la que estaban en tierra como tres mil hombres, conceptuando que toda la fuerza de operaciones seria de seis mil; no pudo seguir la declaracion por el estado de las heridas, y remitido á la plaza murió en el camino.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:51
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Una de las fragatas que se mantenia bloqueando el puerto se acercó bastante al castillo del Morro aunque fuera de tiro, echò la lancha al agua con bastante gente, y se puso á reconocer la punta de la isla de Cabras y castillo del Cañuelo, sondeando aquellos parages. El Morro 1 hizo fuego para evitar hiciese otro reconocimiento, lo que se logró en efecto retirándose la lancha precipitadamente á la fragata. El castillo de S. Cristóbal y algunas de las baterías hicieron tambien fuego á aquel buque.
Para contener cualquiera desembarco que de resultas de este reconocimiento intentara el enemigo en la inmediata noche por punta Salinas, salió de la plaza el teniente coronel D. Isidoro Linares con cincuenta hombres, para que con ellos y la gente que fuese llegando de los partidos, formara un campo volante y se colocase con él en el punto que fuera mas adecuado segun los movimientos que observase en los enemigos.
Visto el buen efecto que hacia el fuego de los gánguiles situados en Martin Peña, se mandó de refuerzo á aquel punto un ponton de los que estaban á la boca del puerto, para que molestase mas á los contrarios. Se reforzó el castillo de S. Gerónimo con un obus y las correspondientes municiones.
De Rio Piedras avisaron la llegada de 400 hombres de los partidos inmediatos, y se previno que 200 se trasladasen inmediatamente á la ciudad, y que los restantes se quedasen en aquel punto para resistir y rechazar las hostilidades que los enemigos pudieran intentar por aquella parte. Tambien se recibió parte de que una partida de 20 á 30 enemigos habian pasado por el sitio de Baña Caballos, y saqueado los ingenios inmediatos de Giral y O'Daly en los puntos de Puerto nuevo y S. Patricio.
Una partida de negros de Loisa, aprendió dos soldados alemanes que se habian adelantado por aquella parte y fueron remitidos á la Capital. En la mochila de uno de ellos se halló un papel con el nombre de un vecino de la ciudad, lo cual obligó al general á que tomase precauciones con los estrangeros, para evitar las inteligencias que pudiera haber en perjuicio de las Reales armas.
Entraron en la Plaza doscientos cincuenta y un hombres de los partidos de Toa-baja y Rio Piedras, y como no hubiese sido recibido el dia anterior el parlamentario que fué á llevar el pliego constestando á la intimacion, salió en este dia para el navìo Comandante á hacer su entrega.
Al amanecer del 20, se avistaron cerca de las dos fragatas del bloqueo un bergantin y dos lanchas al parecer cañoneras. La escuadra se mantenia anclada en los mismos términos que el dia anterior. El fuego del castillo de S. Gerònimo, Puente de S. Antonio y gánguiles, se mantuvo en todo el dia y la noche con mas ó menos viveza segun se observaban los trabajos del enemigo. Se advirtió que este intentaba establecer una baterìa en el cerro del Condado que dominaba nuestros puestos por la parte del Leste como á cuatro cientas varas de distancia, lo que obligó á dirigir los fuegos hácia aquella, usando de granadas que produjeron muy buen efecto.
Se dió orden al subteniente de Milicias D. Vicente Andino, y al de igual clase de infantería D. Emigdio, hermano de aquel, para que saliesen con 60 voluntarios á unirse á las partidas del campo volante á fin de contener las hostilidades del enemigo, obrando segun lo exigiesen las circunstancias. Con el mismo objeto se dirigió á aquel punto D. José Diaz con 50 hombres desde el pueblo de Toa-alta, y se dieron instrucciones á los Comandantes de las partidas de paisanos que se iban reuniendo para que pudieran defenderse con el posible acierto de los insultos de los contrarios y para que los atacasen con ventajas. Al comandante de Marina se le previno se numerasen todas las piraguas de la bahía para usar de ellas con orden en la conduccion de viveres, ganados, tropa, municiones y cuanto mas fuese necesario entre la comunicacion de la Plaza, con los campos de la Isla. Las providencias para el abasto de víveres y conservacion de agua en los algibes, se repitieron con toda eficacia.
Este mismo dia se dirijió un parlamento á la escuadra enemiga para contestar una pregunta que hizo el general ingles al parlamentario capitan D. Miguel Palatino.
Por la tarde se observó que una fragata de las fondeadeas se hizo á la vela y agregò á los buques del bloqueo. Cerca de las nueve de la noche las fragatas y bergantin, se acercaron á la plaza con direccion á punta Salinas; el castillo del Morro y del Cañuelo les hicieron fuego, pero sin efecto por hallarse fuera de tiro. Con este motivo el teniente de fragata D. Juan Hurtado pasó á situarse con cuatro cañoneras en la boca de Palo-seco, para observar los movimientos de las fragatas y resistir el desembarco que intentasen por la espresada punta. A pesar de la obscuridad de la noche se advirtieron varias maniobras del bergantin que fondeó por último, inmediato á la isla de Cabras por la parte Norte; con este motivo se mandò avivar el fuego del Cañuelo y de la bateria de S. Fernando; al amanecer y cuando ya podia asegurarse la punteria, se le obligó á salir á toda vela y remo con algun daño al parecer, dejando el ancla sobre que estaba.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:51
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
En todo este dia entraron en la plaza 25 prisioneros y desertores, por cuyas declaraciones se supo que en el campo enemigo habia regimientos alemanes é ingleses, que la tropa de desembarco era de seis á siete mil hombres, que so habian desembarcado todos en la playa, y despues algunas piezas de artillería de grueso calibre, obuses y morteros con un crecido tren de municiones y efectos; que habia un cuerpo de 400 á 500 franceses que estando prisioneros los incitaron y casi obligaron á tomar las armas para la espedicion, á lo que condescendieron por la miseria en que se hallaban, pero que generalmente estaban descontentos, y por último que en el dia del desembarco habian tenido porcion de heridos y muertos. Entraron en la plaza en este dia 325 hombres de las compañias urbanas de Guainabo y Caguas.
El 21 al amanecer se vió que los buques del bloqueo lo mismo que la escuadra se mantenian en la misma posicion del dia anterior, y solo se advirtió que un navío y un bergantin se hicieron á la vela y se perdieron de vista. El capitan del puerto se mantuvo toda la noche con su division de lanchas sobre el punto de Palo-seco, adelantó escuchas en un cayuco para observar los movimientos de las fragatas sin que advirtiese otra novedad que la de haber fondeado el bergantin en la punta de la isla de Cabras, al que no podia ofender con sus fuegos.
El teniente coronel D. Isidoro Linares comandante del cuerpo volante á retaguardia del enemigo, habia apostado varias partidas segun los movimientos que habia observado en aquel. Las que puso á las órdenes de los subtenientes de granaderos del Fijo D. Luis de Lara, de Milicias D. Vicente Andino, y ayudante de Plaza D. Emigdio Andino, fueron atacadas por una avanzada superior de los contrarios como de 150 hombres que se hallaba emboscada fuera de la línea en el puente de Martin Peña, y á pesar de la inferioridad de nuestras partidas sostuvieron el fuego en retirada hasta llegar al Roble, donde reunidas con otras que componian igual número al de los contrarios con 48 caballos, cargaron al enemigo con tan buen orden, que lo pusieron en precipitada fuga obligándo á los pocos que quedaron á ampararse en la bateria de tres piezas que habian establecido en Martin Peña. En esta ocasion hubo mucho número de muertos y heridos, se tomaron 32 prisioneros y un subteniente que fueron conducidos á la Capital: por nuestra parte hubo 5 muertos, 20 heridos, cuatro de ellos gravemente, y dos dispersos.
En el castillo de S. Geronimo se aumentaron dos cañones de á 24 por haberse observado que los enemigos construian dos baterias dirigidas principalmente á batir el fuerte de S. Antonio, la una por su frente al Sur como á distancia de 250 varas en el sitio llamado el Rodeo, y la otra al flanco del Leste, como á 400 varas. En vista de estos trabajos, colocó dos piezas de á 8 en la parte inferior del fuerte el ingeniero Mascarò para evitar cualquiera ataque brusco y rechazarlo en los costados, si lo intentaran los contrarios. El fuego en este dia de S. Gerónimo, S. Antonio y gánguiles fué con interrupcion segun se observaba el trabajo de aquellos. Se derribaron los pretiles del puente de S. Antonio para precaver que en el caso de un ataque se amparasen los enemigos de ellos y se cubriesen de nuestros fuegos; en S. Gerónimo se colocaron dos morteros de 9 y 12 pulgadas.
A las nueve de la noche salió del puente de S. Antonio una partida de 15 hombres con dos Sargentos, comisionados á dar fuego á algunas camisas embreadas para poder descubrir los trabajos del enemigo; como á cien pasos del puente fueron atacados por considerable número de fuerzas lo que los obligó á retirarse, y luego que estuvieron en seguridad, rompió toda nuestra línea un fuego sostenido que los hizo retirar; tuvimos en esta refriega un soldado herido de la partida. En la plaza entraron 35 prisioneros y desertores, inclusos los que se cogieron en el Roble, y se averiguó por ellos que los enemigos continuaban desembarcando efectos y pertrechos; que el parque general lo habian establecido en la plaza de S. Mateo; que el general de tierra se habia alojado en la casa llamada del Obispo; qùe el campamente de su ejército estaba á sus inmediaciones; que trabajaban con esfuerzo en adelantar sus baterîas contra nuestra línea, y trataban de construir algunas de morteros. Llegaron á la plaza 530 hombres de las compañias urbanas de los partidos de Toa-baja, Vega baja y Manatí.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:52
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Los buques del bloqueo se mantenian el 22 en el crucero ordinario, y se les agregaron algunos de la escuadra al parecer con igual objeto. En toda la noche se sostuvo el fuego de bala, bomba y granada en toda la línea, para incomodar á los trabajadores enemigos. En el campo contrario se descubrió que arrastraban cañones hácia sus baterìas, con cuyo motivo se avivó el fuego sobre los puntos en que se creian causaran mayor estrago. Se tuvo noticia de que el Almirante enemigo estrechaba al general de tierra á que atacase la plaza, tambien hubo sospechas de que en la próxima noche intentasen algun ataque brusco, por haberse descubierto en su campo crecidas columnas de veteranos con banderas, fuera del alcance de nuestros fuegos. Tambien se sabia que traian caballos de desembarco y podrian aprovecharse de ellos para atacar el puente vadeando sus aguas por la parte mas debil con infantes á la grupa, sostenidos por las columnas de ataque y sus baterías, mientras algun otro cuerpo forzase la cabeza del puente. Para rechazar en su caso este plan, se coronò de caballos de frisa la inmediacion de la parte mas fácil de pasar á nado la caballería; se pusieron á la orilla del agua mantas y tablas con clavos; se tendió en la misma lìnea porcion de salchicha con varios combustibles y algunos quintales de pólvora regados en sus cercanías; á distancia proporcionada de la misma línea se formó una trinchera capaz de cubrir 400 hombres, que con la fusilería se opusieran al paso de la caballería, y se parapetó la gola indefensa del fuerte de S. Gerónimo situando una pieza mas de á ocho. A la oracion salieron los 400 hombres y se apostaron en la trinchera; se guarneciò el trincheron del fuerte de S. Cristóbal con algunos cañones de campaña, 1,500 infantes y la compañia de cabellería repartida en los flancos con el objeto de reforzar el fuerte de S. Antonio y trinchera citada segun lo exigiesen las circunstancias, y para que sostuvieran la retirada en un evento funesto de aquellos puestos avanzados. Se pusieron listas algunas granadas de mano; en la puerta del puente se colocaron tablones enclavados y se hicieron troneras para la fusilería; se reforzaron las guarniciones del fuerte del puente y de S. Gerónimo, y en este se colocó una mina volante con algunas bombas cargadas, para darles fuego en caso oportuno. Los gánguiles y lanchas cañoneras bien tripuladas y municionadas se situaron debidamente para auxiliar la defensa y rechazar el ataque.
Preveyendo que el enemigo hiciese este por la primera línea del puente para llamar la atencion, y amparado de la obscuridad intentase un desembarco por las Salemas, Escambron ò Canal de Jorge, que media al norte entre S. Gerónimo y el trincheron al frente del castillo de S. Gerónimo, se destinaron patrullas de caballerìa y se apostò en situacion ventajosa un cuerpo de infanteria con dos piezas de campaña para que se opusiese en su caso.
Se recibieron en este dia 22 prisioneros y desertores, y entraron en la plaza 323 hombres de las compañias urbanas de Juncos, Arecibo y Cayey.
El 23 se descubrieron los buques del bloqueo con poca diferencia á los dias anteriores y los de mayor porte de la escuadra anclados mas afuera de su primer fondeadero, sin duda por el mayor riesgo que en este corrian, pues al menor viento N. ó N. E. que soplase se hubiera perdido toda la escuadra, en lo que hasta entonces habian sido felices.
Al comandante del campo volante á retaguardia del enemigo se le previno hiciese una salida sobre las avanzadas y aprovechase las circunstancias, enterándose de la posicion y fuerza que tuviese. Algunas precauciones se tomaron en la plaza por las noticias que dieron los desertores de inteligencia, y observándose que algunos de los buques del bloqueo se arrimaban demasiado á punta Salinas con lanchas, y que de noche parecian mas vigilantes que al principio, se creyó hubiesen podido saber iba á despacharse un correo para la Habana, por cuya causa se dirigieron los pliegos por la Aguadilla á Santo Domingo y Cuba.
Volvió á repetirse el pido de gente á los partidos. En uno de los pontones se colocò un mortero de 12 pulgadas para usarlo en el caño del puente de S. Antonio. El fuego de la línea avanzada y baterías flotantes fué con alguna intermision por el dia, pero se activó á la noche en particular con bombas y granadas para incomodar á los enemigos en sus trabajos. Hubo dos soldados heridos de bala de fusil en los puestos de la línea; entraron en la plaza 29 prisioneros y desertores y se supo el mucho daño que recibian de nuestros fuegos.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:53
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
El 24 se descubrieron los buques del bloqueo en su acostumbrada posicion inclinándose una de las fragatas á punta Salinas. Los demas buques de la escuadra no presentaron ninguna novedad.
A pesar de conocer el Sr. Castro que no debia esponer la tropa á una salida, estaba penetrado de lo útil que seria foguearla con el enemigo por si se presentaba ocasion favorable para hacer una tentativa con ventaja, para escarmentarlo y aun obligarlo á levantar el sitio, y dejarlo bloqueado. Trató de incomodarlo y para ello dispuso que el sargento de Milicias Francisco Diaz con 70 hombres bien armados y voluntarios saliese á sorprender una batería enemiga. La partida se compuso de 20 milicianos y 50 individuos del presidio; se embarcaron en la madrugada en piraguas sostenidas por dos cañoneras, y entrando por el caño de S. Antonio, desembarcaron por la parte mas inmediata á las trincheras y baterîas. Con anticipacion estaban prevenidos todos los puntos de la lìnea y baterìas flotantes para hacer un fuego general muy vivo, y que cuando observasen que la partida estaba en tierra en disposicion de ataque, continuase aquel sin bala, preparándose para sostener la retirada luego que fuese conveniente, lo mismo que las cañoneras del convoy.
Luego que desembarcó Diaz y ordenò su tropa, avanzó con cautela hácia la trinchera enemiga y á proporcionada distancia hizo una descarga contra los trabajadores; la guardia enemiga pretendiò defenderse, pero aquel continuó sus fuegos ganando terreno hasta entrar en la trinchera con sable en mano acometiendo valerosamente á los contrarios, matando é hiriendo á cuantos hallaba, de tal modo que los que quedaron se pusieron atropellada y vergonzosamente en precipitada fuga, á pesar de que su número se calculaba de 300. Quedò Diaz y su gente dueños de la trinchera; reconoció una batería dispuesta contra el puente de S. Antonio y castillo de S. Gerónimo capaz de siete piezas, y en ella tenian ya montados dos cañones de á 24 y uno de á 12 con dos obuses y tres morteretes para granadas reales, y no pudiendo clavar la artillería por falta de tiempo y proporcion para hacerlo, determinó retirarse trayendo consigo un capitan y trece prisioneros, luego que sintió rumor en el campo enemigo y comprendiò se destacaba contra èl algun grueso cuerpo, como asi sucedió, pero á su llegada ya Diaz se habia embarcado con su gente y prisioneros, sostenido por las cañoneras gloriosamente. El general que fué testigo del valor y arrojo de la partida y de sus operaciones desde S. Gerónimo, dió á todos las gracias en nombre del Rey, particularmente al sargento Diaz, y mandó distribuir quinientos pesos á la partida. En la accion tuvimos un hombre muerto del presidio, y heridos dos de éste y uno de Milicias, todos de gravedad.
Por la mañana se descubrieron clara y distintamente las baterias del enemigo con la artillería montada y en disposicion de batir el puente y S. Gerónimo. Se reforzó interiormente la puerta del puente y fortificó en lo posible para resistir el fuego contrario y cualquiera ataque brusco. Se cortó el puente de Juan Diaz para estorbar el paso á los enemigos hácia el interior de la isla por el parage de Baña caballos, lo que ejecutó eficazmente D. Blas Lopez teniente á Guerra de Juncos.
Como á las ocho de la mañana rompió el fuego de las baterías enemigas dirigido principalmente contra el puente de S. Antonio. Tambien principió sus fuegos de bomba y granada otra batería que habian colocado á espalda de la casa de teja, como á un cuarto de legua de nuestra línea. Por el vivo fuego que hicieron y efecto que causó en las obras del puente, y por las balas que se recogieron se conoció que el calibre de sus piezas era de 8, 12, 24 y 36, y el mortero de 9 pulgadas. Por nuestra parte se correspondió con la mayor viveza y bizarria, tanto por la artillerìa de los fuertes, como de las baterías flotantes, y se observó el daño considerable que causaba el fuego en el campo contrario principalmente el de bomba y granada que fué dirigido con bastante acierto.
La batería del puente de S. Antonio recibió bastante deterioro por los fuegos de 24 y 36 del enemigo. El comandante de aquel puesto D. Ignacio Mascaró procuró repararlo inmediatamente con sacos y barriles de arena, aprovechándose de la noche y siendo el primero en las faenas para mas animar la tropa. Entraron en este dia en la plaza 32 prisioneros y desertores, inclusos los trece que hizo Diaz. Por el capitan se supo que el general de Brigada Ylope estuvo muy próximo á correr la misma suerte, y que lo libró el haber él hecho frente y dado lugar que se alejase entreteniendo á nuestra fuerza.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:54
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Tuvimos en este dia 2 muertos del Fijo y Milicias, 2 heridos de Artillerìa, 3 del Fijo y 10 de los urbanos. En la Plaza entraron 147 hombres de Utuado. A la batería del puente se mandó una bandera con orden de clavarla.
No se notó ninguna novedad al amanecer del 25 en las fuerzas del bloqueo. Durante la noche continuó el fuego de las baterías enemigas y el de nuestra línea, éste mas sostenido y vivo. En el puente se multiplicaron los trabajadores para reparar los daños que incesantemente sufrian aquellas obras por el calibre contrario. La estrechéz de aquel punto para mantener con precaucion y reserva los abundantes repuestos de municiones y otros efectos que se necesitaban, el ningun local para la tropa de descanso por hallarse ocupadas sus pocas separaciones, y la escaséz del terreno que nada permitia, aumentaban considerablemente los trabajos y fatigas del comandante para poner á cubierto su guarnicion y útiles de los fuegos enemigos, con espaldones que le resguardasen por su frente y costado. Las ruinas de las obras le inutilizaron el uso del cañon colocado en la aleta izquierda del puente, y se vió en la necesidad de retirarlo á la plazuela interior, construyendo una batería provisional con direccion á la del Condado, cuyo fuego incomodó mucho al enemigo por el acierto con que lo dirigió el artillero miliciano Cristóbal Ortega, logrando desmontar una de las piezas que de aquel causaban mas daño.
Para en el caso de una retirada del puente se empezó á construir una trinchera en el pequeño alto de la izquierda y apartada de la que estaba á espalda de los caballos de frisa; igualmente se principió un camino de comunicacion para cubrir la tropa y trabajadores que pasaran desde el trincheron á los puestos avanzados.
El enemigo incomodaba tambien bastante el fuerte de S. Gerònimo con los fuegos de la batería del Rodeo, que dirigia tanto á él como al puente. El comandante D. Teodomiro del Toro esforzaba los trabajos para reparar con sacos y barriles de arena el descubierto que esperimentaba en su castillo por la parte que miraba á la citada batería enemiga; y para precaver los daños de las bombas y granadas que caian en él con frecuencia, hizo llenar de arena las azoteas que correspondian al cuerpo de guardia y demas cuartos inferiores por haber esperimentado que una bomba traspasó la de aquel, y reventando habia muerto y herido á varios. Los fuegos de este castillo fueron muy vivos contra la baterì enemiga, y el miliciano agregado á la artillerì a Domingo Gonzalez dirigió con tanto acierto una bomba que cayó en un repuesto de estas y de municiones, volándolo y causando un incendio con bastante estrago, á cuyo punto se dirigieron inmediatamente todos nuestros fuegos: el general Castro mandò premiar con diez pesos al miliciano.
Los individuos franceses encargados de algunas piezas en aquel punto, bajo el mando de Mr. Varron, las sirvieron con la mayor actividad y prontitud.
Por la tarde se observaron en el enemigo algunos movimientos con direccion á situarse en Mira-flores y almacen de pólvora de aquel punto, del cual se habia estraido para la Plaza todo el repuesto que tenia, no habiéndolo volado porque no estando á prueba podia verificarse en caso necesario por la artillería y fuerzas sutiles, y causar con sus ruinas estragos en los contrarios. Las fragatas se aproximaron al castillo de S. Gerónimo y le hicieron algunos disparos que fueron correspondidos. Sin duda quisieron probar el efecto de un ataque por mar á dicho fuerte, y á pesar de considerarse infructuoso, se prepararon en dicho punto y en los castillos del Morro y S. Cristóbal hornillos para bala roja, en caso necesario.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:54
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Entraron en la Plaza siete prisioneros y desertores, de quienes nada pudo averiguarse. El ingeniero D. Ignacio Mascarò recibió una contusion en la cabeza de resultas de la ruina de su baterìa. El capitan de Milicias D. José Quiñones fué tambien contuso de un casco de bomba, hallándose de guarnicion en S. Gerónimo. Tuvimos este dia cuatro muertos urbanos y nueve heridos, dos del Fijo, cuatro de las Milicias, dos franceses y uno de la Marina. Entraron en la Plaza 204 hombres de las compañías urbanas de Coamo, y la compañía de caballería de la Aguada.
Al amanecer del 26 se observaron los buques del bloqueo y la escuadra sin novedad particular. Una de las fragatas habia dado fondo por la noche á la inmediacion de Punta-salinas; las cañoneras destinadas á aquel punto estuvieron en observacion de sus movimientos, y por la madrugada dieron caza á uno de sus botes, que estuvo muy espuesto á ser apresado si la fragata no lo hubiese protegido con el fuego de metralla.
El artillero Ortega que en la tarde anterior habia desmontado al enemigo un cañon de la batería del Condado, observó lo habian vuelto á poner en batería y que hacía estragos su fuego en el costado del puente, se propuso inutilizarlo, y á los pocos disparos tuvo el mejor éxito, por lo que le premió el General con diez pesos. A pesar de hallarse contuso este artillero no quiso separarse de la batería continuando su servicio.
Se habia observado durante el dia anterior que el enemigo trataba de posesionarse como se ha dicho del punto de Miraflores, y tanto para reconocer sus trabajos con este objeto, como para hacerle el daño posible, salió por la noche D. Pedro de Còrdova con el sargento de milicias Rafael Garcia y setenta negros armados en varias piraguas sostenidas por cañoneras; precedida la descubierta hicieron su desembarco en el muelle de Mira-flores, y habiendo reconocido todo el campo libre, fueron abanzando hácia las trincheras enemigas con ánimo de clavarles algunas piezas si lograban una sorpresa; pero fueron sentidos y sufrieron una descarga de fusilería á que correspondió la partida, mas no conceptuando el comandante bastante disciplina y arreglo en su gente la retiró con el posible orden al almacen de pólvora; reunidos allí y observando que no los habia perseguido el enemigo volvieron á avanzar hasta encontrarse con un cuerpo de 300 infantes, 30 caballos y 2 piezas de campaña, cuyos fuegos obligaron á los nuestros á retirarse con pérdida de 10 muertos y 5 heridos. Las cañoneras sostuvieron el reembarque de nuestra tropa que lo verificó con pérdida de 4 muertos y 10 heridos en los buques.
El enemigo trataba de colocar una batería en Miraflores, cuyos fuegos podrian enfilar la tropa de la lìnea del trincheron abanzado á las obras exteriores del castillo de San Cristobal. Para resguardar esta parte se mandò construir un espaldon que no solo llenase este objeto, sino que proporcionase ofender á los trabajadores en Mira-flores y estorbar la construccion de obras; y se pusieron corrientes un mortero en el caballero de San Cristòbal y el de la plaza de armas, como igualmente toda la artillería de á 24 hasta la batería de Pedro Martin, cuyos fuegos se dirigen á el referido Miraflores. Se colocaron igualmente dos gánguiles con el mismo objeto, para que desde la bahia dirigiese el uno sus fuegos por la enfilada á la batería enemiga, y el otro á la entrada del caño de Martin-Peña para que ofendiesen al sitiador por la espalda. En todo el dia fué muy vivo el fuego que hicieron los fuertes de San Gerónimo, San Antonio y baterías flotantes, que contestó el enemigo con lentitud. La debilidad de la batería del puente apenas podia resistir la del enemigo, causando mucho trabajo el continuo reparo de su puerta. Su comandante activaba la formacion de la batería del Sur con sacos de arena, que era batida por la del contrario. En el puente se colocò una canoa para recoger los desertores que solian presentarse.
Por la tarde dieron caza varios buques de la escuadra á un bergantin que se avistò por el Norte, sin saberse á que nacion correspondia. Una de las fragatas hizo la misma maniobra que en la tarde anterior sobre el castillo de San Gerónimo, pero se viò obligada á retirarse de sus fuegos.
En la Puntilla se trazó y diò principio á una batería para ofender mas de cerca á cualquiera lancha enemiga que pudiese introducirse en la bahia.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:55
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Al recorrer la lìnea el brigadier teniente rey D. Benito Perez, fué herido gravemente su caballo. El teniente coronel D. José Vizcarrondo y el ingeniero D. Ignacio Mascaró, fueron contusos. Tuvimos en la línea 4 muertos, 18 heridos y 2 contusos: de los primeros 2 de marina y 2 urbanos, y de los heridos 1 de artillería, 4 del fijo, 5 de marina, 5 urbanos y 3 franceses, y los 2 contusos del fijo. En la plaza entraron 15 prisioneros y desertores, entre ellos un sargento de artillería que desde la batería enemiga se pasó á nuestra línea y dió razon de las que tenian los contrarios que eran las dos espresadas del Condado y Rodeo, la de morteros detrás de la casa de teja y otra tambien de morteros entre esta y la del Condado. Declaró que el fuego de nuestra primera lìnea causaba bastante daño á los sitiadores. Entró en la plaza en este dia la compañia de caballería de Añasco.
La misma posicion que en el dia anterior se observó el 27 en la escuadra y buques del bloqueo. El enemigo habia tratado de internarse con partidas para recoger aves y ganado para su campo, lo que observado por el campo volante trató de cortarles la retirada. El sargento primero de milicias Felipe Cleimpaux con su partida, se adelantó al enemigo y rindió 1 capitan, 1 teniente y 16 hombres, habiéndoles muerto 2, y tenido dos heridos de nuestra parte.
El fuego por la noche no cesó en ambas líneas, bien que el nuestro fué duplicado. Se continuaron reparando con obras provisionales lo que incesantemente padecia la batería del puente de S. Antonio, cuyos fuegos no cesaron á pesar de aquellas. El castillo tambien habia esperimentado mucho daño en su frente al enemigo, lo que se reparaba instantáneamente con sacos de tierra, faginas y otros auxilios.
Se esperimentaron en este dia los fuegos de la plaza de mortero y bala sobre las baterías enemigas y el punto de Mira-flores, y se probó que á este pudieran dirijirse con suceso, quedando á la mitad de la distancia del tiro aquellas. Las cañoneras se situaron por la noche cerca del puente de S. Antonio para auxiliar la defensa por aquella parte y rechazar al enemigo en caso de ataque.
Un navìo y dos fragatas repitieron por la tarde el ataque al castillo de S. Gerònimo, pero fueron rechazados, y se prepararon balas rojas por si se hubiesen acercado á tiro seguro sobre aquel fuerte.
El comandante de una de las partidas volantes D. Francisco Andino, al reconocer los puestos avanzados del enemigo en el puente de Martin-Peña, sorprendiò un centinela y le hizo prisionero, y despues de haberse tiroteado con la guardia de aquel punto, se retiró por su inferioridad en fuerza, habiéndoles muerto un hombre, sin otra pérdida por nuestra parte que un estraviado.
Se dió orden para que algunas de las compañias urbanas urbanas que llegaban del interior quedasen en el campo volante de Rio-Piedras, donde se iba formando una division; asi quedaron tambìen con el mismo fin las compañìas de caballería de San German y Arecibo. En la Plaza entraron 100 hombres de los urbanos de Ponce y 19 prisioneros y desertores, inclusos los que hizo el sargento Cleimaux.
El ingeniero D. Ignacio Mascaró fué contuso por tercera vez, y tuvimos en la línea tres muertos y nueve heridos; los primeros urbanos, y de los segundos dos del fijo, cuatro de milicias y tres franceses.
Como á las cuatro de la mañana del 28, principió el enemigo el fuego bastante vivo de la batería de Mira-flores con dos cañones de 36, dos morteros y un obus, y arrojaron porcion de granadas y balas incendiarias esforzando para ello su artillería. La mayor parte de estos proyectiles ó reventaban en el aire ó quedaban cortos en su alcance. Continuaron asi hasta las nueve de la mañana en que rompiò el nuestro de todas las baterías dirijidas á aquel punto y con dos morteros de á placa, colocados oportunamente. Los dos gánguiles y un ponton con mortero de 9 pulgadas hicieron tambien un fuego horroroso sobre Miraflores. Oprimido sin duda el enemigo con tantos y tan bien dirigidos fuegos, cesó inmediatamente el suyo. No tuvimos otro estravio que el haberse prendido un almacen de víveres con una bala incendiaria, que felizmente se cortó.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:55
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Nuestro fuego hácia aquella parte no cesó en todo el dia y la noche, con mas ó menos viveza, y se reconoció el efecto favorable que hacian nuestras baterías, pues no solo destruian las suyas, sino que no les daba lugar á repararlas. Algunas granadas que arrojaron no causaron gran efecto. En la escuadra y buques del bloqueo no se advirtió la menor novedad.
El castillo de S. Gerónimo y el de la cabeza del puente, con los dos gánguiles, hicieron fuego noche y dia á las baterías enemigas, las que contestaban aunque con menos viveza.
Era incesante el trabajo que ofrecian aquellos castillos á sus comandantes para remediar las ruinas á que el fuego enemigo los tenia reducidos, y á pesar de las mayores fatigas, se continuó con actividad en las obras del reducto, camino cubierto y espaldon de enfilada de la línea del trincheron: se const ruyeron blindages y se colocaron oportunamente en la escuela práctica de artillerìa, con el fin de poner à cubierto el depósito de pólvora, del fuego que pudiera causar alguna granada ó bala incendiaria. En la parte baja del castillo de S. Gerónimo se colocaron dos cañones para impedir el paso del Boqueron, si alguna lancha cañonera enemiga lo intentase. El acopio de faginas se activó en los partidos inmediatos, como el conducirlas á los parages convenientes. Se presentó un desertor enemigo y declaró que este proyectaba un golpe de mano, aunque no creia hiciese una completa prueba, y se providenció para todos los puestos de mayor recelo lo que pareció mas acertado. Fué herido levemente en el castillo de S. Gerónimo, el capitan de milicias D. José Quiñones. Tuvimos en este dia 18 heridos, 3 del fijo, 5 de milicias de caballería, 5 de las de infanterìa, 2 urbanos y 3 franceses. Entraron en la plaza 252 hombres de las compañias urbanas de Toaalta.
El 29 para estorbar al enemigo el paso de sus cañoneras á la bahia por el boqueron en caso de abandonarse la primera línea del fuerte de San Gerónimo y puente de San Antonio, se dispuso que el capitan agregado á los correos marìtimos D. Miguel Alsadegui hiciese esfuerzos para cegar el referido paso al caño de dicho puente, y al efecto salió aquel en la noche antecedente con 100 trabajadores y las correspondientes piraguas, empleandose todos en echar sillares al agua en los parages mas oportunos hasta tanto que recelaron ser sentidos del enemigo, lo que los obligó á retirarse, asegurando Alsadegui quedaba muy imposibilitado el paso por aquel sitio, puesto que á sus piraguas les costò trabajo salir de èl.
No se notó cosa particular en la escuadra y buques del bloqueo; á estos se reunieron un paquebot y una balandra al parecer armados con pabellon Anglo-americano.
El fuego de las baterías de la plaza sobre Mira-flores no cesó en toda la noche al que contestò el enemigo con algunas granadas. El que hizo de enfilada á dicho punto el gánguil colocado en la bahía fué con el mejor acierto, asi como inútil el obstinado del enemigo contra la referida flotante. En este dia hizo premiar el general al miliciano Mauricio del Rosario con diez pesos y con cuatro al moreno Tomas Villanueva, por el valor y bizarría con que se arrojaron á sofocar una granada, como lo lograron evitando el daño que hubiera causado su esplosion.
Despues de oraciones se aproximaron tres fragatas é igual número de buques menores á punta Salinas, y por si la intencion hubiese sido algun desembarco, fué prevenido el comandante de las fuerzas destinadas á aquel punto observase los movimientos del enemigo y estuviese pronto para rechazarlo; en su auxilio se remitieron cañoneras.
La inaccion del enemigo y el no haber adelantado terreno daban sospecha de que intentasen algun ataque. Para precaverlo se repitieron órdenes y providencias las mas eficaces á todos los puestos avanzados y castillos, se redoblaron las rondas de las cañoneras en la bahía con los respectivos destacamentos de ellas en los caños y boca del puerto, se reforzaron los puestos avanzados sin perder de vista los puntos dignos de la mayor atencion y cautela. En este dia tuvimos cuatro muertos, uno miliciano, dos urbanos y un frances; y cinco heridos, uno de milicias, otro frances y tres urbanos. En la plaza entraron cuatro prisioneros y desertores, y 208 hombres de las compañias de Peñuelas, Aguada y Tuna.
En la necesidad de no poderse hacer una salida decisiva sobre el enemigo, y lo útil que era tenerlo incomodado por el flanco y retaguardia, dispuso el General que el teniente de milicias D. Miguel Canales en un punto determinado colocase dos piezas de campaña para batir la casa del Obispo donde estaba alojado el general Albercombry, sin recelo de ser desalojado Canales del puesto, por mediar el caño de Martin-Peña y ser preciso al enemigo para llegar á él hacer una dilatada vuelta, saliendo de su línea para el puente. Este puesto se dotó con el suficiente número de artilleros y tropa que le sostuviera con la fusilería. El subteniente de granaderos de fijo D. Luis de Lara, comandante del cuartel de Rio-Piedras debia reunir las tropas de él con las dos compañías y apostarse hácia el referido puente para atacar en su oportunidad. El sargento de milicias Felipe Cleimpaux, con su partida volante y otras nombradas de la misma clase, tuvo orden de entrar por el sitio nombrado de S. Antonio, y apostarse debidamente á fin de atacar al enemigo, avanzando por sus playas para cortarle la retirada. Todas estas partidas debian emprender la accion en la madrugada del 30, y despues que Don Miguel Canales con las dos piezas hubiese llamado la atencion del enemigo hácia aquel punto. A este tiempo emprenderia Lara su ataque por la retaguardia, y Cleimpaux seguiria el suyo por su parte con el fin de cortar al enemigo ó atacarlo cuando estuviese empeñado con Lara y Canales. Tambien se dispuso que la lìnea avanzada de nuestros puestos rompiese un fuego muy vivo para entretener al sitiador y distraerle en parte de aquellas atenciones. Al efecto se dieron todas las instrucciones y órdenes convenientes á los respectivos comandantes, para que acordes todos tuviese un feliz éxito la accion.
El 30 amaneciò la escuadra y buques del bloqueo en la misma posicion. El fuego de cañon y mortero de la Plaza durante la noche fué muy sostenido y con el mejor éxito, pues por la mañana se observó destruida parte de aquella batería y desmontadas algunas piezas, y póca gente en aquel punto. El gánguil y el ponton hicieron tambien un fuego muy certero. El de la línea avanzada y el del enemígo tuvo alguna intermision.
A la madrugada se avivaron mucho todos los fuegos de la línea y plaza; el enemigo contestò de Miraflores con algunas granadas, y el de sus baterías fué mas sostenido.
El subteniente D. Luis de Lara no comprendió bien las órdenes que se le dieron para el ataque que habia prevenido el General. Reunió todas las partidas hasta el nùmero de 800 hombres con las dos compañias de caballería, puso á la cabeza un cañon de campaña y marchó hácia el puente de Martin Peña, llevando su tropa en varias columnas de las cuales repartiò algunas por los flancos y manglares inmediatos á fin de cortar al enemigo la retirada en caso de salir del puente. Llegaron á tiro de pistola del puente, el que de antemano habian cortado y estaba defendido por una batería de tres piezas. Lara les hizo fuego con la pieza de campaña al que respondiò la batería. Formò su fuerza en batalla con la caballería á los flancos, y principió un fuego vivo de fusil á los enemigos que se descubrian, provocándolos al ataque sin poderlo conseguir, en vista de lo cual repitió el fuego, que contestó el enemigo con algunos disparos, y reflexionando que la disposicion del terreno no le permitia avanzar mas, y que el enemigo se escusaba á hacerlo, se retiró con su tropa dejándolos bien escarmentados. Por nuestra parte hubo tres muertos, entre ellos el sargento mayor de Toa-alta D. José Diaz de metralla y ocho heridos de ninguna gravedad.
En nuestro campo tuvimos en este dia 28 heridos, 9 del fijo, 13 de milicias, 1 de artillería, 1 de marina, 3 urbanos y 1 frances. En la plaza entraron 35 prisioneros y desertores, y se supo que el enemigo se habia alarmado estraordinariamente con el ataque de Martin Peña y creyó que era alguna salida de la plaza y ataque por su frente y retaguardia; movió todo su ejército aproximando la mitad de la fuerza hácia aquella y el resto á Martin Peña. Entraron en la plaza 102 hombres de las compañias de Ponce.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:56
Perfil
Teniente de Navío
Teniente de Navío

Registrado: 28 Dic 2006 14:42
Mensajes: 5401
Nuevo mensaje Re: Puerto Rico defensa de las costas.
Desde la media noche del 30 al 1°. de Mayo cesó el fuego del enemigo, y el nuestro continuó muy pausado. Se habia advertido que desde el anochecer del dia anterior habia un fuego muy crecido en los manglares y parte del monte del campo enemigo que corria por toda la línea del Norte y se atribuyó era con el fin de descubrir ó impedir cualquier ataque de nuestra parte.
En la madrugada de este dia, hora en que el sitiador avivaba sus fuegos, se advirtió mucho silencio en su campo. A poco dieron parte los prácticos del puerto y vigias que los ingleses se estaban embarcando con mucha precipitacion, lo que informaron algunos desertores que mas temprano se presentaron á nuestra línea. En vista de estos avisos marchó inmediatamente el General con las tres compañias de caballerìa á los puestos de la línea para ver si conseguia atacar al enemigo por su retaguardia y estorbar el reembarque de sus tropas ó destruirlas en parte á la descubierta del campo contrario; reconocieron inmediatamente desamparadas las baterìas y clavadas las piezas, y continuaron algunas partidas descubriendo el rastro del enemigo hasta que hallaron haberse embarcado, dejando abandonada toda su artillería, con un crecido tren de ésta, municíones, víveres y otros efectos. Luego se dispuso recoger todo, que se hallaba bastante desparramado, lo que ofreció ocasion al pillage por los paisanos, que por lo dilatado de la línea y bosque tuvieron ocasion para hacerlo.
A las siete de la mañana se habian ya embarcado las últimas tropas, y como á las diez que entró la brisa empezaron á salir de la ensenada los buques de trasporte, habiéndolo verificado el ùltimo á las cuatro de la tarde, manteniédose todos á la vela, quedando fondeados los de guerra menos los del bloqueo en cuya posicion pasaron la noche.
Se recogieron en este dia 45 dispersos del ejército enemigo, cuyas declaraciones confirmaron su precipitada retirada. Por nuestra parte no hubo mas novedad que la de haber cesado el fuego en todos los puestos y mantenidose estos como si el enemigo hubiese estado á su frente, y se redobló la vigilancia á la boca del puerto.
El dia 2 se descubrió la escuadra como habia quedado al anochecer del anterior, y luego que entró la brisa empezaron á levarse los buques de guerra, estando todos á la vela como á las once y media de la mañana. La escuadra siguiò en vuelta del Norte y al anochecer los buques mas atrasados se hallaban muy separados de nuestros puestos.
Continuaron las providencias para introducir en la plaza la artillería, municíones y demas efectos abandonados por el enemigo, y para el efecto se habilitaron las cortaduras del puente de S. Antonio. Los Alcaldes ordinarios pasaron al campo para providenciar se enterrasen con cal los muchos cadáveres ingleses que habia insepultos que podian infestar la atmósfera y producir resultados funestos. Se recogieron 28 dispersos de los enemigos.
Al amanecer del 3 no se avistò otro buque que una fragata que permanecia como bloqueando el puerto. Se recogieron 4 dispersos de los ingleses.

_________________
¡Izad la señal nº5!: "A los que por su actual posición no combate, tomar una que los lleve rápidamente al fuego"


23 May 2010 09:57
Perfil
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 46 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com