Fecha actual 19 Nov 2019 11:01




Responder al tema  [ 29 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
 Navío San Telmo 
Autor Mensaje
Almirante General
Almirante General
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Oct 2009 13:34
Mensajes: 7779
Nuevo mensaje Re: Navío San Telmo
Una imagen del cabo Shirreff. Si no es por los pingüinos, el resto te hiela el alma.

Imagen

_________________
3º Secretario General del Foro.
Insignia en el acorazado: ARA-Moreno R. O. del 19 de Abril de 2010.

Yo soy el navío; el cielo mi referencia; el viento mi circunstancia; el timón mi voluntad.


28 Ene 2012 14:00
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Navío San Telmo
Madrid, 12 de enero de 1867.

El artículo que, bajo el epígrafe de Última noticia del Navío San Telmo, insertamos en el número 9º de nuestro periódico, correspondiente al 24 de diciembre, ha producido el efecto que nos propusimos; el de excitar el interés y allegar datos para la averiguación de un hecho tan importante como incomprensible.

Ni el Sr. Valcárcel, ni nosotros, dimos entera fe al relato del Sr. Martínez de la Rosa, y por esto rogamos entonces y rogamos de nuevo, al señor Ministro de marina, que se sirva dictar las disposiciones oportunas, a fin de que se investigue lo que haya de cierto sobre un acontecimiento tan extraordinario.

Al insistir hoy en nuestra súplica nos mueven las siguientes “Reflexiones” que, respecto a la inverosimilitud del hallazgo a que se refiere el relato, nos dirige el Sr. D. Antonio Martínez y Tacón, Brigadier honorario de la Armada, de tanta ilustración y respetabilidad, que a no presentársenos pruebas fehacientes, tales como las reliquias extraídas del San Telmo, creemos desde ahora, con nuestro antiguo y distinguido Jefe, que no es cierta la última noticia del pasajero del vapor Europa.

A buscar esas pruebas deben dirigirse las investigaciones que se hagan en la Habana, y a ello podrán contribuir, en gran manera, los antecedentes que facilite la familia del Sr. Bocalán, y los que tengan la bondad de remitirnos cuantas personas de la Armada y fuera de ella, deseen, como el Sr. Martínez y Tacón y nosotros, depurar la verdad en tan interesante asunto.

REFLEXIONES

que prueban la inexactitud del descubrimiento de los motivos de la pérdida del navío San Telmo, expresados en el artículo inserto en LA MARNA ESPAÑOLA núm. 9.

La lectura del epígrafe “última noticia del navío San Telmo”, que precede al artículo a que me refiero, excito mi mayor interés, mi más viva curiosidad, no solo como español sino como compañero, amigo y pariente aunque remoto, de algunos de sus Oficiales, y más particularmente por la estrecha amistad que me unió a su dignísimo Capitán de bandera, el joven, pundonoroso, hábil y experto Capitán de fragata D. Joaquín de Toledo. Por desgracia mi desengaño llegó pronto y completo, porque a los pocos renglones hallé una prueba de la inexactitud y fingimiento de la noticia, en lo que dice de que el hallado casco conservaba debajo del coronamiento, y nada menos que en blancas letras de relieve la inscripción San Telmo, pues yo que conocí mucho a aquel excelente navío, y navegué en su conserva desde Mahón a Cartagena en el verano de 1816, y lo vi después en Cádiz a principios del año 1819, recuerdo perfectamente que no tenia tal letrero, como no lo tuvo ninguno de los buques de su tiempo. Esto solo bastaría para justificar la falsedad de la noticia de su posterior descubrimiento: más como se me ofrecen multitud de reflexiones en confirmación de lo mismo, juzgo oportuno la manifestación de las más terminantes.

La última noticia que tuvimos de aquella horrible catástrofe, fue por la fragata mercante española Veloz o Preciosa Mariana, que llegada al Callao a mediados de dicho año 19 dijo que pocos días antes, hallándose en el mar del Cabo de Hornos, y próxima al citado navío, le habló el Jefe de este al anochecer, y le recomendó se mantuviese a su inmediación, por el conflicto en que se hallaba de que todas las bombas no eran suficientes para achicar la mucha agua que el buque hacia. Que al amanecer no logró verlo, por lo que considero que se habría sumergido durante la noche. Es consiguiente que la declaración del Capitán de fragata fuese enviada a la Secretaría del Despacho de Marina, donde debe existir si no se perdió en la navegación; pero para este caso existen aún algunos de los Oficiales que dotaban los buques de guerra que teníamos en aquel puerto, los que no pueden haber olvidado un hecho de tan gran importancia. Es por tanto muy remota, casi imposible, la probabilidad de que la pérdida del navío fue causada por su cautiverio en una banca de nieve.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


29 Ene 2012 21:58
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Navío San Telmo
Expuso también el que se decía homónimo de uno de nuestros más eminentes estadistas y literatos, cuya reciente muerte todos deploramos, y cuya igualdad de nombres, aunque posible, se hace también algo sospechosa de ficción, en parte a lo menos, que a los dos años de aquella desgracia salió del Callao para Europa en un buque italiano, lo que aunque posible también es improbable, porque en aquel tiempo los buques de esa nación no visitaban todavía el citado puerto, dominado aun por nuestras fuerzas. Pero lo que raya en lo imposible es lo que a continuación dijo de que, el bergantín en que venía pasando el antes citado Cabo, con tiempo bueno y hasta calmoso, cosa también bastante rara, se le ocurrió sin necesidad, perdiendo camino, rodeando inútilmente más de doscientas millas, y exponiéndose a grandes peligros, subir hasta la latitud de 63 grados necesaria para alcanzar el hielo circumpolar, cuando todos los buques corren el paralelo de 57 grados o muy poco más al S. con lo que reconocen al paso las islas de Diego Ramírez.

Pero aun concediendo que el capitán italiano hubiese, por su solo capricho, pasado muy distante del Cabo al S., como aseguró el D. Francisco, era totalmente imposible que el casco del navío hubiese sido antes arrastrado en la dirección N S a corta diferencia. No es frecuente allí el encuentro de bancas, en cuya prueba puedo decir que, habiendo pasado el Cabo cuatro veces, y con largas detenciones, solo una vez vi dos de aquellas, en el centro del verano, y hallándome en la latitud de 57 grados (después de haber estado en la de 61 grados), habiendo podido medir sus dimensiones y formar sus diseños; pero todo marino sabe que la corriente, bastante considerable allí, como producida por los fuertes vientos casi constantes del O S O al O N O, se dirige siempre al E N E; por lo que, si el navío hubiese sido abordado por una banca y no sumergido del choque, que era lo natural, habría sido empujado por ella al E de las islas Malvinas, más en ningún caso hacia el S.

He dicho haber sido preciso que el bergantín italiano llegase a la latitud de 63 o más grados, porque en otra menor no podía alcanzar el hielo fijo, indispensable para retener inmóvil el navío en tal largo espacio de tiempo, a pesar de que el relato del Sr. Martínez expresa, terminantemente, que era una aislada y flotante banca, porque en este caso la ficción quedaba por si misma descubierta. Esta banca hubiera debido adherirse al navío en julio de 1819, y después era absolutamente imposible que permaneciese fija o con poca alteración de sitios, en un mar donde la corriente nunca baja de cinco millas diarias en la antes citada dirección de E N E, según he podido determinar muchas veces; y por tanto, en el largo intervalo de dos años era forzoso que aquella helada mole hubiese llegado cerca de la costa de África, si antes, como era preciso, no se hubiese derretido.

Aun concediendo todos los relatos imposibles, y el no menos de que un navío se hubiese allí conservado entero cerca de dos años, sin ser aplastado o sepultado en el abismo, era natural, preciso, que nuestro don Francisco, llegado a Europa, hubiese publicado y participado inmediatamente aquel funesto hallazgo, que tanto excita la curiosidad del gobierno y del público; y lejos de haberlo hecho lo reservó y mantuvo oculto, sin motivo ni ventaja, nada menos que treinta y nueve años. Más aunque le concedamos que quiso reservarlo para satisfacer un capricho tan incomprensible como el ya referido de su Capitán italiano, ¿no se le ofrecería una vez siquiera referir el hecho a alguno de sus amigos, aunque fuese bajo secreto? Pues esto bastaba para que el caso se supiese y divulgase por todo el universo. Además el Sr. Ramírez no estaba solo; sus compañeros de viaje eran muchos, y todos ellos hubieran después, a ser cierto, publicado un caso tan importante, que no solo interesaba a España sino la curiosidad de todo el universo, y que, indispensablemente, hubiésemos sabido muy poco después.

A esto podrá ocurrírsele a alguno que el D. Francisco no tenía el menor interés en fingir aquel descubrimiento, engañando a los dos respetables señores a quienes lo refería. Es cierto; pero lo es igualmente que sobran ejemplos de personas que, con el aspecto de formales, no han escrupulizado afirmar insignes mentiras, con el solo fín de darse una crecida importancia, o hacerse héroes de novela, lo que las más de las veces ha venido a parar en dejarlos ridiculizados. Esto sucede al difunto narrador, el que ninguna prueba adujo de su aserto, pues aunque ofreció algunas, débiles por lo demás, no llegó a presentarlas. Por esto indudablemente los señores Bocalán, Arévalo y Valcárcel, en su buen criterio, darían tan poca importancia a la exactitud de aquel dicho, que no publicaron desde luego, a pesar del grade interés que, si fuese probable, debería haber excitado.

Al dolor que causa el recuerdo de la pérdida de aquel hermoso navío, con 700 o más hombres de tripulación escogida, se agregará, perpetuamente, el de la ignorancia de las causas y circunstancias de tan horrible fracaso.

A.M.T.



Fuente.- Biblioteca Nacional. Hemeroteca Digital. La Marina Española, números 9 y 12.

Un saludo. ban-es9

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


29 Ene 2012 22:03
Perfil Email
Capitán General
Capitán General
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Abr 2008 12:35
Mensajes: 9128
Ubicación: Junto al Pisuerga
Nuevo mensaje Re: Navío San Telmo
Curiosos testimonios, con el valor de ser relativamente próximos a la pérdida del navío.

El caso es que casi siglo y medio después tampoco se sabe demasiado.

Un saludo

_________________
Secretario Técnico del Foro.
Insignia en el crucero: Cristóbal Colón R. O. del 16 de septiembre de 2008
"Si vis pacem, para bellum"


30 Ene 2012 01:52
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 29 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com