Fecha actual 09 Dic 2019 09:50




Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
 Origen de la Pascua Militar 
Autor Mensaje
Teniente Coronel R. C. I. M.
Teniente Coronel R. C. I. M.

Registrado: 14 Mar 2007 00:58
Mensajes: 435
Ubicación: Isla de León
Nuevo mensaje Origen de la Pascua Militar
Hola a todos. Antes de pasar a contar el origen de la Pascua Militar realicé una búsqueda en el foro y salvo equivocarme nada se dice de su origen aunque hay alusiones a las celebraciones actuales.

Si nos preguntaran a la mayoría de militares porque el día 6 de Enero de cada año, los comisionados a dicho acto tienen que realizar lo que se llama el "cabezazo" delante de la autoridad que representa a Su Majestad, creo que muy pocos sabrían contestar.

Y...no solo los militares, también los políticos son grandes desconocedores de la historia de nuestro País.

Leí hace tiempo en una Revista de Marina que en las navidades del año 1983 el recién instaurado Gobierno Socialista trató de suprimir la celebración de la Pascua Militar, porque según ellos "era una invención franquista".

Se solicitó la opinión de los militares y se elevó al Gobierno un amplio Informe que ayudó a evitar tal desafuero. Veamos la historia.

Nos situamos en el año del Señor de 1782, siendo Rey Carlos III, que había sido proclamado Rey de España en 1759.

En el año 1782 nos encontrábamos también en el asedio de Gibraltar intentando evitar que los ingleses aprovisionaran la península desde Inglaterra...y fallando en dicho cometido.

El Rey Carlos III aprobó un Plan ideado por sus ministros de dar al enemigo un golpe inesperado en la isla de Menorca (en poder de los ingleses desde 1713) y que esperaba tendría alguna consecuencia en el asedio a Gibraltar.

La invasión de la isla de Menorca cogió a los ingleses desprevenidos y en octubre de 1781, habían quedado reducidos a defenderse en el Castillo de San Felipe, fortaleza considerada inexpugnable.

Nos cuenta Cesáreo Fernández Duro que el día de Reyes , 6 de Enero de 1782, después de la diana tocada por las músicas, rompieron el fuego a la vez 111 cañones y 33 morteros, continuándolo sin cesar por la parte de tierra, a la vez que por la parte del mar lo hacían las bombardas y lanchas cañoneras.

En varias ocasiones se incendiaron los repuestos de pólvora que los enemigos tenían para el servicio de sus piezas y los almacenes del interior, advirtiéndose de día en día la disminución de sus disparos, por destrucción de las baterías hasta ver ondear sobre ellas bandera blanca el 4 de febrero de 1782.

.

_________________
Comandante en Jefe del 2º Batallón del 1º Regimiento
"DESENVAINAME CON RAZON, ENVAINAME CON HONOR"


22 May 2010 20:20
Perfil Email
Teniente Coronel R. C. I. M.
Teniente Coronel R. C. I. M.

Registrado: 14 Mar 2007 00:58
Mensajes: 435
Ubicación: Isla de León
Nuevo mensaje Re: Origen de la Pascua Militar
Correspondió a la importancia del triunfo y alegría de la nación la generosidad del Rey en el reparto de recompensas y gracias. Al Jefe de la Expedición el Duque de Crillón otorgó el empleo de Capitán General del Ejército, y poco después el título de Duque de Mahón con grandeza de España; al brigadier Buenaventura Moreno el ascenso a Jefe de Escuadra; el de teniente de navío, al Alferez Marqués de la Romana que además trajo a Madrid la noticia de la capitulación del castillo.

Esta satisfacción quiso extenderla el rey Carlos III al Ejército de España —la metrópoli y el resto del Imperio—, también como muestra de aprecio personal. Ordenó a los Virreyes, Capitanes Generales y Gobernadores que en la festividad de los Reyes Magos (6 de enero) reuniesen a las guarniciones y presidios y notificasen, en su nombre, a los Jefes y oficiales de sus Ejércitos su regia felicitación por la Pascua, y las mercedes que se había dignado concederles con ocasión de la fiesta; que en adelante debía llamarse Pascua Militar.

Desde ese momento hubo concesión de títulos nobiliarios, ascensos, condecoraciones, regalos y, para los huérfanos e hijos de militares, bandoleras de Guardia de Corps, charreteras de subteniente, cordones de cadete; y destinos sustanciosos para veteranos generales, como los de Administrador de Órdenes Militares, de Maestranzas de Caballería y de fincas del Real Patrimonio.

La fiesta fue solemne en todas partes; una fiesta ampliada a la tropa según dispusieron los coroneles. Explica el historiador militar y literato, general Luis Bermúdez de Castro y Tomás, que el sentido del acontecimiento, la Pascua Militar, era a la inversa de la costumbre: consistía en que fuese el rey quien cumplimentara a la oficialidad y ésta quien lo hiciera a la tropa. En Madrid y en los virreinatos, capitanías y gobiernos, la oficialidad acudía a los palacios no a la manera de los besamanos —desfilando por delante del rey o de la autoridad superior— sino reuniéndose en la estancia más capaz para ello y saliendo el monarca o las autoridades respectivas a saludar, felicitar y conversar con los oficiales. Por la noche se celebraban banquetes, exclusivamente militares, ofrecidos por la superioridad.

Con el paso del tiempo, la fiesta como tal fue adaptándose a las circunstancias políticas de cada época, pero conservando la característica de ser los inferiores los agasajados. El rey Fernando VII, que creó la Guardia Real para sostener el absolutismo, porque desconfiaba del resto del Ejército, limitó el agasajo a los oficiales de dicha Guardia.

Dentro de los cuarteles la celebración de la Pascua Militar no decaía. Los oficiales organizaban retretas (fiesta nocturna en la cual recorren las calles tropas de diferentes Armas, con faroles, hachas de viento — mechas de esparto y alquitrán—, músicas y a veces carrozas con atributos varios), cabalgatas y cortejos enmascarados, con la presencia de los Reyes, barbudos, y las bandas, cuyos instrumentos no siempre los tañían sus propietarios para que en vez de sonido de ellos se extrajera estruendo. Se repartía entre la tropa petacas, pipas, carteras, bolsillos, navajitas, espejos, lapiceros y hasta algún que otro reloj; todo abundantemente regado con vino peleón y sahumado con humo de puros mataquintos, especialidad de la Renta de Tabacos.

Esta costumbre pintoresca y alegra, que jamás arriesgó la imprescindible disciplina en el espíritu castrense, desapareció. Los últimos afortunados en celebrarla fueron los seis batallones de Cazadores de la Brigada de Madrid; el alcalde acostumbraba obsequiar al batallón que llevaba el nombre de la Villa y Corte con sendos pellejos de vino pardillo, madrileño y excelente.

_________________
Comandante en Jefe del 2º Batallón del 1º Regimiento
"DESENVAINAME CON RAZON, ENVAINAME CON HONOR"


22 May 2010 20:31
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 2 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com