Fecha actual 17 Oct 2019 05:02




Responder al tema  [ 106 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887. 
Autor Mensaje
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Adjunto:
Estero de Bacat. Puente..jpg

Puente sobre el estero de Bacat.


Adjunto:
Fortín Kudaranga.jpg

Fortín de Kudaranga.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:12
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Reina Regente, 25 de Enero.

Sin duda los moros maliciándose la encerrona que se les preparaba, no nos han molestado en toda la noche.
Por la mañana salieron el Ordoñez y Serantes; el primero sigue hasta Zamboanga y el segundo se queda en Cotta-bato: no lo ha verificado el Bacolod como estaba dispuesto, por ocurrirle á última hora una avería en el timón.
Desde hace días, en la Puerta del Sol frente al fuerte, se pasan haciendo instrucción los artilleros, para estar más al corriente del servicio de las piezas de á 9 cm. Se ha ensayado el arrastre de ellas y de los armones por caballos.
Ya están reunidos los elementos, tanto de personal como de material, y todo lo necesario para las operaciones, así que, el general en jefe ha dado hoy la orden y dictado instrucciones para que al amanecer de mañana se proceda á la tala de la cortina de arbolado del bosque Dama-Balas (1) que impide se vean algunas cottas de Tinankú desde la batería de posición.
Aunque hay bastantes enfermos, no podemos por ahora quejarnos de la salud que se disfruta en el campamento, pues ya sabemos que en estas operaciones tenemos que luchar contra el terrible enemigo de las enfermedades, no solo las propias de la campaña, sino las endémicas del país, que tantos estragos hacen en poblaciones bien acondicionadas: con que aquí con mucho mayor motivo, pues los sitios y lugares en que nos hallamos y los que probablemente tendremos que atravesar, son poco ó nada transitados, cubiertos de tan abrupta, salvaje y tan apiñada, que no permite penetrar el furtivo rayo del sol; lleno el terreno de pantanos, lagunas, albañales, charcos, barrizales, sintiéndose una humedad que se palpa, siendo la atmosfera que se respira un foco de miasmas palúdicos.. . . . . . . Y como en tan ingrato país no se encuentra el suficiente alimento, hay que apelar á las conservas en latas, comida que cansa, estropea el estómago y ocasiona la disentería.
Por la tarde ha salido la Carriedo para Li-ung á comunicar (según he oído en un corrillo) instrucciones al coronel San Feliú.

(1).- Este bosque pertenece á uno de los principales de Uttu llamado Saliling.

Reina Regente, 26 de Enero.

De noche era cuando el toque de diana nos despertó, púsose en movimiento toda la gente.. . . La claridad de un nuevo y hermoso día se fué acentuando......Las tropas se ordenaron sin confusión; de dos columnas se componían las fuerzas destinadas al chapeo, una mandada por el teniente coronel D. Manuel Martínez de Velasco, compuesta de 60 artilleros de la batería de la batería de montaña, 200 individuos del regimiento nº. 7 y 60 disciplinarios, la cual atravesó en dos lancanes el estero de Bacat y se marchó por su margen para quitar el follaje que por aquella parte cubre las cottas.
La otra columna, á las órdenes del teniente coronel Guichot, formada por la compañía de desembarco del Aragón, una de artillería de á pié, 100 hombres del 'regimiento nº. 3, una compañía del 5, 80 disciplinarios y 25 jinetes del escuadrón: con esta columna iba el general en jefe para presenciar los trabajos, acompañado de los brigadieres Seriñá y Latorre y parte del cuartel general. Para proteger el flanco izquierdo de la fuerza del teniente coronel Velasco, se adelantó por el rio la cañonera Gardoqui, y por el estero marchó la lancha de vapor del Aragón con una ametralladora Nordenfelt y un bote de desembarco. A las 7 menos diez minutos, salimos los de la columna Guichot, del campamento, y nos dirigimos por la margen izquierda del estero; no se apercibía más ruido, que el que hacíamos al pisar la hierba y los palos secos. Marchamos por primera vez al campo enemigo.. . . pasados los primeros cien metros fuera de la batería, tuvimos que tomar una estrecha senda en la que no se podía ir más que de á uno, por impedirlo la espesa y entretejida maleza y los espinosos matorrales. La vanguardia la componían los disciplinarios, y la caballería resguardaba el flanco derecho de la columna.
A las ocho, después de varias pequeñas paradas, para que fuese bien ordenada la marcha, hicimos alto por haber llegado al principio del bosque: incontinenti se pusieron los indios á chapear todos los arbustos altos, y los artilleros y marineros, con hachas de dos manos, á tirar gruesos árboles.
Es sorprendente lo pródiga que es la naturaleza en este país, el suelo está cubierto de espesa hierba, de tupidas plantas, de fuertes matas, de curiosas enredaderas, que trepan atrevidamente por todas partes sirviendo de obstáculo para el paso por estos lugares. ¡Y qué árboles!. . . . el corpulento mango, el copudo malibago, el colosal y viejo balete, la espinosa caña, el alto coco, y la esbelta bonga, forman un bosque de vario y agradable conjunto.
Estaba con unos oficiales sentado sobre la fresca hierba, desayunando, cuando oímos un lantacazo, no tardando en seguirle otros varios; supusimos que irían dirigidos á la columna Velasco, pues á nosotros nos ocultaba de las posiciones el arbolado.
Los soldados trabajaban sin cesar, cada uno en su tarea marcada. Muchos marineros y artilleros manejaban admirablemente las hachas, haciendo saltar de cada golpe gruesas astillas; notábase en sus caras satisfacción y alegría al ver caer á sus plantas los árboles que les había costado tantos esfuerzos.
Los lantacazos iban en aumento, siendo por lo regular descargas de á ocho disparos.
Al medio día, dirigí mis pasos en compañía de dos amigos, á las avanzadas, las tenían los disciplinarios al mando del comandante Villa-Abrille; en la terminación de una pequeña explanada, forma el estero un recodo, donde estaba la lancha de vapor. Como desde aquella llanura no se divisaban más que tres cottas, nos internamos por el bosque con la esperanza de encontrar más adelante un sitio del que se pudieran ver las demás. El bosque se componía casi todo de árboles frutales; numerosas sendas ó veredas sorteaban lo inaccesible de la vegetación, bifurcándose muchas de ellas, notábase recientes huellas de gente y de carabaos, dejamos atrás algunos babais deshechos o quemados en el centro de altos setos, pisamos tablas mugrientas, cañas viejas y restos de morisqueta, encontramos establos, corrales y cercados para ganado.... Estábamos sorprendiendo los lugares apartados y desconocidos donde según las señales que hallábamos, la planta mahometana, había tenido no ha mucho, hogar y paz.
Llegamos á un reducido claro de bosque, que finalizaba en la misma orilla del estero. En la otra margen estaban las avanzadas de la columna Velasco; de tarde en tarde hacían descargas de fusil, en contestación á las muy continuadas de lantaca y cañón que los moros desde sus cottas les disparaban.
Creímos prudente volvernos, pues nos habíamos alejado mucho de las tropas.....
El cuartel general estaba cobijado al pié de un altísimo balete. A las dos se dirigió el general en jefe acompañado de su estado mayor á las avanzadas, y estuvo examinando con los gemelos las cottas.....
Paso á la otra orilla, un oficial de estado mayor a comunicar una orden á la columna Velasco.
Toda la mañana sentimos los ardientes rayos del sol, y á las tres nublóse de pronto el cielo y cayó una menuda y constante lluvia.
Al ponerse el sol se tocó alto el trabajo y regresamos ordenadamente al campamento. A la media hora de estar en él, cuando todos buscábamos el descanso de las penalidades del día, en el camarín, tienda, bahay ó lo que por albergue se tenía, llego la columna Velasco, y según pude enterarme, había avanzado un poco más que la nuestra, no siendo por aquella margen el bosque tan espeso.
Los moros así que divisaron las tropas de vanguardia, emprendieron á lantacazos; y como el propósito de las guerrillas no era más que proteger á los que estaban trabajando en la tala, se resguardaron en la conclusión del bosque.
Animado el enemigo al ver que no avanzaban los nuestros, salieron de sus cottas, poniendo lantacas en parapetos, hechos ya de antemano delante de sus atrincheramientos. Pero un avance simulando un brusco ataque, hizo que se refugiasen en sus cottas. La columna ha traído algunos heridos de púas.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:18
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Reina Regente, 27 de Enero.

A las 6 y veinte minutos, se emprendió la marcha por los mismos senderos y de la misma manera que se verificó ayer, la mañana estaba fresca y algo nublada, sintiéndose humedad que penetraba hasta los huesos, la hierba y plantas estaban orvalladas por el rocío.
La gente de la vanguardia encontró clavadas en el suelo púas.
A eso de las siete nos hallábamos en el sitio de la tala, la tropa empezó el trabajo con verdadero entusiasmo. Muchos árboles vinieron al suelo, entre ellos un colosal mango, que cuando cayó tierra la estremeció, notándose á más de cuarenta metros su caída. Ya iba desapareciendo por aquella parte el bosque, las ramas, las hojas, las cañas, la maleza, los troncos y las raíces cubrían el suelo siendo dificil el transitar de un lado para otro.
Un tiro de fusil se oyó hacia nuestro flanco derecho, el cual guardaba la caballería.
Acabábamos de tomar un modesto refrigerio (8 y media), cuando una gritería prolongada nos llamó la atención; salía de la otra margen del estero de Bacat. Pronto supimos la causa: la tropa indígena de la columna Velasco, iba apisonando el cogon y para animarse en la tarea, armaban esa algarada. En tanto los artilleros de dicha columna tiraban en un abrir y cerrar de ojos unos altos y compactos arbustos, que en la misma orilla del estero impedían el ver la batería de posición de Reina Regente.

Adjunto:
Moros Zamboangeños.jpg

Moros zamboangueños agregados a nuestras tropas.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:20
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Entre los árboles que había en el trozo del bosque destinado á la tala, el que llamaba más la atención era el añoso balete á cuya sombra se resguardaba el general en jefe y cuartel general; desde las salientes, retorcidas y estrambóticas raíces iban unidos en caprichosa y descoyuntada posición dos troncos unívocos hasta seis ó siete varas. A poca altura del suelo, ya se extendían grandes y verrugosas ramas, en sentidos diversos, formando ángulos, vueltas, eses, unas pobladas de verdor lozano y otras de mustia y seca hoja. Adornaba el balete curiosas y desconocidas parásitas, que por sus descomunales tamaños, sus frescos colores y los singulares dibujos en las caídas y abandonadas ramas, no paraban de ser la admiración de los amantes de lo extraordinario y bello. Seguía enhiesto el tronco, siempre rodeado de abundante follaje hasta una altura de muchísimos metros. Este árbol vino como todos á tierra, y produjo tal aire cuando cayó, que volaron como en el más arreciado huracán, los sombreros, mantas y toda la hojasca que por allí cerca se encontraba.....
i Que completa trasformación se ha efectuado en los dos días de tala! Lo que antes era poblado bosque, se ha convertido en prado, solo que por suelo tiene troncos atravesados, ramas que cubren grandes espacios, palmas, cocoteros, bongas sin el palmito, pues la tropa tan pronto tiran una, lo corta y se lo come; cañas con agudas espinas, mangas que por la parte cortada aún destilan savia.......
Son infinitos los insectos que asustados y atontados corren y saltan por entre el destrozo de los arboles, nuestra brusca invasión en sus dominios sorprendiéndoles sus nidos y guaridas, en donde ha reinado siempre una completa tranquilidad, les debe de haber causado sobresalto y terror.
A pesar del excesivo calor que nos abrumaba, sin tener ya un árbol en donde cobijarnos, la gente no dejaban por eso de seguir la tala con entusiasmo, allí vi al famoso Molinero, que con otros buenos mozos, daban sendos mandobles con las hachas a las bongas y cocoteros, haciéndolos besar la tierra en un momento, y bebiendo con avidez el agua de los cocos.
A las cinco de la tarde regresamos al campamento sin novedad.
A última hora he sabido que han venido muchos soldados de la tala, con calentura.

Reina Regente, 28 Enero.

Al rayar el día se oyeron tres tiros por Kudaranga.
Hoy ha habido variación en las salidas y organización de las columnas. Como la del teniente coronel Velasco terminó ayer el chapeo, no marcharon por aquella margen más que 40 individuos del núm. 7, con dos oficiales para proteger la del teniente coronel Guichot que, componiéndose de 80 disciplinarios, 60 artilleros y 100 hombres del regimiento núm. 3, se disponía á despejar de arbolado el pequeño trozo que quedaba en la margen izquierda del estero; estas dos columnas salieron á las seis de la mañana. La tercera, al mando del teniente coronel Velasco, formada de 60 disciplinarios, la compañía de desembarco y 200 hombres del regimiento núm. 7; con esta última marchaba el general en jefe y cuartel general. Nos dirigimos al estero de Buhayan, con el propósito de hacer un reconocimiento, pues según otros anteriores el expresado estero sirve de foso á las cottas.
La columna en su marcha por la estrecha é intrincada senda, parecía una monstruosa serpiente de color claro y relucientes escamas, los oblicuos rayos del sol hacían centellear las bayonetas.
Teníamos que sortear algunos charcos y lodazales, y por uno y otro lado de la vereda el suelo es sumamente fangoso, cubierto de cogen de poca altura y endebles zarzas.
A los tres cuartos de hora de salir del campamento, llegamos al principio del bosque Dama-Balas, que no es tan poblado por aquella parte como por la que fuimos los días anteriores, abundan salpicados en el terreno unos arbustos de muy escasas hojas, y las ramas sumamente quebradizas, se parecen al mangle; aunque no muchos, hay cocoteros y bongas.
Se adelantó por el bosque el general en jefe, seguido del cuartel general, llevando delante una guerrilla de disciplinarios, pues estábamos en campo enemigo. No tardamos en ver el estero de Buhayan, á nuestra derecha, serpenteando por entre el arbolado; en la superficie de sus estancadas aguas flotaban multitud de hojas secas, musgo y hierba de color verde esmeralda: no parecía un lecho de río, sino un prado fresco y lozano. Así que avanzamos unos metros, divisamos en la terminación del bosque á unos 600 metros, una fortificación enemiga; tan pronto nos apercibieron los moros dispararon varios lantacazos, pasando las balas por encima de nuestras cabezas.
El reconocimiento continuó hasta que se encontró el sitio más próximo á la cotta, el estero por allí se ensanchaba considerablemente sirviendo de foso al atrincheramiento, el cual se halla rasante, á la altura de las aguas; se compone el parapeto de gruesos troncos y cocos, y dentro se eleva un bantay de tablones; en uno y otro lado de la cotta se ven tupidos ponos de caña. A la derecha de esta cotta, se divisa medio tapada por espeso ramaje otra, separada por un brazo ó afluente del estero.
Los moros menudearon los lantacazos, los disciplinarios que eran los de las guerrillas, no contestaban más que cuando algunos atrevidos salían de sus atrincheramientos.
Una bala de cañón pasó silbando á cortísima distancia de S. E. y estado mayor, yendo á caer á los pies de la compañía de desembarco.
Un marinero gateo por un alto coco, para ver la situación y posición del enemigo, pero no divisó más que bosque por todo el contorno.
Momentos antes de emprender la vuelta al campamento, una bala perdida causó ligera contusión en una pierna á un oficial de artillería.
A las nueve de la mañana estuvimos en Reina Regente.
Dadas las cinco de la tarde regresó sin novedad la columna Guichot y la fuerza que flanqueó la orilla derecha del estero de Bacat.
Estando escribiendo estas líneas (nueve de la noche) me dicen que en las cottas de Tinankú tienen los moros dos luces, que unas veces brillan y otras se apagan.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:23
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Reina Regente, 29 Enero.

Bien temprano salieron como ayer las tres columnas, pero organizadas de distinta manera, la del teniente coronel Guichot se componía de una compañía de artillería, la de desembarco del Aragón, 100 hombres del regimiento núm. 3 y otros 100 del núm. 7: esta fué á terminar lo poco que faltaba de tala y chapeo en el vecino bosque, también llevaba de protección por la opuesta margen 40 individuos. La otra mandada por el comandante José Díaz Varela, y formada por 30 disciplinarios, una compañía de artillería y el mismo número de fuerza del regimiento núm. 7, tenía el cometido de abrir y arreglar el camino conveniente para que se puedan conducir las piezas de á 9 cm. y la de á 12 cm. al sitio designado en el reconocimiento de ayer para el emplazamiento de la batería que ha de castigar las cottas del datto Saliling.......
A las siete no había camarín, bahay ó tienda de campaña en que no se viera dentro, uno ó varios individuos escribiendo: era que pronto iba á salir el Bacolod con la correspondencia para Manila y España, y el padre, el hijo, el esposo, el hermano, el amigo estampaban en el papel con emoción, consuelos, esperanzas, consejos, frases de amor, de cariño.. ... pondrían las penalidades, las privaciones, la enorme distancia que nos separa.. ... ¡¡ Cuántos de los que dejaban correr la pluma, con el alma atribulada y llena de febril sentimiento, no volverán á su hogar paterno, al nido conyugal, á los brazos de sus hijos!!......
¡¡¡Sólo el huérfano y divorciado del mundo pasará cual diminuto grano de arena en el inconmensurable desierto!!!.......
A las ocho ya estaban embarcadas las cartas y gran número de enfermos. ¡¡Qué país tan ingrato!! Días antes los habíamos visto gozando salud, robustez, fuerzas, alegría y ahora iban demacrados, escuálidos sin poder tenerse en pie, la cara sin expresión y los ojos friáticos..........
Toda la mañana hemos sentido un acompasado tiroteo de lantaca hacia el estero de Buhayan.
Por la tarde he subido á la torre del fuerte, y no me cansaba de admirar tan hermoso panorama, unas veces abarcando de una sola mirada el paisaje otra queriendo sorprender sus detalles y secretos. La aguosa planicie, la escasa hierba, las salpicadas florecillas, los naturales setos, el alto cogonal, la frondosidad del salvaje bosque, los ocultos vericuetos, las ignoradas sendas, los agrestes prados, la escondida vivienda del moro, la reducida huerta, las misteriosas trochas, los extensos y peligrosísimos fangales, las múltiples vertientes, el asendereado camino, los encontrados esteros, el blando collado, la atrincherada colina, el lejano anfiteatro cubierto de secular bosque........
La intensa luz vespertina proyectaba prolongadas sombras, recortados esbatimentos, artísticos claros-oscuros......
Hacia largo rato me hallaba en la torre, cuando vi cruzar la pantanosa llanura cuatro soldados, dos á caballo y los otros conduciendo una camilla: según la dirección, procedían de la columna Varela.......
Antes del anochecer fué el general en jefe acompañado de su estado mayor á la ambulancia, y condecoró él mismo al herido que vino por la tarde. Pasó después al cuartel núm. 7 y á otro soldado contuso hizo lo mismo.
Las columnas volvieron á la caída de la tarde; la de¡ teniente coronel Guichot trajo dos heridos de púas.

Reina Regente, 30 de Enero.

A las siete oímos misa. La agradable noticia de que se iba á emprender el fuego contra las cottas de Tinankú y Saliling por las piezas de la batería de posición, nos hizo ir á donde están emplazadas para presenciar los disparos: los bantais, los parapetos, las ventanas y la torrecilla del fuerte, se llenaron de curiosos. Tuvimos que aguardar media hora, tiempo que tardó en disiparse la niebla que impedía ver con claridad los atrincheramientos enemigos.
Rompióse el fuego en presencia del general en jefe, de la manera siguiente: una pieza Whitvoorth y otra cierre Krupp á las cottas de Saliling y las otras dos iguales á las anteriores á las de Tinankú. Los tiros al principio fueron un poco largos, pero corrigiéndose en seguida se hicieron buenos blancos.
A las cottas de Tinankú casi todo el mundo las llama de Kabalo, este es, el ministro de la guerra de Uttu, y según cuentan es el que nos pone resistencia en aquellas estratégicas colinas; en la más cercana ondea una bandera en forma de gallardete encarnado, con un pequeño cuadrado blanco en el centro; la que le sigue dicen que está hecha por los panditas, otra hay al pié de un corpulento mango y luego continúan la línea seis, la última de ellas está en sitio mis elevado y es de mayores dimensiones; no parece una cotta sino un pueblo amurallado, por distinguirse dentro grandes y numerosos bahais. A los tres disparos por pieza se suspendió el fuego. A la media hora, se veía trajinar los á los moros por las cercanías de sus atrincheramientos. Por la tarde á las 4 1/25, se reanudó el fuego de la batería hasta el anochecer; pasó el percance de que al primer disparo de la pieza Whitvoorth que mira á Saliling, se soltó el cabezal.

Reina Regente, 31 de Enero.

Todo el día se ha hecho fuego contra las cottas de Tinankú, por la batería del campamento, logrando dar muchas granadas en los atrincheramientos enemigos y meter algunas dentro de ellos, la titulada <<de la bandera>> es la que ha salido más castigada.......
Procedente de Li-ung llegaron hoy fuerzas de ingenieros para componer el desperfecto ocurrido en la pieza Whitvoorth.
Por la tarde ha salido el Mariveles, para la Pirámide: creo que en él cañonero van las órdenes á la otra columna para el movimiento general de avance.

Reina Regente, 1 de Febrero.

¡Qué amanecer tan triste el de hoy! húmeda y pegajosa neblina envolvía el campamento, apenas dejaba ver la opuesta orilla del río; la gente parecía que participaba en la melancolía del día.
A las presencié la silenciosa marcha de la columna Varela; como había terminado el camino para conducir los cañones al estero de Buhayan, iba á construir la batería. La fuerza de protección salió de vanguardia, la cual se componía de 80 disciplinarios, 5ª compañía de artillería, 50 hombres de la de desembarco y otra del núm. 7 y conduciendo los materiales y sacos de arena 50 individuos de marina, 20 disciplinarios, una compañía del regimiento núm. 5 y otra del núm. 3. El ganado del parque móvil y diez carabaos arrastrando cangas, también llevaban sacos.
La neblina impedía ver la cabeza de la columna, vagamente se apercibía la blancura de los sacos, parecía una larga cinta que ondeaba......
Las dos piezas de á 9 cm., y de á 12 cm. y los armones seguían á retaguardia arrastradas con dificultad con cuerdas y por los rayos por los artilleros: las ruedas se enterraban en el gredoso suelo, teniendo los soldados que hacer ímprobos esfuerzos. A la media hora unos lejanos lantacazos nos avisaron la llegada de los nuestros al estero de Buhayan.
Hasta las tres no terminaron los caballos y carabaos de conducir sacos de arena al sitio del futuro emplazamiento......
Pasadas las cinco, cuando los rayos del sol molestaban poco, nos confabulamos mi amigo Rincón y yo para hacer una escapada del campamento y ver los trabajos en el estero de Buhayan: efectivamente, después de una buena caminata llegamos al bosque y encontramos la batería casi concluida: está situada enfrente de las cottas del datto Saliling y se compone de sacos de arena y tierra, dejando tres troneras para los cañones: en aquel momento estaban los artilleros, unos abriendo con picos las zanjas para los sirvientes de las piezas, y otros trayendo troncos de cocos con el objeto de formar un parapeto en el flanco derecho del emplazamiento, por si los moros tenían la ocurrencia de correrse por aquella parte del arbolado; todos estos trabajos los estaban haciendo bajo el fuego enemigo.......

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:27
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Adjunto:
Batería bosque.jpg

Bosque Dama-Balas.- Construcción de la batería de sacos frente a las cottas del datto Saliling.


Cubrióse el cielo de nubes color pizarra..... la noche se echaba encima, así que creímos prudente regresar al campamento: al llegar á él, empezaban á caer las primeras gotas de lo que fué luego copiosa lluvia.
Parece que se van ya formalizando las operaciones, se han dado las órdenes de que todo esté dispuesto para mañana, pues se piensa avanzar sobre las cottas de Saliling.
La tropa se ha racionado para tres días.
Ahora mismo se acaban de tirar varios cohetes de señales, siendo contestados por los moros con una gritería salvaje y prolongada.

Vivac en el bosque Dama-Balas, 2 de Febrero.

El día amaneció muy nublado. A las 7 de la mañana toda la fuerza del campamento, a excepción de 150 hombres para su resguardo y 60 para el de Kudaranga, tomamos el camino de las cottas de Saliling.
Acampamos en el bosque Dama-Balas, teniendo á la derecha la nueva batería, enfrente el estero de Buhayan con sus orillas convertidas en fangal, y á la izquierda seguía el bosque hasta llegar á la parte talada.
Tan pronto se hizo alto, los soldados tiraron de bolo y cortaron cañas, arrancaron palmas de los cocoteros, se procuraron ramas, talaron hierba y con todos esos materiales formaron chozas, tapancos y pequeños bahais para resguardarse en lo posible, de las ingratitudes de este clima.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:30
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Adjunto:
Vivac Dama-Balas.jpg

Vivac en el bosque Dama-Balas.


Al saludar á los oficiales que se quedaron con su fuerza al resguardo de la batería, nos contaron los percances que les sucedieron durante la noche; después de un día de constante trabajo, rendidos de cansancio, tuvieron que dormir sobre el encharcado suelo, luchando desesperadamente con los mosquitos, y calándoles la ropa la lluvia y la humedad.. . . .Bien entrada la noche, los moros desde la cotta grande dispararon lantacazos y, otros corriéndose por la derecha entre el arbolado, colocaron lantacas buscando el flanco derecho é hicieron fuego, pero gracias al parapeto de cocos no causaron bajas.
Se dispuso inmediatamente, que cuarenta disciplinarios al mando de un oficial, atravesaran la parte más angosta del estero, por un puente de cañas que para el efecto se llevó y los desalojaran de posiciones tan ventajosas; pero no hubo que hacerlo, pues se retiraron, y por si volvían se pusieron algunas emboscadas en aquel sitio.
A las nueve de la mañana dióse la orden de que rompieran el fuego las tres piezas de la nueva batería contra las dos cottas.

Adjunto:
Vivac Dama-Balas 1.jpg

Bosque Dama-Balas.- Batería de sacos: vista tomada en el acto de disparar una pieza de a 9 cm. contra las cottas del datto Saliling.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:36
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Más de las 11 serían, cuando se oyó algo lejano, un toque de atención con tres puntos: era la columna Mattos, que acampaba á nuestro flanco derecho, para formar la línea frente á las cottas; esta columna según órdenes, salió á la madrugada de la Pirámide á bordo del Bacolod y un casco remolcado por la Carriedo, desembarcando en las agrestes inmediaciones de los Sepulcros, donde se les unió la batería Plasencia, siguieron una penosa marcha por el virgen y poblado bosque del Kinodal hasta ponerse en el sitio que se le había destinado.
Los moros contestaron poco á los disparos de la batería que no pasaron de cuatro por pieza, se consiguió dar alguno en la cotta más grande, saltando astillas de los cocos.
La de posición de Reina Regente, que aunque no ve las cottas tiraba por referencia, hizo muchos de sus disparos con tal acierto, que reventaron varias granadas, haciendo saltar por el aire, cocos, tierra y maderos, con contentamiento de los que lo presenciábamos; pero como detrás del parapeto de troncos de árboles hay un murallón de tierra apisonada y compacta sostenida por fuertes estacas, no se logró, á pesar de los lucidísimos blancos, el abrir brecha.
El enemigo tiene para comunicarse de una cotta á otra, una banca que unida á dos más, por un medio muy ingenioso, forman un puente. Por la tarde seis moros se marcharon en una vinta por el estero que se oculta por detrás de sus atrincheramientos; á su huida les hicieron fuego las guerrillas.
A las cuatro nos reunimos tres amigos y pasamos el puente de cañas sobre el estero de Buhayan, con el propósito de visitar el campamento del teniente coronel Mattos; parte de la gente estaba vivaqueando y la otra acostados á la sombra de los árboles. Después de recorrerlo, se nos ocurrió el pasar de las azadas para ver las cottas.
A unos doscientos pasos de las guerrillas, termina el bosque. No si que pasó por mí al contemplar el hermoso, poético y grandioso paisaje que descubrí... ¡qué conjunto! ... ¡ qué perspectiva! ... ¡qué armonía! ... una vasta, inmensa y ubérrima llanura se extendía leguas y más leguas distinguiéndose en toda ella una escueta alfombra de color verde claro, acariciaba la fresca hierba la brisa juguetona que simulada suave oleaje, cruzaban pequeñas bandadas de garzas con el vuelo tan bajo que más que vuelo parecía que se resbalaban; y por último, en lontananza, un tupido rodal de cocoteros y bongas, luego, apenas vi por la bruma, una cordillera que destacaba con pronunciadas ondulaciones, en el cielo azul adornado por nubes blancas en forma de airosos penachos.
Al principio de aquella sabana, ya paciendo, ya en los charcos vimos inmensa piara de carabaos.
Enfrente de nosotros á más de 600 metros próximamente teníamos una línea de defensas del enemigo, ésta se compone de siete cottas, las cuales salen del bosque y avanzan hacia la llanura, están en terreno bajo, cubiertas casi totalmente por arbustos y malezas; todas tienen dentro bahais, baluartes, y bantais. Llamónos la atención la última de la derecha, que separada de las otras muchos cientos de metros da en la planicie, parece ser cuadrada y en cada ángulo tiene un alto y derecho mango (de atalaya) con ramaje solo en la copa.
Pronto se percibieron los centinelas moros de nuestra presencia, saludándonos primero con disparos de fusil (que parecían de Remington) y luego con dos metrallazos; los carabaos fueron los que pagaron el pato, pues como estaban paciendo delante de las cottas, murieron muchos.
Aquella sabana que ahora es encharcada llanura, en tiempos de las lluvias, cuando en este país parece que se desata el cielo y que mares se desploman de él durante varios meses, se convierte en inmensa laguna.
Por donde estábamos había muchos arbustos que se parecían al mangle......
El terreno se hallaba plagado de naciente langosta, que cuando andábamos, saltaba, parecía que el suelo ondulaba.
Después que hube de contemplar la hermosa campiña, ocurrióseme ir por la máquina fotográfica al campamento para sacar una vista de aquella, pero equivocadamente en lugar de tomar el camino que conducía á él, me fui por otro que iba derecho á una cotta , y mi buena suerte quiso que un disciplinario de las avanzadas me viese y todo apurado haciendo grandes contorsiones, me señalo la dirección que debía de llevar, librándome de una muerte probable.....
Cruzamos otra vez el animado campamento del teniente coronel Mattos y al pasar el puente de cañas sobre el estero de Buhayan, oímos una gran tabaola, era que dos carabaos huidos atravesaban por donde está acampada la columna envistiendo a todo el que encontraban á su paso. Resultaron dos heridos de gravedad.
Por la tarde se han conducido á Bacat varios enfermos de calentura y disentería, entre ellos un oficial de estado mayor.
Al anochecer se oyeron dos cohetes, señal ya convenida con la columna del coronel San Feliú, para avisarnos de su llegada á nuestro flanco derecho.

Vivac en el bosque de Dama-Balas, 3 de Febrero.

La noche la hemos pasado bien, sin que los moros nos hayan molestado. Todos han tenido un sitio donde cobijarse; que en este país, se encuentran siempre materiales para hacer tapancos ó bahais.
Por la mañana, viendo que las dos cottas del datto Saliling no contestaban á nuestros disparos, se mandó que con precaución las reconociera un oficial con veinte soldados. Atravesaron el estero ó fangal por la izquierda, con agua á la cintura y se dirigieron á la cotta pequeña.
Los que presenciábamos la operación, estábamos ansiosos de ver el resultado. Tan pronto los moros tuvieron cerca á la pequeña fuerza les dispararon tres lantacazos con casco de metralla y algunos tiros de fusil.
¡Grande fué nuestro sentimiento, dolor é ira, al ver rodar por el suelo á varios soldados bajo el hierro enemigo! ..... Pero como el objeto era solo hacer un reconocimiento, regresaron al campamento trayendo un herido que parecía no poderse tener en pie. La batería para proteger la retirada de la pequeña fuerza disparó contra las cottas, logrando apagar sus fuegos, y teniendo además tan buen acierto que una de las granadas incendió el atrincheramiento mas grande, esto coincidió con la aplaudida voladura del bantay que tenia dentro, efecto de un certero disparo de la batería de Reina Regente. A las diez de la mañana salieron los brigadieres Seriña y Latorre con sus ayudantes para ver en donde estaba situado el campamento del coronel San Feliú y estudiar la posición del enemigo.
Mientras se hacia este reconocimiento, se presentaron al general en jefe, dos dattos de Sarangani, Macampao y un tío suyo, acompañábales numeroso séquito. Macampao, es joven, y vestía un traje lujoso. S. E. los atendió mucho, haciéndoles regalos, según sus categorías; despidiéronse al poco rato con marcadas protestas de cariño y adhesión á España. Estuvieron de vuelta al medio día los brigadieres Seriña y Latorre, del arriesgado reconocimiento, del que trajeron provechosos datos de las posiciones y atrincheramientos enemigos. El campamento del coronel San Feliú está situado en el bosque Kinudal en el lugar titulado Niman, á un kilometro largo del nuestro, en sitio muy rico, con abundantes cocos, bongas, cañas y árboles frutales, para llegar á el tuvieron que cruzar terrenos exuberantes de vegetación, encontrando señales de labranza, muchos cercadas de vara-vara y en el centro casas abandonadas y deshechas.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:39
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Adjunto:
Campamento San Feliú.jpg

Campamento de las fuerzas del coronel San Feliú en Niman.


Adjunto:
Coronel San Feliú.jpg

Campamento de Niman.- El coronel San Feliú en la puerta de su alojamiento.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:42
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Más de las cuatro serian, cuando el horizonte por la parte de los montes de Kabalokan se cubrió de negruscos (sic; negruzcos) y plomizos nubarrones, á los diez minutos un aire fresco y húmedo nos indicó que era precursor de agua, así sucedió, pues descargó sobre el campamento una torrencial y copiosa lluvia, acompañada de viento fuerte, él que hizo oscilar y tambalearse los improvisados tapancos ó bahais, como muchos de ellos no eran lo suficiente sólidos para resistir el ventarrón, se tumbaron, cogiendo á sus moradores debajo. Iba en aumento la lluvia, la que apagó las hogueras en donde se estaban haciendo el rancho, quedándose la tropa sin poderlo tomar. Los bahais que estaban en pie empezaron á gotear ......
Ya no era aquello llover, sino desplomarse del cielo una masa compacta, poderosa de agua, que caía con violencia incontrastable sobre nosotros. El cobacho donde se alojaba el general en jefe y cuartel general, estaba imposible, el agua penetraba á través de las ramas y palmas de coco, y como se hallaba en la parte más baja del terreno, se convirtió en laguna.
Los impermeables por buenos que fueran se calaban, á las mantas les sucedía lo mismo ........ No había conversaciones, ni más ruido que el iracundo aire que azotaba los árboles ...... La noche se aproximaba á pasos gigantescos y con ella una cercana tempestad. El piso se encontraba sumamente resbaladizo; grandes y varias pozas y charcos se extendían por la parte baja del campamento, y por la alta, un barro ó lodazal hacia peligroso el transito en medio de aquella completa oscuridad.
La tempestad se echó encima ... los truenos se empalmaban, retumbando el descomunal y horrísono ruido en la dolorida arboleda, parecía que se desquiciaba y hundía el firmamento. Los rayos no paraban de hendir la atmósfera en todas direcciones, y la tremante tierra la azotaba un viento furibundo. iiOh qué noche tan espantosa!!...:. los deslumbradores y continuos relámpagos nos hacían ver los tristes y desconsoladores cuadros de que está lleno el campamento, nadie se movía, nadie hablaba, y con resignación é impávido estoicismo todo el mundo mojado, helado, deslumbrado por los rayos, sin poder abrir los ojos por la implacable y tenaz lluvia y sin haber comido ....... aguantaba la tormenta........ el huracanado viento azotaba las ramas con extraordinario ímpetu crujiéndolas y tronchándolas y del choque de unas con otras resultaba un sonido metálico, apagado por la torrencial lluvia.
A pesar de todas estas múltiples penalidades, la gente de servicio vela por la seguridad de todos, pues á eso de las siete las guerrillas avanzadas vieron en la otra orilla del estero de Buhayan (gracias un relámpago), unos moros, a los cuales les dispararon varios tiros.
Ha parado por ahora la lluvia. Creo que son las diez de la noche, cuando termino en mi cuaderno á la luz de la linterna fotográfica, mojado, cansado é impresionado estas incoherentes y pálidas descripciones de la realidad.

Reina Regente, 4 de Febrero.

El agua, la humedad, y el desasosiego, de una mala noche nos hizo levantar muy temprano. En seguida tratamos de buscar los horizontales y débiles rayos del sol para que dieran calor á nuestros descompuestos y doloridos cuerpos. Los soldados formaban después de mucha paciencia y trabajo hogueras para calentarse y secar sus ropas, y alrededor de ellas, se reunían en silenciosos corrillos. Sus caras delataban la noche de insomnio y malestar. El suelo se había convertido en numerosos charcos y lodazales y los árboles y arbustos goteaban.
Los bahais y tapancos se hallan caídos ó llevados por el aire, todo está mojado, nada absolutamente se ha librado de la tormenta de ayer, armas, municiones, hamacas, vituallas, y pequeños equipos todo se encuentra hecho una sopa. Mi cámara oscura, mis placas y neceseres de fotografía, por mis que tomé toda clase de precauciones, al empezar la lluvia, han corrido la misma desgraciada suerte.- ¡¡Adiós trabajo y sudores de tantos días!!
El general en jefe seguido de los brigadieres Seriñá y Latorre visitaron el desecho campamento, y viendo el mal estado de él, y que podría traer terribles consecuencias en los expedicionarios si se desarrollaban las enfermedades del país, dispuso que á no amainar el tiempo, volveríamos á las once á Reina Regente.
Al oír que empezaba el fuego en la batería de sacos, me dirigí á ella. La cotta grande que ayer estaba ardiendo la había apagado la lluvia, Estábamos unos cuantos aplaudiendo los magníficos blancos que hacían los cañones de á 9 cm. cuando presenciamos un accidente desgraciado y horripilante; nos sorprendió una detonación ó estampido de sonido seco y extraño, algo prematuro para disparo, pues no habíamos oído la voz del oficial de «fuego.» Perplejos nos quedamos al ver salir un artillero de la humareda que envolvía al cañón de a 12 cm. y dirigirse con paso vacilante y precipitado hacia nosotros, dando dolorosos quejidos, articulando palabras incompletas y silabas no inteligibles, aturdido, desencajado el semblante, soltando ayes lastimeros é intercambiándolos con la sentida frase de «madre mía»; su ropa humeaba, despidiendo un olor penetrante á carne quemada y su cara chamuscada, con los músculos contraídos, daban lástima, angustia y terror.....
Incontinenti se procedió á su cura.....
Pero mis atónitos y estupefactos nos quedamos al pié del mismo cañón, otro artillero tendido en tierra, con la mitad del cuerpo en la zanja de los sirvientes de la pieza. ¡Qué cuadro tan terrible y repugnante! ¡qué espectáculo tan desolador! la caja del cuerpo la tenia completamente destrozada, y respiraba por un enorme boquete en el vientre, viéndose fuera de él, parte de la masa abdominal, el brazo izquierdo completamente carbonizado, faltándole todo el antebrazo y la cara negra sin que se conociesen sus facciones. Se le cogió y con el mayor cuidado se le puso en una camilla; daba unos quejidos tan apagados y lastimeros que parecían salir de profunda caverna, lo único que articuló, cuando lo levantaron de la zanja y tocó con el medio brazo horriblemente quemado en el suelo, fué <<dejadme morir aquí>> á los veinte minutos espiró, después de una agonía espantosa, sin que la ciencia pudiera hacer nada por él. La causa de este accidente que desgraciadamente ocurre con frecuencia, es que adherido en el ánima del cañón un pequeño residuo de fuego del disparo anterior, hace prender el saquete de pólvora cuando lo están cargando de nuevo, ocasionando en el caso que nos ocupa la catástrofe á los dos artilleros que empujaban con el atacador, y al recular la pieza, una ligera contusión en el pecho al que tapaba el oído.
Hubo un momento de estupor en los artilleros al ver á sus compañeros en tal estado, pero se rehicieron al momento á la voz del pundonoroso comandante que mandó continuar el fuego contra las cottas.
El cariz del cielo no variaba, parecía que íbamos á tener segunda tormenta y como se carecía del abrigo y alojamiento necesario se dieron las órdenes de regresar á Reina Regente. A las diez de la mañana todos estábamos allí á excepción de las tropas destinadas á sostener y guardar las posiciones nuestras. El general en jefe y cuartel general, fueron los últimos en abandonar el bosque Dama-Balas, llegando al campamento como todos en estado lastimoso por haberse convertido el camino en un barrizal con grandes y profundos charcos.
Al medio día ha salido para Cotta-bato el Bacolod, se lleva 61 soldados entre enfermos y heridos. A bordo y por el capitán del vapor, se ha condecorado al artillero quemado, con la cruz del mérito militar pensionada, en nombre de S.M. El desgraciado, á pesar de la gravedad de su estado, cuando se la colocaron en el pecho, exclamó, con la voz medio ahogada por el dolor y la emoción:<<¡Viva España!>> También se condecoró al contuso.
Desde la tarde hasta las diez de la noche, hora en que escribo estas tristes paginas, no ha parado de caer abrumadora lluvia.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:44
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Reina Regente, 5 de Febrero.

Sigue el tiempo de agua, caen chaparrones á intervalos. Todavía no hemos visto el sol. La batería de posición aprovechando los espacios de lluvia á lluvia ha lanzado certeras granadas contra las cottas de Tinankúp, prendiendo fuego á la de <<la bandera>> y haciéndola grandes destrozos en él parapeto.
Por la tarde, me ha contado un amigo, que acaba de llegar del campamento del teniente coronel Mattos, que aquello esta imposible, pues por partes no se ven más que charcos y lodazales: no obstante del mal estado del terreno salió del mismo campamento un oficial con veinte hombres para reconocer de cerca las cottas, encontrando algunas más de la que hasta ahora se tenían noticia y en sitios ocultos y estratégicos: regresando después de tener pequeño tiroteo.

Reina Regente, 6 de Febrero.

A las siete en punto se ha celebrado misa con asistencia de las tropas y oficiales.
Después salió una compañía de artillería mandada por un teniente y fuerza del regimiento núm. 7 para relevar á los que estaban protegiendo la batería de Saliling.
Siguen los continuos chubascos, y las enfermedades aumentan, no se ve más que agua por todas partes, el cielo está cubierto de negruzcas nubes que entenebrecen la tierra y le dan un aspecto tétrico.

Reina Regente, 7 de Febrero.

Aprovechando un momento que escampó, he hecho esta mañana una salida por los alrededores del campamento, los cuales están en mal estado. Según avanzaba el día, parecía que mejoraba el tiempo. Se hizo fuego á las cottas de Tinankúp.
Ha venido aumentar las fuerzas marítimas auxiliares, un bote del trasporte San Quintín, armado con un cañón.
Procedente de Cotta-bato, llegó esta tarde el Bacolod, trayendo raciones para la tropa y el indispensable tabaco que escaseaba ya, en tales términos, que el propietario de una cajetilla era la envidia de sus compañeros; con este motivo se han oído ocurrencias graciosísimas. Había quien se aproximaba al afortunado que fumaba un cigarrillo y aspiraba con avidez el humo que el otro con deleite acababa de saborear.

Reina Regente, 8 de Febrero.

¡Qué día el de hoy, tan resplandeciente, tan magnífico, tan delicioso y esplendido! El toque de diana sonó en el aire diáfano, con notas más puras y vibraciones más claras.
Los gallos saludaron desde bien temprano al amanecer fulguroso y limpio de nubes.
Cuando salí de donde me hospedo, encontré una variación completa en el campamento, ¡qué movimiento, que animación, que alegría, que regocijo se notaba por todo el! Los camarines y bahais abiertos, y fuera, armas, municiones, víveres, mantas, hamacas, camas de campaña, monturas, zapatos etc. etc. ya extendidos, ya desdoblados, ya desparramados sobre el suelo para que se aireasen, y secasen tan pronto los rayos del sol adquiriesen fuerza.
Viendo que mejora el tiempo, se ha dado la orden para que salgamos mañana á fin de unirnos á las columnas Mattos y San Feliú.

Adjunto:
Columna San Feliú.jpg

Niman.- Columna San Feliú.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:48
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Una pequeña fuerza está construyendo sobre el estero de Buhayan, en el mismo sitio que se hallaba el de caña, un puente de madera, con la solidez necesaria para que pueda resistir el paso de los cañones de 9 cm. y de 12 cm.
Las lluvias y la humedad de estos días han causado en la oficialidad y tropa muchos casos de disentería y catarros intestinales.

Campamento Macasirung, 9 de Febrero.

A las 7 de la mañana ha salido de Reina Regente el brigadier Seriña con su columna que pasando por el puente nuevo sobre el estero de Buhayan y después á corta distancia otro, hecho para salvar un fangal profundo, acampó en el bosque Kinodal en el sitio denominado Macasirung (1) teniendo la columna Mattos á retaguardia y á la derecha la del coronel San Feliú.
Pasadas las cinco, el general en jefe y cuartel general, escoltados por unos cuantos jinetes del escuadrón, se dirigieron á donde acababa de acampar el brigadier Seriñá con su columna.
Nos hallábamos á la mitad del camino cuando el sol empezaba á declinar, sus rayos formaban en las rasgadas nubes contrastes de insólitos colores.

(1).- Lugar sombrío.

Adjunto:
Macasirung.jpg

Campamento Macasirung.- Cuartel general.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:51
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Campamento de Macasirung, 10 de Febrero.

Casi todos hemos dormido al aire libre, gracias á que estamos en un bosque pobladísimo y los árboles algo nos habrán resguardado del relente. S.E. el general en jefe ha pasado la noche en una choza, que le proporcionó el teniente coronel Martínez de Velasco y que por su especial forma es conocida con el nombre de paraguas.
Da gusto ver la actividad que se desplega al acampar, lo inmediatamente que se improvisan las viviendas; los indios para esto tienen una habilidad supina: con su inseparable bolo, cortan cañas, atan unas á otras; si no hay bejuco, con tiras de corteza de ellas mismas las empalman en un periquete, y para la techumbre rasgan palmas de cocos y las extienden sujetándolas entre sí.
Por la mañana Rincón y yo tomamos rumbo hacia el campamento de San Feliú atravesamos el bosque; encontramos muchas señales recientes de haber estado los moros por aquellos lugares. La columna San Feliú está situada en una lengua de tierra, pues á derecha é izquierda hay grandes pantanos. En los alojamientos, no solo han empleado caña, sino en abundancia los troncos de bonga, árbol que en esta parte del bosque se cuenta por miles; casi todas las chozas y bahais tienen entarimado para reservarse de la humedad.

Adjunto:
Macasirung 1.jpg

Campamento Macasirung.- Cuartel general.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:54
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Regresamos á nuestro campamento después de dos horas, las que pasamos agradablemente.
A la terminación del bosque, camino de las cottas, se ha elegido el sitio para construir una batería que hostilice la extensa línea de fortificaciones enemigas y como el lugar designado avanza mucho y se halla a la vista de los moros, se está haciendo desde el arbolado un camino cubierto en "ziszás" con objeto de que las artilleros sin exposición, formen la batería; para la cual se tienen preparados sacos de arena y barriles.
Después de las cuatro me dirigí allí. Las cottas no paraban de lanzar lantacazos á diestro y siniestro.
Se componían de dos grupos los destinados al trabajo; mientras los unos se dedicaban á abrir la trinchera, los otros protegidos por los arbolillos y arbustos del bosque descansaban tumbados en el suelo para no presentar blanco; sin estas precauciones hubiéramos tenido muchas bajas, pues los disparos iban, bien dirigidos. Los artilleros trabajaban con fe, haciendo inauditos esfuerzos con la pala y el pico para mover la arcillosa tierra que humedecida por las anteriores lluvias se ha convertido en pesada masa. Algunos se pusieron malos, uno vi que acababa de vomitar y á pesar de que se le caía de las manos el pico, era tan pundonoroso que trató de continuar su tarea.
S. E. y estado mayor, fueron á visitar el campamento del coronel San Feliú, retornando en seguida.
A las cinco de la tarde, tenían hechos setenta metros de camino cubierto; cada media hora se relevaba la gente teniendo que hacerlo de prisa, porque los tiros iban siendo cada vez más certeros: en uno de esos cambios á un pobre artillero le hirieron de gravedad en el hombro con una bala de lantaca. Al poco tiempo se la extrajeron.
Mientras esta fuerza se hallaba ocupada en la construcción del camino cubierto, otra trasportaba al principio de él, los sacos de arena, los barriles, gaviones y material de artillería y dos piezas de á 9 cm y la de 12 cm.

Campamento Macasirung, 11 de Febrero.

En toda la noche no se han dejado de oír los cañonazos y lantacazos de los moros. Los artilleros durante ella, no han parado de trabajar, teniendo la batería concluida al amanecer.
Al toque de diana, salió á verificar un reconocimiento una compañía del regimiento núm. 4 por nuestra extrema izquierda, regresando al poco rato sin más novedad que la de haber descubierto dos cottas de las que hasta ahora no se tenía noticia.
A las ocho se dio orden de romper el fuego contra el enemigo, á la nueva batería, á cuya izquierda se colocaron las dos piezas de montaña Plasencia y las otras dos Krupp de la fuerza de desembarco del Aragón. Las cottas contestaban a nuestros continuos disparos; distinguiáse una de la derecha, que enfilaba sus tiros admirablemente, á la cual se !e destinó exclusivamente la pieza de á 12 cm. con tan buena suerte que consiguió apagar sus fuegos.
Después que comió el primer rancho la columna San Feliú, pasó á situarse a vanguardia de la del teniente coronel Mattos, quedando siempre á nuestra derecha.

Adjunto:
Macasirung 2.jpg

Campamento de Macasirung.- Columna Mattos.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 22:58
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Corrió la noticia de que estábamos en el día próximo del ataque á las cottas. Efectivamente, se dieron órdenes de que mañana al amanecer estemos todos en pié.
Desde las dos hasta las cinco de la tarde, una torrencial lluvia, ha caído despiadadamente sobre el campamento, maltratando algo los bahais y formando en un momento charcos.
Los moros aunque avanzaba la noche, no dejaban de hacer sin interrupción sus disparos.
Una hora antes del toque de silencio, varios soldados de buen humor, con una orquesta de instrumentos de caña, recorrieron por todas partes el campamento, alegrando á sus compañeros y dando serenatas al cuartel general y á varios oficiales. Poníanse en circulo los improvisados músicos y en el centro bailaban dos indios, con movimientos de reptil y pasos ligeros y menuditos, esto lo hacían con risa y algazara de la tropa que les formaba corrillo. Los moros continúan disparando cañonazos y lantacazos; unas balas perdidas pasan silbando por encima de los bahais del campamento.

Adjunto:
Kinodal. Disciplinarios..jpg

Bosque de Kinodal.- Disciplinarios a la escucha.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 23:00
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Cottas de Lintukan, 12 de Febrero.

Un rumor apagado y lejano me despertó, como él ruido producido por el choque de las pequeñas hojas en el apartado bosque; eran las cuatro de la madrugada, no se veía. Sin preceder toque se levantaba la gente, y como siluetas pasaban y cruzaban de un lado A otro por delante de alguna oscilante luz; los retrasados se vestían y arreglaban precipitadamente para incorporarse á su regimiento, todo esto se efectuaba en el más absoluto silencio. Los moros hacia una hora que no disparaban lantacazos.
El general en jefe con el cuartel general presenció el paso de la columna del teniente coronel Mattos, que iba con el mayor sigilo á colocarse en el sitio designado para el ataque.
Fuera del circuito del campamento, se ordenaron las tropas, dirigidas por el brigadier Seriña, siendo la disposición de ellas como sigue: la vanguardia de 120 disciplinarios, dos compañías una del regimiento núm. 4 y la otra del núm. 5 mandada por el comandante Villa-Abrille. Columna de la derecha, la del coronel San Feliú formada por los regimientos núm. 1 y núm. 5, una compañía de artillería de á pié y la tropa de desembarco, facilitada por los buques que constituyen la división naval del Sur. Columna de la izquierda, la del brigadier Seriña: compuesta de los regimientos núms. 3, 4 y 7 y la compañía de desembarco del crucero Aragón: con esta última iba el general en jefe y cuartel general y afectos á él, una sección de ingenieros y el escuadrón de caballería.

Adjunto:
Escuadrón caballería.jpg

Lintukan.- El Escuadrón de Caballería.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


13 Feb 2015 23:01
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Las tropas ocultas en los últimos árboles del bosque, ya ordenadas, aguardaban la primera luz del día para el ataque.
Seguía el silencio, solo le interrumpía la fuerza que se trasladaba de un lado á otro y que pisaba las quebradizas ramas y la seca hojarasca y que al andar, chocaban los bombones y se movían los cartuchos en las cartucheras.
Aguardábamos con ansiedad el amanecer y después de hacerse mucho esperar, apareció con luz apagada y mortecina.

Adjunto:
Lintukan. Tropa descansando..jpg

Lintukan.- La tropa descansando.


Cuando la espesa y húmeda neblina nos permitió vernos unos á otros, que serian poco más ó menos las seis, se dió la voz de marcha, avanzaron las tropas con admirable orden, salvando como mejor podian los arbustos y obstáculos del terreno para ir en correcta línea. Así que los moros divisaron la vanguardia prorrumpieron en gritos insultantes y salvajes.
La artillería rompió el fuego contra las cottas de la derecha y simultáneamente hicieron los disciplinarios lo mismo á las de la izquierda, siendo contestados por el enemigo con descargas de lantaca y cañón.

Adjunto:
Lintukan. Artillería..jpg

Baterías Plasencia y Whirtvoorht frente a las cottas de Lintukan.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:32
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Se unió la columna del brigadier Seriñá á la vanguardia y entonces el tiroteo, de graneado pasó á continuo retumbando á semejanza de trueno prolongado y atronador en la arboleda; la artillería disparaba á discreción cargando las piezas con una ligereza asombrosa.
La fuerza de la derecha avanzó. Cuando las columnas salieron del bosque se encontraron el suelo plagado de infinidad de púas, pozos de lobo, troncos de árboles de colosales dimensiones atravesados y cañas de un metro de alto, fuertemente clavadas en el terreno y muy juntas unas á otras para hacer imposible el paso; todos estos obstáculos al pronto pararon á las tropas; pero con un enérgico avance y mucho trabajo se salvaron, poniéndose á corta distancia de las fortificaciones enemigas.
La artillería hizo alto el fuego; los moros ya contestaban poco a nuestro tiroteo.
Descargas cerradas atronaban nuestros oídos. Los toques de corneta apenas se percibían en aquel repiqueteo infernal; por fin el fuego se moderó. Los que estibamos en retaguardia, teníamos ansiedad y curiosidad de saber lo que pasaba á la vanguardia; ya venía uno con la noticia de que se habían tomado dos cottas, ya otro, que eran tantos los pozos, púas y fosos que era de todo punto imposible el tomarlas y que el número de trincheras pasaba del doble de lo que esperábamos.
Las tropas cuando se disponían con valor y entusiasmo á dar el asalto a las cottas, vieron de nuevo otro obstáculo, que hacia dificil de verificar su propósito; un estero profundo, con remolinos y corriente y de 20 á 40 metros de ancho servía de foso á los atrincheramientos enemigos, pero no titubearon ni un momento y sin mirar los peligros que les amenazaban se arrojaron á él, siendo el primero un valiente oficial seguido de algunos soldados, con sus fusiles y cartucheras en una mano, mientras que con la otra nadaban, luchando desesperadamente con la corriente y los remolinos, y enredándose en las ramas que cruzaban por el estero; muchos hubieran perecido ahogados sino se hubiesen encontrado escondidas entre la maleza de las orillas bancas medio destrozadas en las que fueron; varios soldados á dar auxilio á los que estaban en peligro, sacando á muchos en muy mal estado y llegando tarde para salvar á un soldado tirador, que á pesar de su fama de nadar bien se ahogó.
Los moros aterrorizados y espantados por la lluvia de balas que sobre sus fortificaciones lanzábamos, las bajas que éstas les ocasionaban y principalmente el efecto y destrozo que les causaba la artillería, huyeron cobardemente, haciéndose fuertes en un bosque que había detrás de las cottas.

Adjunto:
Lintukan. Artillería 1..jpg

Batería de Lintukan.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:34
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
El general en jefe presenció el paso apurado de las fuerzas al otro lado del estero, dando animo á las tropas con su presencia y con sus palabras.
Se tiraron los cocoteros más altos que se hallaban en las orillas, para que sirvieran de puente, pero se tuvo que desistir porque resultaron cortos.
Las tropas, á nado, ó en las pequeñas y agujereadas vintas, cruzaban el estero volcándose muchas y estando á punto de perecer los que en ellas iban; por apurados que se vieran no soltaban sus fusiles; más de uno vimos sumergirse creyéndolo ahogado.
Espontáneamente se despojaron de la ropa un arrojado indio y el moro guía Atek y se echaron al estero salvando á todo el que se encontraba en peligro, también bucearon para sacar las armas lo que consiguieron con habilidad y destreza. S. E. los gratificó espléndidamente.
El tiroteo seguía en el bosque.
Conducido por cuatro disciplinarios trajeron á la cotta que teníamos enfrente, á un cabo del regimiento núm. 4, herido mortalmente en la cabeza.
Con la mayor actividad se estaban construyendo dos puentes para el paso de las demás fuerzas á los atrincheramientos enemigos.
El ala derecha de la extensa línea que formábamos, ó sea la columna San Feliú, se adelantó persiguiendo de cerca á los moros que en su terror y precipitada fuga abandonaban todo, excepto sus lantacas que las llevaban á hombros.
Después que fotografié varias cottas, tuve que ir a Macasirung á cargar de nuevo los chássis para seguir sacando las muchas vistas que me proponía tomar. El campamento se hallaba en silencio religioso, sin un ser viviente... aquellos camarines, bahais, chozas y tapancos ahora deshabitados, tristes y solitarios eran mudos testigos de alegrías, de penas, de sangre, de fatigas, de ansiedad, de movimiento......
Al contemplar aquella soledad absoluta en un sitio tan sombrío, donde ha poco tiempo había sido foco de vida y animación....... me surgieron sentidos é impresionables pensamientos.
El canto de un pájaro, parecido á una carcajada, que retumbó en la arboleda me sacó de mis reflexiones. Ya terminados los dos puentes, pasaron por ellos el resto de las tropas y empezaron con ahínco la destrucción de los atrincheramientos.
Empezando por la segunda cotta, que avanza en la llanura, recorrí y curioseé las quince que siguiendo las ondulaciones del estero se internan en el bosque.
¡Qué destrozos los causados por nuestras granadas! trozos de muralla en tierra, cocos, troncos de árboles que sirvieron de parapeto, ahora amontonados, enormes brechas, bantais deshechos, bahais desvencijados, tapancos quemados, tablones partidos...... en el suelo por todas partes señales y rasguños de cascos de granadas.
En la cotta núm. 2 vi restos de una cabeza y un charco de sangre, en la 4 un artillero me enseñó en donde acababan de enterrar los moros cinco de los suyos y que en la huida no habían tenido tiempo de taparlos más que con ligera capa de tierra y hierba; no faltaban paños sanguinolentos.

Adjunto:
Cottas 2, 3, 4 y 6..jpg

Lintukan.- Vista de las cottas núms. 2, 3, 4 y 6.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:37
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Mucho daño debe haberles causado la artillería, no solo por lo que se ve sino porque detrás de las cottas se encuentran zanjas cubiertas de fuertes y gruesos maderos, en las que se refugiaban, buscando asilo más seguro; dentro de ellas y en los bahais se encontraron, grandes mazos de púas, lanzas, cascos de metralla, pólvora, versículos del Corán, pescado seco, morisqueta, tabaco, etc.
Las cottas estaban bien construidas, regularmente tenían de cinco á diez troneras de cañón ó lantaca, muy ingeniosamente hechas, las tapaban con una puerta de gruesos tablones que giraba sobre unos goznes y no las descubrían más que en el acto de apuntar y disparar, librándose así de que entrase por allí un proyectil; para fusil cruzaban el parapeto en varias direcciones cañas quitadas los nudos, que les servían de aspilleras.
Las cottas casi todas las unen caminos cubiertos ó trincheras.

Adjunto:
Cotta 3..jpg

Lintukan.- Vista de la cotta núm. 3.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:39
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Adjunto:
Cotta 3-01..jpg

Lintukan. Vista de la cotta núm. 3 por la gola.


Adjunto:
Cotta 6..jpg

Lintukan. Vista de la cotta núm. 6.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:41
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Adjunto:
Cotta 7..jpg

Lintukan.- Vista de la cotta núm. 7.


Adjunto:
Cotta 8..jpg

Lintukan. Vista de la cotta núm. 8 y un parapeto.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:43
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Atravesé un fangal al que servía de puente unas cañas y para probar su profundidad metí una, que como bastón llevaba, que media dos metros y no encontré resistencia. ¡Pobre del que se caiga allí!
Los artilleros se apercibieron que de algunos atrincheramientos partían huellas y señales hacia un estero vecino, fueron a él y encontraron a la orilla una cureña de cañón y maliciándose de que los moros en su marcha habrían arrojado la artillería al estero, bucearon en unión de varios disciplinarios, ayudados por unos improvisados aparejos, logrando después de penosos y grandes esfuerzos, sacar tres cañones, uno de 16 cm. roto por la boca, otro de á 8 cm. y el otro de 7 cm. todos de hierro. Como la gente estaba cansada y el estero lleno de caimanes, se desistió seguir la operación, dejando por sacar otros varios que se hallaban enterrados en el fondo.
Llegué á el atrincheramiento del datto Saliling, el que no era más que un montón de escombros.

Adjunto:
Cotta 15..jpg

Lintukan. Vista de los restos de la cotta núm. 15 del datto Saliling.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:46
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
A retaguardia de la extensa línea de cottas que su número asciende á 16, corre otro paralelo al de Lintukan, cuyo nombre, es Pagalungan, en la otra orilla de él, hay un bosque de arrogantes burís donde se estuvieron batiendo los moros protegidos por los colosales troncos, contra nuestra vanguardia.
La columna San Feliú, avanzaba por la llanura, persiguiendo de cerca al enemigo, que al ver la imprevista invasión en sus dominios y hogares, los abandonaban aterrados, retirándose al interior.
Un sargento con doce disciplinarios que fueron tras un grupo de moros, sorprendieron en un bahay grande, varios mahometanos, que les hicieron resistencia, mataron dieciséis de los defensores y se escaparon los demás. La casa resultó ser fábrica de pólvora, la cual se quemó y se destrozaron los artefactos que en ella había.
A mitad de la inmensa sabana, se elevaban hasta confundirse en las entrecortadas nubes, diseminadas columnas de espeso y negruzco humo, era la fuerza del coronel San Feliú, que en su avance todo lo que encontraba á su paso lo quemaba, los bahais, los depósitos de palay, las rancherías, los objetos dejados en la huida, etc. etc. los hacían pasto de las llamas.
El general en jefe y parte del cuartel general se alojaron en la cotta núm. 9 y á sus pies se halla situado el puente construido por los ingenieros, la otra parte del cuartel general se ha instalado en un pequeño y sucio bahay.

Adjunto:
Cotta 9..jpg

Vista de la cotta nº 9 donde se alojo el general en jefe.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:47
Perfil Email
Almirante General
Almirante General

Registrado: 02 Dic 2007 14:18
Mensajes: 5148
Ubicación: Gerona. Cataluña. ESPAÑA
Nuevo mensaje Re: Operaciones en el río grande de Mindanao, 1887.
Adjunto:
Lintukan. Puente..jpg

Lintukan.- Puente tendido sobre el estero, mientras se quemaban las cottas.


Estaba sacando la fotografía de una cotta, cuando bruscamente cayó un chaparrón teniendo que suspender mi trabajo, le reanudé al poco tiempo, pues cesó la lluvia, el piso se puso resbaladizo y pegajoso, y el sol volvió con sus ardientes rayos á poner la atmósfera tan sofocante; que hacia dificil y penosa la respiración y abrasaba la piel.
Nublóse de nuevo el horizonte y descargó más reciamente el segundo chaparrón.
En la cotta núm. 2 de avanzada, hay tropa de artillería.
Son muchos los gatos que se ven por los bahais, todos son mansos; se han encontrado tres perros recién nacidos, siendo mimados y obsequiados por los soldados y ofrecidos como prisioneros de guerra á los jefes.
La falta de luz y el cansancio (pues no he parado desde antes del amanecer, hasta ahora que es casi de noche) me hacen que cierre por hoy mi diario y deje de tan memorable día mucho que relatar.

Adjunto:
Cottas 12 y 13..jpg

Lintukan.- Vista de las cottas núms. 12 y 13.


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
Comandante escuadra Apostadero de Filipinas. Insignia en el crucero Reina Cristina R. O. del 20 de abril de 2011

¡Yo no di más que un brazo a la Patria, si lo volviese a necesitar no le negaría vuestras vidas!. Cabo de cañón del Crucero Acorazado Vizcaya, Damián Niebla, a sus hijos, poco antes de morir.

Tu Regere Imperio Fluctus Hispane Memento


14 Feb 2015 07:52
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 106 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Licencia de Creative Commons
foro.todoavante.es by Todoavante is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Based on a work at foro.todoavante.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at creativecommons.org.

Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com